Nuestras Redes

Judiciales

Comenzó el juicio por el femicidio de Irma: 30 horas de agonía y una muerte atroz

Publicado

el

ElectroMisiones.com.ar De La Finca Animal World Veterinaria

El debate oral por el femicidio de Irma Ferreyra da Rocha (47) comenzó esta mañana con la lectura del requerimiento de elevación a juicio de la causa, instancia en la cual la fiscal Patricia Inés Clérici utilizó dos expresiones que grafican la crueldad del caso al mencionar que la víctima sufrió “30 horas de agonía” y tuvo “una muerte atroz”.

La instancia oral para esclarecer el femicidio de la mujer, registrado entre el 16 y el 18 de diciembre de 2016 en Garupá, comenzó esta mañana, minutos después de las 8.30 en la sala de audiencias del Tribunal Penal Uno de Posadas, donde Alejandro Guillermo “Porteño” Esteche (34) ocupa un lugar en el banquillo de los acusados bajo una imputación que prevé una pena de prisión perpetua.

Con los magistrados Viviana Kukla, Ángel Dejesús Cardozo y César Yaya en los estrados, el primer paso fue proceder a la lectura del requerimiento y el auto de elevación a juicio del expediente.

Publicidad
CMB Barrios Computación

En ese documento, Patricia Clérici, titular de la Fiscalía de Instrucción Siete de Posadas, realizó una reconstrucción del hecho y solicitó que Esteche sea llevado a juicio bajo la acusación de “abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, seguido de muerte”.

En esa cronología del caso, realizada a partir de los elementos probatorios obrantes en la causa, Clérici estableció que Esteche conoció a Irma Ferreyra durante una fiesta de fin de año que se desarrollaba en el predio de la feria “La Economía”, ubicada en inmediaciones a la ex Garita de Garupá.

De allí, minutos antes de las 00 del 17 de diciembre, ambos se retiraron juntos y fueron hasta un túnel de la autovía de la ruta nacional 12, en cercanías a la calle 246 y la avenida Alberto Roth, donde se produjo el ultraje que derivó en la muerte de Irma.

Según estableció la fiscalía, en primera instancia hubo relaciones sexuales consentidas, pero en determinado momento Esteche dejó inconsciente a Irma mediante un golpe de puño efectuado sobre su mejilla izquierda.

Con la víctima indefensa, la ultrajó utilizando la rama de un árbol, provocando severas lesiones internas que llegaron hasta perforar el lóbulo superior izquierdo de un pulmón.

Tras el abuso, el acusado escapó de la escena y abandonó a la víctima, que ya en grave estado fue auxiliada por un vecino que solicitó auxilio médico y la intervención policial en el lugar.

En esa instancia, Irma fue trasladada al hospital Madariaga. A las 2 de la madrugada fue sometida a una laparotomía que no alcanzó a determinar la gravedad del año que la mujer tenía en sus órganos.

La paciente quedó internada y conforme el paso de las horas su cuadro agravó. Recién a la medianoche siguiente se advirtió que tenía “perforación intestinal” -entre otras lesiones internas-. A las 10.30 entró en paro y a las 12.05 del 18 de diciembre de 2016 se certificó su fallecimiento.

Alejandro “Porteño” Esteche, único imputado, ante el Tribunal Penal Uno.

En el requerimiento de elevación a juicio firmado por Clérici, la fiscal expuso que la víctima tuvo una “agonía de 30 horas”, que sufrió “una muerte atroz” y que “la causa de muerte la puso el imputado”, atribuyéndole así toda la responsabilidad del caso a Esteche, que desde fines de 2016 está detenido y ahora ocupa un lugar en el banquillo de los acusados del Tribunal Penal Uno a la espera de una definición sobre su futuro.

Durante esta primera audiencia también se leyó la oposición a la elevación a juicio de la causa formulada por la defensa del acusado, documento en el cual atacó las actuaciones del caso y apuntó irregularidades en el procedimiento.

También planteó que no hay pruebas genéticas que vinculen a Esteche con el hecho y por ello pidió su sobreseimiento, pero el Juzgado de Instrucción Siete -a cargo en ese entonces por el magistrado Carlos Giménez- rechazó por improcedente la presentación y dispuso la elevación a debate del expediente.

Así fue que hoy, después de dos intentos frustrados en 2020 y 2021, la causa llegó a instancia de juicio.

Esta mañana, tras la lectura de los documentos judiciales, Esteche aceptó hablar y se desligó del caso. Admitió haber salido junto a Irma de la fiesta y haberse dirigido con ella hasta el túnel, pero sostuvo que no tuvieron relaciones por el estado de alcoholismo en el que ambos se encontraban.

Después de ello aseguró que se fue del lugar y no recuerda cómo llegó hasta la casa de su ex pareja. Días después fue detenido y declaró que se autoincriminó por la golpiza que le efectuaron los policías intervinientes.

El debate continuará mañana. Las audiencias se extenderán durante al menos nueve jornadas más y se prevé la declaración de al menos 30 testigos, entre familiares de la víctima, del acusado, policías, peritos y profesionales médicos.

En el proceso interviene el fiscal Martín Alejandro Rau, mientras que el acusado cuenta con el patrocinio del abogado defensor particular Edgardo Cabrera.

“Es un dolor escuchar todo y ver al hombre por primera vez. Mi cabeza se pregunta qué pasa por la cabeza de un hombre hacer todo eso. Fue una brutalidad. Si lo dejan en libertad quién garantiza de que no lo vuelva a hacer. Fue mi madre, pero pudo haber sido cualquier mujer. Queremos justicia, queremos cadena perpetua para él. Es lo que se merece. Todo el peso de la ley”, expresó Silvina, una de las hijas de las víctima, quien estuvo presente en esta primera audiencia del debate.

Compartí la nota:

Comentarios

Judiciales

Perpetua para pareja que mató y enterró a su bebé en San Martín

Publicado

el

Perpetua para pareja que mató y enterró a su bebé en San Martín

El hecho ocurrió en el 2021. El pequeño de 4 meses fue asesinado de un golpe en la cabeza y sepultado a orillas de un arroyo.

 

Este jueves, el Tribunal Penal Uno de Oberá condenó a prisión perpetua a Karina Dos Santos y Oscar Héctor Dos Santos, progenitores de la víctima, por hallarlos culpables de “homicidio calificado por haber sido cometido contra su descendiente”.

Publicidad
CMB Barrios Computación

En enero del 2021, la localidad de San Martín se vio conmocionada con la noticia de que un bebé de 4 meses fue asesinado de un golpe en la cabeza y su cadáver fue enterrado a orillas del arroyo Barrero.

En ese momento, la madre del menor, Karina Dos Santos, se hallaba presa por una serie de hurtos en la localidad de Alvear. La visita de un familiar en la dependencia donde estaba alojada despertó la incógnita del paradero del pequeño, por lo que la Policía comenzó la búsqueda.

Cinco días después, la mujer confesó que el bebé estaba muerto y guió a los policías hasta el lugar en el que estaba enterrado. En tanto señaló como autor del crimen al progenitor, Oscar Héctor Dos Santos.

La autopsia al cuerpo del niño arrojó que “sufrió una muerte violenta por traumatismo de cráneo encefálico gravísimo”. Por el hecho, ambos progenitores fueron detenidos e imputados.

El debate oral para esclarecer quien mató al bebé de 4 meses comenzó ayer en la sala del Tribunal Penal Uno de Oberá y testificaron cinco personas.

En la audiencia que continuó hoy, la progenitora negó haber matado a su hijo y sostuvo que todo se trató de un accidente.

“Los dos nos pusimos a correr y yo corrí con el bebé en brazos, pero me enredé con una raíz los pies y caí arriba él entre las piedras del arroyo. Se golpeó la cabeza muy fuerte. Fue un accidente, hizo un llanto feo y se calló, yo le mojé la carita, pero nunca más reaccionó”, dijo Karina, según publicó el medio Misiones Online.

Por su parte, Oscar Héctor Dos Santos declaró que la mujer lo drogó con gotas de clonazepam en un jugo de naranjas.

“Nunca supe cómo murió mi hijo, recién me estoy enterando que ella supuestamente se cayó arriba y fue un accidente. Recuerdo que me mostró que al bebé le salía leche de la nariz, estaba amarillo, pensé que fue porque le apretó, le agarré la cabeza y le hice respiración con la boca, pero no reaccionó y ante eso me quedé perdido, sin saber qué hacer, le dije para llevarlo al hospital, pero ella me dijo que no y lo enterró”, publicó el diario El Territorio.

Finalmente, los magistrados Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Jorge Villalba encontraron autores responsables del delito de “homicidio calificado por haber sido cometido contra su descendiente” a Oscar Héctor Dos Santos y Karina Dos Santos y fueron condenados a prisión perpetua.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Judiciales

Crimen y abuso en una casa de Iguazú: fiscalía pidió elevar a juicio la causa

Publicado

el

La causa por uno de los crímenes más resonantes de los últimos años quedó a un paso de ser elevada a instancia de juicio oral y Polaquito Ferreyra está próximo a responder ante un tribunal penal como único acusado de asesinar a su amigo Bruno Mendes (21) y abusar a la novia de éste dentro de una casa en el barrio Villa Alta de Puerto Iguazú.

Es que, en apenas seis meses, la Fiscalía de Instrucción Tres de esa ciudad, a cargo de Horacio Paniagua, consideró agotada la investigación y esta mañana presentó el requerimiento de elevación a juicio del expediente que tiene a Jonathan Nazareno “Polaquito” Ferreira, de 33 años, como único imputado bajo una figura por la cual puede ser condenado a una pena de prisión perpetua.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por La Voz de Misiones, en su resolución Paniagua consideró que Ferreyra debe ir a juicio acusado como autor de los delitos de “homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa” en perjuicio de Mendes y “abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma y privación ilegítima de la libertad agravada” contra la joven de 18 años que era pareja del muchacho.

Publicidad
CMB Barrios Computación

La solicitud de la fiscalía quedó ahora en manos del magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, quien será el encargado de firmar el pedido, siempre y cuando la defensa no se oponga o solicite otras medidas de prueba que considere.

En caso de que el juez Brites firme la elevación a juicio del caso, el expediente deberá ser remitido al Tribunal Penal Uno de Eldorado, cuyas autoridades deberán fijar fecha para las correspondientes audiencias del debate oral y público para esclarecer el hecho que sacudió a la Ciudad de las Cataratas.

Bruno Mendes tenía 21 años y hace poco había regresado a vivir a Puerto Iguazú.

La casa del horror

El hecho que ahora está próximo a ventilarse en debate oral se registró el 4 de abril de este año en una vivienda del barrio Villa Alta de Puerto Iguazú y se descubrió a partir de que la joven abusada pudo escapar de su captor para pedir ayuda a los vecinos de la zona.

La reconstrucción del caso indica que esa madrugada Ferreyra estuvo compartiendo una ronda de tragos en su casa con Mendes y la novia de éste, de 18 años.

En determinado momento de la noche, se estima que Mendes le pidió al dueño de casa una habitación para tener intimidad con su novia y el acusado accedió, aunque luego intentó participar del encuentro sexual.

En esa instancia, se desató una pelea entre Mendes y Ferreyra, que alcanzó a tomar un cuchillo e hirió de al menos cuatro estocadas a su contrincante.

Después de ello, el hombre abusó sexualmente de la joven y a la mañana siguiente se dispuso a esconder el cadáver de su amigo, pero la muchacha logró aprovechar un descuido suyo para escapar junto su bebé de un año.

Allí el acusado intentó darse a la fuga, pero fue detenido a los pocos minutos por una comisión policial.

El hecho se registró en la madrugada del 4 de abril en la casa de Ferreyra en el barrio Villa Alta de Iguazú.

Al momento de prestar declaración indagatoria, el acusado dio vuelta la versión de los hechos, afirmando que la relación sexual con la joven fue consentida y que a Mendes lo mató en defensa propia ya que él fue agredido en primera instancia.  “Me defendí y me fui de mambo, me pasé”, declaró.

La joven sobreviviente luego dialogó con el canal CVI Noticias 5 de Iguazú y dio un testimonio que contrasta severamente con la versión del acusado: “Toda la noche abusó de mí. Mi hijo estaba cerca de nosotros y en un momento le pasó el cuchillo por el cuerpo de mi bebé para que yo le tratara con cariño. Me dijo que si no le hacía sentir placer, lo iba a matar”.

Ferreyra fue procesado con prisión preventiva en mayo y desde ese momento está preso en la Unidad Penal VII de Cerro Azul. En las últimas semanas los investigadores judiciales recibieron informes periciales que confirmaron el hallazgo de su perfil genético tanto en el cuchillo utilizado para matar a Mendes como en el cuerpo de la joven abusada sexualmente.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Judiciales

Apelaciones confirmó la preventiva para Cristaldo por el crimen de Dani Tizato

Publicado

el

La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores de la provincia de Misiones confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Richard Arnaldo Cristaldo (45) por el asesinato del adolescente César Daniel Tizato (15) en San José y el expediente avanza hacia su elevación a juicio con el profesor de artes marciales como único acusado del delito de “homicidio agravado por alevosía”, que prevé una pena de prisión perpetua.

La resolución en la que el tribunal de revisión rechazó una apelación defensiva y confirmó todo lo actuado por el magistrado Miguel Ángel Faría, titular del Juzgado de Instrucción Cuatro de Apóstoles, fue firmada y notificada en las últimas horas, según consignaron fuentes consultadas por La Voz de Misiones.

Dicho órgano judicial debió intervenir en el caso luego de que la defensa de Cristaldo, encabezada por el abogado particular José Antonio Reyes, apelara el dictado de la prisión preventiva firmada en mayo y solicitara la nulidad de la causa y el consecuente sobreseimiento del imputado.

Publicidad
CMB Barrios Computación

Sin embargo, ahora la cámara se expidió y decidió rechazar el planteo, confirmando todas las actuaciones del juez Faría en el marco de la investigación del crimen que sacudió a la tranquila localidad de San José en agosto de 2020.

De esta forma, se comienzan a disipar todas las dudas e idas y vueltas que se habían apoderado del caso en un primer momento y ahora el expediente se encamina ahora hacia su elevación a juicio, donde un tribunal penal deberá determinar la responsabilidad del imputado.

La causa

Richard Cristaldo, también conocido como Pelado o La Grulla, era vecino de Tizato y fue la última persona que vio con vida al adolescente.

La investigación del hecho reconstruye que el 30 de agosto de 2020, entre las 10 y las 14, ambos fueron a cazar al predio de La Rosita (en San José), pero luego Cristaldo regresó solo, mientras que el adolescente permaneció desaparecido hasta el 2 de octubre, cuando su cadáver en estado de descomposición fue hallado semi-sumergido en una laguna de agua estancada, con piedras colocadas intencionalmente dentro de sus prendas para evitar que saliera a flote. En su tráquea se detectaron partículas de origen vegetal, lo que indica que aún vivía cuando fue arrojado al cauce.

Tizato desapareció el 30 de agosto de 2020 y su cuerpo fue hallado el 2 de octubre en un estancamiento de agua.

De inmediato, las sospechas se centraron en Cristaldo, que durante los primeros días de búsqueda aseguró que mientras regresaban del campo Tizato se quedó con otras personas, versión que nunca pudo ser corroborada con elementos probatorios.

Con el profesor de artes marciales detenido, el juzgado avanzó en medidas de prueba.

La autopsia estableció que se trató de una muerte violenta, relacionada a una lesión efectuada con un elemento punzo-cortante que pudo tratarse de un cuchillo o un destornillador, y también se notificó del hallazgo de un medio perfil genético correspondiente a un tercero en el cuerpo de la víctima.

Estas dos aristas fueron clarificadas en los últimos meses mediante nuevas pericias tanto balísticas como genéticas, que ayudaron a corregir el rumbo de la investigación, precisaron las fuentes de LVM.

Es que el cotejo genético de las muestras halladas en el cuerpo de Tizato y el ADN de Cristaldo dio negativo, lo cual derivó en su liberación por falta de mérito y en la detención de Telmo P. (27), otro vecino de San José que había sido apuntado como sospechoso por el profesor de artes marciales.

Sin embargo, el estudio de histocompatibilidad también dio negativo en Telmo, lo cual derivó en su liberación y la causa quedó sin detenidos por unos meses.

Dudas aclaradas

La pericia que volvió a encaminar la pesquisa fue un estudio efectuado sobre las prendas de Tizato, la cual determinó que la campera del adolescente presentaba dos perforaciones en una zona compatible con la ubicación de la lesión punzo-cortante detectada en el cuerpo.

El juez Faría ordenó profundizar sobre esa arista y las siguientes pericias esclarecieron el punto. Se determinó, entonces, que esos orificios eran compatibles con disparos de arma de fuego y, no sólo eso, sino que dichos vestigios además podían corresponderse a las municiones del rifle tipo carabina incautada en la casa de Cristaldo durante un allanamiento.

De esta manera, la mecánica del crimen quedó determinada y los elementos recolectados volvían a poner a Cristaldo bajo la lupa, aunque faltaba clarificar la cuestión relacionada al ADN negativo.

Definir este punto fue posible mediante un último informe de genética forense, donde un perito especializado explicó que, por las características del medio ADN o ADN parcial hallado en el cuerpo de Tizato, las muestras no necesariamente debían corresponderse a un tercero directo, sino que pudo haber sido una muestra con “mezclas” genéticas producidas por diversos factores como, por ejemplo, el uso de prendas en la víctima, materiales usados en los diversos procedimientos del caso o del “ambiente” donde fue hallado el cadáver.

Dani Tizato tenía 15 años. Fue asesinado de un disparo y luego arrojado en un estancamiento de agua con piedras entre sus prendas para que no saliera a flote.

Con todas estas conclusiones sobre la mesa, el juez Faría luego volvió a ordenar a la detención de Cristaldo y en mayo pasado le dictó la prisión preventiva por homicidio agravado por alevosía, que prevé una pena de prisión perpetua.

Respecto a la calificación legal, en su resolución Faría consideró que Cristaldo se valió de su superioridad física y colocó a Tizato en un contexto de completa indefensión al llevarlo a un lugar descampado y alejado de sus padres, sin posibilidad de pedir auxilio.

Toda esta “reorientación” de la causa mediante las diversas pericias ordenadas fue avalada ahora por la Cámara de Apelaciones, que rechazó la apelación de la defensa y confirmó el procesamiento de Cristaldo, que continuará detenido en la Unidad Penal VII de Cerro Azul.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto