El Policlínico de la Policía se está quedando sin médicos

En lo que parece ser una maniobra de ajuste, desde la Jefatura de la Policía de Misiones se ordenó que los especialistas que trabajan en el Policlínico Policial, comiencen a salir para realizar peritajes en accidentes o situaciones que requieran presencia policial, obligando a los médicos a comenzar a renunciar a sus cargos en la institución que desde su creación fue presentado como un centro de especialidades para la “familia policial”.

Desde que comenzaron a llegar esas órdenes, varios médicos decidieron abandonar el lugar por lo que el Policlínico perdió en este tiempo cardiólogos, pediatras, obstetras, ginecólogos y otros especialistas. “No somos médicos legistas, estudiamos medicina para ayudar a pacientes no para resolver crímenes”, denunció una de las renunciantes.