Nuestras Redes

Cultura

Gonzalo Gudiño, el posadeño que hace cumbia y toca con Raúl Barboza en Francia

Publicado

el

Hace trece años que el músico posadeño Gonzalo Gudiño se fue a Francia. Desde entonces, ha tocado con muchas compañías tangueras pero también incursionó necesariamente con la cumbia después de la pandemia.

El año pasado, en tanto, sacó su disco de jazz “Gurí de barro” con Hugo Fattoruso y Pico Núñez como invitados. En paralelo, Gonzalo armó un dúo soñado con el acordeonista Raúl Barboza para indagar en la música litoraleña. “Es un proyecto serio pero está comenzando. Este año tenemos un par de conciertos y vamos a tratar de tocar más. Después veremos si se puede grabar algo”, contó a La Voz de Misiones.

@lavozdemisiones

Hace trece años que el músico posadeño Gonzalo Gudiño se fue a Francia. Desde entonces, ha tocado con muchas compañías tangueras pero también incursionó necesariamente con la cumbia después de la pandemia. El año pasado, en tanto, sacó su disco de jazz “Gurí de barro” con Hugo Fattoruso y Pico Núñez como invitados. En paralelo, Gonzalo armó un dúo soñado con el acordeonista Raúl Barboza. “Es un proyecto serio pero está comenzando. Este año tenemos un par de conciertos y vamos a tratar de tocar más. Después veremos si se puede grabar algo”, contó a La Voz de Misiones. #LaVozdeMisiones

♬ sonido original – La Voz de Misiones

Gudiño atiende la videollamada cuando ya es de noche en Rennes. Tiene un bajo y una guitarra colgados en la pared y habla con su teclado en la mesa mientras charla sobre We call it tango que protagonizará con la compañía Fever, una función a estrenarse en pocos días. Toma jugo de remolacha para aliviar los nervios que resienten a su hígado porque también son tiempos de despedida.

Su madre Ester regresará a Posadas después de estar casi seis meses con Gonzalo y su familia, compuesta por su pareja franco paraguaya Melodie Centurión y los dos hijos de ambos, Gabriel (13) y Naïa (6), nacidos en tierras galas.

“Los recuerdos que tengo de Misiones son de cosas que pasaron pero sobre todo son sensaciones. Acá es otra cosa”. Gonzalo hace cálculos e imagina cómo será dentro de un año, cuando él también vuelva de visita a a Posadas junto a su hija de seis años que aún no conoce el terruño guaraní.

La familia. Los músicos Melodie Centurión, Gonzalo Gudiño y los hijos de ambos, Naïa y Gabriel

“El olor de la tierra mojada cuando está por llover, el calor, la humedad, un montón de cuestiones que acá son completamente distintas. Es otra cosa el clima. Y para mí era importante que mi hijos vivan eso. Los mosquitos, las cucarachas. Todo lo que es nuestra cultura, que al fin y al cabo es lo que nos construye a nosotros. Y ahora, para mí, es importante que vaya mi hija. Cuando uno es chico uno vive distinto”.

Rennes es la capital del Estado de Bretaña y dista a una hora del Canal de la Mancha que separa Francia de Inglaterra. Hacia el este se encuentra París, a unos 500 kilómetros, pero que en tren implica solo una hora y media. Es una distancia frecuente que realiza Gudiño para ensayos que suelen comenzar a la mañana y en ocasiones se prolongan hasta la tarde. De esa manera pudo darle forma, componer y arreglar las canciones del espectáculo “Arreamos bien los caballos”, basado en una película de 1980.

Ensayo de Cumbia Guacha. Nació tras la pandemia, inspirada en la cumbia de los 90.

También en esa misma línea, el músico misionero está preparando el show de We call it tango, “uno de los espectáculos más complicados que hice hasta ahora”, remarca. “Estoy sorprendido. Porque los arreglos son increíbles. Está compuesto y arreglado por el argentino Cristian Zárate. Acá tocamos con Fabrizio Colombo, que es un bandoneonista italiano. Y la pareja de baile que hace la teatralización y la danza”.

Un camino más eléctrico

Gurí de barro” se llama el disco que hace un año sacó Gonzalo y en el que participan el bandoneonista misionero Juan Núñez, la cantante uruguaya Ana Karina Rosi y el también oriental Hugo Fattoruso.

Fattoruso grabó su parte en Uruguay, así como Pico Núñez que realizó las tomas en Argentina y que luego se mezclaron en Francia. Es un álbum de jazz con experimentación y que podría catalogarse como world music, una sonoridad que más adelante será eléctrica, según adelantó el propio compositor.

“Porque quiero algo más bien jazz americano”, apuntó. Porque “Gurí de Barro” “es muy música del mundo para el festival de jazz. Entonces, lamentablemente, uno se tiene que meter en una casilla puntual cuando vende un producto. Es complicado instalar una cosa nueva, ponele. No digo que sea nuevo pero está en la sintonía de Hermeto Pascoal, un poco más con rítmica sudamericana, y acá es más difícil meterlo. Es muy world music para los festivales de jazz y en los festivales de jazz es muy música del mundo”.

Un grupo para bailar toda la noche

La pandemia causó grandes crisis en muchos de los rubros pero por sobre todas las cosas en los espectáculos culturales, porque obligó a los artistas a encerrarse, sin otro sustento que los streamings o clases a distancia durante la cuarentena. Sin embargo, sirvió para replantearse objetivos, como ocurrió personalmente en Gonzalo y su pareja, quienes decidieron explorar en la música tropical con el grupo Cumbia Guacha.

Necesitábamos un poco de catarsis, de fiesta”, reconoció el músico. “Porque el disco que saqué el año pasado, es música del mundo, hay jazz, hay fusión, hay una cosa de música clásica, pero es muy solemne. En el mundo del tango también, o el espectáculo del año pasado, son cosas muy serias. Para un público muy rígido que va a escucharte, no te digo presión, pero uno lo toma distinto. Y después de la pandemia le dije a Melodie: ‘tenemos que hacer un grupo donde pasemos una buena noche y cantemos todos los clásicos de los ’90. Y olvidarnos todo, de esta pandemia de mierda’. Lo hicimos tan bien que al toque nos empezaron a llamar a festivales de acá. Empezamos a girar un montón y el año pasado dijimos definitivamente que es un proyecto que va en serio”.

De esa manera, Cumbia Guacha ya sacó su primer single en Spotify y próximamente saldrá el segundo, sumado a los planes de seguir girando con la banda que lo tiene a Gonzalo en el bajo, a Melodie en la voz, un colombiano en la guitarra y trombón, y dos franceses que están en piano y percusión.

Al piano con Raúl Barboza

El gran acordeonista argentino Raúl Barboza reside hace muchos años en Francia, aunque frecuentemente vuelve para tocar en el país. En una de esas giras, hace más de quince años atrás, Barboza tenía una fecha en el Montoya y hasta allí fue Gonzalo a verlo. Le contó que tenía planes de mudarse a Francia y el Maestro le dijo que se contactara con él cuando llegara a destino. Pero “cuando vine acá me puse a trabajar con otra gente. Nunca me animé a llamarlo”, reconoció Gonzalo.

Sin embargo, hace unos tres años, se organizaba en París un recital con el Colectivo Porqué no y en el que Barboza era el artista principal, aunque había que reunirlo con otro músico más del género. Entonces el contrabajista francés Romain Lecujer – de la banda de tango electrónico Gottan Project– dijo que Gonzalo era el indicado. De esa manera ocurrió la reunión en la que ambos terminaron tocando juntos aquella fecha.

“Estaba el afiche pegado con la foto mía y la de Raúl abajo, con los dos nombres. Fue muy fuerte, como la vuelta de toda una búsqueda, un esfuerzo. Está bien. Era un concierto chiquito, en una sala chiquita. Estuvo re bien. Había mucha gente pero no era una cosa enorme. Pero para mí fue muy significativo. Pensé en mi papá en ese momento”.

Rubén era el padre de Gonzalo, murió en 2018, y fue muy importante para él porque lo ayudó -con su madre Ester-a mudarse a Francia y a convertirse en el músico que es hoy. Tenía tan solo siete años cuando Gonzalo debía debutar en un programa de Canal 12 pero el conductor se despidió sin presentarlo.

“No toqué. Mi papá estaba re enojado, subimos a la moto con el teclado y volvimos. Yo lloré en el baño y él lloró conmigo porque iba a ser la primera vez en la tele y no salió. Y esos son cosas que le quiero agradecer. Me acordé de todo eso cuando tocamos con Raúl”.

Aquella primera experiencia fue el puntapié para un dueto prometedor y en el que Barboza tocaba por primera vez sólo con un pianista. “Y en enero del año pasado me dice ‘Gonza. Yo sé que estás con un montón de cosas, pero si te gusta, si tenés ganas, me gustaría que armemos un dúo. Y yo le dije ‘Maestro: hace como dos años le quería proponer pero no me animaba. Usted tiene un montón de cosas. Así que encantado”, respondió el tecladista posadeño.

En pocos días Gonzalo tiene que despedir a su mamá que regresará a la Argentina pero antes tendrá un ensayo con Barboza, en una sala situada en París, frente a la casa del acordeonista. “Nos vamos a pasear con mamá. Torre Eiffel. El martes ensayo con Raúl. Vamos a comer con él y con doña Olga, su señora. Mamá está emocionada”, reconoció el músico posadeño.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria

Cultura

Murió a los 78 años Graciela Cambas, la “Filósofa del Paraná”

Publicado

el

La Doctora, profesora e historiadora Graciela Cambas falleció hoy a los 78 años y sus restos serán cremados. Era la madre de Gervasio Malagrida, músico y Secretario de Estado de Cambio Climático de la Provincia. También era una de las dos hijas de Aníbal Cambas, escribano, historiador, músico, poeta y fundador de la Junta de Estudios Históricos de Misiones y el Museo Regional que lleva su nombre.

Además de docente e investigadora, Cambas era una gremialista que acompañó los reclamos de sus pares trabajadores en la Asociación de Docentes Universitarios de Misiones (Adunam). “Participó en innumerables ocasiones en la defensa de las condiciones laborales”, indica un texto que lleva la firma del secretario general de Adunam, Pablo Rubén Stasuck, quien le dedica un “agradecimiento póstumo a las actividades y posturas que siempre con convicción y pasión desarrolló”.

Según el Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades, quien era jubilada de su institución y “en su carácter de docente formadora, tuvo una extensa trayectoria en la cual brindo clases del campo de Filosofía en las carreras de Licenciatura en Historia, Licenciatura en Letras, Licenciatura en Antropología Social, Profesorado en Historia, Profesorado en Historia con Orientación en Ciencias Sociales, Profesorado en Letras. Sus inquietudes académicas estuvieron en torno a la revalorización del patrimonio tangible e intangible de la Provincia de Misiones”.

La historiadora Natalia Vrubel destacó la dedicación que tuvo Cambas en su “proyecto de Investigación Guaraní Jesuítico y Patrimonio” y recordó lo que sufrió “cuando se cerró en los tiempos de la dictadura las carreras de Educación y Filosofía”. Por eso, Vrubel consideró que es una “deuda pendiente. Esa carrera debe reabrirse y llevar tu nombre: ‘Dra. Graciela Cambas’, nuestra filósofa del Paraná”.

Por otra parte, un texto firmado por los escritores Alberto Szretter y Carlos Piegari, en honor a Cambas, indica que ella “representaba el trabajo incansable en tratar de esclarecer y difundir la historia, en plasmar en textos, clases y charlas la hondura que necesitamos, que necesitan estos años. Ese espesor que falta en este tiempo tan extraño, tan cruel, y oscuro. Y más ahora, sin ella, andan diciendo”.

Foto: gentileza Natalia Vrubel


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Cultura

Después de Europa, Lira Verá gira por Buenos Aires y piensa en Costa Rica

Publicado

el

Lira Verá, el dúo posadeño que integran Anahí Giménez y Susana Villalba, saldrá de gira por Buenos Aires este fin de semana para concluir, el 1 de junio, en el Ciclo Federal de Mujeres Creadoras de Música.

El tour se inicia al cumplirse casi un año de su primera experiencia por Europa, cuando salieron a tocar junto al ballet Raíces Nuevas. Luego de esa experiencia, Lira Verá planea conciertos en Costa Rica y volver al Viejo Continente. “Que no se dejen comer la cabeza como que es algo que no cualquiera puede llegar”, aconsejó Anahí, quien junto a Susana conversaron con La Voz de Misiones.

“Yo siempre soñé. Siempre quise conocer Francia. Si bien conocí de paso, tengo la sensación de haber vivido un cuento”, admitió por su parte Susana sobre la gira que hicieron entre julio y agosto pasado junto al Ballet Folklórico Raíces Nuevas (de El Alcázar) por Bélgica, Italia, República Checa y Polonia, donde interpretaron música popular argentina.

De esa manera fueron parte del Festival Internacional de Folklore en Pontelandolfo, de Italia. “El calor italiano es una cosa maravillosa, son excelentes anfitriones”, aseguró Susana, quien se mostró sorprendida porque “consumen mucha música latina. Cuando llegamos pensamos que era un agrado hacia nosotros pero en realidad no. Ellos consumen cuarteto, cumbia, Los Palmeras”.

Si bien el rol era acompañar en la música a los bailarines, ambas tuvieron algunos momentos para mostrar el estilo humorístico que las caracteriza como dueto. “Lo que hicimos nosotras fue estudiar cuáles eran las canciones más populares de la zona”, contó Anahí. Entonces, “en medio de una polca paraguaya, fue cortar y poner una canción de ellos, la letra y la melodía de una canción popular. Pero en tiempo de polca. Ahí quedaron re locos y fue cuando mucha gente viviendo en Italia, argentinos, se acercaron, nos preguntaron de dónde éramos”.

“Cuando estuvimos en República Checa -contó por su parte Susana-compartimos con gente de Indonesia y de Ucrania, de todo el mundo. No todos manejaban el inglés. Pero sí esa impronta picaresca que tenemos. Porque ese fue siempre el fuerte de Lira Verá: nos reímos de nuestra región y del Mercosur. Con ellos sí pudimos comunicarnos y llevar esa impronta de la alegría o de la nostalgia”.

Las cantantes también recorrieron con los demás artistas misioneros los festivales folclóricos de Poznan, Bonheiden, Liptál y Karlovy Vary. “Conocimos mucha gente y, con esas personas, el idioma no fue una barrera”, reconoció Anahí. “A mí, de repente, se me despertó un inglés que no sé de dónde era. Con el italiano, a no ser de que hablaban de modo turbo, nos logramos entender ambas partes”.

Además de los paisajes y la arquitectura antigua, los aromas y los sabores con los que se encontraron también resultaron toda una revolución para las artistas posadeñas. “Misiones tiene su aroma a tierra particular. Después te vas a Chaco, Corrientes, o Buenos Aires, ese aroma cambia. Sé ahora que atravesar el mar el aroma cambia”, reflexionó Susana.

“En Bélgica fuimos al supermercado. Teníamos que compartir la cultura gastronómica con las personas con las que paramos. Entonces Anahí dice ‘voy hacer un pan de carne’. Porque era lo más fácil que teníamos a mano. Pero en realidad queríamos comer empanadas”.

“Queríamos comer cualquier cosa con carne de vaca-agregó por su parte Anahí-. No importaba. Fuimos al súper y no es como acá, que encontrás un vacío, un peceto. Había pulpa en trocitos y molida. Y nosotras dijimos que teníamos que hacer algo que tire. Fueron demasiados días de chancho. Y ahí hicimos el pan de carne, y creo que durante tres días comimos eso porque compramos un montonazo”.

Luego de esa primera gira por Europa, Lira Verá apunta a emprender una aventura similar en febrero próximo por Costa Rica y además, no en mucho tiempo, regresar por los lugares que conocieron del Viejo Continente.

“Hay que ser autogestivos, más en los momentos que estamos pasando”, sugirió Anahí. “Venimos transitando nuestros 19 años de dúo que es un montón, y tratar de sostenerlos tiene que ver con ese trabajo. No quedarse a esperar a que venga alguien y te genere algo. Sino no quedarte solo con lo que tenés sino con lo qué más podes aportar y darle trabajo. Para que deje de ser trabajo y lo puedas disfrutar, para que también el mensaje de lo que quieras sea con claridad”.

Mientras tanto, Lira Verá hace las valijas para iniciar el domingo una visita por Buenos Aires, en el club social Cambalache, de San Telmo. También estarán en el programa que conduce Sandra Mihanovich en Radio Nacional y serán parte de la peña Casi Viernes, del barrio porteño de Almagro.

En tanto que, el primero de junio, el dueto presentará su propuesta musical como Referentes de la provincia de Misiones en el Museo Histórico del Cabildo y la Revolución de Mayo, dentro del marco del Ciclo Federal de Mujeres Creadoras de Música propuesto por el Instituto de Mujeres Trabajadoras en la Actividad Musical Argentina (IMTAMA).


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Cultura

El apostoleño Andrés Paredes colgó una obra a 25 metros de altura en Corrientes

Publicado

el

El artista apostoleño Andrés Paredes instaló una mariposa calada gigante en la Feria de Arte Contemporáneo de Corrientes (ArteCo) que se realizará desde este jueves al domingo en el puerto de la ciudad capital.

Es una obra que desarrolló en su taller de Apóstoles, que mide 8×4 metros y ya está colgada de una grúa. El artista plástico misionero fue invitado por la curadora Lucía Arias para colgar su obra a 25 metros de altura en una feria en la que participan decenas de artistas nacionales e internacionales.

Paredes partía hoy desde el aeropuerto de Santiago de Chile, luego de pasar varios días en el desierto de San Pedro de Atacama, adonde pintó un conjunto de cuadros con sedimentos del lugar, como parte de una residencia de Awasi Artist Immersion, tal como adelantó hace unos días a La Voz de Misiones.

“Estuve pintando en las terrazas del Géiser Blanco. Dentro del campo geotérmico más alto del mundo, con agua y vapor que brotan de la profundidad de la tierra de origen volcánico”, contó a través de las redes sociales.

Se trata de la manipulación de “materia orgánica naranja y verde, que es el resultado la interacción de organismos autótrofos que utilizan el CO2 del ambiente para generar tapetes microbianos”, detalló sobre “la experimentación artística” que registró con videos y fotografías.

El “Río marrón” como lema

La sexta edición de la Feria de Arte Contemporáneo de Corrientes (ArteCo) tiene como lema “Río Marrón: experiencias de barro y agua”, con la idea de inspirarse en el ecosistema cultural de la región guaranítica, integrando por el sur de Bolivia, Brasil y Paraguay, además de los sectores del norte argentino.

En el ArteCo 2024 estarán presentes 24 galerías de distintas partes del país que quedaron seleccionadas por el jurado integrado por el gestor y coleccionista Joaquín Rodríguez, la artista y docente correntina Fernanda Toccalino y la gestora santafesina Yuyo Gardiol, según publicó Clarín sobre la presentación que hizo semanas atrás el Instituto de Cultura de Corrientes en el Centro Cultural Recoleta, de Buenos Aires.

Mariposa calada. La obra de ocho metros de largo, antes de ser colgado en el puerto

En el ArteCo se entregarán dos premios/residencias para artistas de Corrientes y la región.  Una de ellas es la Ñande Mac que se desarrollará en Maldonado (Uruguay) y la otra residencia será en el Espacio de Arte La Nave (Buenos Aires).

La Universidad Nacional del Nordeste, por su parte, otorgará en el ArteCo el Premio UNNE Adquisición, con la idea de comprar una pieza distinguida para integrar el Patrimonio del Centro Cultural Universitario (CCU).

Para el ArteCo hay galerías del Paraguay invitadas. Se destaca el espacio editorial bajo la curaduría de Lucas Mercado, el Festival de Arte Sonoro curado por Julia Rossetti y Martín Sandoval, el programa de Becas para Artistas Visuales de Corrientes coordinado por Fernanda Tocallino, el espacio de video y Festival Play videoarte y cine experimental con curaduría de Maia Navas; el proyecto de intervenciones site-specific en los exteriores de la Feria curado por Lucía del Milagro Arias y la muestra de artesanía contemporánea Ñande Yvy con curaduría de Hada Irastorza.

El apostoleño Andrés Paredes instalará una obra en el desierto de Atacama

 


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto