Subieron el boleto, redujeron las frecuencias de colectivos y vecinos quieren que intervenga el Concejo

Es un secreto a voces, todo aquel que usa el colectivo urbano diariamente en Posadas puede percatarse que la frecuencia del transporte ha disminuido notablemente. Luego de la aplicación del aumento del 18% del pasaje urbano, empeoró el servicio de transporte público, reduciéndose frecuencias y recorridos. Fuentes extraoficiales nos indicaron a La Voz de Misiones que la empresa estaría insatisfecha con el aumento del boleto, debido a que el importe que le reconocen para todo el año es igual a la pauta inflacionaria oficial, que no se va a cumplir, y que no contempla el desfasaje del año anterior; los números no cerrarían y por ello sería la polémica reducción de frecuencias.

Entre los barrios que han reclamado el viejo y nuevo problema relacionado al transporte urbano posadeño, están los vecinos de Villa Cabello que en los últimos días han visto cómo, entre otras irregularidades, la línea 7 dejó de ofrecer el servicio de las 5:30 que transitaba el cruce de las avenidas Kolping y Blas Parera. Pero esta es una problemática que no se reduce solamente a un barrio. Raquel, otra usuaria del trayecto que va desde la terminal hasta el centro, también expresó su indignación por las largas esperas que sufre día a día:

Tarda mucho para venir y la gente se pone nerviosa. Incluso a veces no para, los choferes vienen distraídos mirando el celular”.

Hasta el el intendente de Garupá Luis Ripoll, se pronunció al respecto y dijo que “el servicio sería bueno si se puede atender los reclamos que estamos haciendo”, referidos al aumento de frecuencias y la extensión de horarios. Después de haber otorgado un aumento del 18% en el boleto, el intendente explicó que necesitan que el servicio de transporte que presta Casimiro –la única empresa que tiene servicios entre Garupá y Posadas- aumente los horarios de los colectivos interurbanos del Sistema Integrado de Transporte, para que los usuarios puedan tomar ómnibus a Garupá, cuando salen a las 2 o 3 de la mañana. La extensión de los horarios de servicio –una medida a la que se opone la empresa oligopólica, porque los viajes de madrugada son menos rentables-, serviría para “gente que trabaja en contraturnos” o en rubros que tienen horarios distintos habituales.

Ante las arbitrariedades, vecinos posadeños solicitaron ante la Comisión de Transporte, que se derogue la norma que adhiere a Posadas a la ley del Sistema Integrado de Transporte, para que el control vuelva al Concejo Deliberante.

Con el voto de 10 concejales, el boleto volvería al control del HCD”,

señaló Luis Gilardoni, uno de los referentes de comisiones vecinales y apuntó a coimas como uno de los motivos que estarían detrás de una negativa de los ediles oficialistas.

Cualquier concejal que se oponga a este proyecto, recibe dinero de Casimiro. O el Ejecutivo no quiere esto por acuerdo con Casimiro”,

plantearon los vecinos.

Comments

comments