Nuestras Redes

Cultura

Rodo, el sonidista posadeño de Jorge Rojas para su vuelta a Los Nocheros

Publicado

el

Rodo

El posadeño Rodolfo Rivero (46) se fue tras sus sueños en 2005 y los encontró. Trabajó para Spinetta, Divididos, Mercedes Sosa, León Gieco y una larga lista de estrellas. Hace doce años es el sonidista de Jorge Rojas. Con él giró por todo el país varias veces y será su operador de consola para su regreso con Los Nocheros, a mediados de febrero. “Tengo la suerte de cumplir muchos sueños en este rubro”, dice Rodo a La Voz de Misiones tras el teléfono.

Rodolfo vive en la localidad cordobesa de Alta Gracia. Tiene unos ocho kilómetros de viaje hasta Anisacate, donde trabaja como encargado del estudio El Algarrobo, de Jorge Rojas. Dentro de unos pocos días Anisacate también será el lugar que recibirá la vuelta de Jorge Rojas con Los Nocheros, desde que hace casi veinte años decidió hacer su carrera solista. Las fechas del 16 y 17 de febrero en el predio de La Yapa están agotadas porque hay gran expectativa. Para Rodo también, aunque para él será mucho más especial porque el propio Jorge Rojas le pidió que sea su operador personal, tal como viene haciéndolo todos los días.

Rodo

Cumplir el máximo sueño. Trabajar con Spinetta, a quien más admiró en la música

“Tengo la suerte de trabajar con un jefe que es excelente persona, con la que me considero amigo porque comparto mucho con su familia y él con la mía”, dice Rodo por Jorge Rojas. El sonidista misionero maneja la consola situada cerca del artista como para monitorear que todo salga bien. “Los espectáculos grandes constan de dos operadores de sonido: el sonidista de monitores, que mezcla para los músicos, y el operador de PA, que en inglés es Public Address, dirección al público, que es de la consola que está adelante”, explicó.

Rodo comenzó siendo asistente y luego operador de monitores de una empresa que todavía hace el sonido para Cosquín en la Plaza Próspero Molina. Su hermano menor, Juan, también trabaja en el mismo rubro -como lo hacían juntos en Posadas-y durante estos días estaba dedicado al Cosquín Rock, también en Córdoba.

Cuando, en tanto, Rodo arrancó con el equipo del autor de “No saber de tí” eran 28 personas que compartían un micro acondicionado para largos viajes, entre ellos los bailarines que acompañaban a la productora que hizo fecha en todo el país, como en el Festival Nacional de la Música del Litoral. Actualmente, Rodo integra el grupo de 18 personas que gira con el cantante por todo el país cada año, con tours por Uruguay, Chile y Bolivia, con recordados recitales en el Luna Park y en el Orfeo Superdomo, para un sinfónico con 62 músicos en escena.

Rodo

Con La Negra. Trabajó como asistente cuando Mercedes volvió a Cosquín, en 2006.

“Antes poníamos parlantes y prendíamos para salir. Hoy todo es muy diferente. Con un software podés predecir lo que va a pasar dentro del recinto con el audio. Hay herramientas, software donde cargas la medida, como para que llegue según los metros. Hay consolas digitales. Para eso tuvimos que hacer cursos, se usa mucho material inalámbrico y la radio frecuencia (RF) está en el ambiente. Vos llegas, haces un escaneo del espectro, porque en un evento cualquiera esta lleno de RF”, explicó el sonidista.

Las labores de Rodo demandan muchas horas porque hay que llegar con tiempo, probar y tener todo listo cuando sea el momento del concierto. Además, una vez terminado el show, los mismos técnicos deben volver a guardar cuidadosamente equipos que son delicados y muy costosos. No obstante, tal vez lo más complicado es alejarse de los afectos por tantos días, reconoce el sonidista. “Es difícil estar lejos de casa mucho tiempo. Antes me iba unos quince días de casa. Ahora trabajo los fines de semana y me voy como máximo cinco días”, contó Rodo que tiene una hija llamada Jazzmín. “Mi otro sueño es que ella sea feliz. Como ya lo es”.

Los demás sueños de Rodo se hicieron realidad. Trabajó como asistente de los imponentes festivales de Villa María y La Chaya. También para los operadores de Molotov, de La Oreja de Van Gogh, de Eduardo Aute, de Divididos y de Kevin Johansen, por nombrar algunos artistas o bandas. Porque “del plano nacional he trabajado con todas las bandas, tanto del rock como del folclore”, asegura Rodo. “Asistí a todos esos operadores y de ellos aprendí. Tuve la suerte de estar el día que, en 2006, Mercedes Sosa volvió a Cosquín”.

Rodo

Rodo y su hermano Juan, como asistentes de Luis Salinas en Cosquín, en la Plaza Próspero Molina.

Sin embargo, el punto máximo de su profesión técnica ocurrió cuando pisó el mismo escenario que Luis Alberto Spinetta. “Laburar con el Flaco Spinetta, fue lo más. No podría nombrarte otra persona más como fanático de alguien”, confiesta. “Pero cuando Cosquín cumplió 50 años operé a artistas internacionales: Gal Costa, Pablo Milanés y Eva Ayllón, que es una artista folclórica de Perú, que vinieron sin operadores”.

Un homenaje a los obreros invisibles

La primera vez que Rodo cargó un parlante al hombro tenía 22 años. Joselo Schuap tenía un recital en Posadas y él dio un paso adelante para ayudar. Desde ese momento comenzó a trabajar con diversos sonidistas como Luis Dacunda, Jorge Neris “Nervius” Troche y Mario “Pucho” Swiderski. “Fueron mis principios, ellos me abrieron las puertas a este mundo que me dio la posibilidad de recorrer el país no sé cuántas veces”, reconoció Rodo, quien renunció a su trabajo de planta permanente en el Concejo Deliberante para ir tras sus deseos al frente de las consolas, metido entre los cables y los micrófonos.

Siempre son los artistas quienes darán la nota y es algo legítimo porque son los auténticos protagonistas de los shows. Aunque, en paralelo, están los obreros invisibles que casi siempre visten de negro, usan pantalones cortos y tienen su identificación colgada del cuello mientras cargan con labores arriesgadas, con estructuras de alta tensión, en la altura con las luces o entre los hierros que soportan la tonelada de los escenarios.

“Detrás de todo eso hay gente que no se las ve. Y que trabajan muchas horas y que también sufren, disfrutan”, remarca Rodo. “Yo tengo la suerte de tener un jefe que me reconoce todo. Por ejemplo ahora, en el encuentro de Los Nocheros y Jorge Rojas, van haber dos operadores. El operador de Los Nocheros y Jorge me pidió que pusiera otra consola y que yo sea su operador durante ese momento. Pasa en pocos lugares. U2 hace lo mismo, Coldplay creo que también”.

Rodo

Colección. Algunas de las tantas acreditaciones que Rodo colgó en el cuello para trabajar.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación

Cultura

Erich Larsson se inspira en Cerati para “Hasta ver el sol”, adelanto de su EP

Publicado

el

Erich

El año pasado se cumplieron 30 años de “Amor Amarillo”, el primer disco solista de Gustavo Cerati y todo un emblema para la historia de una música que inspiró a Erich Larsson para componer su nuevo material. El músico misionero sacó hace cinco meses “Hasta ver el sol”, el adelanto de un EP que tendrá cuatro canciones y que estará listo antes de que termine la mitad del año.

“Hubo mucho de ‘Amor Amarillo’ y ‘Colores Santos’ en ese proceso. Quería acercarme un poco a ese movimiento, a esa revolución que me produce en esa etapa de Cerati. Tanto desde lo instrumental como de la letra. Me parece que hubo mucho movimiento de él en ese aspecto”, admitió el músico que será parte del Ciclo Cricket este fin de semana, junto a Ceci Moya, en el Auditorio Fundación Grillos, por Comandante Miño 2418.

“Hasta ver el sol” es el primer single del EP “Reproducción extendida” que fue grabado entre el estudio Druh de Tolosa (La Plata) y el home studio de Erich Larsson, en Posadas. “Las canciones forman parte de un nuevo horizonte, van a estar muy en ese universo, lo que era muy Manchester, o esa movida británica a finales de los 80, los 90. Que aparece como la electrónica y el rock, la pista. Lo que pasó en Manchester y, justamente hablando de Cerati, él tomó eso en sus primeros trabajos solistas y se puede escuchar en (Daniel) Melero también”, detalló.

Ese nuevo material del músico posadeño tomará un nuevo viraje sonoro, después de experimentar algo más sesentero en su comentado álbum “Adorno” de 2020, que contiene el sencillo “Los Muertos” y varias otras piezas que siguen esa línea. “El primer álbum fue mucho hacer lo que yo pensaba o cómo yo me imaginaba que sonaba el rock que inspiraban en los 60, de los Beatles, de los Doors, de los Stones, de la Velvet. Ahora me fui unas tres décadas más cercanas a ese tiempo. Y juego un poquito con eso: Primal Scream, Stone Roses”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por erich larsson (@erichlarsson)

Erich Larsson fue integrante de La Otra Cara de la Nada, la banda posadeña que se disolvió en 2018 después de experimentar un gran proyección, con presencia en importantes escenarios nacionales y dos elogiados álbumes: “Todas las corrientes que rompieron” (2014) y “Sobre premios y tormentas” (2017). “Como dice Alex Turner, de Artic Monkeys: ‘yo quise ser uno de los Strokes’. Eso es lo que me pasaba a mí cuando empecé a escuchar la música. Dije ‘esto me gusta, me gusta cómo lo hacen estos tipos’. Un poco que eso, ahora viéndolo un poco en perspectiva, fue una cuestión de procesos que se fueron acomodando”.

Para el músico, la música tuvo una clara ruptura a partir de la pandemia, que obligó a postergarse los conciertos y cualquier otra convocatoria parecida. “Hubo mucha abstinencia de los shows en vivo, y creo que ahí también se incubó una especie de, no sé como decirlo, de impotencia, de bronca. Lo estoy viendo en bandas que están también moviendo mucha gente, muy rápidamente, y que tienen un sonido mucho más agresivo, ya no son tan suaves, un poco tirando al post-punk”. Es que, según Erich Larsson, “tiene que ver con los tiempos políticos y sociales que se están viviendo”.

Erich Larsson y Ceci Moya encabezan la grilla de una nueva edición del ciclo cultural “Cricket”. Habrá pintura en vivo, feria de ropa artesanal, oferta gastronómica y Djs este sábado 2 de Marzo, en el Auditorio Fundación Grillos, por Comandante Miño 2418. Se contará además con la presencia de la artista plástica Giuliana Pinzone, conocida por su propuesta abstracta; y Ana Vázquez Pedrozo quien estará exponiendo y vendiendo sus piezas de indumentaria originales. En tanto, musicalizarán Dj Passionaria (Buenos Aires) y Valfierno. En la oferta gastronómica estará encargado Obrador 1695, una micro panadería posadeña que elabora sus productos con masa madre de leudado natural.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Cultura

“Infinita”, el álbum de Micol que la empodera como cantautora en plenitud

Publicado

el

“Infinita” se llama el disco que Micol sacó a fines del 2023. Es un compendio de ocho canciones versátiles, que pasan del pop al rock y del blues al funk como para resumir una lúcida historia de artista que se abre camino como toda una cantautora empoderada. “Me siento muy afortunada de haber logrado una producción así, impensada, un sueño muy hermoso”, dijo a La Voz de Misiones sobre “Infinita”.

“Me costó mucho llegar a un estilo”, consideró Micol sobre el álbum que lleva el título de la canción principal y para la cual se realizó un deslumbrante videoclip. El rodaje demandó un mes de preparación y se grabó en el galpón de la Murga de la Estación, con un grupo de bailarines dirigidos por Rubén Ojeda. “Infinita resume de alguna manera la idea de lo que significa el disco en su amplitud”, indicó la cantante. “Habla del infinito que somos nosotros en la mente, de nuestra mente creadora, capaz de materializar lo que nosotros queramos y aprender a ser creadores, alquimistas de nuestra propia realidad. El mundo infinito nuestro es de donde salen todas nuestras ideas y todos nuestros sueños que después llevarlos a la realidad es nuestro gran desafío”.

Micol no solo guionó el videoclip -que luego terminó con Ojeda- sino que se encargó de maquetar meticulosamente cada una de las canciones en su home studio, antes de grabarlas con una impecable producción de Alejandra Melgarejo y Juan Palma. Además, la cantautora creó los solos de cada canción y hasta se encargó de editar el audiovisual de la presentación de “Infinita” que se hizo en Umma, con toda una puesta en escena que implicó pantalla gigante, bailarines y acróbatas. “Tengo como esa cosa leonina. Tengo que estar encima de hasta el último detalle”, reconoce Micol.

“En este disco pude contar con profesionales para darle un empujón a mi carrera. Porque yo venía haciendo las cosas de manera independiente, a pulmón. Desde la pandemia que me decidí hacer la carrera solista y dejé la banda en la que estaba, que fue la última que tuve, que fue Wonderfunk. Ya venía siendo vocalista de muchas bandas de Posadas. De muchos estilos. De música brasilera, de boleros, cha cha chá, boleros, internacional, funk, blues, soul, de todo. Participé de muchos proyectos pero en todos esos yo fui como vocalista. Ahora, protagonizar vos tu música, no solamente después de aprender muchos géneros, sino aprender a crear tu música; es un proceso diferente”.

Micol tiene padres uruguayos y su historia inicial está en Brasil. Nació en el municipio de Santa Vitória do Palmar y aprendió a caminar en Salvador de Bahía. Aunque desde los seis años vive en Posadas, donde comenzó a cantar. Con el tiempo, fue parte de distintos proyectos artísticos pero siempre como intérprete. Finalmente, después de muchos años, Micol dio un salto gigante para dar a conocer su actual faceta de cantautora. “Me costó mucho llegar a un estilo. Esa fue mi gran dicotomía, por así decirlo, durante mis años de artista. Porque fue ¿qué cantas? Porque si cantas un montón de cosas, en un montón de proyectos, ¿cuál es tu estilo como solista? Y hoy me considero una cantante de rock pop porque eso encierra todos los estilos. Dentro de eso tenemos todo. Y ahí me permito jugar en un disco de ocho canciones”.

En esta etapa, en la que se la ve a pleno, “me permití ser lo más yo del mundo, como nunca lo había sido antes. Y lo más versátil”, consideró. “No fui buscando desde la complejidad de las canciones sino desde el alma de lo que representa la letra de lo que estoy componiendo, como cantautora, como escritora, letrista de mis canciones”, remarcó Micol, en relación a su primer y flamante álbum solista.

Foto: gentileza Natalia Guerrero


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Cultura

Hooli Álvarez, el guitarrista posadeño que une el mundo con su banda Argies

Publicado

el

De abril a junio, el guitarrista posadeño Hooli Álvarez saldrá de gira nuevamente con Argies por Europa, en el marco de los 40 años que cumple la banda argentina. “Más allá de los lugares, viajar es como un aprendizaje que le desearía a todo músico”, consideró el músico a La Voz de Misiones.

En esa misma banda punk Ilán Amores toca el bajo. Aunque, debido a que fue parte del tour asiático 2023, será reemplazado para esta ocasión por otro artista. Por su parte y en diferentes años, Hooli salió de gira con Argies una docena de veces. En Europa, “es el mismo circuito que hacemos siempre”, contó. “Generalmente por Alemania, Suiza. Hacemos el este de Europa, Hungría, Austria, Serbia que yo, al menos, hace mucho no iba”, detalló Hooli.

“México es un lugar que fui y sentí como que lo conocía. Si bien muchas cosas son parecidas a nosotros. Cuando fuimos nos pasó lo mismo. Tanto a Ilán como a mí. Salimos de México y fuimos para Europa. Estando allá dijimos que extrañábamos México y queríamos volver”, contó Hooli. Otro de sus lugares favoritos sigue siendo Alemania, lugar al que “prácticamente vamos todos los años y tenemos nuestros amigos ahí. Los promotores, que organizan todos los shows, son nuestros amigos también. Entonces nos conocemos. Es un circuito muy amistoso. Y también. Termina el tour y digo tengo que volver el año que viene”.

“Somos los raros de los festivales”

Para el músico que lleva en su estuche una Gibson Les Paul, “tocar con Argies es una experiencia re loca. Más allá de los lugares es como un aprendizaje que le desearía a todo músico. Es como una universidad del punk rock. De la música en general”, comparó. “No solo tocamos en lugares punk sino con otras bandas que hacen ska, reggae, de todo. Tocamos en festivales de heavy metal extremo, por ejemplo. Y a nosotros nos ponían en una carpa, en la sección rara del festival. Allá es todo rock en general. Todos lo disfrutan por igual. Es como aprender, te haces profesional sí o sí. No es solo tocando sino en la forma cómo tratar a los demás, a los promotores, a las demás bandas, la convivencia por sobre todo. Mirá que 300 shows todo junto. O aprendés o aprendés”.

Hoolie

De gira. Hooli, en uno de los tantos destinos de una gira interminable de Argies

Argies compartió escenario con muchas de las bandas punks famosas, como Bad Religion, Die Toten Hosen o Agnostic Front. Pero sin dudar, fue memorable el acercamiento que tuvo Hooli como todo un groupie a Terrry Chimes, el baterista original de The Clash, en una de las giras que emprendió Argies por Inglaterra. “Le dije una pavada”, admite. Fue durante el “Rebellion Fest. Ahí están todas las bandas del punk, del 70 en adelante. Todas. Festival con nueve escenarios, una monstruosidad. Es como el Disneylandia del punk”, contó. En ese entonces compartían stage con Terry. “Le encaro. ‘¿Te acordás ese disco que grabaste?’. Un disco en vivo que ellos tienen grabado en Nueva York, cuando fueron soportes de The Who. ‘Te acordás de ese disco?’. ‘Sí, sí’. ‘Muy bueno’. Eso fue toda la charla. ‘Listo, no te molesto más’. Una fotito y nos vemos”.

El aprendizaje como banda implica, entre otras cosas, saber qué comer para evitar una indisposición como la que Hooli sufrió durante una gira por el Gigante Asiático. “El bajista y yo nos enfermamos”, recordó. Los otros músicos “dijeron acá en China nos hacemos veganos; nosotros no. Le dimos al asadito, al bichito, perrito, no sabíamos qué era. Y comimos de todo. Ahí no pasó nada pero cuando fuimos a Europa teníamos un festival en Austria y estábamos llegando medio a tiempo. Y llegamos tarde. El bajista fue el primero que cayó. Tuvimos que ir al hospital. Le hicieron todos los análisis y tenía un virus en el estómago. Ahí pichicata y dos semanas después caí yo en Alemania, en una ciudad que se llama Münster. Tuve que ir al hospital y me hicieron los análisis. También tenía una bacteria. Era un bicho diferente al del bajista. Inyecciones. Cero alcohol por tres semanas que ya es complicado porque a veces hay cerveza y nunca agua”.

De Estado Vegetativo a Lost Tornado

El año pasado, el guitarrista posadeño cumplió 30 años rockeándola. Desde que era un adolescente asumió las seis cuerdas de la mítica banda punk Estado Vegetativo en Posadas y desde entonces -a pesar de que hoy no es parte de la formación actual-no paró con los punteos y rasguidos. Porque hace unos veinte años atrás fundó Captain Howdy con otros músicos posadeños y con el cual sacaron un par de discos. En tanto y hace más de una década es miembro de la banda punk surfer Lost Tornado -antes Paraná Tornado- que volvió a escena hace menos de una semana atrás, también en la capital misionera.

Paralelamente, Hooli es guitarrista de Argies, con la que comenzó a salir de gira en 2006, una experiencia que repetiría en distintos años. Argies fue fundada en Rosario por David Balbina en los 80′ y ha sacado una veintena de discos con distintas formaciones. Argies también es el neogentilicio con el que se conoce al argentino en el exterior y es la manera con la cual la prensa británica intentó denostar al argentino cuando intentó recuperar Las Malvinas en 1982.

De esa manera, a veces no necesitan explicar de dónde proceden y con esa personalidad indiscutida han visitado países del sudeste asiático, distintas regiones de Europa y parte de Latinoamérica. La última gira que debía hacer Hooli era por México, en 2019, pero debido a la pandemia todo quedo suspendido. El estuche y la guitarra ya están listos.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto