Nuestras redes

LA REGIÓN

A la playita pública de Encarnación ya no ingresa “cualquiera”

En la playa San José, una de las tres que posee la ciudad veraniega Encarnación, existen reglas que todo visitante debe cumplir a rajatabla para no recibir la llamada de atención de los encargados de vigilancia.

Sergio Godoy, administrador de la Playa San José, contó cuáles son las prohibiciones previstas en el principal punto de encuentro en nuestro país durante estas vacaciones.

Entre las disposiciones figura que está completamente prohibido ingresar con botellas u otros objetos (copa, vaso, tupper) que sean de vidrio, ya sea en la zona de la arena o de las aguas. Tampoco son bienvenidas las mascotas, ni si poseen correa, según remarcó.

“Cada vez tenemos mayor cantidad de gente, muchos quieren pasar por alto la disposición o simplemente la desconoce”, dijo el encargado, quien mencionó que la administración de dicha playa está a cargo del municipio encarnaceno.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, sostuvo que latas u otro recipientes que no sean de vidrio sí se permiten en la arena. Mientras que en el agua no se permite estar ni siquiera con comida.

Para ingresar al río, Godoy sostuvo que exigen ropa adecuada para el baño, ya que algunos pretenden darse un chapuzón con campera o hasta vaquero, siendo esto algo totalmente fuera de lugar.

Los visitantes también deben tener en cuenta que no se permite pernoctar o hacer camping en el área de arena. Y que durante el día deben mantener limpio el espacio que usan, de lo contrario recibirán la correspondiente advertencia. A esto se suma que aquellos que no sigan las instrucciones, serán escrachados con batucadas. “Los pañales, restos de bolsas y de comidas deben ser depositados en los basureros”, solicitó.

Otro punto conflictivo es la polución sonora en el área de estacionamiento, ya que muchos “confunden con discoteca y quieren competir en quién tiene el mejor equipo”, según criticó Godoy. Para este tipo de ciudadanos, existe una zona habilitada para el efecto donde “pueden reventar su volumen”, reveló.

Hoy.py

LA REGIÓN

Quiso dar su bebe a vecinos, actuó la Justicia y se la entregaron a un matrimonio

Al no poder afrontar los gastos para mantener a su hija recién nacida, en Santo Tomé una mujer decidió entregar a la pequeña a otra familia.

SANTO TOMÉ. Sin embargo el Juzgado Civil y Comercial, de Menores y Familia de Corrientes intervino y dio a la bebé en adopción de forma provisoria a un matrimonio que desde hacía años se encontraba en lista de espera del Registro Único de Aspirantes a la Guarda con Fines Adoptivos.

Le entregó su beba a una familia amiga, pero la Justicia intervino y la dejó en manos de un matrimonio que quería adoptar. El Juzgado Civil y Comercial, de Menores y Familia de Santo Tomé le suspendió de forma provisoria la responsabilidad parental a la mujer y dio en guarda a la recién nacida por 40 días a una pareja que estaba inscripta en lista de espera

La madre de la bebé vive en una zona rural argumentó que por motivos económicos no pudo continuar a cargo de otro hijo más, por lo que tomó la decisión de dejar a su hija con unos vecinos que desde hacía tiempo eran amigos de su familia.

La Justicia de Corrientes tomó conocimiento del hecho luego de que de que la pareja vecina de la mujer se presentara ante la Asesoría de Menores e Incapaces para tomar conocimiento del procedimiento que deberían realizar para adquirir la tenencia legal de la bebé. Sin embargo, el propio Código Civil restringe la entrega directa.

“Nos encontramos frente a una madre que manifestó expresamente la imposibilidad de asumir la crianza de su hija recién nacida, tanto en el acta expositiva que la ella realizó ante la Asesoría de Menores, como también en la audiencia que tuvo lugar en el Juzgado” expresó la doctora María Dionicia Zovak, titular del Juzgado Civil, Comercial, Menores y Familia de Santo Tomé.

La jueza sostuvo que la voluntad de la mujer “de ningún modo podía considerarse libre e informada para viabilizar una eventual declaración judicial de situación de adoptabilidad”. Y decidió quitarle de forma provisoria la responsabilidad parental, antes denominada como patria potestad, que representa el conjunto de deberes y derechos de los padres sobre sus hijos menores de edad.

En su resolución, Zovak ordenó: “Atento a la conducta de la mamá, quien en principio y de acuerdo a las constancias en la causa se desentendió del cuidado de su hija recién nacida, y mientras la beba se encontrara separada de su progenitora, se le suspenda -con carácter provisional- en el ejercicio de la responsabilidad parental (art. 702 inciso d. CCyC)”.

A la audiencia donde se trató este hecho asistieron los familiares con los que vive la mujer e integrantes de la familia ampliada como tíos, hermanos y primos. Argumentando la convivencia con varios hijos además de dificultades económicas, ninguno asumió la responsabilidad del cuidado temporal de la bebé.

Es por ese motivo que Zovak resolvió que la mejor alternativa para la niña era no institucionalizarla. En resguardo del Interés Superior de la Niña, decidió que ella permaneciera en forma temporal al cuidado de un matrimonio que estaba inscripto en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos.

La pareja aguardaba desde hacía años concretar la adopción de un hijo; de hecho su legajo es de los más antiguos. Se los consultó al respecto y aceptaron la guarda de la recién nacida por el término de 40 días.

Seguir leyendo

LA REGIÓN

Joven denunció que la policía le pide favores sexuales para no torturar a su novio preso

La mujer de 23 años aseguró que su pareja, detenido en la Comisaría 24° de Orán, Salta, es torturado por los efectivos porque ella no accede a tener relaciones con ellos.

SALTA. Una joven salteña de 23 años denunció en las últimas horas que efectivos de la Comisaría 24° de Orán le piden favores sexuales para preservar la integridad de su novio, detenido en dicha dependencia.

La chica denunció además que por negarse a acceder a esos requerimientos, su pareja sufrió torturas por parte de los uniformados.

El hombre se encuentra alojado en la dependencia policial por supuesto abuso sexual, y según su pareja, presentaba lesiones en la cara como consecuencia de golpes recibidos por los oficiales.

No conforme con dicha denuncia, la mujer dice que la sobornaron a cambio de protección para su pareja y de permitirle el ingreso de un teléfono celular.

La denunciante manifestó que poseía mensajes de WhatsApp del número del efectivo y mensajes de Messenger, donde él le pedía que no radicara denuncia en su contra porque lo podía perjudicar. La Fiscalía investiga el caso.

Seguir leyendo

LA REGIÓN

Por pedir permiso de lactancia, militar deberá cumplir prisión domiciliaria

PARAGUAY. Tras la polémica por condenar a 45 días de arresto domiciliario a una teniente por querer amamantar a su bebé, la Corte Suprema de Justicia Militar, informó que cumplirá 22 días de arresto, lo que corresponde al 50% de su condena.

La teniente de fragata Carmen Quinteros pidió licencia de lactancia después de haber cumplido los seis meses de maternidad, pero se la negaron y, luego de hacer una denuncia en 2016 ante la Justicia ordinaria, fue enjuiciada y condenada a 45 días de detención domiciliaria.

Ayer la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, notificó a la teniente Quinteros sobre la ratificación de la sentencia de 45 días de arresto domiciliario en su contra, resuelta por la Corte el pasado 26 de marzo. La medida en primera instancia fue impuesta por la Suprema Corte de la Justicia Militar, en el año 2017.

Algunos medios paraguayos aseguran, que la joven madre, deberá cumplir 22 días de arresto. Según Nanduti.com.py desde la Corte Suprema de Justicia Militar, informaron que la Teniente de Fragata cumplirá 22 días de arresto, lo que corresponde al 50% de su condena. Además continuará en libre comunicación y cumpliendo normalmente con sus funciones militares. Luego sería beneficiada con el indulto presidencial.

El caso de Carmen Quinteros salió a la luz en 2017, dos años después de haberse promulgado la Ley de Lactancia Materna en Paraguay. La legislación establece una etapa complementaria que va desde los seis meses hasta los dos años de edad del niño, y para ello dispone consideraciones en los horarios de trabajo y la habilitación de salas para amamantar o extraer la leche para su posterior refrigeración.

Después de este caso, en las Fuerzas Armadas se instalaron salas de lactancia y se sistematizaron los permisos de maternidad y paternidad. “Es una heroína; nos trajo beneficios incalculables, pero la única que no fue beneficiada fue ella”, asegura la fiscal para la Niñez Monaliza Muñoz a BBC Mundo.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.