Nuestras Redes

Exclusivo

Eldorado: jueza arrebató a niña de su familia adoptiva y les puso un bozal legal

Publicado

el

En la ciudad de Eldorado, una niña de 4 años que fue adoptada cuando tenía 2 meses de vida, por un vecino de la ciudad y su esposa, fue repentinamente arrancada del seno familiar por decisión de la jueza de familia Corina Jones y entregada a una pareja de mujeres policías de la ciudad de Posadas.

La Voz de Misiones habló en exclusiva con Andrea Dávalos, tía de Antonella, ya que tanto los padres de la menor como sus abogados se encuentra imposibilitados de hablar porque la magistrada les aplicó un bozal legal.

La madre biológica de la pequeña es una paciente psiquiátrica, tiene esquizofrenia y vive en la calle. En ese marco, la familia Dávalos la adoptó desde recién nacida y nunca dejó de tener contacto con la familia de sangre.

Mirá el video de cómo separaban a la niña de su familia

“No nos dieron ningún tipo de explicación, solamente les citaron a mi hermano y mi cuñada al juzgado para quitarles a la niña. Pedimos por favor que la devuelvan. Es injusto que luego de casi cuatro años de vivir con su familia quieran llevarle con desconocidos”, refirió la tía.

Asimismo, la tía agregó que: “Yo tengo un hijo de 4 años, con el cual Anto jugaba todo el día. Hoy se la llevaron desvanecida, la nena no paraba de llorar, le están causando un daño psicológico irreversible. Tengo entendido que se la entregaron a dos mujeres policías de Posadas que son pareja, pero no sabemos ni dónde la llevaron, estamos desesperados”.

En imágenes viralizadas en las redes, se ve a los padres y otros familiares de la pequeña llorando y suplicando que no se lleven a su hija. Los gritos son desgarradores: “Acá te espero, Anto”, clama la mamá de rodillas, “acá te espero mi amor, necesitamos justicia, Antonela vení”, grita afuera del juzgado, ubicado en la calle Dinamarca, de la Capital del Trabajo.

Desde esta mañana y hasta las 20 horas, la familia Dávalos estuvo frente al Juzgado de Familia, situado en el kilómetro 9, para solicitar explicación del porqué Antonella fue arrebatada de su familia.

En ese contexto, la tía explicó que el proceso legal era el normal y contaban con la guarda con fines de adopción: “Mi hermano y cuñada hicieron todos los trámites de adopción, el mismo juzgado que les dio el bebé con solo 2 meses de vida hoy se lo quitó sin explicación. Los llamaron temprano diciendo que a las 10 tenían que estar presentes. No mandaron una citación al domicilio por escrito con días de antelación, solamente llamaron y dijeron que en unas horas tenían que estar allá”.

Además, la hermana del padre explicó que, desde que la nena fue adoptada, crearon un vínculo con su familia biológica para que la niña no pierda sus orígenes: “Jamás los apartamos de su vida, al revés, en cada acontecimiento de la pequeña estuvieron juntas las dos familias, vivimos cerca una de la otra, la ven con frecuencia”.

La hermana de sangre de Anto y su tía, junto a su familia adoptiva, tratan de entender el fallo de la jueza y hoy se pasaron todo el día pidiendo justicia frente al juzgado. Al respecto, Andrea dijo: “Ellos están muy contentos por el vínculo que tuvimos, su hermana, tíos y tías comparten momentos con nosotros y es injusto que después de todos estos años nos hagan esta barbaridad”.

La jueza del silencio

La titular del Juzgado de Familia N° 1 de Eldorado, Corina Jones, obligó a guardar silencio a los padres de la pequeña Antonella, luego de que, por una decisión suya sin fundamentos conocidos, arrancara a la niña de 4 años de seno de la familia Dávalos, quienes cuidaron de ella desde los primeros meses de vida, mientras esperaban terminar los trámites para concretar la adopción.

La jueza es nueva en su cargo. Juró ante el Superior Tribunal el 8 de septiembre de este año. La orden de silencio impartida sobre los padres adoptantes avasallados e inmersos en el dolor también se extendió a la abogada que los representa, Sandra Olcece; a la familia biológica que acompaña el reclamo (una hermana y una tía) y a su abogado, Juan José Selva Andrade.

Las características de la decisión de la magistrada “parecieran una muestra de poder”, le dijo a LVM una fuente judicial consultada sobre este caso. “La inexperiencia de la jueza es la única manera de justificar el bozal legal impuesto a las partes que claman volver con la niña”, analizó.

La decisión de la jueza Corina Jones rompe el vínculo de la niña con la familia biológica, algo ilógico dentro del Derecho de Familia. Y es que los adoptantes lograron un contacto permanente con parte de los que tiene lazos de sangre con Antonella.

Para peor, el nuevo hogar donde la jueza cree que la niña debe vivir es a 200 kilómetros, en la ciudad de Posadas, lejos de Eldorado, donde nació y vivió toda su vida.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Exclusivo

Las vacaciones de Maurice Closs y su esposa en Miami

Publicado

el

Las vacaciones Maurice Closs y su esposa en Miami

Ana María Sánchez postea diariamente en su perfil de Instagram algunas instancias del paseo en plena primavera en la península de la Florida, festejando los 50 años del senador Closs.

 

Las temperaturas cálidas en las playas de Miami son la excusa para miles de argentinos que, además, aprovechan la visita a los Estados Unidos para recibir, ni bien descienden del avión, la vacuna contra el Covid-19.

El senador misionero Maurice Closs y su esposa, Ana María Sánchez, comparten días de descanso, mientras ella se encarga de publicar en su perfil de Instagram @namaria_lu parte de los placeres que ofrece la primavera en Miami.

Las fotos compartidas, en su mayoría en el modo de “historias”, dan cuenta de un fin de semana intenso. Para el domingo, la propietaria de una casa de zapatos y carteras de lujo en el centro de Posadas posteó una selfi posando en la vera del mar. Según el localizador del Insta, la imagen fue tomada en la exclusiva playa privada del The Alexander all Suite Oceanfront Resort, un complejo hotelero de lujo en la zona de Naples, Florida.

Para el lunes, el paseo por la costa sureste del golfo incluyó una merienda en Caffe Milano Naples; luego de unas fotos en Naples Beach y en el 5 Fitht avenue south, otro complejo de lujo para hacer compras en la zona.

En las primeras horas de este martes, la esposa del senador compartió una nueva foto: “Qué lindo es viajar… ¡Hacer de experiencias algo que alimenta tu alma!”, comentó en su posteó, y a continuación dio un pantallazo sobre la situación epidemiológica en el país del Norte resaltando que: “En EU nadie con barbijo, todos vacunados”.

Mauri, los 50 y la foto

La llegada de los 50 años del empresario, ex gobernador y actual senador Maurice Fabián Closs lo encontró rodeado de sus afectos.

El pasado jueves 10 de junio, previo al viaje a Miami, se concretó una celebración íntima en Posadas, en una terraza con vista al río Paraná, donde los invitados degustaron la marca de vino que lanzó Closs, llamada “Ni me tinga”, una expresión propia de los misioneros que significa algo así como “no me afecta”.

La cronología de las publicaciones de Ana María Sánchez indica que, luego de los festejos, la pareja -se desconoce si acompañados por alguno de sus hijos- viajó a los Estados Unidos para instalarse en un hotel junto al mar. La primera foto, del sábado 12 de junio, indica: Miami Beach, Florida.

En la única fotografía que hasta el momento se hizo pública del senador Maurice Closs en Miami, se lo ve posar besando a su esposa, imitando la escena del marinero en la tradicional estatua del Sarasota Bay Park.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Exclusivo

Ordenan detener a cuatro sospechosos por el asesinato de Ramona Gauto en 2010

Publicado

el

ramona gauto

Se trata de un presunto ladrón con conexión con dos ex agentes de la policía y tres ex empleados de la panadería de la avenida Cabred, en Posadas, propiedad de la familia de Jorge De Jesús, la ex pareja de la empresaria, que cumple una condena a cadena perpetua desde 2015.

 

La Justicia de Misiones ordenó detener a cuatro sujetos apuntados como sospechosos de haber participado en el asesinato de la empresaria panadera Ramona Mercedes Gauto, ocurrido el 29 de mayo de 2010 en Posadas y por el cual su ex pareja, Jorge Alberto De Jesús, cumple una condena a cadena perpetua.

La medida, dispuesta por Juan Manuel Monte, a cargo del Juzgado de Instrucción Dos, recae sobre José, Sergio y César, tres hermanos oriundos de Oberá, quienes se desempeñaban como empleados de Gauto en su local de la avenida Cabred y calle Herrera de la capital provincial. El cuarto apuntado se trata de Christian M., un sujeto identificado como un ladrón con conexiones con dos ex agentes de la policía.

Precisamente, La Voz de Misiones pudo saber por fuentes judiciales que el pedido de aprehensión tiene origen en una declaración que Christian M. realizó en el año 2011 y, además, en una denuncia que realizó Jorge de Jesús, a través de la cual relató que uno de los hermanos obereños lo amenazó de muerte. Ambas situaciones llevaron al fiscal Cristian Antúnez a solicitar la apertura de una cabeza de sumario. 

Es que, al momento del testimonio del ladrón, estaba a punto de vencerse una prórroga extraordinaria para Jorge De Jesús, con lo cual la Justicia decidió enviar la causa a juicio mientras se seguía investigando la posible implicancia de terceros, puesto que en la escena del crimen se detectaron dos ADN -así como huellas dactilares y cabellos- que no se correspondían con la víctima ni con su ex pareja.

Además, los golpes y puntazos recibidos por la empresaria panadera, así como el desastroso estado en el que quedó el departamento de la calle Colón casi Bolívar donde fue hallada, hicieron sospechar a la fiscalía de la presencia de al menos dos personas en el lugar. De hecho, el pedido de detención para los ex empleados se había efectuado en 2013 por parte del juez César Yaya, pero las encarcelaciones nunca se concretaron.

Por ello, los hijos de Jorge De Jesús y Ramona Gauto buscan desde el año pasado constituirse como querellantes en esa causa paralela -que quedó abierta tras la condena recibida por su padre en 2015-, aunque las dilaciones de la Justicia dificultan su inclusión como parte activa del proceso penal.

Un crimen por otro

Christian M., uno de los cuatro sospechosos sobre quien ahora pesa una orden de detención, cayó preso en 2010 por el robo de una motocicleta. Sin embargo, para poder probar que no era culpable, declaró que había sido encerrado con motivo de un ajuste de cuentas por parte de dos policías.

Según la declaración testimonial, a la que pudo acceder LVM, el cortocircuito se dio luego de que el ladrón fuera contratado para robar dinero y joyas de la casa de Ramona Gauto por parte de los ex empleados, que a su vez tenían relación con dos efectivos de la mini brigada, a quienes identificó como “Poroto” y “Cabañas”.

Por su parte, la familia De Jesús siempre sostuvo el robo como motivo de la muerte de Ramona, ya que semanas antes del desenlace fatal, habían vendido una propiedad en el barrio Santa Rita, operación que habría llegado a los oídos de los ahora apuntados mientras realizaban sus labores diarias en el local de la avenida Cabred.

No obstante, aquel negocio se había realizado para pagar una deuda con proveedores de harina, mientras que el sobrante fue utilizado para comprar insumos, de lo cual se desprende que no había dinero en efectivo.

En este sentido, Christian M. aseguró ante el juez Yaya que el día 16 de mayo de 2010, trece días antes del crimen, se encontró con los hermanos César y Sergio en la Terminal de Ómnibus, donde les devolvió una llave del departamento de la panadera que ellos le habían hecho llegar mediante los entonces policías “Poroto” y “Cabañas”.

El testigo declaró que, ese mismo día, ingresó a la casa de Ramona Gauto mientras ésta realizaba compras en el supermercado mayorista Vital, monitoreada por César (uno de los hermanos obereños), pero en las tres horas que estuvo en el interior del departamento no pudo encontrar plata ni cosas de valor.

Siempre de acuerdo a la declaración de Christian, a él le dijeron que “había 90.000 pesos” en el domicilio de la empresaria, pero el delincuente sólo pudo llevarse una cadena de oro. Eso bastó para que los empleados de Ramona, luego de escucharla quejarse por la pérdida, sospecharan que el ladrón les había mentido y quedado con el botín.

Por ello, alertaron a sus cómplices de la mini brigada, quienes levantaron a Christian de la calle “y me llevan a la Comisaría Decimotercera y me encierran en una pieza y me empiezan a pegar y me preguntaban por las joyas de la señora Gauto, pero yo les decía que no tenía nada”, tras lo cual le endilgaron el robo de una motocicleta, como represalia por no haber compartido las ganancias.

“Tuvimos que matarla”

Dos semanas después de aquel suceso, el 29 de mayo, Ramona Gauto, de 37 años, fue asesinada en su departamento del microcentro posadeño. Poco tiempo después, su ex pareja Jorge de Jesús, hoy de 49, fue procesado por el juez Miguel Ángel Faría por el delito de homicidio calificado por el vínculo.

Siguiendo el relato de Christian M., ese mismo sábado, Poroto y Cabañas se presentaron nuevamente en la seccional, “en un falcón de Sergio, y me sacan afuera en una pieza con la cabeza tapada, y me dicen que por mi culpa ellos tuvieron que hacer macana”.

Luego, el ladrón recordó que, esa madrugada, volvieron a sacarlo de la comisaría con la cabeza tapada y lo llevaron a un lugar alejado. Una vez allí, mientras lo golpeaban, los policías le dijeron: “Hicimos mal el trabajo porque vos no pudiste robar la plata; ellos tuvieron que matarle a la panadera”, graficó Christian M., quien relató que escuchó a los agentes hablando entre ellos: “Cómo vas a decir que le mataron, ahora este va a ir a ladrar todo y vamos a tener que matarlo”.

No obstante, el delincuente adujo que, como había testigos de que lo habían retirado de su celda, desistieron de la idea, “pero si habla vamos a matarle”, lo amenazaron.

Fue así que, mientras seguía detenido, el ladrón decidió admitir sus culpas ante César Yaya, quien no sólo le tomó la declaración testimonial, sino que además ordenó que se coteje su ADN con una de las cuatro pruebas genéticas recolectadas en la escena del homicidio de Gauto, la cual dio negativo.

En tanto, La Voz de Misiones pudo saber que, tras purgar una pena de cuatro años por el robo de la moto, Christian fue liberado y actualmente se desconoce su paradero, mientras es requerido por la Justicia.

¿Falsa condena?

El viernes 17 de abril de 2015, el Tribunal Penal Dos de Posadas condenó a Jorge Alberto De Jesús (49) a reclusión perpetua por el delito de homicidio agravado por el vínculo.

El empresario llegó en libertad al recinto, gracias a una prórroga solicitada en su momento por el fiscal de Instrucción Dos, Cristian Antúnez, para la realización de medidas. El sospechoso fue detenido el martes 1 de junio de 2010 y permaneció tras las rejas hasta febrero de 2012, cuando regresó a la calle ante la extensión de plazos solicitada en la causa.

En el juicio, que culminó con el fallo unánime de los jueces Marcela Leiva -presidenta del Tribunal-, Roque Martín González y Marcelo Cardozo, el representante del Ministerio Público Fiscal, Rolando Alberto Oliva, expuso que De Jesús actuó de forma premeditada para darle muerte a quien había sido su esposa.

La fiscalía describió que De Jesús le produjo heridas punzocortantes en la espalda y pecho”, además de propinarle “violentos golpes en el rostro y cabeza, causándole traumatismo gravísimo, dado que la arrojó contra la pared”. Así, se hizo hincapié en la impronta de una zapatilla en el rostro de la víctima, la cual se consideró “coincidente” con el calzado que el mismo De Jesús tenía puesto el día del hecho.

Por el contrario, la defensa del condenado -encabezada por el hijo en común que tiene con Ramona- insiste en su inocencia y sostiene que no existen pruebas contundentes que involucren a su padre en el crimen. De hecho, sus hijos, Daniel y Emiliano De Jesús, dieron su testimonio en el documental Falsa condena, que expone las presuntas irregularidades en la investigación y donde aseguran saber quién es el verdadero responsable por la muerte de Ramona Gauto.

Mientras tanto, Jorge De Jesús pasa sus días en la Unidad Penal VIII de Cerro Azul, a la espera de que la Corte Suprema de Justicia revise su fallo condenatorio y la Justicia misionera determine si le corresponde la prisión domiciliaria, solicitada hace unas semanas por sus abogados. Además, las ONG Proyecto Inocencia y Pensamiento Penal ya manifestaron su apoyo y anunciaron la presentación de investigaciones propias respecto a su culpabilidad.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Exclusivo

Fue intendenta en la dictadura y tiene un cargo en la Casa de Gobierno de Misiones

Publicado

el

gobierno

Luz María Rodríguez Esquercia fue interventora de San José en 1979, durante el último gobierno de facto cívico-militar, y actualmente es la titular de la Dirección de Información Legislativa, en La Rosadita.

 

La Casa de Gobierno de la provincia de Misiones tiene entre sus servidores públicos a una ex funcionaria de la última dictadura cívico-militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983.

Se trata de la doctora Luz María Rodríguez Esquercia, quien es la actual titular de la Dirección de Información Legislativa de la Provincia, cuyas oficinas se encuentran en La Rosadita, frente a la plaza 9 de Julio de Posadas.

La Voz de Misiones accedió al decreto Nº 3.062, firmado el 8 de octubre de 1979 por el capitán de navío Rubén Norberto Paccagnini, quien fuera el gobernador de facto de la provincia entre diciembre de 1978 y marzo de 1980, durante el período dictatorial de Jorge Rafael Videla.

El documento -que también lleva la rúbrica de la por entonces ministra de Gobierno, la capitana Ángela Pérez Echeverría– decreta el “cese a partir de la fecha en el cargo de intendente de la localidad de San José del señor Francisco Tenaschuk” y nombra en su lugar a Rodríguez Esquercia.

Más específicamente, la letra del decreto gubernamental de la dictadura reza: “Desígnase a partir de la fecha como interventor municipal a la doctora Luz María Rodríguez Esquercia”, que por entonces se desempeñaba en un cargo bajo la órbita del Ministerio de Gobierno.

En este sentido, el documento agrega que el nombramiento al frente del municipio de San José será “sin perjuicio de sus funciones específicas”, con lo cual se interpreta que la actual funcionaria de la provincia mantuvo sus dos puestos.

A partir de 1981, luego de que el interventor Paccagnini fuera reemplazado por el general de brigada Juan Bayón, debido a su imposibilidad por contener a organizaciones sociales misioneras que reclamaban la vuelta de la democracia, Luz María Rodríguez Esquercia ocupó el cargo de directora de Personas Jurídicas.

Con la vuelta de la democracia, la doctora transitó por varias oficinas estatales, hasta recalar en la Dirección de Información Legislativa de la Casa de Gobierno de Misiones, oficina encargada del estudio de leyes vigentes, no vigentes y modificatorias para su informatización.

Aporte a la democracia

Las contribuciones de la ex interventora Luz María Rodríguez Esquercia a la democracia no se quedaron ahí, puesto que, además de ejercer cargos públicos, realizó aportes en efectivo al Partido Renovador de la Concordia Social, tanto para la campaña como para el funcionamiento interno del frente.

Por ejemplo, en los estados contables presentados en 2016 por el espacio creado por Carlos Rovira y Maurice Closs, la ex funcionaria de la dictadura figura como aportante de unos 7.700 pesos (unos 550 dólares a cotización de ese año).

El número de DNI que aparece junto al nombre de la directora de Información Legislativa en la planilla de aportantes renovadores es el mismo que figura en el decreto de Gobernación que la nombró como intendenta de facto de San José en 1979.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto