Nuestras Redes

Frontera

Un pasaje de $4.000 y un paseo de 5 minutos, crónica de un cruce en la frontera

Publicado

el

Por $ 4.000 es posible burlar los bloqueos por la pandemia, y viajar a través de las fronteras de Misiones con Paraguay, siguiendo las tradicionales rutas del contrabando hormiga. Decenas de personas van y vienen entre Asunción y Buenos Aires.

 

En Encarnación, el tema excluyente es la apertura del puente con Posadas. Desde la costanera encarnacena, la silueta posadeña se recorta inalcanzable. Parece mentira que, estando tan cerca, la única manera de llegar al otro lado sea siguiendo un periplo que no figura en los mapas oficiales.

La capital del Departamento de Itapúa se ubica en el epicentro de una ruta a través de las fronteras, que no reconoce prohibiciones ni protocolos covid, y se retroalimenta en ambas orillas del río Paraná, en un dispositivo que describe una aceitada logística, y constituye a la vez un dinamizador de las economías locales, en especial, del puñado de familias involucradas directamente en el paso. En tiempos de pandemia, es un dato que no resulta menor.

Varias son las localidades itapuenses y misioneras involucradas en este tráfico de personas y bienes, aunque actualmente el tránsito parece concentrarse entre Natalio (Paraguay) y Puerto Rico (Argentina), y Mayor Otaño y Eldorado, por donde, según testimonios recogidos por La Voz de Misiones, pasan a diario decenas de personas provenientes de diversos puntos de Paraguay, que mayormente viajan hacia Buenos Aires y Córdoba; y argentinos que buscan volar desde Asunción a Estados Unidos y Europa, y quienes van a Ciudad del Este por repuestos automotores, neumáticos, celulares y electrónica en general, que después los pasan también por allí.

Publicidad

Sólo entre la itapuense Mayor Otaño y la misionera Eldorado, los testimonios mencionan tres puntos de cruce en ese tramo del Paraná, que hoy luce mucho más angosto y menos correntoso, producto de una bajante inédita en lo que va del siglo. Tampoco son enclaves nuevos, ya que forman parte de las acostumbradas rutas del contrabando en una y otra dirección. Caminos que existieron siempre, y que hoy se revelan en toda su magnitud.

Como ejemplo, podría mencionarse que los comestibles argentinos que se comercializan en Encarnación y otras ciudades cercanas entran al país por estos “puertos francos” que toman sus nombres de los apellidos de las familias que los han administrado por generaciones.

El trámite es sencillo y consiste en llamar al “pasero”, quien hace recoger a los pasajeros en la terminal de buses de su localidad, los recibe en su “puerto” y los embarca hacia la orilla de enfrente.

La travesía

Llegar a Natalio o Mayor Otaño es completar una travesía de varias horas en ómnibus destartalados y repletos. Son 200 kilómetros al Norte de Encarnación. Es un viaje largo y agotador que incluye tramos de ripio y obras viales inconclusas, y que discurren por interminables extensiones de cultivos de soja.

Muchos de estos distritos ubicados a lo largo de la ribera del Paraná casi no han cambiado o han cambiado muy poco en los últimos 20 años. Algunos, incluso, parecen haberse quedado detenidos en el tiempo, pese al extraordinario avance de la agricultura mecanizada, que tiene a Itapúa entre las zonas más productivas del país, y del contrabando incesante de bienes y servicios.

Publicidad

El paso entre Itapúa y Misiones, de una orilla a otra del Paraná, cuesta unos $1.000 y no demora más de cinco minutos a bordo de lanchas rápidas con motores fuera de borda. Del otro lado, los pasajeros son recibidos por maleteros y taxistas, que los conducen a las terminales de buses de Eldorado y Puerto Rico, según sea el caso.

“Acá pasa gente todo el día, desde las 6 de la mañana a las 6 de la tarde. Es la única zona donde se pasa de día”, dice el taxista, lo que lleva a suponer que estos no son los únicos puntos operativos de la costa. El viaje a la orilla paraguaya del río demora unos 15 minutos. El “puerto”, como lo llama el taxista, son dos gomas atadas a las piedras, donde atracan las embarcaciones que van y vienen de y hacia Misiones.

“Vienen también argentinos que van a hacer compras o que necesitan llegar a Asunción, paraguayos que se van a trabajar en Argentina y vuelven, y también que van a Buenos Aires por tratamientos médicos”, agrega.

Las ruedas gigantes

En el lado argentino, la costa es escarpada y rocosa. Las lanchas se arriman a la alta barranca de piedra. Por la empinada y vertiginosa cuesta de por lo menos 50 metros, baja un ramillete de mujeres con hijos y abundante equipaje. Parece increíble que nadie derrape y termine en el agua. Subir hasta el sendero que se mete en la vegetación constituye un esfuerzo titánico. Por suerte, hay maleteros que cargan con los bultos por $500.

En total, el trayecto cuesta unos $4.000, sin contar el pasaje desde Encarnación, que suma $1.000, y el trayecto a Posadas que ahora, con los aumentos, ronda los $800. Un viaje Asunción-Buenos Aires por esta ruta puede alcanzar los $10.000, sólo en transporte.

Publicidad

“Yo ya llevé gente de todo el Paraguay”, cuenta entusiasmado uno de los taxistas que aguardan a los pasajeros en una especie de capilla, ubicada a unos 300 metros de donde llegan las lanchas de Paraguay.

Son nueve kilómetros hasta la zona urbana más cercana. El hombre se queja del precio de los neumáticos para su camioneta, y señala que por allí cruzan a diario embarques de neumáticos japoneses contrabandeados de Ciudad del Este: “De todos los tamaños traen, el otro día se cargó un (camión) doble eje con neumáticos de tractor; ¿te imaginás todas esas ruedas gigantes?”.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Frontera

Posadas, ahora más atractiva para los encarnacenos

Publicado

el

La balanza comercial se inclinó y ahora los vecinos de Encarnación llegan a la capital misionera atraídos por los precios y las ofertas en gastronomía y esparcimiento. El bajo riesgo sanitario y la ampliación del cupo diario para el tránsito vecinal fronterizo fortalecen el momento.

Desde muy temprano, todas las mañanas, una larga fila de autos sobre el puente internacional San Roque González de Santa Cruz da una muestra de la reactivación del vínculo entre las ciudades hermanas de Encarnación y Posadas.

El histórico vaivén comercial que caracterizó la relación entre ambas orillas hoy se encuentra del lado argentino y los ciudadanos paraguayos hacen pesar el valor de su moneda respecto al dólar, copando cada vez más las estaciones de servicios, los restaurantes y supermercados posadeños, impulsados por la conveniencia económica.

A un mes y medio de la reapertura del viaducto internacional, el lunes último el gobierno nacional amplió el cupo diario a 8.000 a personas que pueden hacer el cruce en los corredores seguros de Misiones, en donde los comercios se preparan para no caer en el temido desabastecimiento, principalmente, en rubros esenciales como comestibles y combustibles.

Desde la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, una de las instituciones más representativas de la actividad mercantil y el empresariado misionero, manifestaron la tranquilidad satisfacción por el momento comercial.

Publicidad

“La balanza favorece hoy a Posadas, aquí está prácticamente todo a mitad de precio de lo que cuesta en Encarnación”, señaló a La Voz de Misiones Carlos María Beigbeder, tesorero de la institución.

“Estamos un 50%más barato en muchas cosas; el combustible, exactamente, a mitad de precio. Y después todo lo que es comestible, hay muchas diferencias en este momento”, afirmó Beigbeder.

Agregó que el mismo panorama se observa en otros rubros como los productos de higiene personal, limpieza, pañales, y bebidas, entre vinos, champán, y especialmente las cervezas.

El tipo de cambio

El tesorero de la Cámara de Comercio señaló que en el escenario actual se juegan cuestiones coyunturales, y otras que tienen directa relación con el tipo de cambio.

“Nuestro tipo de cambio está atrasado, tenés un dólar oficial, y hay productos que son comodities y se rigen por precios internacionales”, explicó.

Publicidad

“Mientras suceda esto del tipo de cambio atrasado, vamos a tener ventajas en el sector de la frontera”, afirmó Beigbeder.

Argumentó que “Misiones va a contraciclo del resto del país”, y que por lo general “cuando al país le va mal a la frontera le va bien, y viceversa”.

“Un paraguayo viene con 100 dólares y compra 20.000 pesos de productos que tienen precios 40 y 50 por ciento más bajos con un tipo de cambio atrasado”, ilustró.

Como aspectos coyunturales del atractivo escenario que representa hoy Posadas para los compradores paraguayos, Beigbeder, señaló situaciones muy puntuales que se dan por épocas durante el año, como faltantes y sobreofertas de determinados productos, que impacta en el precio final.

“Un ejemplo en esta época del año es la cerveza, que si bien está cara, el precio está muy acomodado al tema de la temporada”, graficó.

Publicidad

“También tenés productos que funcionaron mal en otras zonas del país, y entonces aquí podemos tener un mejor precio”, agregó.

Beigbeder apuntó que este tipo de situaciones suelen producirse con artículos relacionados con el cuidado personal, pañales, toallas femeninas, desodorantes, y con algunos productos de limpieza.

Las playas son de Encar

Beigbeder opinó que “indudablemente hay mucha gente a la que le encanta ir a Paraguay, y que Encarnación tiene también sus atractivos”.

Sin embargo, el tesorero del gremio empresario expresó que “la infraestructura que ofrece

Posadas es todavía muy superior a la de Encarnación”.

Publicidad

“Tenemos más ofertas gastronómicas que Paraguay, y hay más negocios ofreciendo más cosas”, afirmó.

“En líneas generales creo que Posadas como ciudad es más potente que Encarnación, y según entiendo nuestra ciudad va a tener en poco tiempo mejores atractivos”, señaló.

Beigbeder se rindió, sí, a una realidad que, sostuvo, es incontrastable: “las playas son mejores allá”.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Frontera

Allanan librería de Encarnación donde falsificaban PCR para cruzar a Argentina

Publicado

el

librería

La Fiscalía paraguaya allanó esta mañana una librería de Encarnación donde se confeccionaban y comercializaban certificados falsos de PCR.

El Ministerio Público no ofreció mayores detalles del procedimiento, pero según se dejó trascender la documentación apócrifa se comercializaba en la librería allanada por la irrisoria suma de 10.000 guaraníes ($ 330).

El procedimiento estuvo encabezado por la fiscala Lorena Castelvi, quien secuestró documentos con membrete del Ministerio de Salud Pública y logos del gobierno paraguayo.

El allanamiento se produjo luego de la denuncia de un laboratorio encarnaceno, por la aparición de certificados de PCR y antígeno falsos con la marca de la empresa.

El laboratorio presentó el caso a la Fiscalía, afirmando que los documentos truchos se comercializan a precios muy accesibles, y muchas veces en la misma fila para cruzar a Posadas, en el puente internacional San Roque González de Santa Cruz.

Publicidad

El local allanado se encuentra ubicado en el barrio Pacu Cuá, en las proximidades del centro de frontera encarnaceno.

 

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Frontera

Cruzó el puente con nafta y carne de contrabando y cayó en Encarnación

Publicado

el

Contrabando

Cerca de 100 litros de combustible y 50 kilogramos de carne fueron incautados ayer por la Aduana paraguaya dentro de un vehículo que pretendía cruzar los productos de contrabando desde Posadas.

Todo comenzó en la capital provincial, cuando una lectora de La Voz de Misiones denunció la demora que padeció en una estación de servicios como consecuencia de un automóvil con patente paraguaya que estaba cargando varios bidones con combustible extra.

Horas después, ese mismo rodado fue requisado en la zona aduanera primaria de Encarnación y la maniobra quedó al descubierto por integrantes de la Coordinación Operativa de Investigación Aduanera (COIA). Los bidones eran transportados bajo el capot.

Las autoridades del vecino país aseguraron que sus depósitos ya no dan a basto para almacenar la cantidad de mercadería argentina que se secuestra en la cabecera paraguaya del puente.

“Estamos trabajando arduamente en el control sobre la zona aduanera primaria. Ayer se incautó el vehículo con nafta que traía en bidones, más de 100 litros, y también carne”, detalló el administrador de Aduanas, Alcides Brizuela, en diálogo con el portal Itapúa en Noticias.

Publicidad

En esa línea, el funcionario añadió que “nosotros ya tenemos 500 litros en bidones incautados. Vamos a tratar de desprendernos de esto donando a las instituciones que necesitan”.

Brizuela además señaló que en los depósitos de incautación de la Aduana también hay una importante cantidad de cajas de aceite y de azúcar, entre otras mercaderías argentinas, que esperan ser donadas.

“Para nosotros que la mercadería quede en los depósitos es muy importante porque la podemos donar, tanto para el hospital como para la penitenciaría, por ejemplo”, agregó el administrador, que a su vez indicó que han requerido nuevas obras de infraestructura para almacenar y resguardar los productos incautados.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto