Nuestras redes

POLICIALES

Ex jugador y barra de Guaraní es el sospechoso del asesinato en la 32-33

La investigación por el crimen de Daniel Alejandro Sosa de 26 años, conocido como “Dani o “Pájaro” sigue ocupando a los investigadores de la Policía de Misiones, quienes en la víspera tomaron varias testimoniales en la chacra 32-33 para reconstruir los minutos previos al desenlace fatal.

POSADAS. Ayer, transcurridas varias horas del terrible hecho ocurrido sobre la avenida Bustamante el domingo, los vecinos no podían entender las razones que derivaron en el asesinato de una persona tan vulnerable.

Y la misma pregunta se hacían los investigadores, quienes no había identificado nítidamente el móvil del crimen.

Lo que sí se pudieron reconstruir fueron los perfiles de los detenidos implicados, quienes permanecen incomunicados a la espera de la declaración indagatoria ante el juez Ricardo Balor.

Se trata de un paraguayo Inocencio A.C., una mujer llamada Romina V. (36) y Ángel Clemente Rojas (45).
Sobre este último recaen las sospechas de ser el autor material del crimen.

Según se pudo reconstruir, en base a varias personas consultadas, se trata de un ex jugador de fútbol, quien logró salir campeón con Guaraní Antonio Franco y Crucero del Norte, pero en la actualidad vivía en condiciones similares a la persona que habría asesinado.

Algunos lo definieron como un gran delantero, aunque con poca conducta. Su paso por La Franja fue muy fugaz, en los 2000.

En Crucero del Norte se consagró campeón de la Liga Posadeña en 2004, el primero de los títulos de la institución, cuando el Colectivero se impuso por penales ante el equipo de Villa Sarita y accedió al denominado Torneo del Interior del año siguiente.

Un memorioso recordó que en ese mismo torneo, cuando Crucero jugó contra Atlético Misiones, hubo una batalla en el campo de juego y Rojas, que lo miraba desde la tribuna por una suspensión, ingresó rompiendo el portón y se trenzó a la piñas.

Devoto del Gauchito Gil y ex convicto (cumplió su condena), en una entrevista en enero del 2014, cuando participó de una celebración en el predio del santo sobre la avenida Las Américas de Garupá. Justamente allí, en el barrio Ñu Porá, tiene su domicilio.

Con tatuajes con tinta desgastada (al parecer tumberos) en ese momento Rojas contó sobre sus logros deportivos y señaló que los 12 años anteriores había viajado a Mercedes para rendirle homenaje al santo criollo en su santuario mayor.

Sin embargo, ese año suspendió su peregrinaje debido a que su mujer estaba embarazada. “Solemos ir a dedo. Al costado de la ruta 12. Por ahí pasa la gente que es muy bondadosa con los promeseros. En Mercedes se comparte todo”, contó entonces el ex futbolista.

Los años y las adicciones, dijeron los que lo conocían, los llevaron por malos senderos y en la actualidad no tenía rumbo ni hogar fijo.

Junto a la mujer detenida, quien es su pareja, cuidaba autos en cercanías a la Placita del Puente (donde fueron detenidos) y ganaban sus pesos con los negocios que allí se presentan.

Por esta razón conocían al remisero extranjero también detenido, a quien los investigadores lo señalaron como un pasero. No se sabe a ciencia cierta qué relación tenía con la víctima. Si, que en la chacra vive su suegro, padre de la detenida, y que por esa razón se encontraba en el lugar.

Momentos previos

A Sosa se le definió como una persona tranquila. Alguna noches dormía bajo el techo de un local más abajo, pero la mayoría de sus horas las pasaba custodiando de un contenedor sobre la avenida Lavalle, muy cerca del lugar, entre Bustamante y Andresito.

Sobre los momentos previos al crimen, entre las 18 y las 19, varios vecinos consultados, dijeron que la pelea comenzó en la vereda opuesta de la pollería donde el indigente encontró la muerte, en uno de los pasillos de chacra. Estaban peleando a los gritos, lo que motivó que varias personas salieran a ver qué ocurría.

Una de las vecinas señaló que al salir vio como Daniel Sosa (26) discutía con su agresor y este lo llevó increpándolo hasta la calle, donde casi lo atropella un vehículo.

En esa instancia, aseguró que amenazó con llamar al 911 si no terminaban con el escándalo, pero que eso no fue suficiente: al llegar al techo del comercio le asestó las estocadas mortales.

“‘Eso te pasa por ser boca grande o abrir la boca’, le decía cuando peleaban. No entiendo cómo pueden hacer algo así, ni a una persona que entra en tu casa te animas a hacerle eso”, agregó indignada y dando una posible pista sobre las razones del crimen.

Según reconstruyó la investigación, luego de concretase el ataque mortal, los tres implicados huyeron del lugar, aunque fueron atrapados minutos más tarde.

La Dirección de Homicidios de la Policía de Misiones interceptó al ex futbolista y su pareja y le secuestraron un destornillador y un teléfono celular que serán peritados.

En el vehículo de Inocencio A.C., un Nissan Wingroad que fue interceptado por Gendarmería Nacional en el puente internacional, se secuestró un cuchillo que también será analizado.

Las múltiples heridas y el celular

En una entrevista con Mirta (22), quien vio cómo el asesino huía en el auto incautado luego de matar al hombre. La joven dijo que el homicida huyó al grito de “la vida no es fácil”.

Desarrolló que estaba llegando a su casa cuando vio que se estacionó en el lugar el vehículo, aunque aclaró que no “vi cuando lo apuñaló; vi a un hombre cuando estaba subiendo al auto y que empezó a gritar que la vida no era fácil. Ahí miró y había un tipo tirado”.

“Esperé un ratito a que se vayan, miré la patente y ahí me acerqué a ver qué pasó con el hombre. En eso veo que tiene dos puñaladas y dificultad para respirar. Ya le estaba costando”, amplió. Entonces llegó la ayuda de un ciclista, quien se encargó de llamar a la Policía.

“Fue una situación horrible, no paraba de sangrar y miraba un punto fijo. Yo le gritaba que no se duerma, que se quede despierto”, dijo aún conmovida.

Contó que otras personas intentaron reanimarlo y al moverlo pudo apreciar que tenía dos lesiones de arma blanca en la zona costal. La víctima, señalaron voceros, tenía varias heridas punzocortantes y aliento etílico.

Esto, a consideración de los profesionales, indicaría que no se trató de una agresión para un robo porque en ese caso “le iba a dar sólo una puntada”. De todas formas, buscan establecer si Sosa tenía celular, ya que no fue hallado.

El Territorio.

POLICIALES

Cinco plantas de marihuana secuestradas en operativo antinarco

El hallazgo fue durante tareas de inteligencia. Los vegetales estaban juntos en una misma meceta y quedaron a disposición de juzgado federal de Oberá. Miden entre 29 y 33 centímetros. No hubo detenidos.

SAN VICENTE. Un operativo que involucró a efectivos de las Divisiones de Toxicomanía e Investigaciones logró el secuestro de una maceta donde germinaron y crecieron cinco plantas de marihuana; que fueron testeadas, secuestradas y puestas a resguardo en manos de la Justicia, en una nueva causa que deberá analizar el juzgado federal interviniente, el de Oberá.

La Policía de Misiones informó del procedimiento realizado en la mañana de este sábado en el barrio San Cayetano de la localidad de San Vicente. Fue alrededor de las 9:30 horas, en el marco de “tareas de inteligencia”, “conforme a las directivas dispuestas por el Ministerio de Gobierno y la Jefatura de Policía”, detallaron en un comunicado de prensa.

Según el informe oficial, “los policías realizaban tareas de inteligencia y a orillas de una calle terrada del citado barrio, visualizaron un recipiente de plástico tipo cubeta que contenía las plantas germinadas”.

Ante el descubrimiento, “se procedió al test orientativo de las plantas que median entre 29 y 33 cm aproximadamente que arrojó positivo para cannabis sativa con un aforo aproximado a los 32 mil pesos”, según evaluaron desde la fuerza de seguridad provincial.

El operativo no encontró responsables del cultivo prohibido y no hubo detenciones.

Seguir leyendo

POLICIALES

Gatillo fácil: remueven jefes de la UR de San Vicente y detienen a dos policías

Lo decidió la Jefatura luego de la muerte de un vecino tras una supuesta persecución. Además, Asuntos Internos investiga a los comisarios removidos por otras irregularidades.

SAN VICENTE y POSADAS. El comisario general Juan Aurelio Fernández y el comisario mayor Héctor Eduardo Franke, fueron removidos de sus cargos como jefes de la Unidad Regional VIII, luego de la muerte de Reinaldo Andrade, un colono de 37 años, como consecuencia de una bala disparada por un policía en lo que se intentó mostrar como una persecución.

Además, un oficial de la policía de Misiones y un suboficial que participaron el miércoles en el procedimiento que terminó con el desenlace fatal, se encuentran detenidos por orden del juez de instrucción Gerardo Casco.

Según informó la Jefatura de Policía a través de un comunicado de prensa: “la remoción de la cúpula del comando regional también responde a otras irregularidades que paralelamente son analizadas administrativamente por parte de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía de Misiones”.

La muerte de Andrade intentó mostrarse como una persecución policial seguida de resistencia aunque la versión oficial se fue desmoronando con el paso de las horas. El juez a cargo de la investigación recolecta pruebas y testimonios mientras asumen como nuevos jefes de la URVII el comisario mayor Román Virissimo y el comisario inspector José Fischer.

Seguir leyendo

POLICIALES

Posadas: robó, huyó, intentó esconderse debajo de la cama y lo pescaron

El hecho ocurrió en el barrio Miguel Lanús de Posadas, durante la tarde del jueves. Efectivos policiales detuvieron a Rodrigo M. de 18 años, después de que el mismo le haya robado un celular a un menor de edad en el barrio Miguel Lanús.

POSADAS. Lo insólito del caso es que tras cometer el hecho delictivo intentó esconderse de la policia en la casa de su hermana, debajo de una cama.

Quien realizó la denuncia fue la mamá de la víctima, Romina B. de 32 años. La mujer detalló que el menor de edad fue interceptado por el acusado cuando iba camino a su casa y que allí le sustrajo un celular Samsung J2.

El sujeto robó el celular y huyó, alojándose en la casa de la hermana, en cercanías del lugar. La denunciante tomó conocimiento de lo mismo a partir del relato de los vecinos y se lo comunicó a los policías.

Es así que los efectivos se dirigieron al lugar y al hacer la requisa se encontraron con que el joven estaba escondido debajo de una cama, para evitar ser aprehendido. Lo detuvieron y se realizó la devolución del celular al menor de edad.

Cabe destacar que la detención fue realizada por los agentes de la División Comando Fátima UR X, quienes lo derivaron a la Comisaría 10ma, quedando en estos momentos bajo la disposición del Juzgado de Instrucción 7.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.