Nuestras Redes

Policiales

Dijo que mató a policía de Garupá y luego declaró que confesó bajo amenazas

Publicado

el

Crimen sargento
ElectroMisiones.com.ar De La Finca Animal World Veterinaria

A un año y medio del crimen de la sargento Romina Rodríguez, acribillada durante un asalto cometido en su casa de Garupá, la causa judicial está pronta a ser elevada a juicio oral con cuatro jóvenes imputados por un delito que contempla penas de prisión perpetua.

Los involucrados son Claudio O. (19), Adelio “Sacachispas” W. (28) y los hermanos Miguel B. (22) y Braian B. (18). Todos ellos están imputados por “homicidio criminis causa en concurso con aborto”, en un expediente que se lleva adelante en el Juzgado de Instrucción Dos, a cargo del magistrado Juan Manuel Monte.

Actualmente, los familiares de los detenidos llevan adelante una serie de protestas con pegatina de carteles y cortes de calle frente al juzgado posadeño, reclamando la excarcelación del cuarteto a razón de la existencia en la causa de un adolescente que admitió el crimen.

Publicidad
CMB Barrios Computación

En ese panorama, fuentes judiciales consultadas por La Voz de Misiones confirmaron esa línea investigativa, pero afirmaron que la versión carece de sustento probatorio y que incluso el menor de edad manifestó haber declarado en su contra ante las amenazas sufridas.

LVM pudo averiguar que la teoría que involucra a un adolescente en el caso surgió apenas unas semanas después crimen y mientras los cuatro jóvenes actualmente imputados ya estaban detenidos.

Las fuentes señalaron que todo comenzó cuando una mujer se acercó a la comisaría de Garupá y manifestó que su hijo tenía algo para decir respecto a la investigación que se llevaba adelante para esclarecer el asesinato de la sargento Rodríguez, de 35 años y cursando un embarazo de seis meses en aquel entonces.

En esa instancia, efectivos policiales fueron hasta el domicilio de la mujer y se entrevistaron con el adolescente quien, ante la sorpresa de todos, confesó el crimen.

Notificada de esta situación, las autoridades judiciales citaron al joven para que ratificara su testimonio en sede judicial, donde la situación cambió por completo.

La audiencia de declaración informativa fue programada para el 7 de octubre de 2020. El adolescente insistió en autoincriminarse, pero en el transcurso de la declaración se quebró y admitió que lo hacía porque estaba recibiendo amenazas de parte de los familiares de los detenidos.

A partir de ahí, la declaración del menor de edad fue desvalorizada. No sólo por la mención de las amenazas, sino porque su versión tampoco se condecía con las pericias obrantes en el expediente y la imputación de los detenidos se mantuvo hasta hoy.

En detalle, según ampliaron las fuentes, el adolescente aseguró que cometió el crimen utilizando el arma reglamentaria de la mujer y detalló que efectuó un solo disparo desde el exterior de la vivienda.

Todo ello contradice el resultado de las diversas pericias desarrolladas en el marco de la causa. Por ejemplo, criminalística concluyó que en la habitación de Rodríguez se recolectaron vestigios de cuatro detonaciones en el total y la autopsia marcó que la víctima sufrió tres disparos, uno de ellos en la cabeza.

Además, los estudios de balística certificaron que los disparos fueron efectuados por dos armas diferentes, uno de calibre 22 milímetros y otro de calibre 9 milímetros, pero esta última bala no salió del arma de la mujer, sino de una pistola robada a otro policía tiempo antes.

El crimen

El crimen de la sargento Rodríguez fue cometido el 2 de junio de 2020, después de las 7.30 de la mañana, en su casa del barrio Nuevo Garupá.

La reconstrucción del hecho indica que ese día la pareja de Rodríguez salió rumbo a su trabajo y la víctima se quedó utilizando su celular en la cama un rato más, hasta que al menos tres delincuentes ingresaron a su habitación con fines de robo.

En esa instancia, los malvivientes abrieron fuego. Tres disparos dieron contra el cuerpo de la mujer. Un proyectil impactó en su cabeza, otro en su panza, un tercero en dedo pulgar -que además destruyó el aparato celular- y el último dio en la pared.

Toda la escena fue presenciada por el hijo de 6 años de la víctima, que en Cámara Gesell dio una descripción precisa de la vestimenta de los asaltantes, prendas que luego fueron incautadas en el marco de los allanamientos realizados durante la pesquisa del hecho.

En base a las averiguaciones realizadas por la Policía, se pudo saber que la noche previa los cuatro sospechosos se habían reunido en una esquina del barrio, donde compartieron una ronda de alcohol y drogas y habrían planificado robarle a la sargento un dinero que la mujer tenía guardado para realizar refacciones en su casa.

Fue así que habrían esperado que el marido de la mujer saliera para irrumpir en la casa, quizás pensando que en el lugar ya no había nadie.

Se sospecha, entonces, que Claudio O. actuó como “campana”, mientras que los restantes tres ingresaron a la vivienda y al encontrarse con la dueña de casa despierta abrieron fuego.

Después de eso, huyeron de la escena robándose el arma reglamentaria de la mujer, la cual fue puesta en circulación en el mercado negro a las pocas horas.

Cuando la Policía llegó al lugar, la sargento Rodríguez ya no presentaba signos vitales y nada se pudo hacer para salvar el embarazo que cursaba.

Los especialistas de la Dirección Homicidios comenzaron a trabajar en el caso y en pocas horas llegaron a los sospechosos, que hoy permanecen detenidos, imputados y próximos a llegar a juicio.

Compartí la nota:

Comentarios

Policiales

Pareja del arquero de Guaraní: “No hubo amenaza, sí una discusión”

Publicado

el

Un día después del episodio de violencia que involucró al arquero titular del club Guaraní Antonio Franco (GAF), Eduardo Flores, su pareja y presunta víctima del hecho, dialogó con la prensa desmintiendo la situación.

La muchacha dialogó esta mañana con el programa El Show de Los Impactos, que se emite por FM Show, y allí expresó que: “Es una situación horrible la que estamos atravesando. Yo hace nueve años estoy al lado de Edu y nunca en la vida tuve que charlar con el periodismo, a eso se dedica él. Es su trabajo. El que está expuesto es el. Hoy atravesamos esa situación. Yo leí que lo circula y está todo tergiversado”.

El hecho al que se refiere ocurrió el lunes a la madrugada, cerca de las 5.30, en un departamento ubicado en el barrio Villa Sarita. La versión policial que se conoció fue que en determinado momento de la madrugada Flores llegó al domicilio en actitud agresiva e intentó a agredir tanto a su hermana como a su pareja, quienes estaban en el lugar. También refieren que hubo amenazas de parte del futbolista hacia ambas mujeres.

Publicidad
CMB Barrios Computación

En esa instancia intervino el personal de la Comisaría Primera, quienes demoraron al deportista e iniciaron actuaciones por el delito de “amenazas”. La Justicia luego dispuso que se notificado del inicio de una causa en su contra y que recupere la libertad.

Sobre lo sucedido, la pareja de Flores relató: “Edu jugó el domingo, después vino a casa, tomamos mate y salió con unos amigos. Después habrá venido tipo 4 y algo. Vino, tuvimos un pequeño encontronazo, una discusión. Él tiene una voz fuerte, vivimos en un edificio y su voz resuena muchísimo. No vino violento. Tuvimos un encontronazo por cosas privadas, pero no estaba eufórico, ni sacado, ni amenazó a nadie. Los vecinos llamaron a la Policía porque se habrán asustado”.

En esa instancia, agregó que “nosotros no entendimos por qué estaba la Policía. No nos habíamos comunicado nosotros. Yo me asusté un montón porque nunca pasé una situación así. La Policía me dice que tenía que acercarme a  hacer la denuncia. Yo vine a la comisaría y conté lo que estoy diciendo acá, que vino y tuvimos una discusión. Eso fue todo”.

La mujer contó que, una vez en la comisaría, mencionó que no tenía ningún golpe ni tampoco fue amenazada en ningún momento. “Hoy tengo que ir a hablar con el juez. Yo pedí que al ser la damnificada supuestamente pueda hablar y que esto se termine y se solucione. No hubo ningún tipo de amenaza. Discusión sí hubo, por cuestiones personales”, culminó la muchacha.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Policiales

Ubicaron a la menor de 16 años desaparecida en el barrio Itaembé Guazú

Publicado

el

Ubicaron a la menor de 16 años desaparecida en el barrio Itaembé Guazú

La adolescente Angelina B. E., de 16 años, ya se encuentra con sus familiares, según pudo saber La Voz de Misiones.

En horas de la mañana del domingo, la menor había salido de su vivienda ubicada en el barrio Itaembé Guazú, de Posadas, y al no había regresado.

Por ello, la madre de la adolescente radicó la denuncia en la Comisaría 19.

Publicidad
CMB Barrios Computación

En tanto, Angelina fue ubicada en horas de la tarde de ayer por sus familiares.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Policiales

Detuvieron al arquero titular de Guaraní por violencia de género en Posadas

Publicado

el

El arquero titular de Guaraní Antonio Franco (GAF), Eduardo Flores, fue detenido esta madrugada, en el marco de un episodio de violencia de género y familiar denunciado por su hermana en el barrio Villa Sarita de Posadas.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por La Voz de Misiones, el hecho se registró cerca de las 5.30 de hoy, cuando la joven de 22 años llamó a la Policía alertando que su hermano, el futbolista Flores, llegó a la vivienda en actitud agresiva, profiriendo amenazas de muerte e intentando lesionarla tanto a ella como a su propia  concubina.

Al lugar arribó una comisión de la Comisaría Primera, quienes detuvieron al implicado, que continuó en actitud agresiva y se resistió al procedimiento.

Publicidad
CMB Barrios Computación

El futbolista quedó a disposición del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas. Las autoridades judiciales intervinientes resolvieron que el implicado sea notificado de la apertura de una causa penal en su contra por el delito de amenazas y que posteriormente recupere la libertad.

Las mismas fuentes señalaron que, por el momento, se le impuso una restricción de acercamiento hacia la denunciante y una exclusión de hogar.

El hecho fue informado también a la Dirección Asuntos de Familia y Género de la Policía, desde donde se comunicarán con el Juzgado de Violencia Familiar Dos para disponer de otras medidas pertinentes.

Otro caso de violencia de género involucró a un futbolista de Guaraní ocurrió a comienzos de mayo.

El involucrado en esa ocasión fue Rodrigo Ríos, arquero que se desempañaba en la reserva del histórico club posadeño.

El hombre, de 30 años, fue detenido el 1° de mayo al mediodía, en el marco de una causa por violencia de género cometido en perjuicio de su pareja en inmediaciones al CAPS 2 de abril, ubicado en la chacra 256 de Posadas.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto