Nuestras Redes

Exclusivo

Atrapan en Bolivia a la pareja que estafó con falso cáncer en Misiones

Publicado

el

falso cáncer

María Leticia Zapata (30) y Matías Leonel Poberezny (29), quienes escaparon de Posadas hace dos meses tras concretar una estafa, fueron detenidos en la ciudad de Cochabamba, Bolivia, a unos mil kilómetros de la frontera con Argentina y a más de dos mil de la capital de Misiones.

La Voz de Misiones corroboró la información y pudo determinar que tanto Zapata, una instrumentista quirúrgica que fingió estar enferma de cáncer para recaudar casi 400 mil pesos, como su cómplice Poberezny, de profesión abogado, llegaron a la ciudad boliviana hace aproximadamente un mes.

Al momento de ser detenidos, limpiaban vidrios en un semáforo para vivir, en la esquina de las avenidas Ingavi y Melchor Pérez, en una zona de Cochabamba conocida como La Chimba.

En esa misma intersección, la pareja despertó hace tres semanas la solidaridad de un empresario local, quien los vio trabajando frente a sus oficinas y se acercó a ellos para conocer su historia: “Me sorprendió que eran limpios y educados, no como los limpiadores de acá, entonces me acerqué”, le dijo el cochabambino a LVM, en una comunicación telefónica vía WhatsApp.

En ese momento, los estafadores, ambos con origen en la provincia de Buenos Aires, le explicaron que lo hacían para juntar fondos y así pagar los papeles de residencia y permisos de trabajo: “Me dijeron que en Argentina les había ido mal, que estaba todo mal económicamente y habían escuchado que en Bolivia la carrera de instrumentista era bien cotizada”.

La pareja le dijo al boliviano que les habían robado todas sus pertenencias en la ciudad boliviana de Tarija, a poco menos de 200 kilómetros del puente internacional Aguas Blancas, en Jujuy, Argentina: “Empecé a darles parte de mi almuerzo y le comenté a mi viejo, que es el dueño de la empresa familiar, que podríamos ayudarles y darles un cuarto y que no gastaran y pudieran tramitar los permisos de trabajo”, recordó el hombre en diálogo con La Voz de Misiones.

Como resultado, Leticia Zapata y Matías Poberezny dormían desde la noche del último jueves en una habitación con ducha, ubicada en un galpón de la firma familiar, a unos 500 metros de la esquina en la que limpiaban vidrios al momento de ser detenidos.

Ese mismo jueves 23 de septiembre en el que se mudaron al galpón de la empresa, conocieron al dueño, quien les ofreció prestarles el dinero para que pudieran acelerar los trámites y así trabajar legalmente en el país: “Entonces mi papá me dijo que les saque fotocopias a los pasaportes, para hacer un recibo y tener un resguardo”, contó a este medio el denunciante.

En ese mismo instante, cuando estuvieron a solas, “me dijo que los googleara por si acaso, porque no los conocíamos, y ahí vimos todas sus notas”, sostuvo el empresario al referirse a las publicaciones que este medio realizó sobre el hecho de estafa, denunciado en julio pasado, tras lo cual decidió comunicarse con la redacción para dar aviso.

“Me conmovieron y caí como gil, pero me gusta creer en la bondad de las personas”, lamentó el joven boliviano, que prefirió resguardar su identidad.

Los estafadores limpiando vidrios en Cochabamba.

Alerta internacional

Tras conocer el hecho y confirmar las identidad de ambos involucrados con familiares de Leticia Zapata, este medio se comunicó con los efectivos policiales de la Unidad Regional I de Posadas, quienes llevan adelante la investigación que se tramita en el Juzgado de Instrucción 7, a cargo de Miguel Mattos.

De esa forma, los pesquisas posadeños dieron rienda suelta al mecanismo para atrapar a los delincuentes, buscados hace dos meses y quienes tenían un pedido de captura internacional de Interpol.

Ante ello, advirtieron a sus pares de la Brigada de Cochabamba, que durante la mañana de este martes procedieron con la detención de la pareja de estafadores, sobre quienes pesarían varias acusaciones por delitos similares a los cometidos en la capital de Misiones.

Ahora, LVM pudo saber que se esperan las definiciones del proceso de traslado a tierras argentinas para que, finalmente, María Leticia Zapata y Matías Leonel Poberezny se sienten en el banquillo de los acusados.

Pasaportes. Una búsqueda en Google y una alerta.

Estafa cancerígena

Leticia Zapata inició una movida solidaria en la tierra colorada el pasado 28 de junio. A través de sus cuentas de Facebook e Instagram, creadas exclusivamente para configurar el delito, la bonaerense decía padecer cáncer, para lo cual además se rapó la cabeza.

En sus posteos, explicaba que necesitaba recaudar la suma 350.000 pesos para realizarse un tratamiento experimental contra el cáncer en el Hospital Alemán de Buenos Aires, luego de agotar todas las opciones en el Madariaga.

Rápidamente su historia conmociono a los misioneros, que ablandaron su corazón y decidieron colaborar con la causa, ya que la joven decía tener a su cargo a un hijo pequeño. En dos semanas, Zapata logró recaudar casi 400 pesos.

La estafa se destapó ya que, para comprobar que estaba enferma, la mujer acompañó sus publicaciones con una foto de un recetario médico que constataba la enfermedad, con los logos del Parque de la Salud de Misiones, del nosocomio local y con la firma de la médica oncóloga Paola Flores. 

No obstante, al hacerse eco de las publicaciones, la doctora denunció que el certificado era falso.

Desconcertados, los aportantes a la causa comenzaron a rastrear en internet quién era Leticia Zapata, y allí dieron con una publicación en Facebook de su hermano, Miguel Zapata, quien desmentía totalmente que la historia sea verdadera y que su hermana era víctima de presión psicológica por parte de su pareja, Matías Poberezny, quien presuntamente ya había estafado a sus suegros.

Sin embargo, luego de la presentación formal de la doctora Flores ante la Justicia de Misiones, no se supo más nada de la joven con cáncer y de su pareja, hasta hoy.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación

Exclusivo

Esquema piramidal en Misiones: U$S 200 por mes para “un estilo de vida increíble”

Publicado

el

esquema piramidal

En consonancia con eventos realizados en distintas partes del país y del continente casi en simultáneo, el último jueves tuvo lugar en el hotel Bagú Urbano de la ciudad de Posadas el lanzamiento de la empresa EVO Global, que ofrece una membresía por 200 dólares mensuales a quienes quieran realizar su sueño de “vivir de internet” y lograr la “independencia financiera”.

La cita fue agendada en primera instancia en el hotel Continental, frente a la plaza 9 de Julio, pero los organizadores decidieron cambiar la sede a pocas horas del inicio, en coincidencia con una publicación de La Voz de Misiones en la que se advertía de los vínculos de EVO Global con IM Mastery Academy, organización denunciada por estafas piramidales en distintos países.

El encuentro en la capital misionera fue uno de los tantos que se hicieron a lo largo de la Argentina, en el marco del relanzamiento de la marca, cuyo CEO, el empresario mexicano Germán Castelo, anunció hace un mes que se separaba de IM para desarrollar su propia compañía.

Sin embargo, su nuevo emprendimiento no sólo mantiene el nombre original EVO, sino que también se sustenta en un sistema casi idéntico al de la firma de la que se desvinculó, IM Mastery Academy, investigada por prometer dinero fácil y rápido a jóvenes, ofreciéndoles formación en materia de negocios digitales para luego introducirlos en una red de captación típica del esquema piramidal Ponzi.

En ese escenario, durante la semana pasada, llegaron a Posadas referentes de muy alto perfil de este “movimiento”, como los cordobeses Facundo Romera, Conrado Capandeguy y Guadalupe Martínez, con el objetivo de captar a más interesados en “dolarizar su economía”.

Ese fue precisamente el eslogan del evento del último jueves, al que LVM pudo ingresar para registrar los servicios ofrecidos por EVO Global, cuya vinculación local es la pareja formada por Mónica Medina y Fernando López, quienes también fueron oradores en la ocasión y que, tras el evento, borraron sus perfiles en redes sociales.

La membresía

Por lo explicado en la conferencia, la membresía de 200 dólares mensuales ofrecida por EVO Global para “monetizar negocios a través de internet” se basa en tres pilares, entre los que el interesado puede elegir: un servicio educativo, un sistema de ahorro para viajes y los ingresos residuales, los cuales se obtienen a partir del mecanismo de reclutamiento de más miembros.

El primer punto se trata de una “academia para abrirse al mundo”, la cual incluye cursos de idioma, así como de negocios e inversiones para formar emprendedores digitales.

El siguiente pilar son los viajes, ya que “EVO Global da la oportunidad a las personas de poder comprar paquetes a precios mayoristas”.

“La empresa se dio cuenta de que, con los miles de miembros que tiene, compra muchos paquetes de viajes, cruceros, hoteles y, al comprar por cantidad, obtiene precios súper bajos. Pero no gana por la reventa del viaje, simplemente gana por la membresía, entonces se lo deja al miembro al precio más bajo”, precisó el “networker” Romera.

Asimismo, al describir a EVO Global, el conferencista añadió que “somos un club de emprendedores que, a través de la información y el desarrollo personal, impactamos en la vida de las personas”.

Previo a explicar el último punto, el representante de la firma sostuvo que “esto es un negocio como cualquier otro”, en el que “las personas que aprenden y desarrollan habilidades terminan pudiendo monetizarlas y viajar por el mundo y vivir un estilo de vida increíble, porque tuvieron la capacidad de ver algo que mucha gente no lo está viendo”.

Esquema piramidal

Fue así que, al calificar de “pioneros” a los presentes, Romera los invitó a “aprovechar esta gran oportunidad”, argumentando que “la cantidad de dinero que hay en el mundo es la misma, solamente cambia de mano. Si nos quedamos quietos y el país va peor y la moneda se va devaluando cada vez más, el dinero se escapa de nuestras manos y se va a las de las personas que sí están innovando”.

“La decisión es tuya, en qué equipo querés jugar”, remató, antes de describir el “sistema de compensaciones” de la compañía, a partir del cual se puede generar ingresos “siendo embajador de EVO Global” y “armando equipos de trabajo”, un esquema de referencias por el cual la firma pagará comisiones por la publicidad “boca en boca”.

Quien dio más pistas sobre este sistema de compensación fue la misionera Mónica Medina, al exponer que “todo el mundo recomienda algo cuando sabe que es bueno y sabe que le va a favorecer a otro amigo”.

“Entonces acá, simplemente por compartir el club con otro amigo, ustedes se van a beneficiar, porque por cada persona que ustedes compartan su link, van a recibir un bono directo de 25 dólares”, graficó.

“Simplemente por recomendar el club a tres personas, primero, vas a tener 75 dólares de beneficios y, segundo, vas a cobrar 150 dólares por tener tres personas y haberles ayudado a que puedan conocer esta información”, continuó Medina.

“Por crear dos equipos de ocho, van a cobrar 500 dólares… dos equipos de 18, 900 dólares y así a más, porque, obviamente, al no ser un trabajo, al ser un negocio, el límite te lo ponés vos”, dijo la emprendedora.

Precisamente, es ese mecanismo piramidal el que constituye una estafa, de acuerdo a las instituciones financieras de siete países que advirtieron sobre el accionar de IM Mastery Academy que, bajo la apariencia de la prestación de un servicio, presiona sobre los miembros para que estos involucren a más inversores, a modo de dejar de pagar la membresía y comenzar a ganar dinero con las inscripciones.

Incluso, la Policía Nacional de España -que en marzo del 2022 encarceló a ocho personas– calificó de “sectarias” las estrategias para captar más miembros.

Al igual que en IM Mastery Academy y otras organizaciones similares, en el caso de EVO Global se podrá escalar en una jerarquía que va desde Go Pro, que implica tener a dos personas a cargo, hasta el nivel de Leyenda, en el que se llega a tener hasta 44.000 adherentes en la pirámide propia.

En el caso de Facundo Romera, por ejemplo, en las redes sociales de la firma lo felicitaron por alcanzar el nivel Diamond 15K, lo cual se traduce en un grupo de 500 personas bajo su tutela y un ingreso de 15.000 dólares en membresías, que a su vez lo posicionan como uno de los líderes más importantes de la Argentina.

El plan de compensación de EVO Global.

Sin comentarios

Tras comentar brevemente ese organigrama, el referente anunció la presencia en el lugar de otro importante líder, Conrado Capandeguy, al que presentó como un educador de EVO Global que, luego del evento, daría “un entrenamiento privado para el equipo”.

No obstante, el orador aseguró que “hablé con los chicos para habilitar la posibilidad de quedarse a escuchar 100% gratis a las personas que realmente estén interesadas en aprender más”.

Según aseguraron, se trataba de “una clase básica, para personas que están iniciando”.

En esa reunión más íntima, para la cual adujeron tener solamente “quince cupos”, se explicó en mayor detalle de qué se trata el negocio, según refirieron algunos de los presentes a La Voz de Misiones, al concluir el encuentro.

Allí, se les solicitó que “para guardar el lugar” deberían pagar una seña de 30.000 pesos y completar, en una próxima entrega, el valor total de 150.000 pesos, el equivalente a los 200 dólares de membresía, a la cotización del día jueves 17 de agosto.

Este medio buscó dialogar con los organizadores del evento, quienes luego de asegurar que los medios “quieren hablar mal del negocio”, prefirieron mantener el silencio y retirarse del lugar sin dar mayores declaraciones.

Durante el fin de semana, los representantes misioneros de EVO Global, Mónica Medina y Fernando López, que hace unos años estuvieron ligados a InCruises -otra empresa relacionada a las estafas multinivel-, decidieron eliminar sus perfiles de la red social Instagram.

Por su parte, tanto Capandeguy como Romera emprendieron viaje hacia Asunción, Paraguay, donde este viernes 25 de agosto los espera una nueva presentación, mientras que el 10 de septiembre se realizará el megaevento Awaken, que será el lanzamiento oficial de EVO Global, en Ciudad de México.

Quién es quién

  • Facundo Romera: oriundo de Córdoba, se presenta como un ex estudiante de Ingeniería que hace cinco años decidió emprender en los negocios digitales para buscar la “libertad financiera”. Entró al rubro de la mano de quien define como su mentor, el barcelonés Iván Briongos, uno de los ocho detenidos en España, acusado de liderar una “criptosecta”, luego de la denuncia conjunta presentada por 450 afectados que destapó la trama.
  • Conrado Capandeguy: también cordobés, en su perfil asegura ser inversor y especialista en criptomonedas. De 23 años, cuenta que comenzó en los “negocios digitales” a los 18. Proveniente de una familia de “clase media alta”, incursionó en el sector porque “la libertad real está cuando tenemos el dinero, pero también el tiempo”.
  • Guadalupe Martínez: al igual que sus socios en EVO Global, la “business woman” es de Córdoba y hace tres años que se metió en el mundo del marketing multinivel. “Impactar, enriquecer y educar” es como se define en su perfil, en el que muestra un lujoso estilo de vida, lleno de viajes y hoteles de primera categoría.
  • Fernando López: el misionero de 32 años es oriundo de San Ignacio y es enfermero, pero en 2018 dejó la profesión para “emprender digitalmente”. Desde aquel año y hasta 2021, estuvo ligado a la firma InCruises, la cual también fue señalada por realizar estafas a través del esquema piramidal, hasta que, en diciembre de 2022, comenzó en EVO Global, tras participar en México de una reunión con el CEO, Germán Castelo.
  • Mónica Medina: la misionera también tiene 32 años y es maestra jardinera, trabajo que ejerció por nueve años. Reconvirtió su vida como emprendedora digital, al aceptar la invitación de su pareja Fernando López, quien la introdujo en el negocio de las membresías para cruceros de lujo y, más recientemente, como miembro de EVO Global.

Facundo Romera, Conrado Capandeguy, Fernando López, Mónica Medina y Guadalupe Martínez presentaron EVO Global, el último jueves en Posadas.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Exclusivo

Violencia, acosos y “extravíos”: denuncias en la Prefectura Naval en Posadas

Publicado

el

Todo comenzó con un sumario por acoso sexual en Quequén, provincia de Buenos Aires; luego, una denuncia por acoso sexual y laboral en Posadas; un nuevo sumario por el “extravío” de precintos de control ecológico y otra denuncia por amenazar a la directora y a la maestra en la escuela de su hijo: la historia de un subprefecto.

Un joven elemento de la Prefectura Naval Argentina (PNA) concentra una serie de señalamientos en sucesos que se registraron, según consta en los documentos a los que accedió La Voz de Misiones, entre 2017 y 2022. En cada uno de los casos un nombre se repite: Barceló.

El subprefecto Jorge Daniel Barceló está en el centro de la escena luego de ser acusado en dos ocasiones por compañeras que se sintieron acosadas sexualmente. Una de esas víctimas hizo la denuncia en la Justicia Federal de Posadas, que ahora investiga un posible caso de “violencia institucional”, una carátula que sugirió el fiscal al considerar que los superiores del denunciado fueron informados de los eventos, y que no habrían actuado según el reglamento de la fuerza.

Primer caso: Acoso en Quequén

Para comienzos del año 2017, el oficial principal Daniel Barceló era el jefe de la estación de Servicios, Incendio y Protección Ambiental (SIPA) del Puerto Quequén, localidad situada al sudeste de la provincia de Buenos Aires, vecina a Necochea. Allí conoció a la cabo segundo M. G., por quien desarrollaría de inmediato una fuerte atracción.

Los mensajes vía WhatsApp fueron el canal por el cual Barceló contactó una y otra vez a su subordinada quien, ante la primera insinuación, respondió con una negativa.

En uno de los primeros contactos telefónicos, el prefecturiano le confesó sentirse seducido por ella: “No me gustaría habértelo dicho personalmente, que sos re linda, que me volvés loco, cómo sos, por eso quería verte; si no querés, te entiendo”, encaró.

Ante la declaración del hombre, la joven respondió: “Mire, no me enojo, pero creo que usted confundió las cosas, quizás por el hecho de que es de las primeras veces que comparte más tiempo en el trabajo con una femenino…”, comenzó.

En el mismo mensaje, M.G. le aclaró a Barceló que: “…Como dijo que iba a entender, me gustaría que esto quede acá y no volvamos a tocar el tema, no tengo ningún problema con usted ni que esto cree alguna especie de incomodidad en el trabajo”.

Prefectura

El acoso, sin embargo, nunca se detuvo. En las capturas de pantalla de los chats que la mujer recolectó como prueba, se lee insistente a Barceló en su actitud por cautivar, a pesar del rechazo: “Qué rico perfume”; “Te extraño”; “Me muero por besarte, qué linda que sos”, eran algunas de las frases.

El límite llegó cuando la cabo M. G. decidió romper el silencio e informar a sus superiores el calvario que estaba viviendo. Se produjo entonces el sumario QUEQ – 23/2017, expediente 29C, mediante el cual se intentaría determinar si Barceló incurrió en alguna inconducta.

Finalmente, el prefecturiano fue sancionado con menos de diez días de arresto por otros hechos diferentes al acoso. Todo lo obrado fue archivado en febrero de 2019.

 

Segundo caso: Acoso en Posadas

A finales de 2019, Jorge Daniel Barceló concretó un nuevo traslado y se instaló con su familia (esposa y dos hijos) en la capital de Misiones, donde alcanzaría el rango de subprefecto durante su desempeño al frente de la Estación de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental Posadas (ESPO).

Con personal especializado formado como buzos tácticos, Barceló encabezó un equipo de 14 subalternos, 12 masculinos y 2 femeninos, quienes entre otras responsabilidades disponían del manejo de los “precintos ecológicos”, el método de control de la fuerza federal para evitar el derrame de residuos tóxicos para el ambiente, que producen las embarcaciones que trabajan y surcan los ríos del país.

En su nuevo cargo, Barceló fijó su interés en una de sus subalternas, Yesica Nerea Celestino, quien había sido recientemente condecorada por el Concejo de Deliberante de Posadas y por el Ministerio de Seguridad de la Nación, luego de un rescate en las aguas del arroyo Mártires, el mediodía del 8 de marzo de 2018, de regreso de un agasajo por el Día de la Mujer.

En esa ocasión, Celestino, formada como buzo salvamentista, bombera y nadadora de rescate, evitó la muerte de dos hombres que habían naufragado en una precaria canoa mientras pescaban junto al puente del Acceso Oeste, en Posadas.

La prefecturiana galardonada luego fue madre por segunda vez y transitaba el periodo de lactancia cuando, a finales de 2019, conoció a su nuevo jefe: Barceló.

La historia se repitió. Según relató la mujer en su denuncia, con lujos de detalles, fue víctima de situaciones que sucedieron estando de servicio debido a la especie de obsesión que su jefe había desarrollado hacia ella.

Fueron meses y meses de constante hostigamiento, con episodios que se alternaron entre el “maltrato” y la “insinuación sexual”, relató la denunciante en su declaración en el sumario interno que es parte de la investigación de la PNA y en la denuncia realizada ante el Juzgado Federal de Posadas.

El primer episodio de acoso se registró en marzo de 2020. “En la oportunidad en que me hallaba sola en la oficina trabajando en la computadora, ingresa el jefe, coloca una silla junto a la mía y pasando su mano por mi hombro, a modo de abrazo, me propuso salir a tomar algo para conocernos mejor”, relató.

Rechazado, Barceló se retiró en silencio de la oficina, contó la mujer. Era el comienzo de un largo y tortuoso camino que la prefecturiana ventiló, finalmente.

Al día siguiente de ese primer rechazo, Barceló llegó a la oficina y sin mediar palabra la trató de “inútil” delante de sus compañeros, añadió.

“Me dice que no tenía condiciones para estar en ese lugar, que era ineficiente en todo, que no podía hacer nada bien, que ni siquiera podía archivar nada, que todo era un desastre”, detalló la mujer.

El hecho fue informado personalmente por Celestino al superior de Barceló, el entonces prefecto principal Rodolfo Daniel Kubiszyn, ascendido recientemente a Jefe de Operaciones de Prefectura Alto Paraná.

El Ministerio Público Fiscal, a través del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Posadas, investiga la posible comisión de un hecho caratulado como “Presunta Violencia Institucional”, y es que la fiscalía sospecha que el superior del denunciado conocía la situación y no actuó según el reglamento de la PNA.

 

Violencia en la escuela

El 27 de julio de 2022, el nombre de Jorge Daniel Barceló trascendió el ámbito de la Prefectura Naval al ser protagonista de un escándalo en los pasillos de la escuela N°912 “Juan Pablo II”, en donde fue citado por la directora y la maestra de su hijo, a quienes terminaría amenazando en medio de gritos, por lo que fue denunciado por las docentes en la Comisaría 15ª.

“Veníamos citando a la familia desde el año 2021 porque queríamos ver cómo abordar el problema, porque el chico ya estaba en quinto grado con los contenidos de segundo”, contó la directora Ada Débora Cot a LVM.

“Cuando le llevo para hablar con Juana, que había sido maestra del niño en cuarto grado, es porque Daniel Barceló negaba rotundamente que su hijo tuviera problemas desde el año anterior. También negaba que la maestra (del año anterior) le hubiera citado en alguna oportunidad para hablar”, detalló la directora y continuó: “Juana le había solicitado un informe psicológico del menor porque notaba que el niño tenía conductas erráticas y, al finalizar el año 2021, solicitó al padre que acercara los informes del tratamiento que el menor llevaba adelante, a más tardar en marzo del 2022, y esto quedó escrito. Pero Daniel Barceló negaba que se le hubiera pedido. Es por eso que voy con Juana para que ella le mostrará el papel que él mismo había firmado”.

El suprefecto Barceló, la directora Cot y la maestra del cuarto grado del turno tarde, Juana Báez, improvisaron una reunión en la puerta del aula. Según recordó la directiva, algo cambió repentinamente en Barceló cuando fue informado sobre las evaluaciones del desempeño de su hijo que elaboraron la psicopedagoga de la escuela y otra profesional externa.

Como una solución posible, el padre propuso cambiar a su hijo al turno mañana, pero le informaron que la matrícula era muy numerosa y que, además, no sería beneficioso para el chico. A raíz de ello, Berceló le objetó a la directora una supuesta falta de mando: “En todo momento él presumía de que era jefe en la Prefectura, y que él, como jefe, daba cuatro gritos y todo el mundo hacía lo que él quería; y que yo, como directora, tenía que hacer lo mismo. Le expliqué que esto no es la fuerza, que es una escuela y las decisiones se toman de otra manera”, agregó.

Sobre el evento, que quedó registrado en una de las cámaras de seguridad que tiene el establecimiento, la directora recordó: “Empezó a los gritos, tratándome de inútil, denigrándome como persona y como mujer; amenazándome con hacerme despedir de mi cargo. Él estaba muy alterado, los docentes de otros grados salieron al patio porque temieron por mi integridad física; entonces le pedí que se retire, y es cuando más nervioso se puso y volvió con las amenazas contra mí”.

La presencia de Barceló en la escuela quedó registrada en las cámaras.

Luego de lo sucedido, y teniendo en cuenta que el prefecturiano vivía a dos cuadras de la escuela, la directora Cot y la maestra Báez formularon una denuncia policial en la Comisaría 15ª de San Isidro. En el Libro de Actas escolar, también quedó asentado en detalle lo sucedido esa tarde en el pasillo.

Para que los superiores estén al tanto de lo acontecido en la escuela, las docentes fueron personalmente al edificio de la Prefectura Naval Argentina en Posadas, sobre la avenida Malvinas, frente al Club Pirá Pytá. Allí las recibieron el prefecto principal Rodolfo Daniel Kubiszyn, y prefecto mayor, Julio César Mostafa, quienes escucharon de primera mano la denuncia sobre el comportamiento violento de Barceló.

A continuación, Barceló cumplió con su promesa y denunció a la directora Ana Débora Cot en el Consejo General de Educación (CGE), donde se refirió a un supuesto hecho de bullying que tuvo como víctima a su hijo y del que responsabilizó a la docente.

Falsa o no, lo cierto es que la presentación de Barceló en el CGE desembocó en un sumario administrativo contra la directora Cot.

El caso de Jorge Daniel Barceló sobre las amenazas a las docentes también fue denunciado en el Ministerio del Seguridad de la Nación.

Precintos ecológicos “extraviados”

Al poco tiempo de su llegada a Misiones, a fines de 2019, el subprefecto Jorge Daniel Barceló estuvo a cargo de la Estación de Salvamento Incendio y Protección Ambiental Posadas, conocida como ESPO, y un mes más tarde dispuso del manejo de los denominados “precintos ecológicos”, el sistema mediante el cual la PNA controla que los buques no derramen residuos en las aguas de todas las jurisdicciones navales del país.

La importancia de los precintos es significativa para el cuidado del ambiente, ya que buscan impedir el derrame de las aguas de sentina. Se trata de residuos oleosos producidos en las operaciones normales en buques, que deben ser descargados en los puertos para asegurar una gestión adecuada y un posterior tratamiento en instalaciones en tierra. Las multas a quienes vuelven al puerto sin los precintos, o con los precintos removidos, son millonarias.

Al comenzar el año 2020, los precintos estaban a cargo de la oficina Polinave, sin embargo, una orden del jefe de la Prefectura Posadas, Rodolfo Daniel Kubiszyn, determinó que pasarán a estar bajo la órbita de Barceló en la Estación de Salvamento Incendio y Protección Ambiental.

Acatando la orden, el jefe de la oficina Polinave, subprefecto J.A., hasta ese entonces a cargo de los precintos, hizo entrega de los elementos de control no sin antes redactar un acta de concesión dando cuenta del traspaso a manos de Barceló.

Pocos meses después, desde la oficina Polinave, le requirieron a Barceló, a través de un acta, que informe el destino de los elementos para control que le fueron entregados. De esa forma salió a la luz el extravío de 20 precintos.

Un nuevo sumario interno se inició intentando determinar qué pasó. En su declaración indagatoria, Barceló relató que perdió los precintos durante la inspección a un buque arenero que estaba amarrado con la mitad del casco en tierra. Según dijo, un fuerte viento durante la requisa hizo que cayera al agua un maletín con objetos personales del prefecturiano y los precintos en su interior.

A pesar de la escasa profundidad en la que habría caído el maletín, y de que en la oficina ESPO son todos buzos tácticos, no fue ordenada una inmersión para intentar encontrar los precintos.

Poco tiempo después, el jefe de Polinave J.A., quien había pedido a Barceló que informe el destino de los precintos, fue removido de su cargo a raíz de informes psicológicos que lo alejaron más de un año de su puesto, quedando marginado de manera permanente de la fuerza, según lo establece el reglamento.

A pesar de los reiterados señalamientos, Jorge Daniel Barceló continuó con su carrera y asensos en la PNA. En noviembre de 2022, finalmente, fue trasladado a Buenos Aires.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Exclusivo

Denuncian al jardín Pequeños Gigantes por golpes en la cabeza a un bebé

Publicado

el

Denuncian al jardín Pequeños Gigantes por golpes en la cabeza a un bebé

“La directora me dijo que le empezaron a salir moretones en la cabeza”, relató la mamá. En febrero de 2021, una maestra había denunciado a la guardería por atar en sillas a niños con discapacidad durante toda la mañana.

 

Una madre denunció penalmente por maltrato infantil contra su bebé de 10 meses al jardín maternal Pequeños Gigantes, ubicado sobre la calle Santa Fe, entre Ayacucho y Junín, en el centro de Posadas.

Todo ocurrió la mañana del miércoles 8 de junio: “Alrededor de las 8:45 me llama la directora, Gabriela Cura, manifestándome si me podía acercar al jardín”, relató la mamá en la denuncia a la cual tuvo acceso La Voz de Misiones.

Inmediatamente “me dirigí al lugar y esta- por la directora- me dice: ‘Le estábamos cambiando y notamos que le empezaron a salir moretones en la cabeza’”, detalló la mujer sobre el motivo por el cual Cura la había convocado de urgencia.

Ante la desconcertante situación, la progenitora le consultó a la autoridad directiva si su bebé se había caído al piso, pero ella le negó que el niño haya sufrido algún golpe dentro del jardín, según consta en la denuncia.

Desconcertada por los moretones en la cabeza y la frente del pequeño, la joven madre buscó respuestas: “Decidí retirarlo a fines de hacerle estudios médicos; a todo esto, Gabriela -la directora- se ofreció en todo momento a acompañarme a donde yo fuera”, señaló.

Una vez en el Sanatorio Boratti, los profesionales hicieron una amplia gama de pruebas clínicas al bebé. Sin una causa lógica que justifique los moretones, los médicos realizaron “estudios de sangre, placas y también lo revisó una hematóloga”, detalló la mamá.

Para alivió de la familia, los resultados médicos del niño dieron “normales y sin complicaciones”. Sin embargo, la duda sobre cómo el menor terminó con hematomas en la cabeza creció aún más al descartarse que pudiera tener alguna enfermedad.

En busca de más respuestas, la mujer se dirigió nuevamente hasta el establecimiento ubicado sobre calle Santa Fe y le pidió a la directora que le permitiera ver las grabaciones de las cámaras de seguridad para verificar si “hubo algún movimiento extraño con respecto a mi hijo”, pero la dueña del lugar le manifestó que el sistema de monitoreo “no funcionaba”.

En consecuencia, el último jueves la mamá denunció penalmente al jardín maternal Pequeños Gigantes en la Comisaría de la Mujer UR I del centro de Posadas y añadió a su testimonio fotos de su bebé con moretones en la cabeza y en la frente.

Jardín del horror

El jardín maternal Pequeños Gigantes tiene al menos un antecedente grave que es investigado por la Justicia. La reconocida guardería posadeña cuenta con una denuncia previa a la radicada el pasado 9 de junio. Fue en febrero de 2021, cuando una joven maestra se presentó en la misma Comisaría para exponer hechos de violencia contra niños con discapacidad.

La docente, que recién se iniciaba en la profesión, relató que: “Desde el primer día que llegué al jardín observé que la directora ataba en una silla a los niños que tienen TEA (Trastorno del Espectro Autista)”, según la denuncia a la que tuvo acceso LVM y que también fue publicada en las redes por el grupo Familias TEA Misiones Red Federal.

Sobre los pocos días en los que trabajó en el jardín maternal, la educadora recordó que los chicos con TEA “no tienen problemas motrices, ellos pueden caminar, pero la directora nos daba la orden de que ellos estén atados toda la mañana”.

En esa línea, describió que los niños “hacen fuerza para moverse y se caen de sus sillas, en donde yo los tengo que levantar. Me veía obligada a seguir sus instrucciones, en mantenerlos atados”.

Además, expuso que la encargada de Pequeños Gigantes “me dijo que tiene cámaras en el jardín y que constantemente me observa para ver mi trabajo”.

La maestra también dejó plasmada en su denuncia que la guardería no tiene gabinete interdisciplinario que asista a los chicos con discapacidad, “solo cuenta con una auxiliar de maestra por el turno mañana y, por la tarde, la directora va sola y se hace cargo de todo”.

Por otra parte, la profesional señaló que no solo los niños con discapacidad sufren violencia por parte de Gabriela Cura, ya que “ella les grita mucho a todos los chicos en general, les habla fuerte y me dijo que yo tengo que hacer lo mismo, ‘porque ellos no hacen caso’”.

Incapaz de soportar los maltratos de los que fue testigo, la docente tomó coraje y declaró en sede policial: “Quiero aclarar que yo recién arranco con mi carrera y no me quiero ver involucrada a una injusticia de esta forma”.

La joven maestra jardinera actuó con valentía y en medio del temor le dijo a la Policía: “Tengo miedo porque no sé cómo se tomará la directora con esta denuncia, pero tampoco quiero ser cómplice de esto, ella me hizo saber que tiene muchos contactos y mucho poder en el Consejo, pero no puedo pasar esta situación, no me importa quedar sin trabajo, pero quiero que vean la situación de los chicos”.

La mujer, además de su testimonio, aportó fotos y un video que dan cuenta del estado en el que mantenían atados a los niños a sillas de menor porte a las que necesitaban por su tamaño.

Mamá testigo

La Voz de Misiones contactó a Yohana, una mamá que el año pasado llevaba a su hijo a la guardería Pequeños Gigantes, hasta que la dueña y directora Gabriela Cura le pidió que saliera de testigo en la causa que se investiga por Maltrato Infantil, luego de la denuncia de la maestra en febrero de 2021.

“Yo lo había anotado en esa guardería en febrero del año 2021, mi hijo estaba en adaptación. Ella- por la directora- no nos permitía entrar al lugar por pandemia; dejábamos al niño en la puerta y ella lo recibía”, comenzó contando la mujer en comunicación telefónica con LVM.

La mamá comentó que su hijo iba a cumplir los tres años y no hablaba: “Estábamos en un caso de posible autismo, lo cual hoy en día es así”, dijo y agregó que si bien el niño no se expresaba verbalmente “él lloraba todos los días cuando llegábamos a la guardería”.

Y continúo describiendo la situación que afrontaba todas las mañanas con su pequeño: “No quería entrar, no quería entrar y yo pensaba, en ese momento, que todo era nuevo para él, que tenía que despegarse de mí y que era el motivo por el que lloraba tanto”.

Al cumplirse la tercera semana que su hijo asistía a la guardería, para sorpresa de la mamá, la autoridad educativa le solicitó hablar con ella: “Voy a buscarle, a las 13 horas, y me hace entrar al jardín Gabriela Cura, la directora, y me dice que necesitaba hablar conmigo”.

Ya dentro del establecimiento, la directora “me comenta que una maestra le había hecho una denuncia por maltrato, por lo cual la Policía había ido a la guardería a inspeccionar esa misma mañana”, detalló Yohana.

Fue entonces cuando la dueña del lugar le pidió a la mamá que “vaya a prestar declaración, que ella creía que una causa por la cual la maestra pudo haber denunciado, era porque un día mi hijo lloraba mucho y ella le pidió que calme al niño, a mi hijo, y que creía que eso ella- por la docente- se lo había tomado a mal”.

Al enterarse de la denuncia que había realizado la maestra jardinera, Yohana se acercó hasta la Comisaría de la Mujer. “Pido para ver la denuncia de Pequeños Gigantes y me atiende la comisaria que estaba a cargo”, recordó la mamá.

La uniformada le mostró a la madre “la denuncia, las fotos y el video, que eran sobre cómo tenían a los chicos”, dijo a LVM y destacó: “Lo que más pude apreciar fueron las fotos donde niños grandes, uno con autismo, creo que tenía 7 años, los ataban en las sillitas de bebé, donde los chicos se caían y se lastimaban”.

La mujer sostuvo que no vio a su pequeño en las pruebas que había presentado la maestra, pero después de ser testigo de los hechos tomó una determinación: “Ese fue el último día que mi niño fue a esa guardería, porque después de ver eso yo no podía continuar mandándole ahí”.

Yohana afirmó haber alertado a las madres con las que tenía contacto sobre la denuncia por Maltrato Infantil que pesaba sobre el jardín: “Tenía mucho dolor y bronca”, concluyó.

Denuncia de la maestra en 2021.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto