Nuestras Redes

Historias

110 años del Titanic: la historia del chico cordobés que murió en el naufragio

Publicado

el

Titanic
ElectroMisiones.com.ar De La Finca Hydro Piscinas

Su nombre era Edgar Andrew. Tenía 17 años, y fue uno de los 2.208 pasajeros que embarcaron en el Titanic el 10 de abril de 1912, en el muelle de Southampton, Inglaterra.

El chico había vivido un año en Londres, adonde había ido a completar sus estudios, y viajaba a Nueva York, a la boda de su hermano mayor, Silvano Alfredo, un ingeniero naval que vivía en Estados Unidos. Era pasajero de tercera clase.

Un artículo de Javier Pennacchioni para la agencia Télam, reconstruye la infortunada historia del muchacho, convertido en una celebridad en Calamuchita, Córdoba, donde viven actualmente los descendientes de los Andrew, que hace 110 años vivían en la Estancia El Durazno, a 25 kilómetros de Río Cuarto, que fue de donde partió Edgar a Europa, un año antes.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Pennacchioni habló con Marianne y Enrique Dick, nietos de la hermana de Edgar, que falleció en 1990 con 101 años. Ambos conocieron la historia del tío abuelo desaparecido en el naufragio más legendario que el mundo recuerde, a partir de los relatos de la abuela Ethel.

“Mi abuelita Ethel era su hermana; eran dos hermanos que se llevaban súper bien y se querían muchísimo”, dijo Marianne.

“Se levantaba de la siesta, nos relataba todas esas historias familiares, que hay muchas, y contaba con mucha tristeza del hermanito que había fallecido en el Titanic, ella vivía en frente nuestro y siempre charlábamos”, contó.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Su hermano Enrique, le dedicó un libro: “Una valija del Titanic”, donde relata la historia del tío abuelo, a partir de un hecho fortuito ocurrido hace 22 años, el descubrimiento de su maleta, que descansaba intacta en el fondo del mar, y cuyo contenido permitió aproximarse a aquellas últimas horas de Edgar en el barco más grande del mundo.

La maleta

“Esta historia quedó mucho tiempo guardada, solamente la supo la familia, solo los cercanos, hasta que después el Titanic vuelve a cobrar importancia porque lo encuentran en 1985. Después, sucede una expedición atrás de la otra y en el 2000, a bordo de un barco ruso, baja un norteamericano, David Concannon”, relató Marianne Dick.

“Es un abogado y baja por un tema de un juicio, y en el fondo del mar encuentran una valija en perfecto estado, la sacan, se abre y caen un montón de cosas, que las vuelven a recoger, y cuando emergen todas esas cosas son llevadas a un instituto de conservación, nadie sabía de quién era ese contenido”, agregó.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Los hermanos Dick se encontraron con la maleta en una exposición en el mismo año de la expedición de Concannon, en el predio de la Sociedad Rural, en Palermo, Buenos Aires, donde hicieron contacto con los investigadores del naufragio del Titanic.

“Es increíble cómo se conservó todo, hasta el papel, porque había una carta de la madre, había postales de Río Cuarto, toallas con su monograma que le había bordado mi abuela, zapatos, pantuflas, un sombrero, tintero, en total 51 objetos”, recordó Marianne.

Con todo, el objeto más increíble de los hallados en la maleta es el diario personal de Edgar, que a pesar del tiempo transcurrido bajo el mar es todavía perfectamente legible.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

En Ínstagram, el museo virtual que lleva su nombre publicó un video de National Geographic, en que la investigadora Alexandra Klingelhofer, jefa del equipo de restauración de objetos recuperados del Titanic, comparte su interpretación basada en las anotaciones de Edgar.

“Cuando ves sus pertenencias, encuentras libros escolares; aún se ve lo que escribió”, dice Klingelhofer en el clip, mostrando la libreta de Edgar. Muchas de las páginas están manchadas de tinta, pero aun así es posible repasar los trazos.

“Aquí en esta página él escribió su nombre. Cuesta ver a un jovencito viajando en tercera clase, solo, a Estados Unidos. Por desgracia no sobrevivió, y es por eso que este es un objeto doloroso, son sus últimas anotaciones”, afirma.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Antes de embarcarse, Andrew envió postales para su hermano Wilfred, de la estancia de San Ambrosio, y su amigo Pancho Despósito, que se encontraba en Torino, Italia.

“Desde este colosal barco tengo el placer de saludarte. Hoy llegaré a Irlanda, donde pasaré unas pocas horas…”, le escribe a su hermano. “No vengas a Londres, pues desde el barco más grande del mundo estoy en viaje a los EE.UU,, un abrazo”, le dice a Despósito.

Fatalidad

La manera en que Edgar Andrew llega al Titanic es tan azarosa como la del protagonista de la famosa película de David Cameron, de 1997. Edgar no ganó su billete en una mano de póker como Leonardo Di Caprio en el filme, pero el destino lo puso a bordo sin haberlo elegido.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Andrew había sacado boleto para viajar a fines de abril en otro barco, el Oceanic, que también era de la misma compañía del Titanic, la White Star Line.

Quería encontrarse con su amiga Josey Cowan, que estaba viajando a Inglaterra con su familia; pensaba pasar unos días con ella.

Pero, una huelga de trabajadores portuarios que se negaban a cargar carbón para las calderas del Titanic, cambió sus planes, y solo pudo dejarle a Josey una carta de despedida.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

“Figúrese Josey que me embarco en el vapor más grande del mundo, pero no me encuentro nada de orgulloso, pues en estos momentos desearía que el Titanic estuviera sumergido en el fondo del océano”, escribió Edgar.

Andrew no era el único argentino a bordo del legendario trasatlántico. Estaba también Violet Jessop, de Bahía Blanca, que era una de las 23 camareras, y estuvo entre las 712 personas que se salvaron en los botes salvavidas.

A las 23:40 del 14 de abril, cuatro días después de zarpar y a unos 600 km al sur de Terranova, el gigantesco buque chocó contra un iceberg. Poco antes de las 2:20 del 15 de abril, se partió en dos y se hundió. Cientos de personas estaban todavía a bordo. Las que saltaron al mar helado murieron en pocos minutos por el frío.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Imposible saber dónde estaba Edgar Andrew en esas dos horas finales. Enrique Dick cree que pudo haberse arrojado al agua.

Ethel Andrew, Edgar Andrew y Josefina Cowan, su madre.

La postal que Edgar envió a su hermano en Córdoba, antes de embarcarse en el Titanic.

El libro de Enrique Dick, que relata la historia.

Compartí la nota:

Comentarios

Publicidad

Historias

Reparan legajo de universitario misionero víctima de la dictadura en La Plata

Publicado

el

Héctor Araujo era misionero. Tenía 23 años. Estudiaba medicina en La Plata y el 22 de diciembre de 1976 fue acribillado a balazos durante un operativo militar. Para la Universidad, El Negrito o El Misio, como lo conocían, quedó como uno de los tantos jóvenes que abandonan los estudios, pero ayer su legajo fue reparado y ahora figura como un estudiante cuyo futuro fue frustrado por las balas de la dictadura militar.

El acto de reparación se llevó adelante ayer, en la misma casa de estudios donde Araujo cursó cinco años de carrera. En la ceremonia, la universidad, en cabeza de su presidente, Martín López Armengol, se entregaron otros 157 legajos reparados correspondientes a estudiantes, docentes, no docentes y graduados que fueron víctimas del terrorismo de Estado.

Araujo era oriundo de Oberá. En 1971 se inscribió en la Facultad de Ciencias Médicas en La Plata y cursó hasta quinto año. En paralelo, militaba en la Juventud Peronista y para 1976 ya era parte de la organización Montoneros.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

El 22 de diciembre de ese año fue acribillado en la vía pública junto a su compañero Miguel Ángel Sotelo Castro.
Para ese entonces, el misionero estaba en pareja con Mecha, a quien conoció durante sus años de estudio y con quien esperaba una niña que nació apenas un mes después, el 15 de enero de 1977. Fernanda nunca conoció a su padre, pero tampoco nunca desconoció su historia y ayer estuvo presente en el acto de reparación.

“Fue un acto muy emotivo. Está bueno ahora que el legajo indique que mi papá no fue un alumno que de un día para el otro dejó de estudiar, si no que fue una persona que la dictadura militar hizo que se trunque sus estudios. Mi papá llegó hasta quinto año, pero no se recibió porque lo mataron”, expresó Fernanda en diálogo con La Voz de Misiones.

En el acto de reparación se entregaron otros 157 legajos.

La mujer, hoy de 45 años, añadió que “hasta el día de hoy me emociono y lloro por el tema. Es una herida que no va a cerrar, pero sí me gusta que existan estas pequeñas reparaciones”.

Fernanda contó que, después de nacer, su madre se exilió por seguridad y junto a ella recorrió países como Brasil, Perú y México. Recién regresaron a la Argentina tras el retorno de la democracia y su madre de a poco fue contándole toda la verdad sobre su historia.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Desde los 3 años lleva el apellido Linares, correspondiente a un compañero con quien su madre luego formó pareja y la adoptó como propia para protegerla.

Linares tampoco le ocultó la verdad y todos juntos comenzaron el proceso de reparación de identidad, el cual se formalizó mediante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Dos de Oberá.

Desde ese momento, el nombre de Fernanda se completa con los apellidos Linares y Araujo.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Fernanda Linares Araujo, junto a su madre, durante el acto de reparación.

“Cuando inició el juicio por reparación, la reparación no sólo económica, sino también de identidad. Mi mamá se juntó con el que es mi papá hoy cuando yo tenía 3 años. Yo nunca fui Fernanda Araujo porque por seguridad me pusieron otro apellido de niña. Después usé el apellido de mi papá de crianza y ahora tengo el de los dos. Todo ese proceso lo hicimos con la Justicia de Misiones”.

En ese proceso también intervino el abogado y actual diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl, que en diálogo con LVM señaló que “el caso de Fernanda tiene una trascendencia en lo que es el derecho a la identidad en forma absoluta. La compensación no es sólo económica, sino que la reparación también tiene que ser respecto a la historia y sobre cuestiones de que la dictadura tenía marcado a estos estudiantes como terroristas, subversivos. Entonces reparar esos legajos y entregarlos a sus familiares es muy importante”.

“La reparación también es importante porque nosotros encontramos cuatro pilares en lo que es la cuestión estructural del terrorismo de Estado: la Memoria, la Verdad, la Justicia y también la Reparación”, concluyó el legislador misionero también vinculado organismos de Derechos Humanos.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria
Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Historias

Huyó de la trata, se convirtió en bombera y pide ayuda para volver a Misiones

Publicado

el

Alejandra no recuerda una vida sin vulnerabilidades y se reconoce “viva de milagro”. Desde los 2 años sufre embates de todo tipo: abandonos, abusos, maltratos, discriminación, desarraigo y desigualdad. Un combo durísimo, que afrontó una y otra vez con la firmeza de una madre coraje.

Hoy desea volver a Misiones, donde nació y se crió, pero que abandonó hace unos años detrás de una falsa propuesta de trabajo que casi la llevó a la muerte.

“Extraño Misiones, es mi lugar. Quiero volver porque es mi tierra. Necesito estar cerca de mis familiares”, señaló Alejandra que, en diálogo con La Voz de Misiones, imploró ayuda para costear el pasaje para ella y cuatro hijas desde Salta a la Tierra Colorada.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Solicita colaboración porque -admite- ya no tiene más opciones. Para los desconfiados -aclara- tampoco desea el dinero, solo los boletos.

Actualmente, Alejandra vive en Rosario de la Frontera, Salta, localidad que conoció realizando trabajos rurales de temporada y donde luego reconstruyó parte de su vida tras escapar de una red de trata de personas que casi la ubica en un burdel de la región sudeste de Córdoba, aunque los pesares que sufre desde niña también la acompañaron hasta allí.

Vulnerable desde niña

La mujer nació en Montecarlo, “cerca del puerto”, pero su historia de vida ya encuentra un capítulo adverso a los 2 años, cuando sus padres decidieron abandonarla en Posadas junto a sus hermanos.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

En la capital provincial quedó alojada en un hogar, donde sufrió maltratos, abandonos y hasta una violación. “Fue pésimo todo lo que pasé ahí. De adolescente me pasaron a otro hogar y a veces hasta salíamos a la calle a pedir monedas. Cuando pude, busqué por mis propios medios y encontré a parte de mi familia en -Bernardo de- Irigoyen”, recordó la mujer que mañana cumplirá 39 años.

Allí comenzó otra etapa en su vida. En la localidad más oriental de Misiones encontró a su padre, aunque no pudo recuperar el vínculo. También halló a un hermano, que vivía junto a una familia adoptiva que también la resguardó. Estudió y comenzó a trabajar. De tanto en tanto realizaba viajes a Rosario de la Frontera o zonas aledañas para trabajar en la cosecha de productos estacionales.

Allí se puso en pareja con un peón oriundo de Santiago del Estero y entre viajes y viajes formó una familia, pero luego el hombre, que la sometía con episodios de violencia de género, desapareció.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

En esas circunstancias, ya a mediados de 2016 y nuevamente en Misiones, su hija mayor, diagnosticada con leucemia, requería un tratamiento en Buenos Aires, pero la imposibilidad económica de afrontar el proceso era grande.

Escape en la noche

Fue allí donde la hermanastra de su madre se aprovechó de su vulnerabilidad y le ofreció un trabajo que prometía dinero pero no aclaraba condiciones. “Nunca pensé que me podría pasar algo así, pero la necesidad, la ignorancia y la confianza me llevó a aceptar sin dudar, necesitaba la plata”, describió a LVM.

Como si fuera poco, en ese momento tenía a su cuarta hija recién nacida pero internada en Eldorado. Sus captores aceptaron esperar el alta de la niña para concretar el viaje que prometía ser a Buenos Aires, pero los carteles de la ruta indicaron lo contrario.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Las valijas del viaje que iba a mejorar su vida pero terminó siendo la trampa de una red de trata.

“Ella nos pagó el pasaje a todos. Me dijo que yo después iba a comenzar a trabajar y con eso devolvía el viaje, pero apenas llegamos me pareció raro todo. Por el camino nos pidió los documentos y no nos devolvió más, me dijo que para el tratamiento de mi hija nos iban a llevar ellos después. Paramos en la casa de su marido y a la noche me llevaron a una finca donde supuestamente iba a trabajar como limpieza. Fue todo diferente”, contó.

Alejandra añadió que, al llegar a la finca, se encontró con mujeres de varias nacionalidades, pero casi todas menores o jovencitas. Lo que sucedía era evidente y lo advirtió sin necesidad de ver mucho más.

“Ahí me retobé, mi tía llamó a su suegro y me golpearon. Me fisuraron una costilla, me dejaron tirada en el baño, rompieron mi celular y casi me cortaron el cuello con un cuchillo, pensé que me mataban, pero después pude escapar en medio de la noche y corrí hacia la ruta. Era oscuro. Fue un momento desesperante. Fue lo peor que me pasó en la vida. Yo sólo pensaba en volver a buscar a mis hijas”, continuó su relato, haciendo fuerza para contener las lágrimas.

La mujer recuerda que en medio de la huida encontró a un camionero, quien la ayudó a volver al pueblo para rescatar a sus hijas y dirigirse hacia otra ciudad cordobesa, Leones, donde se refugió con ayuda de la familia del trabajador del volante.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

En ese lugar, Alejandra se instaló unos días y trabajó como cocinera durante la celebración de la Fiesta Nacional del Trigo, pero luego la familia que la cobijó viajó a Salta y ella decidió sumarse al recorrido para regresar a Rosario de la Frontera, que ya conocía.

Hasta allí fue ella, nuevamente en compañía de sus hijas, y encontró su destino como bombera voluntaria.

Separación de sus hijas

El paso siguiente fue buscar al padre de sus hijas. Sabía que podía encontrarlo por la zona rural y no se equivocó, pero el reencuentro abrió otra etapa difícil.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

“Encontré al padre de la niñas, que me hizo una denuncia porque yo prácticamente vivía en situación de calle y me sacó la tenencia de las niñas. Tuve que vivir dos años en una pieza del cuartel de bomberos con mi nena más chica, que tenía poco más de un año. Ella se crió ahí. Mis compañeros la cuidaban y jugaban con ella”, precisó.

En ese contexto, la mujer inició una contienda judicial para recuperar a las niñas y recibir la cuota alimentaria correspondiente. Lo logró, pero se abrió otra: “Cuando las recuperé supe que el padre comenzó a abusar de una de ellas. Ella lo contó y lo declaró en Cámara Gesell. Dijo que un primo también intentó abusar de ella. También supe que la llevaban a la iglesia del Pastor Miranda, que fue preso por abusos en la congregación”.

Volver a casa

Hoy, Alejandra nuevamente reside con sus hijas, de 18, 12, 11, 6 y 1 año, pero después de tanto trajinar desea regresar a su tierra natal. Un poco por nostalgia, otro poco para huir de la violencia de su ex pareja, quien tiene una restricción de acercamiento hacia ella.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

El impedimento es lo económico. La mujer cobra una pensión de $20.000 y suma algunos pesos más con las guardias o intervenciones como bombera, pero los números no cierran para afrontar cuatro pasajes de Salta (o de Tucumán) a Misiones.

“Yo sólo quiero llegar a Posadas. Ni siquiera pido la plata, necesito que me ayuden con los pasajes. Pedí ayuda a varios políticos, pero todo quedó en la nada. Si yo llego a Posadas, ya estoy hecha. Mi deseo es volver a Irigoyen, reencontrarme con mi familia y asentarme después de tanto sufrir”, rogó.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria
Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Historias

Joven posadeño le propuso matrimonio a su novia en las Cataratas del Iguazú

Publicado

el

Las pasarelas de las Cataratas del Iguazú fueron escenario esta mañana, de una romántica propuesta de matrimonio de un joven posadeña a su pareja.

El hecho fue filmado y las imágenes llegaron a la redacción de La Voz de Misiones.

Según pudo averiguar este medio, los protagonistas de la historia son Yeremy Alderete , de 22 años, y Brisa Salinas, de la misma edad.

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria

Ambos son de Posadas. El joven es estudiante de Ingeniería en Informática y la muchacha cursa en la Escuela de Enfermería.

En el video, se observa el momento exacto en el que Yeremy se arrodilla sobre las pasarelas de la Séptima Maravilla del Mundo y le exhibe el anillo de compromiso a Brisa, que no logra ocultar su emoción, ante los aplausos de los demás turistas.

El resto es historia: Brisa dijo que sí y besó a su pareja. ¡Éxitos!

Publicidad
CMB Barrios Computación Animal World Veterinaria
Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto