Policiales

Embarazada peleó con su pareja y murió: “No se quemó sola, tenía el cuello lastimado”

Publicado

el

Angélica Soledad Cardozo, de 36 años, murió en el hospital Madariaga de Posadas el pasado 16 de marzo, luego de ser trasladada desde el Samic de Eldorado por graves quemaduras en su cuerpo.

La mujer, que era oriunda de San Pedro, estaba embarazada de tres meses y, además, era mamá de tres chicos más, de 14, 16 y 17 años.

Según el testimonio de su pareja, Sergio De Lima, de 39 años, tras una discusión que mantenían en la casa donde vivían juntos , el pasado 13 de marzo, Angélica se roció con alcohol y luego se prendió fuego. Durante el incidente, el adolescente de 14 años se encontraba durmiendo en su pieza.

Según declaró ante la Policía, el cónyuge de la víctima habría intentado socorrerla, tras lo cual terminó quemado en el 35% de su cuerpo.

“Mi sobrina tenía todo el cuello lastimado”

A casi un mes del hecho, la tía de la joven fallecida, Olinda Cardozo, asegura que su sobrina no tenía motivos para tomar la decisión de suicidarse. Incluso, la mujer argumenta que la joven, además de las quemaduras, tenía marcas en su cuello, como de ahorcamiento.

En diálogo con La Voz de Misiones, Olinda dijo: “Ese día que la llevaron al hospital, yo fui con ella, la tenía que acompañar al hospital de Eldorado porque ella estaba toda quemada y de ahí fue trasladada al Madariaga en Posadas y yo me fui también con ella”.

La mujer relató los últimos momentos de su sobrina, a quien acompañó hasta su fallecimiento: “Vi cómo estaba quemada, yo firmé todos los partes médicos. Según los doctores, Angélica no se quemó sola, fue quemada acostada, me dijeron, de la cintura para arriba, no tenía toda la espalda quemada, tenía parte de su espalda hasta la panza”, dijo a LVM.

“A mí personalmente no me queda claro, el hombre tiene la pierna derecha quemada, la mano derecha, la pierna que puso arriba de ella”, relató y sentenció: “Además, mi sobrina tenía todo el cuello lastimado, aparte de las quemaduras, como si alguien estuvo sobre ella apretándole el cuello”.

En este sentido, la tía reclamó: “Yo quiero que eso se investigue”, enfatizó y pidió que avance la investigación llevada a cabo en el Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, a cargo del juez Gerardo Casco.

En esa línea, Cardozo explicó: “Los que la llegaron a socorrer fueron el papá y el hermano. Cuando ellos llegaron, el señor De Lima estaba parado en la puerta y mi sobrina se estaba quemando en el piso, alejada del sillón. El sillón estaba quemado sólo por abajo y ella estaba en el medio de la casa”.

La mujer recordó que Angélica “tenía un embarazo de tres meses y lo perdió a raíz de las quemaduras, porque se quemó todo por dentro, porque tenía alcohol ingerido por garganta y vía respiratoria y se quemó todo el tórax, estómago, todo quemado; era imposible vivir con esas quemaduras”.

“Ella no quería morir”

La muerte de Angélica Cardozo aún es materia de investigación para la Justicia misionera y, a casi un mes de su fallecimiento, su tía pide que se esclarezca lo sucedido: “Ella no quería morir, yo escuche cómo gritaba dentro del hospital que no quería morir, mientras sufría de tanto dolor, y después la sedaron porque estaba demasiado quemada”, remarcó.

Además, relató que “el domingo anterior de aquella semana, yo fui a verla y ella estaba muy triste. Ella había tenido una pelea con él la noche anterior por una plata que había perdido. Mi sobrina hace un año más o menos estaba con De Lima, yo no lo conocía, pero mi familia sí, porque yo vivo en Buenos Aires”.

“No sé nada sobre él, por comentarios que fui escuchando, porque me pidieron testigos que declaren en la Comisaría, el hombre es muy agresivo. Pero hasta ahora no se hizo nada, yo hice denuncias. Al señor le dieron el alta y la investigación no avanzó en nada”, dijo Olinda a La Voz de Misiones.

Luego de la muerte de Angélica en el nosocomio de la capital provincial, su hija de 17 años obtuvo el permiso del juzgado para vivir sola en la casa de su madre, mientras que sus hermanos quedaron bajo la custodia de su padre, producto de una relación anterior de la joven de 36 años.

Olinda sostuvo que “la verdad tenemos miedo, porque la hija de mi sobrina, de 17 años, vive en la casa que era de su mamá y este hombre sigue mandando mensaje a los vecinos preguntando cómo está la casa y por los animales que tenían, si alguien ve algo, como que todo está bien, él nunca habla de la muerta de Angélica, lo único que dice que ella se prendió fuego sola”, señaló la mujer sobre el accionar del concubino de su sobrina.

Asimismo, la mujer agregó que “la hija de mi sobrina tiene mucho miedo de que él vuelva porque es violento, muy malo, inclusive ella se tuvo que ir de la casa porque peleaba mucho con su mamá. Además, él no le dejaba hacer nada a Angélica, ni visitarle a mi mamá, que la crio, porque ella vivió con nosotros desde muy chiquita, y se tenía que escapar de la casa para verla”.

Testigo clave

El 13 de marzo, cuando ocurrieron los hechos en la vivienda de Angélica, el adolescente de 14 años se encontraba durmiendo en su habitación, según declaró el mismo Sergio De Lima en ese momento.

Por ello, el menor sería sometido a una Cámara Gesell con el fin de esclarecer la muerte de su madre.

En esa línea, Olinda Cardozo comentó que “el papá de los chicos vino estos días a buscarme y me contó que el nene, de 14 años le había contado a él que una vez, una semana antes de lo que sucedió, la pareja se había peleado y la mamá dijo que se iba a ir de la casa y este señor De Lima le respondió: ‘Antes de que vos te vayas, te voy a prender fuego con alcohol y te voy a matar, porque no te vas a ir’; eso escuchó el nene una semana antes”.

Angustiada por la trágica muerte de su sobrina, Olinda señala “que lo único que quiero es justicia, que se aclare todo lo que pasó, esto no puede quedar así, queremos justicia”, concluyó.

Compartí la nota:

Comentarios

Lo más visto

Director: Fernando Rumi | Contacto: administracion@lavozdemisiones.com | Notas: redaccion@lavozdemisiones.com | Dirección: Bolívar 2291 2do 2 | Teléfono: +54 376 4 809060 | Posadas- Misiones.

Exit mobile version