Posadas

Mamá denunció a pediatra del Hospital por maltrato y mal diagnóstico a su hija

Publicado

el

Una mamá denuncio a una médica del Hospital Pediátrico Dr. Fernando Barreyro, de Posadas, por maltrato y mal diagnóstico a su hija de 8 años. La médica trató a la mujer de “madre irritable” por insistir con una ecografía.

 

El pasado 28 de abril, Romina acudió al nosocomio de urgencia porque su hija tenía fuertes dolores de panza, vómitos y fiebre.

La médica María Gloria Fernández, quien atendió a la menor, le habría diagnosticado gastritis, sin revisarla previamente, según denunció la mamá, que insistió en que su hija se realizara una ecografía, la cual arrojó como resultado una apendicitis aguda, por lo cual la menor debió ser intervenida quirúrgicamente de urgencia.

Además, la denunciante pudo saber que la doctora Fernández solicitó la ecografía diciendo: “Madre irritable insiste con ecografía y laboratorio por dolor abdominal”.

En diálogo con La Voz de Misiones, Romina contó lo que sucedió: “Estábamos acá en casa y mi nena me decía a cada rato que le dolía la panza; entonces yo la recosté en el sillón y le pido que me muestre su pancita y noto que está un poco hinchadita y tenía un poco de temperatura”, recordó la mamá.

Ante esta situación, decidió llevar a la guardia del pediátrico a su hija: “Llegamos allá, siguió con los vómitos, ensució todo. Nos atendió un médico muy amablemente, nos pidió un análisis de orina y le aplicó un inyectable que era un calmante”, contó la mujer y continúo: “Esperamos el análisis, y siendo las 1 y media de la mañana, consulto si ya estaba el examen y me dijeron que aguarde, que ya me atendían”.

Para las 2 de la mañana, “nos atiende una médica, que no sé el nombre, y me dice: ‘¿Qué le pasa, mamá?’– Yo le cuento que estaba con dolor de panza del lado derecho, que tenía vómitos, que todo el día se quejó del dolor; le comento que me volví a anotar porque quería saber qué salió en el análisis”.

“Ahí me dice: ‘¿Que análisis?’; yo le respondo que ellos me habían pedido un análisis y que me dijeron que espere media hora”, relató Romina.

Después de buscar los resultados del examen de orina, que había pedido el médico que atendió a la menor anteriormente, la doctora “me dice: ‘Acá está, estaba mal el DNI’, y me dice que el análisis salió bien, que me puedo ir a mi casa, que habrá sido algo que comió y que, si seguían los síntomas, que volvamos a la mañana cuando haya un pediatra”.

Ante esta respuesta de la profesional, la mamá contestó: “’Yo no le puedo llevar a mi casa en este estado’, y la médica me responde que a esa hora no se podía hacer nada, que solamente si volvía temprano y le atendía un pediátrico”, sostuvo la madre.

Mal diagnóstico

Por ello, Romina intentó sacar turno para un pediatra que viera a su niña en el hospital, pero había sólo citas para la próxima semana. “Entonces, al mediodía, cuando estaba en mi casa cocinando, mi hija estaba re decaída y se hizo encima. Baño a la nena y de nuevo la llevamos a la guardia y nos atiende una médica que se llama María Gloria Fernández”, indicó.

Y agregó: “Le cuento que ya le había llevado a la madrugada, y le cuento todo. Ahí, la médica me dice mirándome: ‘Eso es gastritis’, no le había ni tocado, entonces le pregunto cómo puede decir que es eso si no le hizo una ecografía, o algo, a lo que me responde: ‘Por los síntomas’”.

La mamá de la niña insistió en que su hija se quejaba mucho del dolor, entonces la profesional “me dice: ‘Acostala ahí’; le sube a la camilla brutamente, le apretaba la panza con fuerza y mi nena se quejaba del dolor. Entonces le bajo a Luana y le digo que necesito una ecografía”.

Fue en ese momento cuando la mamá de la pequeña adolorida quedó perpleja ante la respuesta de la doctora: “Y me dijo: ‘Es ilógico que pida una ecografía para una gastritis’, entonces le respondo que necesito irme tranquila, a lo que me dice: ‘Lo único que vas a ver en una ecografía es caca’”.

Romina insistió en que le dé un pedido para realizar la ecografía y saber qué tenía la pequeña de 8 años, a lo que María Gloria Fernández, “burlándose”, accede a lo solicitado por la madre.

La mujer llevó el pedido de su hija para realizarle el estudio y, con los resultados, la ecógrafa le dijo: “’Mamá, esto es una apendicitis aguda’”, contó.

Con el diagnóstico, la denunciante remarcó: “Si yo venía a mi casa con mi nena y le hacía caso a ella, que mirándole, como si fuera vidente, me decía que tenía gastritis, hubiera pasado algo peor”.

Tras enterarse de lo que realmente aquejaba a Luana, Romina consultó a un cirujano por recomendación de la ecógrafa y, para las 5 de la tarde del miércoles 28, su niña ingresó al quirófano para ser sometida a una cirugía.

De la intervención quirúrgica, la menor salió bien y la mamá comentó: “Fue horrible, y esta médica nunca se acercó a pedir disculpas, y ella vio que la estaban preparando para ingresar al quirófano, pero nunca se disculpó, por suerte salió todo bien”, concluyó Romina en diálogo con LVM.

Compartí la nota:

Comentarios

Lo más visto

Director: Fernando Rumi | Contacto: administracion@lavozdemisiones.com | Notas: redaccion@lavozdemisiones.com | Dirección: Bolívar 2291 2do 2 | Teléfono: +54 376 4 809060 | Posadas- Misiones.

Exit mobile version