Nuestras Redes

La Voz de la Gente

Cerro Pelón: marginados en el centro de Posadas

Publicado

el

Los vecinos del Cerro Pelón expusieron ante los micrófonos de La Voz de Misiones las diferentes problemáticas que atraviesan, hace ya décadas, en la histórica barriada de Posadas.

Los reclamos por las condiciones habitacionales por parte de las distintas comisiones vecinales se acumulan hace años en las oficinas de la Municipalidad, y se recrudecen a medida las obras de infraestructura que avanzan en la ciudad no alcanzan a la vecindad ubicada en la ribera del Paraná.

Cloacas: reclamo histórico

Uno de los principales pedidos de los lugareños al municipio es la instalación de cloacas ya que, en dos de las manzanas que conservan las características del sitio originario, no cuentan con un sistema de red, como en el resto del centro capitalino.

En ese sentido, Víctor Rivelli, integrante de la Comisión Vecinal, detalló que “hace más de 40 años no tenemos cloacas. Como siempre digo, por una cuestión de higiene y de salubridad, es urgente el pedido, nosotros estamos reclamando hace mucho tiempo”.

Además, el vecino sostuvo que el barrio todavía cuenta con canillas públicas que proveen agua algunos pobladores, mientras que diferenció a los frentistas, que ya cuentan con la posibilidad de “bajar su agua, su luz, su cable, internet y todos los servicios”.

Rivelli se refirió al aspecto que da el Cerro Pelón para quienes no viven en la zona: “Al no tener los desagües correspondientes fluviales y pluviales, más los pozos ciegos, las cámaras que hay, llega un momento que con las lluvias eso revienta todo y es una cosa insana”, sostuvo y enfatizó: “Vivimos constantemente con las larvas del dengue”.

Por su parte, Luz María Pereira, que vive hace 45 años en el barrio, dijo en diálogo con LVM: “El tema de las aguas servidas y las cloacas es nuestro principal pedido a la Municipalidad”.

En esa línea, remarcó que “se hicieron muchos pedidos de diferentes comisiones vecinales. A todos los candidatos habidos y por haber que vinieron se les pidió que si nos podían ayudar a solucionar ese tema. Incluso todos los que vinieron conocen lo que es la realidad de las aguas servidas que hay en el medio del barrio”.

Deslindando responsabilidades ante la situación, César Sosa, músico y habitante de hace más de dos décadas del Cerro Pelón, señaló: “Nosotros fuimos abandonados por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), que no cumplimentó las obras de lo que era el tratamiento costero de la ciudad de Posadas; entonces nosotros nos vemos obligados a tratar de hacer nuestros caños de desagües subfluviales”.

Y explicó: “Yo tengo entendido que la EBY vino con obras de gran infraestructura para la ciudad, que era justamente eso, el tratamiento cloacal de Posadas, porque al subir la cuota del río Paraná, eso hizo que la ciudad flote en el agua”, y agregó que “hoy en cualquier lugar a un metro de profundidad sacas agua, y es justamente al gran embalse que tenemos al lado del río”.

Obras: ilegales por necesidad

De acuerdo a lo señalado por los lugareños, constantemente son cuestionados por realizar obras en el barrio sin aval municipal y, según explican, éstas son llevadas a cabo por necesidad y para mejorar el día a día de los vecinos, así como también una respuesta ante la inacción por parte de Obras Públicas de la comuna de Posadas.

“Es primordial la necesidad de la gente de querer estar mejor en un lugar donde las condiciones no son buenas, entonces obras ilegales van a seguir habiendo porque el vecino necesita estar cómodo y, si el municipio no se acerca y no agiliza esos permisos, siempre van a haber obras ilegales”, sostuvo el integrante de la comisión vecinal.

En esa línea, Víctor acotó que la intención de los habitantes del barrio es mejorar como vecinos y remarcó que “no tienen problemas de pagar los impuestos que se le imponga, pero es cuestión de llegar a un acuerdo para poder estar todos en armonía”.

Los arreglos que se realizaron en una esclarea que desemboca en la Costanera de la ciudad capitalina se replicaron en los medios como un avance de las obras ilegales en el Cerro Pelón.

Sin embargo, los habitantes del lugar remarcan que siempre existió ese acceso al barrio: “Desde que yo tengo uso de razón está esa escalera, la que está en la plaza y otra que desapareció porque se hicieron casas”, comentó Luz María.

Y en esa línea destacó la importancia de la escalinata: “La parada de colectivo fue siempre acá abajo o allá en la esquina de la plaza, esa escalera no la usamos solo nosotros, la gente que viene por la General Paz y ve que hay lugar para cortar camino, baja”.

César, por su parte, fue uno de los que impulsó la iniciativa de mejorar la escalera y así evitar futuros accidentes, debido a las condiciones peligrosas en que se encontraba.

“Los pasillos lo arreglamos entre nosotros, conseguimos hormigón para hacer la escalera entre vecinos, y arreglamos la escalera que es de gran necesidad para todos porque todos bajamos ahí y era resbaloso”, contó Sosa.

Propiedad: sin títulos, ni decisión política

Si bien la mayoría de los habitantes viven hace muchos años en el Cerro Pelón, aún no han podido acceder al título de propiedad del pedazo de tierra que habitan, desde sus abuelos hasta las nuevas generaciones. Excepto los frentistas, que lograron ser reconocidos como legítimos dueños de sus viviendas a través de la posesión veinteañal.

En ese sentido, Víctor explicó: “La manzana más complicada es la 174, porque dentro de los planos de catastro municipales figura como lotes bien ordenaditos, pero la realidad no es como muestran los planos que ellos tienen”.

Rivelli comentó que los lugareños quieren iniciar los trámites para acceder al título de su pedacito de tierra, pero “también necesitamos la decisión política para los permisos. Actualmente tenemos problemas con el tema de las mesuras”.

Y agregó: “Hoy el municipio no está autorizando ningún tipo de mensura porque los planos de ellos figura una cosa, y nuestra realidad es otra”.

Asimismo, el vocero invitó al intendente, Leonardo “Lalo” Stelatto, a que “se pegue una vuelta por el barrio” para interiorizarse sobre la situación actual de los vecinos: “Que vea que queremos mejorar la situación de viviendas, comodidad y servicios y que estamos dispuestos a pagar”.

Tierras codiciadas y “con olor a pobre”

Los últimos años de Posadas fueron marcados por el progreso y los avances en la urbanización, que trajeron cambios en los barrios de la ribera del río Paraná, con la llegada de negocios inmobiliarios que fueron desplazando a los habitantes de la costa, para instalar altos edificios.

Actualmente, resisten en el Cerro Pelón los descendientes -en algunos casos de hasta quinta generación- de aquellos primeros lugareños, que constantemente son tentados a vender su pedacito de tierra.

“El Cerro Pelón siempre fue el culo de Posadas. Una vez que apareció la Costanera somos el grano nuevamente en ese lugar, para todos”, expresó Luz María y señaló: “Vamos a ser sinceros, la gente pobre molesta a la gente que tiene plata, más ahora que se están construyendo casas y edificios; somos una molestia para muchos”.

En la misma línea, César sostuvo que hay cierto sector de la sociedad que “no le gusta el olor a pobre, el olor a la gente humilde, sin embargo, acá somos todos trabajadores”.

El músico señaló que hay una “forma artera y sistemática” de querer sacarlos del barrio y por eso “nos quieren estigmatizar, discriminar, como que nosotros somos un foco infeccioso para la ciudad”.

Asimismo, el vecino destacó que hace 20 años “eran terrenos despreciables para otro sector de la sociedad”, pero con la llegada de la Costanera y las nuevas obras de infraestructura en el centro de la capital “este terreno es muy codiciado”.

Barrio: el sentimiento no se vende

El Cerro Pelón está ubicado en un lugar estratégico para los grandes negocios inmobiliarios, ya que está a escasas cuadras del microcentro y a un paso de la Costanera, además de la maravillosa vista al río Paraná.

Los vecinos cuentan que constantemente merodean compradores de la tierra. Sin embargo, ellos se niegan vender el lugar que los vio crecer, al que consideran un espacio idílico para vivir.

“Para mi es mi casa, a mí no me molesta vivir acá, yo me críe acá. Somos tres, cuatro generaciones que nos criamos acá. A mí no me perjudica ni me beneficia estar enfrente de la Costanera”, destacó Luz María.

Mientras que César contó: “Yo elegí vivir acá hace 20 años, porque a mí me atrae el río Paraná, desde que vine a Posadas del interior de la provincia recalé en la costa del río y era lo que yo podía adquirir como vivienda”.

Además, Sosa comentó que no le parece que haya un interés por las autoridades del municipio por reconocer el valor histórico del barrio.

“Hay muchos inadaptados que dejan mal parado al ‘condado Cerro Pelón’ y después la gente generaliza y dice: ‘Uy, los del Cerro Pelón’, y no es así. Acá somos gente muy sana y humilde, con sueños, con vidas hechos y otros con vidas por hacer”, sostuvo.

Consultado por LVM si vendaría su porción de terreno, donde vive hace 20 años con su familia, el vecino fue contundente: “El sentimiento del alma no tiene precio, no está a la venta”.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria

La Voz de la Gente

Denuncian muerte de un municipal tras “persecución laboral” en Esperanza

Publicado

el

Denuncian muerte de un municipal tras “persecución laboral” en Esperanza

Por la mañana del último viernes, Cristian “Tincho” Gamarra (38) murió en el Samic de Eldorado producto de un infarto. Era inspector bromatológico de la Municipalidad de Puerto Esperanza y contaba con una licencia médica por “reacción al estrés grave y trastorno de adaptación”. La familia ahora vincula el fallecimiento con una “persecución laboral” y acusa al intendente Horacio Zarza.

El trabajador municipal había sacado licencia en marzo por recomendación de la médica especialista en Psiquiatría, Marcela Alejandra Ayala. El mes pasado volvió a solicitarla y fue concedida por el Ejecutivo de Esperanza, aunque sin goce de haberes.

Ver el recibo de sueldo del mes de abril con $8.000 depositados fue lo que desató un malestar general en Gamarra el martes pasado, por lo cual terminó internado en el nosocomio de Eldorado, según relató Enzo, hermano del trabajador, en diálogo con La Voz de Misiones.

De licencia y sin sueldo

El inspector Gamarra había ingresado a la municipalidad de Esperanza en el 2015, de la mano del ex intendente Alfredo Gruber, aunque recién fue pasado a planta permanente hace cuatro años.

La salud del trabajador comenzó a deteriorarse con el cambio de gobierno el 10 de diciembre, cuando asumió la intendencia Horacio Zarza e inició un ajuste en la administración pública de la localidad.

“Él estaba con la gestión anterior. Sucedió el cambio de gobierno y comenzaron a cambiarlo de puesto, le notificaron que no iba a cobrar un sueldo entero. Después le largaron de vacaciones y él ya se sentía perseguido, por eso acudió a ayuda médica“, explicó Enzo a LVM.

En esa línea, el hermano del inspector contó que la psiquiatra Ayala, tras diagnosticarlo con estrés y trastorno de adaptación, le recomendó reposo absoluto por 30 días. Al sacar la licencia, el trabajador recibió la totalidad de sus haberes de ese mes.

Para abril, luego de una nueva consulta con la médica especialista, Gamarra volvió a pedir una licencia por 30 días, pero el Ejecutivo municipal le notificó que no percibiría su sueldo.

“Cuando renovó la licencia en abril porque no estaba bien, con la misma psiquiatra, el intendente sacó una resolución que decía que le iba a dar licencia sin goce de haberes, siendo que él estaba en reposo. Entonces hizo una revocatoria y como no le respondieron, pensó que le iban a pagar el sueldo”, continuó contando Enzo.

Sobre el momento en que el estado de salud de Gamarra empeoró, su hermano señaló que fue “cuando vio que no le pagaron, ahí se sintió mal y terminó en el hospital. Él es papá de una beba de 4 años y de un adolescente de 16. Imagínese lo que fue ver que no le depositaron el sueldo”.

La resolución

En ese contexto, por medio de la resolución 247P/24, el Ejecutivo de Puerto Esperanza le comunicó al inspector municipal que contaría con los 30 días de reposo durante el mes de abril, sin goce de haberes, respaldándose en el artículo 2 del Decreto 683/89 de la Ley I 37 (Régimen Jurídico Básico de la Función en la Administración Pública Provincial).

En el documento dirigido al trabajador, la intendencia citó el artículo mencionado, el cual establece que “para el tratamiento de afecciones comunes que inhabiliten para el desempeño del trabajo, incluidas lesiones e intervenciones quirúrgicas menores, o accidentes acaecidos fuera del servicio, se concederá al agente hasta treinta (30) días corridos de licencia por año calendario en forma continua ó discontinua, con percepción íntegra de haberes. Vencido este plazo, toda licencia que sea necesaria acordar, en el curso del año, por las causas, enunciadas, serán sin goce de haberes”.

Además, en la resolución, el intendente Zarza le señaló al trabajador que ya había usufructuado los 30 días concedidos por cuestiones médicas, ante lo cual consideró “corresponde que esta nueva solicitud de Licencia sea otorgada nuevamente sin goce de haberes”.

A esa medida, el inspector Gamarra respondió con un pedido de revocación, entendiendo que había acreditado a través de su psiquiatra una afección de salud grave, la cual no se encuadraba en el artículo 2 de la Ley ya mencionada, sino en el 5, por el cual debía ser sometido a junta médica para constatar “su evolución clínica” y, en consecuencia, argumentó que sí le correspondía percibir sus haberes al tratarse la licencia psiquiátrica “de un tipo especial de licencia laboral que otorga la ley al trabajador”.

Sin embargo, el Ejecutivo nunca respondió a su solicitud, según confirmó Enzo Gamarra a LVM, quien además señaló que “eso fue lo que provocó que terminara en el hospital y perdiera la vida”.

Además, Enzo relató que una vez que trascendió la noticia del fallecimiento de su hermano durante el fin de semana, al menos 15 municipales que eran sus compañeros “me contaron que están en la misma situación, son perseguidos por el municipio“.

Por último, el familiar adelantó a este medio que iniciarán acciones legales contra el intendente Zarza y la intendencia por “persecución laboral”.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

La Voz de la Gente

Tiene 12 años, es arquero y sueña con viajar a Santa Fe para jugar un torneo

Publicado

el

Tiene 12 años, es arquero y sueña con viajar a Santa Fe para jugar un torneo

Bautista Valiente es arquero de la Escuela de Fútbol Nápoles de Posadas y sueña con viajar a Santa Fe junto a sus compañeros para disputar la Copa Superfederal que se realizará en esa provincia del 17 al 20 de julio, pero su familia no puede costear el viaje.

Su papá, Germán Valiente, está desempleado y realiza changas para sustentar a la familia. A pesar de esa difícil situación, no quiere dejar de apoyar a su pequeño en el anhelo de ser jugador de fútbol profesional y algún día atajar para el Club Atlético Boca Juniors, del cual es hincha.

Él está muy ilusionado. En casa se vive mucho el fútbol. Al hablar de lo que quiere, dice que cuando sea grande va a atajar para Boca”, relató Germán en diálogo con La Voz de Misiones. Al tiempo que sostuvo que con la mamá del pequeño de 12 años: “Nos queda apoyarlo con lo poco que tenemos, ojalá tenga suerte”.

A los cinco años, Bautista empezó a practicar el deporte que ama en una escuelita de fútbol que se armó en el barrio Villa Poujade para contener a los chicos y evitar que pasen sus horas en la calle. Con el paso del tiempo, fue recorriendo otros clubes e incluso ganó la copa de oro en la Batalla de Arqueros organizada por la escuela Nacimos para Volar y una copa de plata en la segunda edición del evento.

Ahora, el pequeño anhela viajar hasta Santa Fe y necesita juntar 250.000 pesos para pagar el viaje: “Son 160 mil para el alojamiento y 95 mil para el pasaje”, detalló Germán a LVM y contó que decidió pedir ayuda a la comunidad porque para la familia es imposible juntar ese monto.

Hace cuatro años, Germán recibió el telegrama de despido del Casino Club cuando estaba de vacaciones con su familia. Desde entonces, a pesar de tener experiencia laboral y mandar su curriculum diariamente a diferentes lugares, no consigue trabajo.

En el mientras tanto, el vecino de Villa Poujade busca alternativas para ganar unos pesos cortando pasto, atendiendo una canchita de fútbol cinco y haciendo de Uber por las noches “porque la Municipalidad andaba cazando”.

“Trabajé 12 años en el Casino Club. Me inventaron una causa y me echaron sin pagarme un peso. Ahora me enteré de que cuando llaman para pedir referencias, dan malas. Hoy en día es mi martirio”, cerró Germán sobre la situación que atraviesa.

Número de Germán para ayudar: 3764812689

Tiene 12 años, es arquero y sueña con viajar a Santa Fe para jugar al fútbol

Bautista juega el fútbol desde los 5 años.

 

Tiene 12 años, es arquero y sueña con viajar a Santa Fe para jugar al fútbol

El sueño del pequeño ser arquero del Club Atlético Boca Juniors.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

La Voz de la Gente

Acusan a dos mujeres por estafar a jóvenes con promesas de ingreso a la Policía

Publicado

el

escuela de policía

Mientras se preparan para presentar una acusación formal colectiva, un grupo de jóvenes oriundos de Campo Grande, San Javier, Candelaria y Posadas denunciaron públicamente haber sido estafados al pagar un “adelanto” por gestiones para ingresar a la escuela de la Policía de Misiones, ardid en el cual involucraron a la suboficial ayudante ya separada de la fuerza el viernes y a otra mujer de Eldorado.

Fue de una de las tantas damnificadas la que se comunicó con La Voz de Misiones para exponer la situación y brindó más detalles respecto a cómo operaba el dúo apuntado en las maniobras de estafa.

“A nosotros nos prometieron que por vía política nos podían asegurar el ingreso a la escuela de Policía, pero para eso había que pagar una plata para realizar la gestión y supuestamente ya había una mujer policía que tenía todo programado”, adentró en el caso una joven de Campo Grande.

La muchacha, de 24 años, afirmó que los primeros contactos se dieron en octubre y que el pago por la gestión prometía era de $80.000, aunque semanas después entregaron $100.000 más para la compra de los uniformes requeridos.

“Le pegamos los 80.000 pesos y supuestamente ya teníamos que haber entrado a la escuela, pero nunca pasó nada. También le dimos plata para los uniformes porque ellos decían que podían encargarse de eso para que no gastemos tanto, porque si queríamos comprar eso de manera independiente nos iba a salir $500.000”, amplió a LVM la joven que decidió recurrir a los medios ante la desesperada situación que atraviesa.

La acusación apunta a la suboficial ayudante de Puerto Rico que ya fue detenida el viernes tras denunciada por estafar a camaradas con la promesa de traslados dentro de la institución y a una mujer de Eldorado, cuya identidad se preserva hasta tanto no sea denunciada formalmente.

La sospechosa oriunda de la Capital del Trabajo es quien mantenía los contactos con los damnificados hasta último momento, aunque desde el domingo dejó de contestar mensajes y llamadas.

“Esta mujer nos contó que habían detenido a la mujer policía y que eso iba a retrasar un poco la situación, pero hace unos días que ya no nos contesta nada. Le reclamamos por nuestra plata y nos vive pateando con excusas. Nos dijo que supuestamente este miércoles se podía solucionar todo, pero esto ya no puede ser”, lanzó la entrevistada.

Según agregó la joven, solo en Campo Grande habría un total de seis damnificados, mientras que también conocen casos similares en San Javier, Candelaria y dos en Posadas. Entre varios ya se organizaron en grupos de Whatsapp y se preparan para realizar una denuncia colectiva.

En paralelo los escraches ya comienzan a circular por redes sociales, principalmente en Facebook, donde varios damnificados también expusieron la situación y a partir de ahí se fueron contactando entre sí e intercambiando información para luego decidir accionar grupalmente.

El proceso formal

La inscripción a la Universidad de las Fuerzas de Seguridad de la Provincia de Misiones (UFSPM) para el ciclo lectivo 2024 estuvo abierta desde el 28 de agosto hasta el 1 de septiembre del año pasado.

El proceso de ingreso contempla la realización de un examen académico y quienes superen esa etapa tendrán pruebas presenciales en materia de seguridad, además de la realización de un psicotécnico.

El último paso consiste en un examen físico y de allí los aspirantes con mejores puntajes ingresarán a la universidad. Para la Policía el cupo habilitado es para 500 alumnos, mientras que para el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) es de 200.

Ante cualquier consulta, la vía oficial de comunicación es a través del email: iuspmisionesgmail.com. 


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto