Intentaron impedir que viajara sin pagar discapacitada que tenía carné habilitante

POSADAS. Los responsables de una empresa de ómnibus, un inspector y un policía intentaron impedir que una discapacitada viajara en un ómnibus de media distancia, desconociendo los beneficios otorgado por una ley nacional, según denunció la damnificada.

El incidente fue denunciado en facebook por Pauli Pisak, acreedora de las prescripciones de leyes nacionales y provinciales que la habilitan a desplazarse en forma gratuita en el transporte público de pasajeros de corta, media y larga distancia.

Al narrar el mal momento que tuvo que afrontar, señaló que “volviendo de Posadas, tuve una eterna discusión con la vendedora de boletos de (la empresa) Oro Verde porque no me aceptaba el pase de discapacitada”, en clara alusión a que no fue la primera vez que afrontaba situaciones de este tipo.

Añadió Pisak que ante la negativa de la vendedora, “le saqué foto y ella me quitó mi credencial hasta que me devolvió. Entonces fui y subí al colectivo y el chofer me pide boleto, a lo que respondo: no me quisieron dar en boletería”, señaló.

En medio de tantos inconvenientes, la mujer dijo que el conductor se bajó para pedir explicaciones a la boletera, en tanto que ella permaneció en el colectivo, pero “buscaron al inspector (a quien) le hablé de la ley y mis derechos”, en un intento de mayor comprensión.

Sin embargo, el funcionario no tuvo mejor idea que incrementar el molesta y pidió a la discapacitada que buscara “acompañante, eso no es obligatorio ni estipula la ley”, sostuvo la mujer al describir una situación desbordada por el desconocimiento y la malicia de los intervinientes.

Lo cierto es que al estar de su relato, el inspector “se fue; vino un policía a increparme y le dije que no me bajaría y conozco mis derechos. Están acostumbrados en este país a no respetar. Finalmente le dije a una chica, ‘querés zafar del pasaje? sos mi acompañante’. Listo”.

Se desprende que recién ahí la mujer pudo viajar, tras superar los numerosos escollos impuestos por los interlocutores. “Hipócritas, maleducados. Haré la denuncia correspondiente”, termina el mensaje en Facebook de Pauli Pisak que acompañó con fotos del incidente.