Nuestras Redes

Judiciales

Vecina de Horacelia: “Esa noche escuché gritos, un golpe final y silencio”

Publicado

el

vecina de horacelia

“Era un domingo Día del Niño. Esa noche escuché golpes en las paredes, escuché los llantos y los gritos de auxilio, hasta que hubo un golpe final y un silencio absoluto”, afirmó una vecina de Horacelia Marasca (16) y sacudió la tercera jornada del juicio oral para esclarecer el femicidio de la adolescente asesinada y descuartizada en agosto de 2015 en su departamento de la chacra 150 de Villa Cabello de Posadas.

Fueron solo 19 minutos de declaración, pero el testimonio de María Ester Gunther fue tan conciso como contundente y dramático.

La mujer era vecina de Horacelia y hoy fue una de las seis testimoniales que se recolectaron en la jornada.

En orden cronológico, Gunther fue la cuarta testigo en presentarse ante el Tribunal Penal Dos, pero apenas ocupó su lugar, lanzó su categórico testimonio. Admitió que declarar frente al único imputado en la causa, Martín Fernando Monzón (39), ex concubino de Horacelia, le parecía “chocante”, pero aceptó continuar sin que el acusado sea retirado de la sala.

La mujer recordó que vivía en un departamento lindante al de Horacelia y en varias oportunidades oyó discusiones en la pareja y llantos de la víctima.

Monzón está detenido desde el inicio del caso y puede ser condenado a prisión perpetua.

En esa línea, señaló que una ocasión escuchó gritos y, al salir por una ventana, vio a la pareja discutir.

“Ellos estaban en el patio, ella le pedía a él que no saliera porque se iba a ver con otras chicas. Él le decía que no le tocaba ni con un palo y le pecheaba. Yo me metí, le grité desde la ventana, pero él me insultó y gritó que me vuelva a meter para adentro. Ella todavía tenía pancita en ese tiempo”, recordó la testigo, en clara referencia a un fecha previa al nacimiento del hijo que Horacelia y Monzón tienen en común, que al momento del hecho tenía apenas cinco meses.

Sobre la noche del hecho que, según se desprende de la reconstrucción del caso, fue el 16 de agosto de 2015, entre las 21.30 y las 23, Gunther fue aún más gráfica: “Esa noche escuché golpes en las paredes, escuché los llantos y los gritos de auxilio de Horacelia, hasta que hubo un golpe final y un silencio absoluto. Yo supuse que le estaba golpeando contra la pared (…); me arrepiento de no haber llamado a la Policía. Ese día bajé y quedé frente a la casa de ellos, pero vino mi hija, me tranquilizó y no fui a la comisaría”.

“Él se burló de mí”

Otro testimonio de relevancia recolectado hoy fue el de Norma Benítez, la madre de la víctima, quien de antemano pidió que Monzón no estuviera en la sala al momento de su declaración.

El tribunal aceptó el pedido y el acusado oyó el testimonio de su ex suegra desde otra sala, a través de una aplicación de videoconferencia por celular.

“El señor Monzón vino después de tres días a mi casa y me dijo: ‘Acá traigo una denuncia contra su hija, cuando vuelva no va a tener ningún derecho sobre nuestro hijo’. Vino a mi casa y me miró a la cara”, fustigó apenas empezó.

Benítez agregó que después de ello se dirigió a la comisaría para radicar otra denuncia por la desaparición de su hija y durante esos primeros días alcanzó a advertir contradicciones en la versión de Monzón: “Él me dijo que ella se había ido con un sereno, pero cuando fui a la casa vi las valijas con todas las cosas de ella”, contó.

Monzón oyó el testimonio de la mamá de Horacelia desde otra sala y a través de una videoconferencia por celular.

También recordó que, al menos una semana antes del hecho, Horacelia le contó haber sufrido un episodio de violencia.

“Un día vino y me dijo que le iba a dejar porque él (por Monzón) la había violentado, que le agarró del cuello y le quería ahorcar, pero una amiga le ayudó”, expresó.

La mujer sostuvo que recién luego del crimen se enteró de las “barbaridades que él le hacía a ella. Cuando se enojaba le sacaba la provista y ella tenía que ir a comedores”.

Atravesada por momentos por la emoción y las lágrimas, Benítez atacó la estrategia defensiva: “Dicen que ella atacó primero y que todo fue en defensa propia. Una le creo, pero tres puñaladas de la magnitud que hizo, ya dice la gravedad de todo. A pesar de todo lo que dicen de ella, nada justifica esto”.

“Él se burló de mí al venir a mi casa, preparó todo. Él pensó que yo no le amaba a mi hija y, como yo no le amaba, no se iba a investigar, pero yo amaba a mi hija, actué y mediante eso hoy esto se pudo saber”, lanzó, ante la atenta mirada de César Yaya, Gregorio Busse y Fernando Verón (subrogante), magistrados que integran el Tribunal Penal Dos.

“Se notaba que tenía hambre”

La última testigo en declarar fue Cristina Villalba, madre de una amiga de Horacelia, una “casi hermana”, quien ya falleció.

El testimonio de Villalba cobra relevancia, ya que coincidió en varios puntos con las demás declaraciones de la jornada.

Por ejemplo, recordó que un día su hija intercedió en una situación de violencia de género entre Horacelia y Monzón, y también aseveró que en varias ocasiones la muchacha iba a comer a su casa porque no tenía comida.

“Por cómo comía, se notaba que tenía hambre. Ella decía que él no le daba comida, no le daba para la leche y le golpeaba”, puntualizó.

También indicó que la adolescente “iba a todos lados con su bebé” y mencionó que, ese 16 de agosto, cerca de las 21, Horacelia fue hasta su casa en lágrimas buscando a su amiga: “Ahí mi hija le dijo que se venga para acá con el bebé. Ella se fue a buscar sus cosas y no la vimos más”, cerró.

El fiscal interviniente en la causa es Vladimir Glinka.

El debate sigue

La jornada se completó con la declaración de otros tres testigos: un policía que recibió la denuncia por desaparición de Horacelia a Monzón; un sereno que mantenía encuentros sexuales paralelos con la adolescente; y un kiosquero del barrio.

El debate continuará el lunes, con más testimoniales. Se prevé que el proceso se extenderá hasta el próximo viernes, instancia en la que posiblemente se desarrolle la ronda de alegatos y luego se dicte sentencia.

Monzón está acusado de “homicidio agravado por el vínculo”, figura que prevé una pena de prisión perpetua.

El acusado no niega el descuartizamiento del cadáver, pero asegura que se defendió de un primer ataque de la muchacha y que el forcejeo el cuchillo acabó incrustado en su pecho.

En la audiencia del jueves declararon dos peritos forenses, quienes detallaron que, antes de ser desmembrada en cinco partes, la víctima sufrió golpes en la cara, pérdida de tres dientes y tres puñaladas en el tórax, una de ellas de 14 centímetros de profundidad, que le perforó el corazón y llegó hasta una vértebra.

Hoy, previo al inicio de las testimoniales, el defensor oficial de Monzón, Miguel Ángel Varela, calificó de “sorpresiva” las declaraciones dadas ayer por los peritos y pidió incorporar como prueba una bibliografía médico-forense con conclusiones “contrarias”.

El fiscal Vladimir Glinka cruzó a Varela y opinó en contra del planteo: “El defensor pretende incorporar prueba documental o pericia de parte porque es un análisis suyo, con interpretaciones propias”.

El tribunal rechazó por unanimidad el planteo, aunque sí aceptó que, al momento de los alegatos, el defensor pueda mencionar dicha bibliografía como referencia, pero no tendrá valor de prueba.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación

Judiciales

Involucran a familiares del diputado Kiczka en causa por pornografía infantil

Publicado

el

diputado

En el marco de una serie de operativos ejecutados en relación a una investigación internacional sobre distribución de pornografía infantil, efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) allanaron ayer en Apóstoles la vivienda de familiares directos del diputado provincial Germán Kiczka, del Partido Activar, donde secuestraron elementos de interés para la causa, los cuales serán analizados y peritados para esclarecer la situación.

Según la información recolectada, el allanamiento en Apóstoles se concretó en una vivienda ubicada en el barrio Illia, donde residen Leandro Antonio Kiczka (73) y su hijo Sebastián Kiczka (45), padre y hermano, respectivamente, del legislador provincial.

El procedimiento fue parte de una serie de operativos que abarcó cinco domicilios en la provincia de Buenos Aires, dos en Ciudad de Buenos Aires, y uno en Tucumán, y redadas similares en El Salvador, Colombia, Ecuador, Perú y Chile.

La investigación se originó hace dos años, a pedido de la Embajada de los Estados Unidos, y está encabezada por la fiscal especializada en delitos informáticos Daniela Dupuy, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Federal (MPF), de Caba, y la PFA.

En un principio, se mencionó que ambos involucrados quedaron detenidos tras el allanamiento del inmueble, pero esto fue desmentido por fuentes oficiales y por el propio diputado, que además aclaró la situación en La Voz de Misiones.

“En las últimas horas se hizo pública una información que involucra familiares míos, más precisamente a mi padre y a mi hermano”, señaló Kiczka y añadió: “Me parece importante aclarar una cosa para que no haya malos entendidos: ninguno de ellos estuvo, ni está detenido. Lo que sí ocurrió es que hubo un allanamiento por una investigación que está llevando adelante la Justicia”.

Además, el legislador que actualmente se encuentra fuera del país por razones personales, agregó que “como siempre sostuve públicamente soy una persona que confía en las instituciones y cree en la independencia de la Justicia. Por eso, tanto mi hermano como mi padre están a disposición de ella para aclarar lo antes posible esta situación”.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Judiciales

ATE Misiones repudió homenaje a genocida en el Regimiento 30 de Apóstoles

Publicado

el

genocida regimiento losito

La delegación en Misiones de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) repudió esta mañana el recibimiento con honores que se le brindó en el Regimiento 30 del Ejército Argentino en Apóstoles al ex coronel Horacio Losito, veterano de Malvinas y genocida condenado en tres causas por crímenes de lesa humanidad, entre ellas la Masacre de Margarita Belén, fusilamiento en el que fueron asesinados cuatro militantes misioneros.

“Esto marca un retroceso notable para la democracia, marcando la transversalidad de los discursos negacionistas del gobierno nacional que sostiene la ‘Teoría de los dos demonios’, generando y multiplicando discursos de odio, que van en desmedro del arduo trabajo de revisionismo histórico que en 40 años de democracia hemos realizado sindicatos, organizaciones de derechos humanos, activistas independientes y sociedad civil para mantener vida la memoria, la verdad y la justicia”, señalaron en un posteo en Facebook.

La publicación agrega que “en nombre de las víctimas de la Masacre de Margarita Belén y sus familiares habrá que seguir trazando los caminos para no permitir que el odio y los reivindicadores negacionistas del genocidio nos borren el proceso maravilloso de construcción democrática que se ha logrado en estos 40 años”.

Graciela Franzen, por su parte, presa política en la dictadura y hermana de Luis Arturo Franzen, uno de los cuatro misioneros fusilados en la masacre que derivó en la condena a prisión perpetua del ex militar Losito, también lamentó lo sucedido en el Regimiento de Monte 30 del Ejército. “En Argentina no hay seguridad. Horacio Losito, genocida con varias condenas, amigo del padre de la vicepresidenta, en libertad”, criticó en redes.

En un breve diálogo con LVM, Franzen describió que “hoy, con el ‘homenaje a Horacio Losito’, sentí los mismos dolores de las torturas durante meses en la Brigada de Resistencia y en el comedor de la Alcaidía, que sintieron mi hermano Luis Arturo Franzen y sus compañeros antes de su martirio”.

“Nuevamente nos clavan un puñal en el corazón, en la misma cicatriz que quedó luego de la condena. ¡La herida se abre y sangra con el mismo dolor!”, exclamó.

A nivel nacional, la organización de derechos humanos Hijos, que cuenta con filiales en todo el país, también se hizo eco de la noticia y a través de X apuntaron “así fue reivindicado el terrorismo de Estado”, en respuesta al video que eternizó el recibimiento con honores que recibió Losito durante su visita a su hijo el martes en el cuartel del Ejército en la localidad de Apóstoles.

El ex coronel que también participó de la guerra de Malvinas junto al padre de la actual vicepresidenta Victoria Villarroel, tiene tres condenas en su contra: una a perpetua y dos a 25 años de prisión, todas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

La perpetua la recibió en 2011, en el marco del juicio por la Masacre de Margarita Belén, hecho perpetrado el 13 de diciembre de 1976 y en el cual los militares fusilaron a 22 militantes sociales y peronistas que en ese momento eran presos políticos.

Entre las víctimas habían cuatro misioneros Luis Arturo Franzen, estudiante de Ingeniería y trabajador del Correo Argentino; Manuel Parodi Ocampos, estudiante de Filosofía, a punto de graduarse en el Instituto Montoya, padre de un bebé de meses; Carlos Alberto “Carau” Duarte, de una familia tarefera de Puerto Esperanza, estudiante de Ciencias Económicas y albañil en Posadas; y Carlos Enrique “El Flaco” Tereszecuk, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades.

Losito fue detenido en 2004 y en 2020 fue beneficiado con prisión domiciliaria, mientras que en diciembre del año pasado accedió a la libertad condicional mediante una resolución del Tribunal Oral Federal (TOF) de Corrientes al considerar que estaba habilitad a regresar a las calles tras cumplir dos tercios de su condena.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Judiciales

Genocida en libertad condicional fue recibido con honores en el Regimiento 30

Publicado

el

genocida horacio losito

El genocida Horacio Losito, condenado a prisión perpetua por la Masacre de Margarita Belén, donde fusilaron a cuatro misioneros, goza de libertad condicional desde diciembre pasado y este martes fue recibido con honores en el Regimiento de Monte 30 del Ejército Argentino en Apóstoles.

Según pudo confirmar La Voz de Misiones, el arribo de Losito al cuartel se concretó el último martes para visitar a su hijo y al llegar fue recibido con honores por parte de los soldados presentes.

Las mismas fuentes indicaron que la filmación del momento contó con autorización oficial, aunque su difusión se dio por redes sociales a partir de cuentas que celebraban la liberación del condenado.

En las imágenes se lo observa descender de un rodado, avanzar frente a los soldados, realizar la venia, efectuar dos campanazos y lanzar un “Viva la Patria, Viva”.

Losito, Margarita Belén y los misioneros

Losito estuvo detenido desde 2004 y con prisión domiciliaria desde 2020, aunque en diciembre del año pasado fue favorecido con la libertad condicional otorgada por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Corrientes, al considerar que el militar ya había cumplido dos tercios de la pena impuesta en su contra. 

El militar, que combatió en Malvinas con el padre de la actual vicepresidenta Victoria Villarruel, tiene una prisión perpetua y otras dos a 25 años de prisión en su contra, todas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura miliar.

La perpetua fue impartida en 2011, en el marco del juicio oral por la causa de la Masacre de Margarita Belén (Chaco) que consistió en el fusilamiento de 22 militantes peronistas, entre los cuales habían cuatro misioneros.

Según consta en los registros, el hecho se registró el 13 de diciembre de 1976, cuando una decena de detenidos políticos iban a ser trasladados desde la Unidad Penal 7 y del Regimiento de Infantería de Resistencia hacia una cárcel de Formosa bajo la excusa de un posible desorden carcelario.

La versión oficial consignó que durante el viaje en cercanías a la localidad de Margarita Belén, se produjo un enfrentamiento con supuestos guerrilleros que pretendían liberar a los prisioneros y el saldo fue de 22 fallecidos.

Sin embargo, las investigaciones y los juicios realizados posteriormente permitieron develar que todo se trató de una puesta escena montada por los militares, utilizando la misma técnica que ya habían desplegado meses antes en otros puntos del país, como en Salta, con la Masacre de Palomitas.

De acuerdo a lo que se reconstruyó, en la noche previa las víctimas fueron largamente torturadas y algunas de ellas prácticamente ya fueron llevadas sin vida al lugar donde se montó la escenografía con la que los militares pretendieron simular el enfrentamiento, con cuerpos ubicados dentro de vehículos y desparramados por el monte.

En el hecho fueron asesinados los misioneros Luis Arturo Franzen, estudiante de Ingeniería y trabajador del Correo Argentino; Manuel Parodi Ocampos, estudiante de Filosofía, a punto de graduarse en el Instituto Montoya, padre de un bebé de meses; Carlos Alberto “Carau” Duarte, de una familia tarefera de Puerto Esperanza, estudiante de Ciencias Económicas y albañil en Posadas; y Carlos Enrique “El Flaco” Tereszecuk, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades.

Margarita Belén, 45 años: cartas de un fusilado


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto