Nuestras Redes

Ambiente

La EBY creará la Reserva Natural Montecito de Villa Cabello

Publicado

el

La EBY creará la Reserva Natural Montecito de Villa Cabello
ElectroMisiones.com.ar De La Finca Hydro Piscinas

La decisión pone fin a la disputa entre el Club Náutico Pirá Pytá, que afirmaba ser dueño de todo el terreno, y los vecinos del barrio que lucharon por un espacio de acceso público junto al río.

 

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) decidió la creación de una nueva Reserva Natural Urbana en la ciudad de Posadas. El emplazamiento se creará en los terrenos de la Entidad situados en el tramo de costa de la chacra 202 ubicada entre las avenidas Kolping y Julio Piró, sobre el río Paraná.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

En una reunión realizada ayer en las oficinas de la EBY, en Posadas, Adrián Bellone, director del Departamento de Obras Complementarias, les informó a las partes involucradas la decisión de transformar el espacio en disputa en la nueva Reserva Natural Montecito de Villa Cabello.

La preservación de los cien metros de costa contará con la revisión de los técnicos de la EBY, pero se dará espacio para que desde la Asociación Civil que nuclea a los vecinos se presente un proyecto de gestión ambiental, para la creación de un espacio para el uso común de los vecinos en convivencia con la flora y la fauna del lugar.

Mientras se formaliza el nuevo proyecto, la EBY se comprometió a comenzar con la apertura del acceso al lugar sobre la avenida Julio Piró, según informaron desde la Defensoría del Pueblo de Posadas, que desde el inicio del conflicto fue gestora de la negociación entre las partes involucradas: el club Pirá Pytá, los vecinos y la Binacional.

En tanto, el representante legal de los vecinos autoconvocados por el Motecito de Villa Cabello, luego convertidos en Asociación Civil, Federico Padolski, celebró la decisión y adelantó: “La idea es trabajar en un proyecto para recuperar flora y fauna nativa. Hay varios bocetos de proyectos que ya se presentaron y, seguramente, cuando este la resolución firme vamos a hacer algo mucho más específico, con todos los parámetros y estándares que se necesitan para hacer una Reserva Natural”.

Por otra parte, Padolski se refirió a la causa penal por usurpación que recayó sobre dos vecinos que se involucraron en el reclamo por el Montecito, a quienes patrocina como abogado: “Con esto queda demostrada la inocencia de las personas que han sido imputadas por posibles acciones de usurpación”, dijo sobre la denuncia realizada por los directivos del Club Náutico Pirá Pytá, en noviembre del 2020.

El conflicto

La disputa por el área ribereña comenzó en noviembre del año 2020, a raíz de una denuncia pública que hicieron los vecinos del barrio contra el Club Náutico Pirá Pytá, alertando sobre la poda de árboles y la quema de los residuos en el margen de costa sobre el río Paraná conocido como el Montecito de Villa Cabello.

La acusación de los vecinos autoconvocados por Crimen Ambiental en ese predio fue contrarrestada con una denuncia de los directivos del club, quienes accionaron en el fuero penal con una grave acusación, por usurpación en los terrenos que consideraban propios.

Las versiones cruzadas entre ambas partes plantaron la incógnita sobre a quién le pertenecía ese tramo de costa.

Por un lado, los vecinos argumentaron su reclamo con los planos de la Chacra 202, que obtuvieron de la Dirección Catastro Municipal.

En el croquis de la Municipalidad de Posadas, la Chacra está fraccionada en dos lotes: el 008, que pertenece al Club Pirá Pytá; y el 007, que figura como: “Afectado Decreto Nacional 1585/82 Entidad Binacional Yacyretá.

Desde la Comisión Directiva del Pirá Pytá resistieron los argumentos de los vecinos afirmando que el agua había avanzado sobre sus terrenos (los de la EBY) y que la parcela de tierra que reclamaban los vecinos está bajo agua.

La discusión se extendió más de un año y tuvo la intervención de la Defensoría del Pueblo. Allí se reunieron todas las partes: los vecinos autoconvocados, las autoridades del Pirá Pytá y representantes de la EBY, para esclarecer el asunto.

Finalmente, en una de las últimas reuniones que mantuvieron las partes en Defensoría, y luego de revisar los relevamientos técnicos, se determinaron los límites reales de los lotes involucrados y llegaron a la conclusión de que, efectivamente, los terrenos de la Entidad Binacional estaban bajo agua, aunque quedó un tramo de suelo seco en el Lote 007, que es el que será destinado a la Reserva Natural.

Plano municipal.

Compartí la nota:

Comentarios

Ambiente

Tras críticas por estado de los animales, reserva de Iguazú compromete acciones 

Publicado

el

Iguazú

La periodista alemana del periódico Berliner Zeitung Mandy Tröger visitó el fin de semana el refugio de fauna Bio Centro Iguazú, de la Ciudad de las Cataratas, y alertó sobre el estado de las instalaciones y las condiciones en que viven las especies exóticas que se exhiben allí.  

En un mail dirigido a La Voz de Misiones, Tröger relató: “Mi marido y yo hemos ido al Bio Centro de Puerto Iguazú (junto al hotel El Pueblito) y estamos absolutamente impactados por lo que hemos visto. Las instalaciones están deterioradas, los animales que allí se encuentran están en muy malas condiciones (el mariposario está completamente hacinado, el caimán languidece en una pequeña bañera de plástico sin espacio, los demás reptiles podrían estar muertos). Realmente es una imagen triste y muy espeluznante”.  

Tröger es doctora en Comunicación por la Universidad de Illinois, Estados Unidos; investigadora de las universidades alemanas de Munich y Hannover, y tiene múltiples libros editados sobre política y medios.  

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

La periodista europea adjuntó a su mensaje el link de Google Maps, con la ubicación de la reserva, propiedad del grupo Cuenca del Plata, donde se puede ver fotografías y leer reseñas de testimonios de visitantes recientes. 

Las ‘reviews’ 

Los testimonios que se recogen de la aplicación apuntan, en su mayoría, contra la insuficiencia del espacio destinado al cocodrilo norteamericano ‘Coco’, la principal atracción del sitio, y a los dos ejemplares de yacaré, que habitan predios separados, cada uno con su estanque de agua.  

“Lo vi en el mapa que difunden cómo ‘atractivos de Iguazú’ y me pareció copado que haya un biocentro, cuándo entramos con mi pareja resultó ser muy triste ver a esos animalitos en sus recintos con un ‘hábitat’ tan estrecho y sin su mantenimiento correcto, los animales no tienen espacio ni para darse vuelta, lo único que puedo destacar es su mariposario, es un lugar increíble, pero nada más. Ojalá mejore pronto”, escribió un usuario que visitó la reserva a principios de mes.    

“Este lugar no debería existir, estoy completamente arrepentida de abonar casi 5.000 pesos (2 adultos y un nene) para ver a un cocodrilo gigante en una jaula de dos por dos, entre otros animales bajo estas condiciones. No entiendo por qué sigue abierto”, escribió Florencia Martini, que estuvo en el Bio Centro. 

“No vayan. Yo leí los comentarios acerca del lugar, pero no creí que fuera tan desagradable realmente. Salí llorando, es inhumano tener así a los animales”, expresó Iara Rivas a fines de octubre.  

A juzgar por las fechas y el tenor de los comentarios, la situación no es nueva y los problemas relacionados con el espacio ocupado por el exótico ejemplar estadounidense, el segundo reptil más grande del continente, se repiten desde hace bastante tiempo. 

“La sensación horrible con la que me fui de este lugar… Me quedé un rato largo mirando al cocodrilo y a los yacarés, cuyas jaulas son prácticamente de su tamaño y están sumamente descuidadas (los yacarés estaban encerrados en un cuadrado de 2×2 dentro de la jaula y uno de ellos incluso tenía una rama encima, como para despejar todas las dudas acerca del nivel de desidia y maltrato animal que hay)”, contó Ludmila Dinardo, que pasó por la reserva hace cuatro meses. 

De esta forma, el lugar recogió 30 ‘reviews’ de Google, que lo valoraron con un promedio de 1,7 puntos de los 5 posibles que otorga la aplicación. 

‘Coco’ y las pitones 

La historia de los animales que habitan el Bio Centro Iguazú es un capítulo aparte, e involucra un legendario personaje, mezcla de médico, investigador y filántropo del norte misionero, el doctor Alejandro Urs Vogt, del Centro Zoo-toxicológico Misiones, una institución ubicada en Oberá que durante décadas sirvió a la investigación relacionada con los reptiles y la extracción de veneno de serpientes para la fabricación de antídotos.   

Vogt, fallecido hace tres años, era un entusiasta de los animales exóticos. El cocodrilo ‘Coco’ llegó proveniente del Zoológico de San Diego, Estados Unidos, a fines de los años 90, según dijo a LVM el veterinario Marcos Lipowski, consultor de la reserva.  

“El cocodrilo vino de Estados Unidos y las pitones que tenemos vinieron de Asia”, contó Lipowski.   

El veterinario reconoció que el hábitat de ‘Coco’ resulta pequeño para un ejemplar adulto de una especie de cocodrilo de río, que puede alcanzar los seis metros de largo y media tonelada de peso.  

Según el profesional, el ejemplar importado por Vogt tiene unos 74 años y “es una especie que alcanza un promedio de 120 años”.  

El consultor explicó a LVM que, aquejado por problemas de salud, el investigador de Oberá cedió los animales a la reserva varios años antes de su fallecimiento, cuando ya no podía ocuparse de ellos. Así llegaron el cocodrilo y las pitones al centro de preservación.   

“Cuando llegaron eran de menor tamaño, a medida que van creciendo les vamos agrandando la jaula; ahora estamos abocados a esa tarea, y estamos trabajando en el hábitat de los yacarés; después vamos a ocuparnos de la jaula del cocodrilo”, aseguró Limpowski.   

El experto señaló que tanto el cocodrilo y las pitones son animales imposibles de liberar en la naturaleza, porque al no ser originarios de la selva paranaense “producirían un desequilibrio ecológico”.   

Por ello, el veterinario indicó que los planes para el cocodrilo americano contemplan la posibilidad de cercar una laguna ubicada a pocos metros de su hábitat actual para ‘liberarlo’ en un predio mayor.  

“Los animales están alimentados, están bien cuidados, están atendidos”, aseguró y añadió: “Muchas veces la gente te confunde una pasarela rota con las malas instalaciones del lugar”.    

El veterinario sostuvo que “no es fácil el financiamiento de la reserva, implica gente, estructura, tiempo, y nosotros no recibimos fondos estatales; todo sale de las entradas y de recursos de la misma empresa”.    

Tomando sol 

José Belloni, abogado vinculado a la empresa propietaria de la reserva, recordó a LVM que el Bio Centro Iguazú recogió el legado del doctor Vogt y, actualmente, continúa con una de las actividades que desarrollaba el médico obereño: el envío de veneno de serpientes al Instituto Malbrán para la fabricación de suero antiofídico.  

Belloni indicó que Vogt financiaba su centro de investigación con el ingreso de visitantes atraídos por los mismos animales exóticos que hoy son la atracción principal del ‘Bio Centro Iguazú’.  

“El centro significó una inversión tremenda de infraestructura. Está abierto al público, pero nunca fue un negocio rentable. Tiene un fin de conservación, y cuando esos animales ya no estén se va a cerrar”, argumentó.    

Sobre las críticas, el abogado manifestó que “esta discusión ya la tuvimos varias veces. Tratamos de explicar, pero no se llega a todo el mundo, no se puede conformar a todos”.   

“Los animales fueron traídos de un lugar cerrado, todos sus hábitats fueron siempre de predios cerrados. Siempre fueron alimentados por los veterinarios, están bien cuidados, por profesionales”, afirmó. 

Sobre ‘Coco’ y su ajustado habitáculo, el abogado argumentó que el cocodrilo “no necesita trasladarse mucho” porque “siempre fue alimentado y no tiene que ir a buscar el alimento”.

“Tiene la alimentación resuelta”, significó, en tanto, sostuvo, para finalizar, que el cocodrilo “está todo el día tranquilo tomando sol”. 

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Ambiente

Proponen declarar ‘monumento natural’ al mono caí  

Publicado

el

mono caí

Un proyecto del diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl propone declarar ‘monumento natural” de Misiones a la especie de mono caí, o capuchinos, que habita la selva paranaense, y arbitrar mecanismos para asegurar su hábitat y supervivencia.  

“Los monos caí (o capuchinos) son considerados en Sudamérica como uno de los primates más inteligentes de la región por su uso de herramientas”, argumenta el legislador en el proyecto.  

“La especie, cuyo nombre científico es ‘Sapajus nigritus’, es endémica del Bosque Atlántico, el cual es el segundo bosque más importante en biodiversidad de América del Sur, luego del Amazonas”, agrega. 

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

“Esta especie vive en grupos de entre siete y 30 individuos que pueden desplazarse en grandes áreas del bosque, y debido a su hábito alimenticio omnívoro, tiene un rol crucial en el ecosistema, ya que actúan como dispersores de semillas y polinizadores, participando así en la regeneración del bosque y en el control de insectos por la depredación de los mismos”, sostiene.  

Afirma que los monos caí o capuchinos “juegan un rol fundamental en las cadenas tróficas, ya que, al desplazarse, el grupo de individuos por el dosel, remueve invertebrados y otras pequeñas presas, facilitando a algunas especies de aves alimentarse de los mismos; como también los frutos que no son consumidos en su totalidad por ellos, son arrojados al suelo y quedan disponibles para otros animales presentes en estratos inferiores de la selva”. 

En declaraciones difundidas por su oficina de prensa, Pereyra Pigerl alertó que la principal amenaza para esta especie es la pérdida, degradación y fragmentación del hábitat que ocupa en la selva misionera.  

“Esta especie presenta áreas de acción grandes y no se la encuentra en parches de bosque pequeños. Además, al igual que el mono aullador negro y dorado, la captura para el comercio y tráfico ilegal con fines de mascotismo, es una de las grandes amenazas que presenta esta especie”, alertó el diputado renovador. 

“La edad de la primera reproducción de las hembras es a los seis años, por lo cual para garantizar su supervivencia a largo plazo es necesaria una alta tasa de supervivencia de infantes y juveniles. También existen casos de atropellamiento en rutas asfaltadas y electrocuciones en diferentes partes de la provincia”, detalló. 

Según Pereyra Pigerl, el mono caí “es una especie atractiva y carismática, que tiene valor ecoturístico tanto en áreas naturales estatales como también en reservas privadas y percibida también con gran interés por aquellos productores que desean realizar emprendimientos turísticos dentro de sus chacra”. 

“Su incorporación como monumento natural de la provincia permitirá la protección indirecta de especies menos visibles o carismáticas”, resaltó. 

La iniciativa contó con el aporte de investigadoras como la bióloga del Conicet en primatología y genética de la conservación, Luciana Oklander, y sus estudiantes, las licenciadas Victoria Martínez y Gimena Illia, que trabajan con monos caí; además del Instituto Misionero de Biodiversidad (IMiBio). 

Las investigadoras del Conicet siguen de cerca a las poblaciones de monos caí en Misiones.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Ambiente

Salvaron a un coendú mordido por un perro en Eldorado

Publicado

el

El refugio de fauna silvestre Güirá Oga, ubicado en Puerto Iguazú, compartió en su cuenta oficial de Facebook un video con un ejemplar coendú o rata güira -Coendou spinosus- que ingresó al predio con una grave lesión en su lomo espinoso.

El coendú fue “rescatado por guardafaunas de la localidad de Eldorado, Misiones”, contaron los activistas en su posteo.

Inmediatamente, el ejemplar fue asistido por el veterinario Matías Monti y posteriormente fue trasladado al Refugio de rescate Güira Oga, para ser asistido quirúrgicamente.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

“Ya en el refugio, el ejemplar fue atendido por el equipo de veterinarios”, detallaron y sostuvieron que la rata guira “se encuentra en estado delicado”.

Aparentemente, el coendú fue atacado por un perro que le provocó las graves lesiones.

Por ello, mientras trabajan para que el ejemplar se recupere, el refugio advirtió: “Es importante que si tenés perros seas responsable, es una manera de cuidar a nuestra fauna silvestre”.

Sobre el coendú

El Coendou spinosus se encuentra distribuido por el Este de Paraguay, el sureste de Brasil, noreste de Argentina y Norte Uruguayo, y habita selvas tropicales y subtropicales, según se detalla en la página web del Sistema de Información de Biodiversidad de la Administración de Parques Nacionales de la Argentina.

El organismo nacional sostiene que es una especie de tamaño pequeño que “se caracteriza por presentar un pelaje suave y denso, de largo muy variable, que a veces llega a sobrepasar y tapar totalmente a las espinas, salvo en la cabeza. Su coloración generalmente es gris amarillenta, aunque en algunos ejemplares es parda muy oscura, casi negra. Las espinas son de color amarillo pálido en la base y en la punta y negro en el medio”.

Además, el ente alerta que sus “poblaciones se ven afectadas por la alteración y destrucción del hábitat”.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto