Nuestras redes

LA VOZ DE LA GENTE

Posadas: camioneta se incrustó en una verdulería y vecinos exigen semáforos

Published

on

Dos camionetas protagonizaron un siniestro víal hoy sobre las avenidas Bustamante y 115 en la capital provincial, afortunadamente no hubo heridos.

 

En horas del mediodía de hoy, sobre las avenidas Bustamante y Lucas Braulio Areco (115) en Posadas, dos camionetas, una aparentemente del Programa de Asistencia Solidaria (PAS), se vieron involucradas en un siniestro, en el cual una de ellas terminó impactada dentro de una verdulería ubicada en la esquina de la intercepción.

Un lector se comunicó con La Voz de Misiones narrando lo ocurrido, según contó, uno de los rodados venía sobre la avenida Bustamante en sentido oeste-este, y al llegar a 115 cruzó la avenida sin mirar, a lo que se llevó puesto al segundo vehículo involucrado en el hecho.

Frente al comercio en el cual impacto el conductor había un grupo de personas, que ante lo sucedido se llevaron un susto, y una mujer embarazada se descompuso, pero afortunadamente no hubo ningún herido.

Al lugar llegó una ambulancia de Salud Pública y efectivos de la Policía de Misiones.

Concluyendo el mensaje, el lector manifestó la urgencia de un semáforo en la zona: “Es una historia que se repite todos los días”.

Comentarios

comentarios

LA VOZ DE LA GENTE

Chocaron a su perro y pide ayuda porque “el Imusa se negó a atenderlo”

Published

on

Un perro llamado Seu fue atropellado a las 7 de la mañana de este lunes por un automovilista en el barrio San Onofre, sobre la avenida Cabo de Hornos y calle 65 de Posadas.

El accidente le causó fractura de cadera y múltiples heridas, mientras que el conductor dejó al animal a su suerte tras el hecho.

Por este motivo, Daiana Bado trasladó de urgencia a su mascota al Instituto Municipal de Sanidad Animal Posadas Misiones (Imusa) para que fuera atendido. Una vez allí, según manifestó Daiana a La Voz de Misiones, se negaron a atenderlo porque “no había más lugar”.

“En el Imusa me dijeron que no le podían atender, que ellos no realizan emergencias, que lo lleve a otro lugar, no quisieron ni siquiera curarle las heridas”, denunció la joven.

Fue así que la dueña de Seu tuvo que recurrir a una clínica privada para asistirlo, donde el perro recibió una vacuna y ahora “se tiene que hacer una placa y operar, pero no tengo plata y por eso pido ayuda. Él no se levanta ni para hacer sus necesidades, eso me preocupa”, señaló Daiana.

Ante el estado preocupante del pichicho, la joven concluyó: “No quiero dejarlo que se vaya, él es como un hijo para nuestra familia, lo amamos mucho”.

Para poder ayudar a Seu podes comunicarte con Daiana Bado al número: 3764-851197

 

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

LA VOZ DE LA GENTE

La bicicleta misteriosa que quedó atada a un poste en el Hospital

Published

on

Nadie sabe quién fue su dueño. Unos hablan de un paciente que llegó a por asistencia, pero murió. Otros, que era de un enfermo mental.

 

 

La bicicleta está amarrada a una columna de iluminación, en uno de los accesos internos del Parque de la Salud, en Posadas, desde hace mucho tiempo. Unos dicen que era de un paciente que murió.

Otros le atribuyen la propiedad del biciclo a José, un paciente afectado por una enfermedad mental que ahora está internado en el Hospital Baliña, pero el caso se hizo conocido a través de las redes sociales y despertó curiosidad.

Ricardo Benítez, en su muro de Facebook, desplegó un ensayo literario para expresar su extrañeza por el origen del caso y lo tituló “La bicicleta misteriosa”, alimentando distintas versiones.

Dijo: “Una misteriosa bicicleta se encuentra encadenada a una farola del pasillo principal que conduce a la entrada del sector del Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”.

Testigo muda de tantos momentos dolorosos y otros felices de muchas de las personas que transitan por el nosocomio. Presente cuando en el dolor, alguna familia se abrazaba para aguardar un parte médico de algún ser querido, o espectadora de esos encuentros y desencuentros que se dan en el día a día.

El paso del tiempo va dejando su marca, y quien sabe desde cuánto tiempo yace ahí, a la espera de su dueño/a, quien quizás, ingresó una vez y la dejó a la espera para no volver jamás.

La bicicleta reposa amarrada a la espera y al tiempo, es parte del paisaje que la gente al pasar ya ni la nota. Pero está ahí, a la espera, con las cubiertas cuarteadas y resecas, el óxido ya se enamoró de ella.

Mientras tanto yo, parado frente a ella imagino las causas por la que su dueño ya no regresó, y le escribo estas líneas en honor a la que espera”.

Réplica y conjeturas

El trabajo se replicó en el portal “Posadas del ayer” y los comentarios comenzaron a multiplicarse. Dijo “Misiones Alejandro” que “esa bici era del señor José que tenía demencia emocional. Él se encuentra en el Baliña pero ya hace año y medio.

El frente de la bici era del carro del supuesto hijo, que lo acompañaba adonde él iba con su bici… Dueño tiene. Espero que no aparezca otro dueño y raro que la Municipalidad no fue multar la bicicleta…”.

Pero quizás Aliss Martins dio los datos más certeros: “Yo se toda su historia pues estuve en el momento justo” y arrancó: “Después de un año y medio de inaugurarse el Hospital, la bici está ahí. Esta es la verdadera historia de la bici misteriosa fue triste ese momento trágico”.

Y contó Aliss el propietario de la bicicleta “llegó un día con la bici al lado y se dirige a la puerta grande del Hospital, quejándose por un fuerte dolor. Lo hacen pasar, no antes que él amarre su bicicleta. Luego lo llevan adentro por el pasillo de Emergencia, en una silla de ruedas.

El hombre tenía unos 60 años aproximadamente. Estuve cerca mirándolo; estaba como pensativo, como si supiera el final de su vida. Pasada una hora, agacha la cabeza y queda en el lugar”.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

LA VOZ DE LA GENTE

Posadas: se inscribió a curso de comida vegana, pidió que usen barbijo y la echaron

Published

on

Una joven envió el hilo de Twitter a la redacción de LVM, en donde acusa a la casa de comidas y viandas veganas “Los Monos”, de sacarla de la lista de un taller de cocina, al que se había inscripto y pagado hacía semanas.

Primero se inscribió y abonó la suma de $2.000, luego, ansiosa por que llegué el día, comenzó a mirar las fotos de otros cursos dictados y le llamó poderosamente la atención que, ni los que daban la clase, ni los que participaban de ella, usaban los barbijos, ni tapabocas, obligatorios en la provincia por la XVII – No 118.

Ante la llamativa situación, le consultó a los encargados por qué no usaban la protección correspondiente y le contestaron que usan alcohol para desinfectarse y que después, queda a criterio de cada uno usar o no protección. La mujer, preocupada, les informó correctamente, que el alcohol no mata las bacterias que salen de la boca, que no es lo mismo cocinar que tomar algo en un bar y que en plena pandemia hay que ser responsables.

En la semana siguiente le mandaron un mensaje pidiendo sus datos para devolverle el dinero, pero ella quería realizar el curso y le respondió que iba a hacer el taller, con barbijo y sin degustación, para no correr tantos riesgos, pero, pese a las reiteradas confirmaciones de la joven de asistir a la charla, en forma unilateral y arbitraria decidieron reembolsarle el dinero y eliminarla de la lista, en una muestra de represalia por la crítica realizada.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto