Nuestras Redes

Policiales

Desalojaron y detuvieron a una abuela con cáncer en Posadas

Publicado

el

ElectroMisiones.com.ar De La Finca Animal World Veterinaria

En la mañana de hoy, una mujer de 65 años fue expulsada de su propiedad mediante una orden de desalojo. Se trata de Celestina Bernal, quien es enferma oncológica y el año pasado se quedó viuda tras la muerte de su marido Amancio Giménez.

Además, durante el operativo realizado este jueves, la redujeron, esposaron y trasladaron a la Comisaría Decimoséptima del barrio Tacurú de Posadas.

Alrededor de las 10, un equipo de La Voz de Misiones se hizo presente en la chacra 230 de Posadas, más precisamente en la intersección de las calles Soria y Alto Paraná. En ese momento, a la mujer se la llevaban arrestada y esposada, luego de una reducción efectuada por un uniformado masculino de gran porte, que se dio en medio de forcejeos.

Publicidad
CMB Barrios Computación

Mientras Mónica, como la conocen en el barrio, pedía auxilio desde adentro del patrullero, un efectivo policial se subió raudamente al móvil y se la llevó a la seccional.

El procedimiento fue llevado a cabo por la oficial de justicia, que no contestó ninguna pregunta y fue quien ejecutó la orden de desalojo emitida por Fernando Marcelo Adrián Escalante, juez de primera instancia en lo Civil y Comercial, subrogante en el Juzgado 3, ubicado en el palacio de Justicia por la avenida Santa Catalina.

La vecina que vive al lado de su casa explicó que: “Siempre vivió acá, hace un año falleció el marido. En una hora quieren que desaloje, dónde va a ir la señora. Siempre venían personas y decían que eran dueños, no traían un papel. Ya están sacando todas sus cosas. Ella tiene tele, garrafa, todo están ahí adentro”.

Además, la mujer que vive lindante a la propiedad de Celestina detalló “ella tenía plata ahí adentro, del cartón que  vendió ayer, junta cartones y latitas para vender porque ni con el sueldo del marido quedó. Los vecinos todos le ayudamos”, dijo en referencia al sueldo de pensionado que tenía su finado esposo.

Durante la deposición, al menos una veintena de vecinos se congregaron e hicieron un cerco a lo largo de la propiedad pidiendo por la suspensión del procedimiento. Todos coincidían en que la mujer vive hace más de 40 años en la casa y que “luego de la muerte de su marido se la rebuscaba cartoneando, juntando chatarras y vendiendo huevos”.

Soledad Bernal, sobrina de Celestina, visiblemente consternada detalló que: “Se la llevaron a la fuerza, le lastimaron las muñecas, no les llevaron sus remedios, ella es una enferma oncológica. Además, la están dejando en la calle, ella no tiene una jubilación, no tiene donde vivir”.

Cinco para vivir

Al anoticiarse de la situación, el defensor del pueblo, Alberto Penayo, dispuso de inmediato la llegada de un equipo encabezado por el abogado Claudio Quevedo, quien sí pudo acceder a los detalles del procedimiento al entrevistarse con la oficial de justicia que, en todo momento, se negó a brindar información a la prensa.

Entre las averiguaciones que el personal de la Defensoría del Pueblo recolectó y dejó plasmada en un acta, trascendió que los supuestos nuevos dueños de los lotes en disputa le ofrecieron cinco mil pesos a la mujer desalojada para alquilar un lugar donde vivir por algún tiempo.

La reacción de los vecinos autoconvocados para defender a la anciana llamó la atención de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, desde donde enviaron a representantes hasta la comisaría decimoséptima a ver por la situación de la septuagenaria desalojada.

Un golpe de bronca

En un momento dado, quienes decían ser los supuestos herederos y verdaderos dueños de la propiedad, volvieron al perímetro donde se desarrollaba el desalojo, pese a que habían sidos advertidos por la policía que se retiraran del lugar por la tensión que se vivía.

Luego de pasarle un paquete a los policías apostados en el operativo, comenzaron a recibir agresiones verbales por parte de los familiares de Bernal y mientras escapaban en su Volkswagen T-Cross les rompieron el parabrisas y abollaron la camioneta.

 

Compartí la nota:

Comentarios

Policiales

Volvieron a incautar droga con sellos del PCF, la banda narco del Negro Rojas

Publicado

el

Efectivos de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) incautaron el último fin de semana más de 276 kilogramos de marihuana y al menos la mitad de esa carga llevaban sellos del Primer Comando de Frontera (PCF), una organización transnacional dedicaba al tráfico de estupefacientes creada por el narco-sicario Néstor Fabián “El Negro” Rojas (46), actualmente preso en el penal de Marcos Paz a la espera de que las múltiples causas en su contra lleguen a juicio oral.

De acuerdo a lo consignado por fuentes de dicha fuerza federal, el procedimiento que derivó en la incautación de los panes de marihuana con el sello del PCF se realizó el sábado, mientras personal del Escuadrón 11 San Ignacio ejecutaba un control sobre la ruta provincial 103.

En esa instancia, los uniformados advirtieron la llegada de una camioneta Chevrolet S-10 blanca que, al ver el retén de tránsito, giró en “U” y se dio a la fuga en sentido contrario, lo que disparó el inicio de un “seguimiento controlado”.

Publicidad
CMB Barrios Computación

Después de allí, el vehículo en fuga retomó la ruta nacional 12 y avanzó con las luces apagadas en dirección hacia San Ignacio, aunque en medio de la huida impactó contra una de las barreras divisorias de la autovía.

Tras el siniestro, el conductor de la camioneta escapó a pie y se adentró en un monte lindante, por lo cual no pudo ser localizado.

El rodado, en tanto, fue requisado en el lugar, instancia en la que se constató que en su interior se transportaban varios bultos de marihuana, tanto en el asiento del acompañante como en la parte trasera.

En total, informó la GNA, en la camioneta se incautaron 274,665 kilogramos de marihuana distribuidos en 288 paquetes, de los cuales 130 estaban marcados con el logo de PCF (Primer Comando de Frontera), una organización narco transnacional creada por el temible Negro Rojas a fines de 2019 y atacada un año después tras una investigación conjunta entre la Fiscalía Federal de Posadas y la Procunar (Procuraduría de Narcocriminalidad).

Ahora, las autoridades intervinientes deberán establecer si la banda sigue operando con otros integrantes tras su desarticulación en 2020 o si los sellos fueron puestos por otra organización para desviar la atención. Ya en enero se habían secuestrado 25 kilogramos de marihuana con los mismos sellos en Eldorado.

El logo de PCF está representado por un dragón que se come la cola así mismo.

El Primer Comando de Frontera

La organización bautizada PCF, en semejanza al Primer Comando Capital (PCC) y otras facciones similares brasileñas y paraguayas, quedó bajo la lupa el 21 de octubre de 2019, cuando un informe de inteligencia de la GNA daba cuenta de la operatividad de una banda narco dedicada al tráfico de estupefacientes con asiento en Misiones, pero con conectividad con otros grupos internacionales.

Esa investigación estableció que la banda había sido formada y era liderada por el mismísimo Negro Rojas, que para ese entonces ya estaba preso en el penal de Ezeiza, con múltiples causas, entre ellas tres asesinatos y la planificación de un atentado contra uno de los jueces que lo investigaba.

La pesquisa reconstruyó que el grupo, integrado por más de un decena de personas, se dedicaba a la compra de estupefacientes (a veces marihuana, otras cocaína) en Paraguay, para luego traficarlas hasta Buenos Aires o Brasil.

Los golpes contra la organización comenzaron el 29 de septiembre de 2020, cuando personal de Prefectura Naval Argentina (PNA) interceptó una canoa que ingresaba al país desde Paraguay con un cargamento de 707 kilogramos de marihuana.

Luego se sucedieron otros cuatro operativos, lográndose incautar 11.204 kilogramos de marihuana y 32,564 kilogramos de cocaína.

El broche de oro de la operación se dio el 16 de noviembre de 2020, cuando efectivos de diversas fuerzas federales realizaron una imponente redada con allanamientos simultáneos en Posadas, Garupá, Candelaria y Buenos Aires, como así también requisas en distintas unidades penales del país, entre ellas Ezeiza, donde Rojas estaba detenido.

El operativo final contra la banda acabó con un total de 14 detenidos, entre los cuales se incluye a Rojas y otros miembros de la banda que también operaban desde la cárcel.

El expediente que investiga el accionar del PCF ya fue elevado a juicio y el expediente se encuentra en manos del Tribunal Oral Federal de Posadas, a la espera de una programación de fecha para el desarrollo del proceso.

El Negro Rojas durante su traslado a la cárcel federal de Ezeiza. Actualmente está preso en penal de Marcos Paz.

Rojas, sus escuchas y sus amenazas

En esa causa, Rojas aparece imputado como “organizador y financista del delito de tráfico ilícito de estupefacientes agravado por haberse cometido con violencia y por la intervención de más de tres personas”.

Mediante escuchas telefónicas y otras labores de investigación, los instructores de la causa pudieron establecer que Rojas aparecía detrás de cada uno de los cargamentos incautados, planificando sus cruces, distribuyendo tareas al resto de la banda y negociando con proveedores y compradores.

Incluso, en el expediente -al cual La Voz de Misiones tuvo acceso- consta una escucha telefónica en la cual el Rojas saca a relucir su chapa como jefe narco. Y es que, sabiendo o intuyendo que tenía la línea interdictada, lanzó: “…graben bien, y ustedes saben de lo que le estoy diciendo, la sigla PCF, graben bien, porque lo van marcar para toda la vida el resto de su corta vida… Se dieron cuenta, pero en cada celda le deje una señal, si son bastante vivos, ahora recién se van a dar cuenta, contra que se van a enfrentar esta vuelta, no tienen idea ustedes son los que me crearon, ustedes son lo que van a tener que aguantar su propia creación señores…”.

Y cierra, amenazante: “Vas a ver cuando comiencen a caer como mosca, porque como mosca van a caer y no van a saber ni qué pasó, ni un arma necesito, de esta vez le puedo asegurar que no necesito ni un arma”.

El PCF se identifica con un logo representado por un dragón que se devora así mismo la cola, conocido como dragón de uróboros. Se cree que fue diseñado por el propio Rojas, que además se encargó de dejar pistas de esa simbología en las distintas celdas donde estuvo detenido.

Actualmente, el misionero que durante muchos años supo ser el criminal más buscado de la provincia, se encuentra alojado en el penal de Marcos Paz, donde comparte presidio con varios pesos pesados del hampa y el crimen organizado, entre ellos, Guille Cantero, sindicado capo de la temible banda rosarina Los Monos.

Rojas, además, aparece imputado como uno de los sicarios que en diciembre de 2015 ultimó a balazos a Sebastián Vega y Rodrigo Ibarra en un ajuste de cuentas mafioso cometido en la zona de El Acuerdo en Posadas. También está acusado por el crimen de su socio, Aldo Canteros, perpetrado en agosto de 2018 en una chacra de Gobernador Roca donde guardaban dos toneladas de marihuana listas para ser enviadas a Buenos Aires.

En ese expediente consta otra escalofriante escucha telefónica donde Rojas admitiría el crimen de Canteros y también el doble homicidio de El Acuerdo: “Para que te quede claro, te voy a despellejar vivo, pero primero te voy a dar donde más te duele, acordate, soy el Negro Rojas, papá, para que sepas y vas a terminar como Vega, entendiste, vos y tu gente, te lo voy a demostrar en cuestión de días”.

La principal hipótesis en ese caso es que Rojas decretó la muerte de Canteros al pensar que su socio lo había traicionado.

Por último, está procesado con prisión preventiva en el marco de la investigación que lo ubica como el ideólogo de un plan que consistía en contratar mercenarios brasileños para atentar contra la vida del juez Fernando Verón, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas que lleva adelante la causa por el doble homicidio de 2015.

 

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Judiciales

Este martes comienza el juicio oral por el femicidio de Irma Ferreyra

Publicado

el

Después de dos intentos frustrados por diversos motivos, finalmente este martes comenzará en el Tribunal Penal Uno de Posadas el juicio oral para esclarecer el femicidio de Irma Ferreyra Da Rocha, la mujer de 47 años que en diciembre de 2016 falleció tras varias horas de agonía en el hospital Madariaga como consecuencia de las severas lesiones internas sufridas tras ser abusada sexualmente con un objeto contundente en Garupá.

El debate comenzará a las 8.30, se extenderá durante al menos diez jornadas y se prevé la declaración de una treintena de testigos, entre familiares de la víctima, del acusado, peritos, policías y profesionales médicos.

El acusado es Alejandro Guillermo “Porteño” Esteche (35), quien está imputado por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, seguido de muerte”, figura ante la cual puede ser condenado a la pena de prisión perpetua.

Publicidad
CMB Barrios Computación

El Tribunal encargado de dirigir el proceso estará integrado por los magistrados Viviana Kukla, Ángel Dejesús Cardozo y César Antonio Yaya -subrogante-, en tanto que el Ministerio Público Fiscal estará representado por Martín Alejandro Rau.

Esteche es el único imputado en la causa y permanece detenido en la Unidad Penal II de Oberá. FOTO: El Territorio

El juicio para esclarecer el femicidio de Irma y determinar las responsabilidades del imputado fue suspendido en otras dos ocasiones.

La primera se dio en septiembre de 2020 y la segunda en junio de 2021. En ambas oportunidades el problema estuvo relacionado a dificultades para hacer comparecer presencialmente a la totalidad de los testigos.

El expediente que investigó el femicidio de Irma -madre de doce hijos- fue instruido y elevado a instancia de juicio por el Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, a cargo en ese entonces del magistrado Carlos Giménez, hoy integrante del Tribunal Penal Dos la misma ciudad.

Según lo que se pudo reconstruir, Esteche conoció a Irma en la noche del 17 de diciembre de 2016 durante una fiesta desarrollada en el predio de la feria “La Economía”, ubicada en inmediaciones a la zona de la ex Garita en Garupá.

Se estima que de allí ambos salieron juntos y en un terreno baldío de la zona el hombre ultrajó a la mujer, utilizando la rama de un árbol y provocando severas lesiones internas en el organismo de la víctima.

Tras el hecho, la mujer quedó abandonada en el lugar y vecinos de la zona la auxiliaron. Irma fue trasladada al hospital, pero al cabo de unas 30 horas falleció como consecuencia de una hemorragia masiva.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Judiciales

Rechazaron el pedido de eximición de prisión a uno de los hermanos Fariña

Publicado

el

El Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites, rechazó ayer el pedido de eximición de prisión presentado por Noemí Fariña (60), uno de los hermanos denunciados por una millonaria estafa piramidal y, de esta manera, sigue vigente el pedido de captura internacional para ambos involucrados.

El pedido había sido presentado el viernes a la par de un escrito en el cual la mujer designaba a un abogado particular como su defensor legal. La intención era, en caso de presentarse ante la Justicia, no quedar detenida.

El planteo fue corrido vista a la Fiscalía de Instrucción Tres, a cargo de Horacio Paniagua, quien opinó en contra de concederle el beneficio a la mujer y, en consecuencia, el juez Brites rechazó el pedido, consignaron fuentes consultadas por La Voz de Misiones. 

Publicidad
CMB Barrios Computación

De esta manara, el pedido de captura internacional sigue vigente tanto contra ella como contra su hermano, Diego Fariña (57), ambos denunciados por orquestar una estafa piramidal en la que habría un centenar de damnificados.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto