Nuestras Redes

Posadas

Mamá denunció que vecinos usurparon su casa y amenazaron con incendiarla

Publicado

el

Rosi Ayala tiene 4 hijos menores de edad, vive junto a ellos y su pareja en la casa que su madre le dejó, en la calle Pueyrredón y Cocomarola, Chacra 47 de Posadas. Desde hace dos días su vivienda está siendo apedreada por una familia vecina que amenazó con prender fuego su hogar.

La casa donde vive Rosi con su familia, le pertenecía a su mamá Angélica, que falleció hace cuatro meses. Es por eso que ella decidió volver desde San Carlos, Corrientes, donde residía, al hogar donde se crio: “Mi mamá vivió en esa casa 18 años, nos crio a todos nosotros”, aseguró.

Según contó la madre en una entrevista en vivo con La Voz de Misiones, sus vecinos se acercaron y quisieron negociar con ella: “Los Troche hace una semana querían comprarme la casa, yo les dije que no, porque no estoy obligada a venderla. Desde ese momento empezaron los problemas“.

Mediante videos publicados en Facebook, la mujer pudo pedir auxilio y contar lo que estaba viviendo. A pesar de que llamó varias veces a la policía para que los Troche (sus vecinos) dejaran de amedrentar a su familia, las piedras siguieron cayendo sin cesar sobre su techo.

La vecina se refirió a la relación con los Troche, y añadió: “Había rumores de que ellos eran así, que procedían y te sacaban tus cosas, pero nunca creímos. Desde que mi mamá se fue, cambiaron las cosas”.

Ante la viralización de los videos grabados por Rosi, los Troche salieron a defenderse y en un programa radial dijeron, en palabras de ella, que: “Yo era una usurpadora y ellos eran los dueños de la casa. Pero no tienen ningún papel que demuestre que es de ellos, de golpe me quieren sacar”. En contraposición, la entrevistada comentó que posee un boleto de compra-venta que demostraría que el terreno y la casa eran de su madre.

Responden con violencia

Los hechos violentos que Rosi Ayala denunció hoy en la Comisaría 8va del barrio San Jorge comenzaron el miércoles pasado: “Cuando mi marido volvió del trabajo, le dije ‘están tirando piedras’ y él me respondió ‘seguramente están drogados’, así que dejamos pasar esa situación. Pero a las 7 de la mañana, cuando salió, nos empezaron a tirar piedras de nuevo. Esperaron a que esté sola con los chicos para volver a tirar piedras“.

En ese momento decidieron llamar a la policía por primera vez para advertir sobre el accionar de los Troche, pero la la fuerza no actuó, denunció la mamá. Por lo que Rosi decidió ir a hablar con ellos y le contestaron: “Salí de acá porque te vamos a linchar“, contó a LVM.

La policía se fue y la mujer “tenía todo el techo de zinc abollado”. En el segundo llamado, los uniformados regresaron “Y me aseguraron que iban a hablar con los Troche, nos dijeron que éramos nosotros los que hacíamos problemas, que estábamos inventando“.

Aunque Rosi trató de dialogar con los vecinos, comentó que “no hubo caso,  iba a hablar bien y tenía que salir corriendo por mi vida”.

El video que la mamá grabó y se hizo viral lo realizó porque estaban muy asustados: “Hasta con armas de fuego nos amenazaron, dispararon a la casa, nos arrinconaron. Intentaron abrir las puertas, mi marido y mi hermano trababan la puerta, mis chicos desesperados, llorando”, recordó Rosi.

“No puedo dejar a mis chicos en la calle”

Con 4 niños a su cargo y parada delante de la comisaría, sin poder volver a su casa, Rosi Ayala dijo: “Tengo que buscar un lugar, no puedo dejar a mis chicos en la calle”. Mientras sus hijos quedaron al cuidado de un familiar, ella intenta recuperar su casa.

“Mi hijo de 8 años sufre convulsiones, tiene epilepsia. El de 5 años tiene un soplito en el corazón y la nena de 2 meses no me para de llorar, me levantó fiebre hoy. Quedó asustada, no le puedo dejar en la cama porque empieza a los gritos”, relató Rosi sobre la situación de sus pequeños.

Al momento que Rosi contaba a LVM lo que había sucedido en su hogar, recordaba que en ese preciso momento no había nadie en su vivienda y suponía: “Ahora habrán entrado a mi casa, ya usurparon, quedó a la intemperie. Yo salí con los pañales de mi bebé y una muda de ropa para el varón”.

Preocupada, la mamá recordó: “Los Troche me dijeron que cuando nos fuéramos todo lo que había ahí era de ellos. Que ahora ese terreno era de ellos. Esperaron que nos fuéramos para entrar a la casa“, y agregó: “Nunca me mostraron un papel que demostrara que ellos eran dueños”.

Rosi Ayala finalizó la entrevista angustiada e implorando :”Quiero que me ayuden a recuperar mi casa, mi hogar“.

 

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Posadas

El GOE y el GIR se equivocaron de dirección y le rompieron toda la casa

Publicado

el

Lorenza es una vecina del barrio San Marcos de la ciudad de Posadas. Ayer por la tarde, el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y el Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Policía de Misiones irrumpieron en su casa y, sin darle ninguna explicación, le rompieron todo su domicilio y le causaron un grave daño físico y psicológico.

La mujer, en diálogo con La Voz de Misiones, relató que “ayer estaba durmiendo la siesta, eran las 15.15 horas aproximadamente y de golpe me desperté escuchando unos golpes fuertes. Primero pensé que reventó una garrafa, pero las explosiones eran del portón, de las puertas de mi casa, abrí mi habitación y me encontré con uniformados”.

Continúo explicando: “Estaban vestidos con capuchas, sólo les veía los ojos, me di cuenta de que eran un grupo de la policía, no me dijeron nada y empezaron a actuar con mucha violencia, me pusieron boca abajo y con armas me apuntaban en la cabeza y en la espalda. Cuando quise levantar la cabeza, me apretaron contra la cama”.

Con respecto al procedimiento, manifestó: “Había mucha gente, yo estaba solita, no sé si había 20 o 30 personas y me empecé a descomponer, estaba por perder el conocimiento y justo llegó mi hija y me sacó afuera de mi hogar. Soy hipertensa y mi presión estaba muy alta, estaba toda dura”.

La mujer, de 62 años, expuso el procedimiento y contó que, “en un momento, entró uno de los efectivos y le dijo a los otros, ‘no es acá, no es esta casa, es una cuadra de acá, es una casa azul’, creo que era el secretario del juez de turno. Nunca nadie se presentó, nunca me pidieron disculpas, no me mostraron ninguna orden, ningún papel, absolutamente nada”.

“Ahí salieron todos corriendo, salvo el secretario, que estaba de jean y se quedó un poco más atrás. Después me enteré que buscaban a mi inquilino, que es remisero, pero él no estaba, entonces le llamé para que venga. Cuando él llegó, ya se habían ido y él mismo llamó al 911”, añadió la vecina.

Además, reveló a quién buscaban en realidad los efectivos policiales: “Tiempo después, cuando llegó un móvil policial, nos explicaron que en Parada Leis hubo un robo millonario y que había un remisero cómplice y que hicieron ese operativo porque yo tengo un trabajador del volante como inquilino. Encima me querían hacer firmar un papel en blanco, así que mi hija rayó esa parte y ahí firmé”.

“Por suerte una mujer policía, una psicóloga de la Comisaría de la Mujer de Itaembé Miní me está ayudando, me está hablando y haciéndome pasar el mal momento. Hoy vino gente de la Jefatura a decirme que ellos se van a hacer cargo de las siete puertas que rompieron, pero que no van poner nuevas que van a arreglar nomas. Yo pienso iniciar una acción legal contra el Estado porque me hicieron mucho daño”, planteó la víctima.

“Tengo reacciones de llanto, el daño psicológico que me originaron es muy fuerte, siento mucha impotencia, me maltrataron, fue un atropello a mi persona, a mi familia, a mi casa. Las autoridades están para cuidarnos y no para hacerme lo que me hicieron”, señaló la mujer para finalizar.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Posadas

La directora del CEP 1 le dio el pase por haber denunciado acoso y bullying

Publicado

el

cep 1

El último viernes, Mabel Gauna y Beatriz Marques, madre e hija, denunciaron que un compañero del cuarto año del turno tarde del Centro Educativo Polimodal (CEP) 1, de la ciudad de Posadas, acosaba sexualmente a la adolescente, mientras que otros dos alumnos le hacían bullying, la insultaban y amenazaban, aunque desde la escuela no actuaron.

En el día de hoy, la madre y su hija acudieron a una reunión, organizada por un supervisor del Consejo General de Educación (CGE) en la institución, ubicada en Luchessi 5003, en la intersección con la avenida Aguado. En el lugar se encontraron con la directora, María Estela Bertolini, el regente escolar y una psicóloga.

Sin mediar palabras y sin tocar el tema de fondo, razón por la cual la adolescente salió a hablar públicamente con La Voz de Misiones, desde la dirección decidieron darle el pase a otra escuela.

En ese sentido, en un audio que trascendió, la directora Bertolini dijo que “ella se manifestó a través de un medio digital que estaba disconforme con la institución, que la escuela no había obrado, que se sentía amenzada, muy mal y expresó que no estaba conforme, entonces, ya que dijo públicamente eso, la decisión que tomó el comité directivo es darle el pase a otra escuela”.

En diálodo con Beatriz, la mamá de Mabel, recordó: “Me convocaron para decirme que tenía que firmar el pase de ella, no estuvo nadie del CGE, en ningún momento le escucharon a mi hija, ellos estaban enojados porque hicimos la denuncia pública y del tema importante, de la violencia y el acoso, ni se habló”.

A su vez, la joven explicó: “Hoy no tuve la oportunidad de dar mi versión, la directora nunca me escuchó. En ningún momento se acercaron a mi para preguntarme qué me pasaba, pese a que el preceptor y el regente sabían lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, me trataron mal, me tratan de mentirosa y no es así”.

“Estoy muy mal, la verdad tengo miedo de salir a la calle, ahora me tengo que cuidar más, porque no sé si van a tomar represalias. Estoy perdiendo semanas de clases, quiero estudiar, tener buenas notas, ser abanderada y entrar a la Policía. Lo único que pedía era que se solucione esto”, dijo la estudiante para finalizar.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Posadas

Alumna del CEP 1 denunció a compañero de 18 por acoso y bullying

Publicado

el

Una adolescente del barrio Yacyretá  de Posadas denunció que un joven de 18 años la acosa sexualmente y le hace bullying junto a otros dos compañeros.

Mabel, que cursa el cuarto año en el Centro Educativo Polimodal (CEP) 1, relató a La Voz de Misiones que la situación comenzó a mediados de marzo, cuando se cambió a la escuela de la avenida Aguado y calle Luchessi por un problema de salud de su mamá: “Estoy viviendo una situación no muy linda porque estoy sufriendo un acoso de parte de los compañeros”, dijo la muchacha.

En este sentido, la joven recordó que “el 18 de marzo, en los primeros días de clase, un compañero que se llama Nicolás Soto se me insinúa diciendo cosas cuando caminaba, me hacía ruidos con la boca; era la primer semana y ya circulaban fotos mías en redes sociales; me largué a llorar”, contó en una transmisión en vivo de LVM.

Pero Nicolás no actuaría solo, ya que, según narró Mabel, “la violencia iba avanzando; él nunca me dirigía la palabra sino que había dos compañeros, Cecilia y Jeremías, que se encargaban de manipularme y me decían que no le podía decir que no al chico, que me iba a regalar un celular y comprar cosas y que no me iba a faltar nada”.

Luego de reiterados hechos de acoso y bullying por parte de Nicolás y sus compañeros, la muchacha aseguró que puso en conocimiento de la situación a los directivos: “El chico me decía que yo tenía que tener algo con el preceptor para salir temprano, se lo conté y él habló con el chico pero después tomó represalias conmigo”.

“‘Negra de mierda, andá a bañarte, sos un asco’, me decía con los otros dos”, contó Mabel y sostuvo: “La chica me amenazó, me dijo que mi linda cara iba a quedar en el piso; después me atacaron los tres adentro del curso, el chico golpeó la silla en el piso y me dijo: ‘Me tenés podrida’; yo le dije varias veces que no y él no entendió”.

Inacción y denuncia

“Le dije al preceptor que le llame a mi mamá y hablé con el regente, pero me dijo: ‘Calmate y callate la boca, llorando no vas a solucionar nada’; además me dijo que si hacía una denuncia iba a quedar suspendida”, recreó la joven. En este sentido, la madre de Mabel aseguró que “todavía no recibí una llamada”.

Asimismo, la progenitora informó que se comunicaron desde el Consejo General de Educación (CGE) y les propusieron realizar una reunión el lunes a las 16.

Finalmente, y ante la inacción de los directivos de la escuela, la muchacha, mediante sus tutores, realizó la denuncia en sede policial hacia el joven Nicolás Soto y hacia el CEP 1, tras lo cual no pudo asistir más al establecimiento educativo.

Sumate a WhatsApp y Telegram

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto