Nuestras redes

ELECCIONES 2019

Para que Macri llegue al balotaje, ¿cuántos votos nuevos necesita?

El Presidente pidió por una asistencia récord, superior al 83. ¿Le alcanza para ir a segunda vuelta? Todas las cuentas.

Desde Sáenz Peña, Chaco, y mientras el PJ celebraba el Día de la Lealtad en la capital pampeana, Mauricio Macri dio indicios de la proeza estadística y política que necesita para forzar un balotaje.

“Tiene que ser la votación con mayor asistencia desde 1983, la más importante de la historia”, arengó el Presidente.

Macri sabe de qué habla. El proceso electoral de 2015, que terminó consagrándolo en segunda vuelta, tuvo una salto clave en el presentismo entre la primaria y la elección general: se sumaron 2 millones de votantes y la asistencia pasó del 74,91% al 81,07%.

Eso terminó explicando en gran parte el triunfo del líder de Cambiemos. ¿Se puede repetir aquella experiencia?

El desafío para el Presidente es claramente hoy más complicado. No sólo porque en las PASO de este año el porcentaje de asistencia fue superior al de 2015 -76,42% sino porque su rival, este vez, ya consiguió el número necesario para ganar sin revancha.

Una primera cuenta ayuda a traducir el objetivo que planteó Macri. Alberto Fernández sumó el 11 de agosto 12.205.938 votos, que representaron el 49,5% sobre 24.660.382 votos afirmativos excluyendo blancos y nulos.

El domingo 27, con llegar a 45% le alcanza. Justamente para que el candidato del Frente de Todos baje su porcentaje, una de las claves es que se amplíe la base con nuevo votantes.

Puesto en números: si Fernández mantiene esos 12.205.938 votos, la base de afirmativos tiene que crecer el domingo 27 a 27.184.718 sufragios para que en lugar del 49,5% de las PASO representen el 44,9%.

Serían 2.524.336 votos afirmativos (electores) más. A ellos apunta el Presidente en sus discursos motivadores.

De concretarse ese movimiento, el presentismo el 27/10 se acercaría al 84%, un número sólo alcanzado en dos elecciones presidenciales: la del 83 que citó Macri, cuando se produjo el récord de 85,61% de asistencia; y la del 89, que quedó apenas abajo, con 85,31%.

En el 95 y el 99 rondó el 82%, y entre 2003 y las PASO de 2015 estuvo en los 70 y pico. Recién en la general y el balotaje del último comicio presidencial volvieron a superarse los 80 puntos de asistencia.

La cuenta no es lineal porque siempre depende de lo que hagan los electores que vayan a votar. En las últimas PASO, por ejemplo, entre blancos, nulos e impugnados hubo 1,4 millón de votos “no positivos”.

Si esos mismos votantes optan ahora por algún candidato, la base de afirmativos se amplía sin que tengan que sumarse nuevos electores.

Claro que nada garantiza que no se dé un proceso contrario: que votantes de algún candidato en las primarias ahora no elijan a ninguno.

Por eso, como número general, se toma la referencia de los al menos 2,5 millones que deberían agregarse para sostener el sueño oficialista del balotaje. Serían unas cinco marchas del “sí se puede” en el Obelisco juntas.

Pero además de bajar Fernández a menos de 45%, Macri debe crecer. La otra regla constitucional que consagra a un presidente en primera vuelta es la que declara ganador al que llega a 40% y le saca más de 10 puntos al segundo.

Si Macri repitiera sus 32,9% de las primarias, al candidato K le alcanzaría con un 43%. Por eso, de mínima, se especula con que el postulante de Juntos por el Cambio tendría que crecer a 35 puntos.

¿Que implica eso? Que de los 2,5 millones de nuevos votos que tendrían que sumarse para ampliar la base de votos afirmativos, no sólo ninguno debería ir a Fernández, sino que más de la mitad tendría que optar por Macri.

El Presidente debería crecer de los 8.121.689 sufragios de las PASO a cerca de 9,5 millones. Con matices, en 2015 se dio un fenómeno de este tipo: hubo 2 millones más de votantes entre las primarias y la elección general y Macri creció 1,8 millón de votos entre ambas tandas.

En una escala menor, hay cerca de 300 mil votos de las PASO que resultan una incógnita: son los que en agosto optaron por cuatro candidatos que no pasaron el filtro para competir en octubre.

¿Qué ocurrirá con esos seguidores de Manuela Castañeira, del nuevo MAS; de José Antonio Romero Feris, del Partido Autonomista; del filonazi Alejandro Biondini; o del ignoto cordobés Raúl Albarracín?

En caso de no haber un aluvión de nuevos votantes, el Presidente depende de martingalas aún más complicadas: que una porción de votos de Alberto Fernández de las PASO tendría pase a Macri en la general, para hacer bajar a uno y subir al otro con un solo movimiento.

Más variantes, acaso remotas, de un comicio que se presenta cuesta arriba para el oficialismo.

ELECCIONES 2019

Intendente pide que “devuelvan la casa que se les regaló” a todos los que votaron a Macri

Gabriel Ferrari, jefe comunal de la localidad de San Pablo, en San Luis, publicó el mensaje con el exabrupto en sus redes luego del triunfo de Juntos por el Cambio en la provincia

SAN LUIS. Molesto con el triunfo de Juntos por el Cambio en San Luis, el intendente peronista de la localidad de San Pablo, Gabriel Ferrari, pidió a la gente que “votó en contra de los Rodríguez Saá” que devuelva viviendas recibidas en el marco de un programa habitacional llevado a cabo por el gobierno provincial.

El pasado domingo, en la provincia puntana la fórmula Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto se impuso con el 45,09% de los votos frente al 41,59% que sacaron Alberto Fernández – Cristina Kirchner, apoyada tanto por el gobernador Alberto Rodríguez Saá como su hermano adolfo, senador nacional. En la categoría diputados nacionales, en tanto, Juntos por el Cambio venció al peronismo por 46% a 43%.

Tras confirmarse la derrota del kirchnerismo -y en consecuencia de los objetivos políticos de la emblemática familia provincial- Ferrari publicó el mensaje en sus redes: “Estaría bueno que los que votaron en contra de Rodríguez Saá, devolvieran sus casas de barrio que les han regalado por dos mangos”.

La publicación generó el inmediato repudio por parte de gente que le aclaró a Ferrari que las familias pagan una cuota mensual por las casas y cuestionaron la política habitacional del Estado provincial.

“Nadie regaló nada a nadie, deberían reflexionar ustedes y ver qué están haciendo mal”; “lamentablemente la casa no sale dos mangos, se paga una cuota de 500 pesos”; “los únicos culpables son los dirigentes”, fueron algunos de los comentarios que se leyeron en la publicación.

San Pablo es una localidad ubicada a 160 kilómetros al norte de la ciudad de San Luis. Allí, donde Ferrari había sido reelecto con el 43% de los 277 sufragios emitidos, el Frente de Todos se impuso con el 62%.

Este año, la elección provincial de San Luis se caracterizó por la disputa familiar que protagonizaron los hermanos Rodríguez Saá.

Finalmente el domingo 16 de junio, Alberto logró ser reelecto como gobernador, mientras que Adolfo quedó en tercer lugar. Relegado del poder por su hermano, Adolfo coqueteó con Juntos por el Cambio cuando Miguel Ángel Pichetto se sumó a la alianza gobernante.

Sin embargo, se despegó a semanas de las elecciones generales y confirmó su apoyo al Frente de Todos: “Somos peronistas y votamos peronismo”, había manifestado el actual senador para fundamentar su postura.

Seguir leyendo

ELECCIONES 2019

¿Será Fabiola primera dama aunque no esté casada con Alberto? ¿Qué dice la ley?

Actriz y periodista, convive hace cuatro años con el candidato del Frente de Todos. Qué dicen los usos y costumbres sobre la pareja presidencial.

Labios carmesí, vestido entallado, jopo rubio artificial. Seductora en su justa medida, como quien pronosticó la mirada ajena, gesto que, no obstante, deja lugar al contraste, a cierta informalidad.

Porque Fabiola Yañez es licenciada en Periodismo y tuvo roles protagónicos en obras del teatro comercial, mundillo que quizás le haya potenciado su belleza años 50.

Sin embargo, en unos meses mutó su imagen a un plano más mundano: mostrarse por comedores y barrios carenciados, liberando una veta de compromiso social que, dice, le es propia, aunque ahora se la imponga la coyuntura: ser novia del presidente electo, Alberto Fernández, lo que el 10 de diciembre la convertirá en primera dama.

Ahora bien, sin papeles que acrediten un vínculo legal, ¿puede Yáñez ocupar ese rol?

La pregunta merece repasar quién es Fabiola Yañez y cuál es su vínculo con Alberto Fernández. ¿El ABC? Están “vinculados” hace 5 años, conviven hace 4 y se comprometieron (“sin fecha de casamiento”, dijo ella) hace 3.

Yañez tiene 38 y se autodefine alegre y optimista, religiosa y espiritual y peronista no militante. Se le preguntó por temas que hoy despiertan gran sensibilidad, como el aborto y, sin afirmar, enfiló por la contraria: “Es una cuestión de salud pública de la que hay que ocuparse.

Penalizarlo no ha sido la solución”. Oriunda de Río Negro, necesidades laborales de sus padres la hicieron rotar por 13 escuelas. “Siempre en pueblos chicos”, aclaró en una reciente entrevista con Página 12. De esos destinos, dejó claro, sobresalieron los años en Misiones y en Rosario, Santa Fe.

Yañez definió su infancia en el seno de “una familia pobre”. “Por eso cuando voy a los comedores conozco lo que es un piso de tierra y no me shockea”, explicó.

JDe su carrera de actriz (que arrancó a los 19) se destacan dos obras, de esas que lucen cartelones en la avenida Corrientes: “¡Otra vez papá! Después de los 50…”, con Manuel Wirtz, y “Entretelones”, con Fabián Gianola, a quien terminó denunciando en los medios por acoso sexual.

De su experiencia periodística se suele nombrar su participación en la cadena CNN y en los programas de Radio 10 “Común y corriente” e “Incorrectas”, de Moria Casán. Ante las cámaras y en alguna nota escrita (por caso, la entrevista a un corresponsal de guerra en Siria secuestrado durante 300 días, que publicó Infobae) se deduce, en el mismo momento, soltura y titubeo. Fluidez y vacilación.

Asentada en Buenos Aires hace 15 años, para terminar la licenciatura en Periodismo (Universidad de Palermo), Yañez debía entregar una tesis. El tema: “La relación interdiscursiva entre el diario Clarín y el primer gobierno de Néstor Kirchner”. Para eso entrevistó a Alberto Fernández. La relación comenzó en 2014.

Yañez no tiene hijos, pero le gustaría tenerlos. En una nota en televisión dejó claro que “es un tema charlado” con Fernández, pero pospuesto por razones obvias. Y viven juntos, sí, pero no contrajeron matrimonio ni tramitaron la unión civil o el certificado de convivencia, signo lógico de los nuevos tiempos, en los que la pasada por el ámbito civil-legal y/o religioso se repliega.

Entonces, ¿podría Yañez ser primera dama? La pregunta flota en medio de especulaciones sobre la vida íntima de Alberto Fernández, que le restan solidez al rol de la periodista en su vida.

Y de una duda brotan mil. Porque, ¿qué requisitos debe cumplir la primera dama? ¿Y si el presidente cambiara de pareja? ¿Y si lo hiciera varias veces?

Un dato de color: Fernández se divorció en 2005. De ser electo presidente sería el primer hombre en asumir ese rol no estando formalmente casado, desde que Hipólito Yrigoyen (soltero memorable) fue derrocado en 1930.

El resto de los mandatarios se mantuvo en lo que por siglos fue considerado “canónico”: heterosexuales, casados y con hijos. Salvo Justo José de Urquiza, electo en 1854, que pasó un año de su mandato en la soltería.

Salvo María Isabel Martínez, que asumió la presidencia viuda, tras la muerte de Perón, en 1974. Cristina Kirchner también inició su segundo mandato en esa condición, un año después del fallecimiento de Néstor Kirchner.

Carlos Saúl Menem se separó de Zulema Yoma en 1991 y entonces el lugar de primera dama lo ocupó su hija Zulemita.

Una vez, en 2002, Eduardo Duhalde hizo un uso especial de esa categoría: emitió un decreto que autorizó a la ministra de Educación, Graciela Giannettasio, a “asistir en representación de la primera dama a la XI Conferencia de Esposas de Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas”.

Por fin, cabe recordar que la recientemente electa vicepresidente Cristina Kirchner adoptó de acompañante -sin un rótulo puntual- a su hija Florencia luego de la muerte del entonces primer caballero, Néstor Kirchner, fecha de la que este domingo se cumplen 9 años.

Blanco sobre negro

Clarín se comunicó con varias dependencias del Estado en busca de algún documento aclaratorio sobre quién puede ser primera dama o primer caballero.

La búsqueda se volvió tan estéril como el absurdo debate de 2015 por el traspaso del bastón de mando. Entonces, varios medios invocaron cierto escrito sobre el que se habría basado Mauricio Macri para reclamar que la ceremonia debía ser organizada por la gestión “entrante”: el Reglamento de Ceremonial de la Presidencia de la Nación, documento que esta cronista no pudo hallar en ninguno de los acervos documentales lógicos del Estado, si bien habría sido gestado en Casa Militar, dependiente de Presidencia.

Así lo aseguró una alta fuente con experiencia ceremonial en el seno diplomático oficial (que pidió reservar su nombre), quien además clarificó todo el asunto: dijo que ese texto no está vigente y que la primera dama se determina por usos y costumbres.

¿O sea que podría ser cualquier persona que señale el presidente? “Sí. No hay nada legislado. Cada presidente elige qué rol, qué volumen de actividad o visibilidad le da. Suele ser la esposa del jefe de Estado. Y, si no hay un cónyuge, un familiar directo, generalmente son las hijas”. Pero nada indica que deba ser un familiar.

“Es un reflejo, al nivel del protocolo de Estado, de lo que pasaría en un casamiento. Te invito con tu señora. Vos me decís, ‘No, mirá, estoy distanciado’. Y yo te digo: ‘Bueno, vení con quien quieras'”, ilustró.

¿La primera dama está “dibujada” o nos representa en el exterior? El experto aseguró que “nos representa”, pero “el presidente tiene la potestad de nombrar a quien quiera, igual que a los embajadores. Claro, siempre en términos de sensatez”.

Seguir leyendo

ELECCIONES 2019

Ofelia, electa legisladora del “Frente de Todos” es la más joven de la historia latinoamericana

Luego de las elecciones del domingo 27 de octubre, Ofelia Fernández con 19 años se convirtió en legisladora de la Ciudad de Buenos Aires y será la funcionaria, de ese cuerpo deliberativo, más joven de la historia latinoamericana.

Representó al partido del “Frente de Todos”. Realizó sus estudios en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, en Buenos Aires. También participó como oradora en el Congreso durante la discusión sobre la legalización del aborto.

En la ciudad de Buenos Aires, el partido se quedó en el segundo lugar con el 33,91% de los votos y obtuvo once nuevas bandas. De esta manera, entrará en funciones el próximo 10 de diciembre, además se convierte en la legisladora más joven en Latinoamérica.

Remarcó, “se vienen tiempos mejores” y afirmó que se encuentra “emocionada”. Desde su experiencia como joven, estudiante, militante y feminista, la ex presidenta del centro de estudiantes del colegio Carlos Pellegrini buscará instalar diferentes luchas en su nuevo cargo, como la despenalización del aborto, la educación sexual integral ESI, y la defensa de la Educación Pública.

A diferencia de cargos como diputados que se requiere tener 25 años, la postulación tuvo lugar ya que, el artículo 70 de la Constitución de la Ciudad define que solo hace falta ser mayor de edad para ser legislador/a.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.