Nuestras redes

ECONOMÍA

Argentina entre los 4 países con mayor inflación del mundo

Published

on

Con el 53,8% que arrojó la inflación en el país, la Argentina se ubica en el cuarto puesto en el ranking de inflación mundial, según surge de comparar la cifra que hoy difundió el INDEC con las previsiones el Fondo Monetario Internacional. Sólo es superada por Venezuela, Zimbabue, 183% y Sudán con 57%.

De esta forma, el país sigue siendo “líder” en inflación, un flagelo que ha dejado de castigar a la mayor parte del mundo.

De los 189 países con que el FMI cuenta con estadísticas, sólo 17, es decir menos de uno de cada diez, registra inflación igual o superior al 10% anual.

La tasa de suba de los precios con la que se despidió la administración de Mauricio Macri también es elevada en términos de la historia argentina. Analizando los últimos cincuenta años, se ubica entre las 20 más altas.

El último medio siglo, presenta como antecedentes dos episodios de hiperinflación (1989 y 1990), 14 años en los que la tasa superó el 100% anual, 38 años en los que registraron dos dígitos, y sólo 12 períodos en los que fue menor al 10%.

Dicho de otra forma, sólo en uno de cada cuatro años el país registró una tasa relativamente “normal” de inflación.

Para hacer más colorido el inestable mapa de precios una Argentina “inflacionaria serial”, el lapso 1999-2001 presenta como fenómeno insólito años de deflación de precios, pero que sirvieron sólo como antesala a una nueva explosión inflacionaria de 2002.

La inflación de diciembre pasado alcanzó a 3,7%, es decir más de medio punto por debajo del registro del mes precedente.

En el último mes del año, la inflación estuvo impulsada por la suba en los alimentos, rubro en el que incidió particularmente la suba en los productos cárnicos.

Pero también impactaron otros aumentos como los registrados en esparcimiento, capítulo que sube por razones estacionales, y la atención médica.

La mayoría de los analistas considera que la tasa de inflación experimentaría en los próximos meses una baja gradual. Por caso, la proyección de Ecolatina es de una suba de 3,4% para el mes en curso, con un descenso a 3,4% y 3,1% para febrero y marzo venideros, en ese orden.

De todas formas, de cumplirse estos pronósticos, la suba de precios superaría el 10% en el primer trimestre del año.

A favor de la desaceleración de los precios juegan distintos factores. Por un lado, y más allá del aumento de suma fija para los sectores de menores ingresos, la moderación que vienen mostrando los gremios de cara a las negociaciones salariales tiende a descomprimir este frente.

Por otra parte, el ajuste de tarifas -uno de los factores que más incidió en la inflación durante toda la gestión del anterior gobierno- ha quedado congelada (al menos para casi todos los rubros) por espacio de 180 días, según lo dispuesto por la administración del presidente Alberto Fernández.

El dólar oficial –la principal referencia que toman los operadores económicos a la hora de determinar precios– ha mostrado cierta estabilidad en los últimos meses.

De acuerdo con cálculos privados, el tipo de cambio real se encuentra en un nivel cercano al promedio histórico, pero los analistas consideran que difícilmente esta variable se pueda mantener quieta si es que el país quiere resolver los problemas derivados del frente externo. Así, algunos economistas entienden que “el Banco Central tendrá que dar en algún momento una señal de que el dólar no se va a quedar quieto, si es que no quiere acumular presiones”.

De ser así, el ajuste del tipo de cambio tendería a fijar un piso a la marcha de los precios. De todas formas, en medios oficiales son optimistas.

Entre otros factores, consideran que en momentos en que la utilización de la capacidad productiva instalada se ubica “en el subsuelo” -ronda el 60%-, la esperada suba de la demanda derivada de los planes de estímulo al consumo lanzados por el gobierno deberían dar una respuesta “por cantidad” y “no por precios” de las empresas.

En tanto se espera la conformación del Consejo que tendrá a su cargo el armado de un pacto de precios y salarios, la inflación en la Argentina sigue empujada, además, por la inercia que deriva de la generalizada indexación que afecta a la economía.

Comentarios

comentarios

ECONOMÍA

Prorrogaron el programa Precios Máximos hasta fines de julio

Published

on

El Gobierno anuncia una prórroga del programa Precios Máximos. Se trata de unos 2.300 productos que no sufrirán variación alguna en el precio registrado hasta aquí. Quiere decir que seguirán igual en adelante. El plazo convenido es de 30 días, hasta fines de julio.

 

BUENOS AIRES. En rigor, esa canasta básica representa buena parte del universo de consumo de las familias en la Argentina. El dato clave es que el Gobierno apuesta a mantener congelada la mayor parte de la oferta de bienes y servicios en el país, y que los alimentos son una parte sensible de ese grupo.

De esa forma se hace menos ostentosa la pérdida del poder adquisitivo en épocas donde los salarios sufrieron recortes en el mejor de los casos. Para el Gobierno, el congelamiento resulta una llave indispensable para poder diseñar una salida acorde a la enorme crisis económica que se transita.

En la Secretaría de Comercio Interior consideran que no hay margen en medio de la pandemia para realizar subas. Es lo que le ha dicho la secretaria Paula Español a los principales empresarios en las últimas horas. Que los Precios Máximos permanecerán sin cambios a pesar del aumento de muchos costos en el proceso productivo. Consultados por este medio, señalaron que no harían comentarios.

A la vez, se remitieron a las declaraciones que hizo ayer, por televisión, el ministro Matías Kulfas, quien sostuvo que con Precios Máximos hubo un grado de cumplimiento más que razonable. El economista dijo que “tiene que quedar claro que no vamos a convalidar aumentos importantes, vamos a trabajar en un esquema que garantice que los hogares accedan al consumo de los productos básicos que necesitan. Trabajamos muy fuerte con todo un sistema de inspecciones, hemos fortalecido las acciones de fiscalización”.

En los últimos días, aprovechando la incertidumbre que había generado la falta de respuestas por parte del Gobierno, las principales empresas venían presentando listas de precios con incrementos del orden del 20% al 30% a los supermercados. Pero fueron los supermercadistas los que, primero, les respondieron que no estaban autorizados a aceptarles esa modificación. Quien autoriza, se sabe, es el Gobierno. Finalmente, en los encuentros que seguirán en el día de hoy pero que arrancaron la semana pasada, la respuesta fue siempre la misma: hay que seguir un mes más, así, sin cambios. Y después se verá.

Varias fuentes empresarias contaron sus conversaciones. En ellas, los hombres de negocios manifestaron sus problemas vinculados con la suba de los costos de producción. En algunos casos, y con la restitución del IVA mediante, se trata de precios que datan de noviembre de 2019 y que no han recibido ajustes.

La totalidad sostiene estar vendiendo a pérdida e incluso consignan la evolución en la cotización del dólar oficial como uno de los argumentos adicionales. En los últimos días, el titular de la Copal y vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, también se sumó a esta lectura, cuando le dijo a Ámbito que la discusión por los precios resulta indispensable a la luz del incremento de costos por parte de las empresas del sector.

En todos los casos, la respuesta del Gobierno fue que existía la posibilidad de hacer algunos ajustes en los productos del programa Precios Cuidados, que convive con los Precios Máximos, si bien es mucho menos representativo y cuenta con menor cantidad de productos. Esos incrementos irían del 6% al 10%. Ese programa también vence a fin de mes. Y se renovará.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Según FEHGRA, 7 de cada 10 hotelero-gastronómico cree que se quebrará

Published

on

Es el cuarto sector de la economía en generación de empleo en el país. Por ello, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) solicitó al Gobierno Nacional la Ley de Emergencia Económica del Sector, ya que 7 cada 10 empresario cree que quebrará.

 

“La relevancia macroeconómica del sector es muy significativa. Más de 650.000 puestos de trabajos son generados por nuestro sector. Sin embargo, a partir de esta coyuntura y según un estudio realizado comprobamos que el 65% de los empresarios hoteleros y el 75% de los gastronómicos prevén el quiebre de su empresa si continúa la situación actual” explicó Graciela Fresno, presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA).

Y agregó “estos datos fundamentan la solicitud que FEHGRA viene realizando a las autoridades nacionales para que con urgencia se sancione una ley que declare la Emergencia Económica del sector”.

Desde el 20 de marzo la hotelería del país está cerrada, y la gastronomía solo en unos pocos casos funciona con delivery y take away, modalidad que representa un porcentaje nada relevante en sus operaciones comerciales.

La Federación, a través de Invecq Consultora Económica, llevó a cabo un “Estudio sobre la Estructura y Relevancia económica de la Hotelería y Gastronomía” y una “Encuesta de Impacto del COVID-19 en el Sector Hotelero Gastronómico”, con el objetivo de actualizar datos sobre la situación de la actividad, severamente impactada por la pandemia.

Caída en la Hotelería

Los resultados obtenidos dan cuenta que en el ámbito de la Hotelería la caída interanual en la actividad del sector fue de -83% en abril; de -83% en mayo; y se proyecta un -79% en junio, siendo la región más afectada la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El 65% de los empresarios hoteleros no podrá continuar con su empresa si la situación actual se prolonga en el tiempo, de los cuales un 75.7% considera que se encontrará en situación de cierre en un periodo comprendido entre uno y tres meses.

El 80% de los empresarios ha solicitado la ayuda el programa ATP y aun así solo el 41,7% ha podido pagar en su totalidad los salarios del mes de abril.

Con respecto a otros costos del período abril y mayo, el 72% manifestó la imposibilidad de pago de alquileres; el 33% pudo pagar servicios y el 19.8% pago los impuestos de manera total.

Casi la mitad de los encuestados, en abril y mayo, solicitó financiamiento bancario, aunque de ese grupo solo el 53% lo recibió.

Caída en el sector gastronómico

En lo que refiere al sector gastronómico la caída interanual fue de -84% en abril; de -84% en mayo; y se proyecta un -73% en junio.La categoría de establecimiento más afectada es la de restaurantes, mientras que la región más afectada es la Patagonia.

El 75% de los empresarios gastronómicos no podrá continuar con su empresa si la situación actual se prolonga en el tiempo, de ellos un 62% considera que cerrará sus puertas definitivamente si no se les permite volver a trabajar antes del mes de agosto.

Con respecto a los salarios, en abril, el 30.6% pagaron la totalidad y el resto se divide entre quienes lo hicieron parcialmente y quienes no pudieron abonarlos. El 86% solicitó el programa ATP para el pago de salarios, y de ese porcentaje el 82% lo recibió efectivamente.

Con respecto a otros costos del período abril y mayo, el 10% manifestó haber podido pagar el alquiler, mientras que solo el 19% ha pagado los servicios y el 6.4% los impuestos.

El 56% de los encuestados solicitó financiamiento bancario en abril y mayo, aunque de ese grupo poco más de la mitad efectivamente lo recibió.

Cabe destacar que la actividad hotelera y gastronómica es el segundo sector en importancia medido por el impacto en el resto de la economía, que ha incrementado en los últimos 15 años un 77% los puestos de trabajo. Mientras que en el mismo período el total de la economía generó un crecimiento del empleo del 41%, y se ubica como el cuarto sector en intensidad del factor trabajo en el país.

El sector conforma el complejo turístico, el tercer complejo exportador en importancia de bienes y servicios, con exportaciones anuales superiores a los 7.000 millones de dólares.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Por primera vez Argentina logró venderle limones a China

Published

on

El embarque de limones frescos de Tucumán partirá el 30 de junio hacia el puerto de Hong Kong. Son 24 de un total de 130 toneladas.

El primer envío a China de 24 toneladas de limones frescos producidos en la provincia de Tucumán comenzó a cobrar forma, luego de dar cumplimiento a los requisitos fitosanitarios acordados entre ambos países, informó este lunes el Ministerio de Agricultura de la Nación.
El total de exportaciones acordado para el corriente año al gigante asiático asciende a 130 toneladas.

La carga, un contenedor con 24 pallets y un peso de 24 toneladas de limón, partirá del puerto de Buenos Aires a bordo del buque Maersk Labrea el próximo 30 de junio con destino al puerto chino de Hong Kong, precisó la cartera nacional.

“Gracias a todos los que formaron parte de este proceso, para que el sector esté presente con un producto regional, representativo de nuestro país y que nos permite hoy llegar al mercado chino para seguir mostrando al mundo la calidad con la que producimos, más en el contexto actual de pandemia que exigen mayores esfuerzos de todos, productores y Estado”, señaló el titular de la cartera agropecuaria, Luis Basterra.

El ministro participó hoy de una videoconferencia junto al titular del Senasa, Carlos Paz, y el ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán, Juan Luis Fernández.”Este primer envío implicó la negociación de muchos años, casi 20 años, por lo que es más que un orgullo haber podido concretarlo”, dijo el presidente del Senasa, Carlos Paz.

Por su parte, Fernández manifestó la “alegría” de que el limón tucumano haya podido sumar un nuevo mercado.

En la videoconferencia, las autoridades saludaron a los exportadores y a los inspectores del Senasa que fiscalizaron el tratamiento de frío del cargamento realizado en la empresa Almacén de frío, en la localidad bonaerense de Carlos Spegazzini, partido de Ezeiza.

Uno de los requisitos acordados entre la Argentina y China es que los limones viajen con un tratamiento de frío (entre 2 y 3 grados) en tránsito durante la travesía para prevenir la mosca de los frutos.

“Este es el primer envío a China de limones bajo este nuevo protocolo, cumpliendo con todos los requisitos del plan de trabajo firmado con China como, por ejemplo: que los productores y los empaques estén inscriptos; que cumplan con todas las medidas fitosanitarias establecidas con controles en campo, en empaques y en certificación”, explicó el director de Comercio Exterior Vegetal del Senasa, Martín Delucis.

Antes de iniciar esta exportación, además, se envió a la autoridad China – que lo aprobó y publicó en su página web – el listado de unidades productoras, de productores, de empaques y de inspectores habilitados para iniciar el tratamiento de frío.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

Lo más visto