Nuestras Redes

Cultura

“La casa”, el texto ganador del primer Mundial de Escritura en las redes

Publicado

el

El escritor Santiago Llach lanzó un concurso en el que más de 2.500 narradores de distintas partes del mundo que compitieron vía redes sociales. La ganadora, una platense.

 

BUENOS AIRES (TÉLAM). Para vencer el aislamiento con la palabra y suavizar el impacto de la distancia impuesta por las medidas contra la propagación del coronavirus, más de 1.500 personas se anotaron en el primer Campeonato Mundial de Escritura que comenzó a fines del mes pasado y cuya ganadora se conoció en las últimas horas.

La iniciativa fue lanzada por el escritor Santiago Llach, docente de más de 200 alumnos de talleres de escritura creativa y lectura que, en plena pandemia, se convirtieron a la modalidad virtual.

La ganadora Ivana Soto (La Plata, 1983) estudió periodismo, filosofía y teatro, trabaja como secretaria en el Hospital Rossi y ganó el certamen que convocó a 2.600 escritores de distintas partes del mundo que, durante quince días, escribieron a contrarreloj los 3.000 caracteres diarios y obligatorios para seguir participando.

A continuación se reproduce íntegramente el contenido de La casa, el texto de Ivana Soto que resultó ganador del Mundial de Escritura tras la decisión de un jurado integrado por Leila Guerriero, el escritor chileno Alejandro Zambra, el costarricense Luis Chaves y las trescientas personas que votaron en las redes sociales.

 

La casa

Cuando Marcos y yo éramos novios, él había comprado con sus ahorros y en muchisísimas cuotas un terreno lleno de árboles. Dudaba entre ese y otro, más grande, pero que no tenía ningún árbol. Es un páramo, le decía yo. Cuando esté la casa y aunque plantemos ahora, no tendremos sombra donde echarnos los veranos. Yo quería vivir en una casa que tuviera un árbol en el medio del comedor: si ya hay algunos plantados nos ahorramos la mitad del trabajo, insistía. Vos sos ingeniero, le decía, imagináte hacer una casa acá, con recovecos, esquinas imposibles, espacios subterráneos y un tobogán. Marcos me miró cuando me oyó decir “tobogán”, pero nos queríamos mucho.

Ya lo había pensado: el tobogán terminaría en un sótano. Lo bueno de tener un sótano, decía yo, es que siempre podremos seguir excavando, y hacer la casa más grande, más profunda, hasta el centro de la tierra o hasta que encontremos petróleo, y si encontramos petróleo nos hacemos millonarios y terminamos de pagar las cuotas del terreno. Un sótano no tiene ninguna desventaja, ¿no te parece? Él me abrazaba y me besaba la frente y me decía sí, sí. En el sótano imaginario hay una biblioteca: empotrada en las paredes, tiene una escalera con rueditas que se puede desplazar todo a lo largo y cambiar de altura para llegar al estante donde está el libro que uno quiere leer. Otras veces, dependiendo de mi ánimo, en lugar de la biblioteca hay un salón acustizado. Entonces todos mis amigos vendrán al sótano a tocar la guitarra, o a bailar como poseídos, o a dormir la siesta si quieren, o a esperar el fin del mundo sentados y a oscuras y en silencio.

En el comedor, les dije ya, hay un árbol que se estira hacia arriba y saca sus ramas por el techo. En mi imaginación tengo que resolver el tema de la lluvia, porque pienso que, cuando llueva, el hueco por donde sale la copa del árbol permitirá que el agua entre, y todo lo que haya en el comedor va a mojarse sin remedio, cada vez, especialmente en esta ciudad, que es tan húmeda. Sería una pena que se arruinen mis muebles imaginarios, mis sillones Luis XVI, mi juego de mesa y sillas chippendale. De todas maneras la lluvia es lo de menos porque mi casa imaginaria está en otro lugar: unas veces frente al mar y otras en la montaña, y otras veces en una montaña que da al mar. Y ahí ya Marcos me abrazaba y me recordaba que el terreno no tenía ni de cerca mares o montañas, y yo respondía que mi imaginación era mía y podía imaginarme todo, y que él era un magnífico ingeniero, y que entonces todo saldría bien.

Mi casa imaginaria tiene un jardín imaginario, también. Dependiendo del día, a veces hay un estanque con peces exóticos, de colas transparentes y ojos vidriosos, y otras veces el estanque es más grande, y hay nenúfares aterciopelados flotando entre dos o tres hipopótamos bebés. Una vez, mientras cenábamos, Marcos me comentó como al pasar que había estado pensando mucho y había llegado a la conclusión de que, por más que consiguiéramos hipopótamos, no se iban a quedar bebés para siempre. Le dije que en China los chinos meten a los gatitos recién nacidos en frascos, para que nunca crezcan, y después los sacan, y así quedan gatitos-bebés, y que en una parte de la India o en el Tíbet, creo, no recuerdo bien dónde lo leí, a las manzanas recién brotadas las envuelven en un molde plástico con forma de Buda, y cuando maduran quedan manzanas-Buda, y que además los caniches son la prueba de que los animales son del tamaño que uno prefiera, y que encima (y este argumento me parecía el mejor de todos), los hipopótamos bebés ni siquiera son molestos como los caniches, porque no andan a los ladridos ni hay que sacarlos a pasear adentro de una cartera importada, y ahí fue cuando Marcos me interrumpió y me dijo, tranquilamente, que teníamos que separarnos o por lo menos pensar en que no viviríamos juntos, en esa casa, nunca.

Entonces pensé en el cuarto secreto que tiene mi casa imaginaria, que ni siquiera Marcos sabía que existía, y que yo usaría cada vez que quisiera estar sola o irme a llorar. La puerta es de roble y el piso es alfombrado, suave y calentito como un gatito-bebé de la China. Si mi cuarto secreto imaginario ya existiera, me hubiera ido a llorar ahí en ese mismo instante, pero el departamento que alquilábamos con Marcos era un monoambiente muy modesto, así que ahí, de frente nomás, le lloré sobre los hombros hasta cansarme. Después me acompañó a la cama y me dormí, y esa noche no soñé.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria

Cultura

Sacrificio y rock and roll: Pier llega de gira al club Huracán por sus 30 años

Publicado

el

En el marco de sus “30 años tour”, Pier tocará el 27 de julio en el club Huracán de Posadas, con entradas que estarán disponibles en Pase Show y en Byte informática (Santa catalina 2310). La banda de los hermanos Agustín y Ramiro Cerezo vuelve a Posadas después de 16 años de su última visita Posadas que tuvo lugar el 10 de mayo de 2008 en el mismo Club Huracán.

Los autores de “Sacrificio y Rock and Roll” y “El narigón del barranco” lanzaron una ambiciosa gira por el país que comenzará por Río Cuarto, de Córdoba, el 27 de junio. Hay fechas programadas en Mendoza, San Juan, Corrientes, Chaco, Formosa y otras ciudades más.

“Conexión” se llama el último disco de Pier, que fue lanzado el año pasado. Con grandes influencias del rock barrial, la banda que se formó en el barrio porteño de Palermo, tiene más de una docena de grabaciones publicadas, entre álbumes, un recopilatorio y un DVD registrado en vivo.

Pier acaba de estrenar una versión de “La Ilusión que me condena”, que cuenta con la participación de Teté Iglesias (La Renga), Ale Kurz (El Bordo) y Diego “Bochi” Bozzalla (Las Pastillas del Abuelo). Otros artistas como Walter Sidotti y Sergio Dawi (Los Redonditos de Ricota), Maxi Tymczyszyn (Guasones) y Toti Iglesias (Jóvenes Pordioseros) también participan de la grabación de sus clásicos.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Cultura

Nahuel Pennisi vuelve el 21 de agosto al Montoya, con tickets desde $ 19.600

Publicado

el

El cantautor Nahuel Pennisi volverá a Posadas el 21 de agosto a las 21.30, al auditorio del Montoya, con entradas a partir de $ 19.600 en la platea C que pueden conseguirse en Ticketway. En butacas situadas más adelante, en la Platea B, los tickets cuestan $ 23.300, y las más cercanas al escenario, correspondientes a la platea A, tienen un valor de $25.300.

Pennisi llegará a Posadas en el marco de su gira “Momentos” que, además de Posadas, incluye a Corrientes, Chaco y Asunción del Paraguay, entre varias otras ciudades de la región. En tanto, para el 13 de septiembre, el músico se presentará en el Teatro Gran Rex, de Buenos Aires.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nahuel Pennisi (@nahupennisi)

La última visita del músico bonaerense de 33 años a Posadas sucedió el 18 de mayo del año pasado, cuando también hizo escala en el Montoya para presentar su show “Mi guitarra y vos”. Actualmente, Pennisi está presentando su nuevo disco, “Momentos”, que fue lanzado hace dos semanas atrás y que contiene diez canciones.

Hay dos colaboraciones en “Momentos”. En “Mala” cantan con Pennisi Los Palmeras y en “Regresa” es acompañado por Luciano Pereyra. En tanto, “Tres días” es su más reciente single que cuenta con un videoclip.

A fines de mayo Pennisi fue parte del Spinetta Day que organizó el streaming de Olga en el Teatro Colón de Buenos Aires, donde interpretó “Durazno sangrando”. También cantaron en la misma gala David Lebón, Lula Bertoldi, Ca7riel, Luz Gaggi y Benja Amadeo.

 


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Cultura

Billordo y su punk desenchufado hacen escala en Apóstoles, Oberá y Posadas

Publicado

el

Diego Billordo hizo tres giras por Europa pero anotó muchos más kilómetros por el país, cantando por pequeños lugares únicamente con su guitarra y un repertorio de punk acústico que denomina como “anti folk”. “Estoy en una gira under pero profesional”, acotó el músico a La Voz de Misiones. Este viernes tocará en Creatura, de Oberá; el sábado en Universal, de Posadas; y el domingo en Nórdico resto bar, de Apóstoles.

Con casi 25 años en la música y 19 discos -entre Ep’s y compilados-, Billordo aclara que lo suyo “no es masivo pero llega a todos lados. No es un capricho: no estoy de paseo, no soy mochilero. No hago dedo, no estoy haciendo un blog de turismo. Estoy haciendo una gira de músico profesional.”

Con la guitarra a todos lados. Su estuche, con calcomanías de los lugares que visitó con la música

Antes de tocar en Misiones, Billordo hizo conciertos por las localidades de Campana, Gualeguay, Paraná, San Gerónimo Norte, Rafaela, Arroyito, San Francisco, Santa Fe, Reconquista, Resistencia, Corrientes, Formosa y Asunción del Paraguay.

“Si bien por internet nos acostumbramos a que nuestra música pueda estar en otro lugar, llegar a Asunción, a su gen under, que te acepten, que te entiendan y lo disfruten mucho, es porque ha sido una fecha muy buena”, reflexionó Billordo que suele hacer escala, por lo general, en pequeños bares.

En Romaphonic. Allí grabó su último disco, con once micrófonos hacia la guitarra

“He estado en Montecarlo, Puerto Rico, sé de gente que vive en Eldorado, que me escribe. Los grandes artistas hacen conciertos en las capitales, algunos en sus estilos clásicos de la música. Yo hago un estilo alternativo y me parece que ahí está el eje. No soy masivo pero soy conocido”.

La música de Billordo es elementalmente rasguido punk y acústico con una guitarra que lleva en un estuche repleto de calcomanías de todo el mundo. “Gente hazlo tu mismo” se llama el más reciente disco de Billordo, que fue grabado en el estudio Romaphonic (ex Circo Beat), con once micrófonos apuntados a su guitarra.

El álbum tiene ocho canciones, entre las cuales canta “no creo más nada en las personas que no sienten amor, egoístas, individualistas” en el tema “Amor al prójimo”. Así son sus composiciones, sin metáforas como para intentar conseguir una espontánea empatía con su público.

“Puedo hacer una canción con acordes de punk rock, puedo hacer una letra y tocar tu corazón, puedo hacer una gira y llegar a tu ciudad. Puedo hacer cosas que te pueden emocionar”, canta Billordo en “Con acordes de punk”.

“Un show en Apóstoles o en Oberá está tan bueno como tocar en Berlín o París. Lo emocional es lo mismo, eso no cambia”, consideró Billordo que jamás pensó quedarse en ninguno de los múltiples pueblos que visitó y que siempre, por más que pasen meses, desea volver a su casa en La Plata.

“En Córdoba estuve mucho tiempo. Bariloche me gusta mucho quedarme. Afuera, Berlín es buenísimo. A mí me gusta el tránsito y creo que el problema va a ser en unos años que cada vez voy a estar viajando menos por un tema de edad. La Plata, cuando era joven, era esencial para poder comenzar. Sin la ciudad de La Plata no sería nada. Le debo todo y a las demás ciudades también”.

Lo de Billordo no solo es un estilo musical sino también un concepto de música independiente a la que denomina como “anti-folk”. “No hay productora, managment o un sello coordinando. Puedo estar en Aadi-Capif (las asociaciones de compositores e intérpretes) pero no tengo una estructura como normalmente tenga Miranda o Babasónicos. Yo hago las cosas solo, en compañía de las personas locales. Y también el estilo es una mezcla del indie, del acústico folk, de la actitud punk con el anti folk. No es ser anti folclore, lo amo, por más que mi sonido no es parecido. El anti folk es por el folk, que tenía una cadencia más tradicional, porque también era más ameno, arraigado. Yo soy disonante, más punk, alternativo. No estoy con una música que en los papeles sea masiva o aceptada. Incluso algunos músicos que me influencian, otros en sus propios países no son famosos, es diferente. Aunque no es una música novedosa”.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto