Nuestras Redes

Prensa Institucional

Santa Ana: más de 70 familias del barrio El Cerrito llevan 8 años padeciendo la falta de agua potable

Publicado

el

Santa Ana: más de 70 familias del barrio El Cerrito llevan 8 años padeciendo la falta de agua potable

En el barrio El Cerrito de Santa Ana, más de 70 familias viven desde hace ocho años el padecimiento de la falta del acceso al agua potable.

Por esta aflicción se reunieron con el diputado Martín Sereno (Bloque Tierra, Techo y Trabajo), y le manifestaron su necesidad de este derecho esencial, además de reclamar falta de alumbrado público y la apertura de caminos.

“Cansados de no tener respuestas hace unas semanas las familias de El Cerrito salieron a las calles, y ahora nos convocaron a una reunión en el barrio para ver cómo podemos ayudar a resolver esta carencia que atraviesan desde hace ocho años”, indicó Sereno.

El legislador cuestionó que los funcionarios con responsabilidad de tomar la decisión política para brindar soluciones, “desconozcan que en el 2010, Naciones Unidas declaró el acceso seguro al agua potable y al saneamiento como derecho humano fundamental, para el completo disfrute de la vida y de todos los otros derechos humanos”, remarcó.

En su recorrida por la barriada, el diputado junto a militantes del Movimiento Evita, recibieron las inquietudes de vecinas sobre casos de niños con problemas renales, pacientes cardíacos, lactantes y mujeres embarazadas que se sienten las más afectados por la falta de agua potable y la mala calidad de la que reciben.

Publicidad

“Son más de 70 familias condenadas a vivir sin agua y exigen respuestas. Nuestro compromiso se suma al reclamo legítimo. Ya gestionamos ante el presidente de la Comisión de Obras de la Legislatura, Roque Gervasoni, y el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento, y prometieron ocuparse del problema a la brevedad”, sostuvo Sereno.

“Mi hijo casi pierde los riñones y seguimos sin agua”

Uno de los casos más acuciantes es el de María Do Santos. Su hijo de 11 años que durante la pandemia tuvo un problema renal a causa del virus. Su malestar se agravó por falta de agua. Estuvo internado dos meses en el Hospital de Pediatría, “y casi perdió los riñones”, relató su madre.

Cuando los médicos dieron el alta al chico, recomendaron y así lo hablaron con el área social de la Municipalidad de Santa Ana, para que provean de agua sana a la familia.

“La doctora le pidió a Acción Social que conecte una manguera a mi casa, o nos traigan bidones con agua potable, porque Alejo no podía consumir la que trae el tractor. Les presenté una carpeta con la historia clínica, y dos veces vinieron con botellones de agua, pero después no aparecieron más. Tuve que pedir a los bomberos que están en el pueblo que me traigan agua para mi hijo que quedó con secuelas, le duele la cintura, no puede correr ni jugar al fútbol”, lamentó.

Este año María tuvo una cesárea que se le infectó. “Todavía estoy toda vendada, tengo un bebé de tres meses al que estoy amamantando y necesito tomar agua sana”, advirtió.

Publicidad

Movilizados en protesta por el agua

Salvador González es uno de los pioneros en el barrio, y recuerda que al principio de vivir ahí, trasladaba el agua en tachos. Luego se junto a otros vecinos y comenzó a presentar notas con las firmas de todos. En la Municipalidad sellaron los papeles; pero todo terminó en un trámite burocrático sin que la intendenta de ese momento (Mabel Pezoa), ni el actual jefe comunal les haya dado respuestas efectivas y no parches.

El punto extremo del hartazgo lo tuvieron hace unas semanas por la cantidad de personas enfermas en el barrio, y se movilizaron a protestar a la calle.
“Todas las familias estamos de acuerdo en que se haga un pozo perforado en una zona alta del barrio, es la única manera de que se termine el problema. Pero queremos un compromiso de solución definitiva del gobierno provincial y municipal”, dijo don Salvador.

“Tampoco tenemos alumbrado público ni calles”

Cristina Neu es una de las madres que recurre al agua del tractor municipal para las cuestiones domésticas. Pero los tambores no alcanzan para todas las familias, y a veces como el mismo vehículo se utiliza para otras tareas, pasan meses que se quedan sin agua.

“Le reclamamos al intendente Pablo Castro (FR) porque vemos que hace plazas, monumentos, y sin embargo la provisión de acceso al agua, el arreglo de las calles y el alumbrado público de nuestro barrio no es atendido como ciudadanos que somos”, dice esta madre de cuatro hijos.

Su pelea no es sólo para que cumplan con acercar el líquido vital, también necesitan agua sana, “sin bichos, larvas, mosquitos del dengue que provocan enfermedades. Estamos luchando para que esto cambie, por eso acudimos al diputado Sereno, al que vemos recorrer la provincia ocupándose de los pobres como nosotros”.

Publicidad

Después de la protesta masiva, tuvieron una reunión con el intendente y acordaron que enviará el agua dos veces por semana. También pidieron la perforación de un pozo y aclaran que no se niegan a pagar si hubiera un costo mínimo, pero claman una solución.

Para Cristina ya es una costumbre andar con botellas en su bolso, y cargarlas con agua donde puede. Si logramos que hagan el pozo será la felicidad para todos, y sobre todo para las mujeres que somos las que más sufrimos la falta de agua acá en el barrio”, afirmó.

“Atender un comedor sin agua es complicado”

La vida de la familia de Sonia Augusto -como la de tantas otras- está asociada a transportar agua. Camina con un carrito cargando bidones de 20 litros con sus hijos hasta llegar a una red cercana al barrio, y ese agua les dura como mucho dos días. La otra alternativa es comprar agua; pero no todos pueden hacerlo.

Sonia que además atiende un merendero donde concurren 65 chicos, hace malabarismos para sostenerlo con el agua a cuentagotas.

“Cuando nos movilizamos apareció el intendente y les dijo que no sabía que había familias en ese barrio como si lo desconociera. Es absurdo porque estos terrenos nos cedió la Municipalidad hace 8 años y además suele enviar el agua en el tractor. Los gobernantes tienen que ponerse en el lugar de las familias porque no creo que a ellos les guste vivir como nosotros”, se indignó Sonia.

Publicidad

Familias del barrio El Cerrito de Santa Ana.

Algunas secuelas del agua contaminada en los vecinos del barrio El Cerrito, Santa Ana.

Familias del barrio El Cerrito de Santa Ana reclaman agua apta para el consumo humano.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Prensa Institucional

El ganador de Competencia Provincial de Freestyle del Evita Cultura Misiones-JP participará en festival nacional

Publicado

el

El ganador de Competencia Provincial de Freestyle del Evita Cultura Misiones-JP participará en festival nacional

El domingo se realizó en la Posta Cultural del Movimiento Evita, de Posadas, la final de la Competencia Provincial de Freestyle Evita, después de varios meses de trabajo, con el objetivo artístico y colectivo que convocó a jóvenes de Azara, Garupá, Candelaria, Mártires, San Ignacio, Bonpland, San Vicente, Campo Viera, Jardín América y Puerto Iguazú, organizado por el Evita Cultura Misiones y la JP Evita.

Luego de las sucesivas competencias quedaron 24 chicos de 14 a 25 años, que este domingo participaron de la Final de Freestyle-r, y en el que ganaron “Sahumerio”, de Garupá, y Maruo (Mauro Ezequiel Carvallo), de Posadas; pero ante la imposibilidad del primero de viajar a Buenos Aires, será Maruo quien representará a Misiones -ese pase fue el primer premio, además de 3000 pesos- en el Festival de Freestyle Evita, que se realizará el 18 de diciembre en el barrio de Chacarita, organizado por la Subsecretaría nacional de Cultura del Movimiento Evita, a cargo de Martín Flax.

La convocatoria arrancó el 26 de agosto de este año en Bonpland, con la pre-regional clasificatoria donde se seleccionó a dos jóvenes por localidad que se midieron en la final de este domingo en Posadas, en la que todos los competidores recibieron una medalla.

El jurado lo integraron Mauro Galeano, Santiago Cáceres y Nahuel de los Santos, en la primera ronda, y en la segunda, Brian Soto, Mauro Galeano y Francisco Martínez.

Disciplina artística con improvisación verbal

El coordinador cultural del Movimiento Evita, José Manuel Verón, profesor de teatro, junto a Matías Cáceres que practica freestyle, explicaron que se trata de una disciplina artística que intercambia ideas, palabras, donde prima la imaginación y en la que cada artista -denominado “gallo” o rapero- que compite en una batalla, va desarrollando un contenido a partir de lo que dice su contrincante.

Publicidad

Generalmente cada uno elige el tema, y así va armando su discurso velozmente. En esta competencia el tema de elección fue libre.

“A la hora de elegir, el jurado tuvo en cuenta entre otras cosas la métrica, el ritmo, la cadencia, la velocidad, las habilidades verbales para improvisar, y las palabras que se utilizan en las batallas para desarrollar un buen punto, y también consideró la puesta en escena corporal, cómo conectaron con el público y qué mensaje dejaron. Hay varios factores que se desarrollan en el momento de la batalla. Pero el freestyle tiene que llegar a la gente, y plantear una buena idea”, sintetizó Matías.

En Misiones hay tres exponentes de Freestyle con alcance nacional y que suelen estar en competencias de Buenos Aires: Kilato, Ruru que participaron en la competencia más importante como la Red Bull Batalla Final Internacional, y Kreiluz (Natalia Balbuena) una posadeña muy popular en el freestyle a nivel nacional.

“En Misiones se necesitan más espacios de cultura”

Sobre la recorrida que hicieron por la provincia buscando talentos, José y Matías destacaron la pasión de los chicos y chicas. “Eso se nota todo el tiempo, no importa si hay un buen premio o no, ellos van a los encuentros y rapean con alma y vida. Los chicos y chicas -porque también hay mujeres- entienden que lo importante es participar y ser parte de esa cultura; se mueven por amor al arte”.

Sostienen que en Misiones hay un alto nivel en la práctica del freestyle; pero “faltan salidas, éstas se encuentran en Buenos Aires y otras ciudades donde los competidores se presentan contínuamente en certámenes, se profesionalizan y en algunos casos pueden asegurarse un futuro, por decirlo de alguna manera. En Misiones son las asociaciones independientes quienes se ocupan de fomentar y apoyar el freestyle en el marco de la cultura y abren puertas”, expresaron José y Matías.

Publicidad

A los dos les preocupa que haya personas que ven al rap, al freestyle y al hip-hop asociadas a las pandillas, la violencia y las adicciones, y cuando encuentran a un grupo de chicos reunidos en las plazas o lugares públicos rapendo, la policía los persigue y reprime.

“Hubo casos de gatillo fácil por este tema. Por eso queremos que la sociedad sepa que esto no es violencia, no se fomentan las drogas ni la vagancia. Es una disciplina donde chicos y chicas eligen hacer rap, freestyle y se forman porque no improvisan una frase de la nada, sino que buscan información, leen, practican, se expresan y van creciendo”, coincidieron los jóvenes.

“Hay muchos chicos y chicas que hacen Freestyle”

Los coordinadores culturales consideran que fue una hermosa experiencia recorrer los pueblos del interior y encontrarse con muchos jóvenes ávidos de demostrar lo que saben.

“En San Vicente hubo más de 2000 personas esperando para participar en las competencias culturales. Fue muy satisfactorio acompañarlos en la búsqueda de mejorar y encontrarse con otros pares con diferentes puntos de vista y con los recursos que tengan; pero unidos por la misma pasión. En Misiones hay un montón de chicos y chicas que hacen Freestyle; aunque por la falta de espacios y competencias suelen abandonar; pero la disciplina avanza”, subrayan José y Matías.

Al Estado le piden más espacios culturales, y al Movimiento Evita le agradecen el apoyo e incentivo a la cultura. “Así pudimos conseguir algunos lugares en las localidades en las que organizamos estas competencias”, remarcaron.

Publicidad

Recordaron que el freestyle surgió en Estados Unidos a mediados de los años 80 y comenzó a crecer con raperos revolucionarios conocidos como las voces del pueblo. Después tomó fuerza en la Argentina, especialmente en zonas urbanas de Buenos Aires, se hizo viral y fue el puntapié cultural para una gran cantidad de jóvenes.

El Evita Cultura Misiones está conformado por el Movimiento y la JP Evita e integrado por Ismael Décima y Romina Egert, como referentes provinciales. En San Vicente está Luisa Kirch; en Campo Viera, Anahí Arzamendia; en Jardín América, Roberto Einkman, y en Garupá, Sandra Terribile.

Romina agradeció a “las compañeras y compañeros de todas las localidades, y al diputado Martín Sereno, y secretario general del Movimiento Evita Misiones, quienes colaboraron para hacer posible estos certámenes y la competencia final. No lo hubiéramos logrado sin el apoyo de todas y todos”, resaltó.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Prensa Institucional

Se inició el hormigonado de la Casa de Máquinas de la central hidroeléctrica de Añá Cuá

Publicado

el

Se inició el hormigonado de la Casa de Máquinas de la central hidroeléctrica de Añá Cuá

Un nuevo paso en el proceso de construcción de la Central de Añá Cuá se dio con el inicio del hormigonado del sector donde estará instalada la Unidad Generadora 01, en la casa de máquinas.

250 metros cúbicos de hormigón se utilizaron en una de las estructuras más importantes del proyecto hidroeléctrico, que contará con tres turbinas tipo Kaplan, con una potencia de 90,20 MW cada una.

Estas turbinas aprovecharán el caudal de 1.500 metros cúbicos por segundo, que actualmente pasa por los vertederos del brazo Añá Cuá, como caudal ecológico y lo transformará en energía eléctrica limpia y sustentable, sin ningún impacto ambiental.

Actualmente se llevan adelante los trabajos de excavación en suelo y roca en el sector del Canal de Restitución, con la colocación de los materiales de protección de sus taludes y la construcción de los terraplenes de material suelto, correspondientes a las Presas de Empalme, mediante la colocación y compactación de materiales arcillosos y arenosos.

Estas obras civiles son ejecutadas por el Consorcio Aña Cuá ATR (Astaldi- Rovella-Tecnoedil), y la inspección de los trabajos se encuentra a cargo de un consorcio de empresas Argentinas y Paraguayas.

Publicidad

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Prensa Institucional

Familias del barrio San Lucas cercadas por el muro que construyó un vecino y les impide transitar

Publicado

el

Familias del barrio San Lucas cercadas por el muro que construyó un vecino y les impide transitar

En el popular barrio San Lucas, de Posadas, un grupo de familias que vive en un sector ubicado frente a la Escuela 205 “Lucas Braulio Areco”, denunció que sufren hostigamiento permanente de parte del presunto pastor de una iglesia evangélica que reside en el barrio, y construyó un muro perimetral de su lote que obstruye la calle, y de esa manera cercó a las familias y les impide entrar y salir.

A raíz de esta preocupación, convocaron a una reunión al diputado Martín Sereno, del bloque legislativo Tierra, Techo y Trabajo, en busca de una solución.

“Lo que sucede en el barrio San Lucas es una situación insólita, porque por una decisión unilateral un vecino nuevo levantó un muro que dificulta el paso de las familias. Y además de violar las leyes de ordenamiento urbano y carecer de permiso de construcción significa un riesgo porque está hecho precariamente, y ante una posible caída podría lastimar a algún niño, niña o adulto”, señaló Sereno.

Agregó que ya inició gestiones ante el Estado municipal y la Defensoría del Pueblo, por la grave situación que padecen las familias que cuentan con certificados de Vivienda Familiar de Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap).

En el barrio viven muchos niños y niñas que al tener el paso cerrado no pueden concurrir a la escuela, lo mismo que personas con discapacidad y pacientes con enfermedades cardíacas.

Publicidad

“Solicitamos la intervención de los responsables en resolver este problema de manera inmediata y favorable para que todas y todos puedan vivir tranquilos y recuperen la entrada a sus viviendas”, enfatizó el legislador.

Piden inspección e intervención municipal

La nota más reciente de reclamo fue emitida el 15 de noviembre de este año, por el presidente del barrio, Juan Villalba, y la vicepresidenta, Nora Aguirre, quienes la acercaron al municipio de Posadas, y está dirigida al secretario de Planificación Estratégica y Territorial, arquitecto Diego Paredes, solicitando una inspección, constatación e intervención en la sección 12, manzana 123, parcela 08, en la intersección de las calles Larrea y 9 de Julio, frente a la Escuela 205 Lucas Braulio Areco.

“Pedimos la intervención municipal porque un vecino frentista y propietario de la parcela mencionada, de apellido Talavera, cerró su lote con un muro perimetral sobre la calle Larrea entre 9 de Julio y Domingo Matheu, donde residen más de siete familias que ven obstruida su entrada y salida al barrio, ya que el pasillo lindero por donde transitan, está afectado por la obra”, indica parte del documento firmado por los habitantes perjudicados.

“Se violan derechos al no poder entrar y salir del barrio”

En San Lucas durante el verano suele escasear el agua, que se corta uno o dos días a la semana. Con respecto a la energía eléctrica la mayoría de los vecinos están enganchados como sucede en muchos barrios populares. Son familias trabajadoras y unidas que cuidan el lugar y lo mantienen limpio.
Alberto Ortellado manifestó su preocupación por el problema que los lleva a pedir permiso para pasar por el patio trasero de la casa de una de las familias.

“Vivo con mi mujer y mis dos hijos chiquitos, y el muro nos cambió la vida familiar, para ir a la escuela, al médico; con nuestros parientes que no pueden visitarnos. El pastor dice que tiene derecho porque es su terreno y cuenta con papeles; pero aunque fuera cierto, no puede levantar un muro en nuestro lugar de paso. Le reclamamos al intendente Leonardo Stelatto que busque una solución porque nosotros también tenemos derechos”, remarcó Ortellado.

Publicidad

Soledad Petersen reclamó en el mismo sentido: “Las autoridades municipales tienen que venir al barrio, y tratar de solucionar esto, porque nos perjudica a todos. Yo estoy con mi salud delicada porque me hicieron una cirugía por un cambio de válvula, y no me puedo alterar”.

Recordó que las veces que se quejaron en la municipalidad, dijeron que iban a acercarse al barrio; “pero no aparecieron. Nos sentimos decepcionados por los gobernantes que no se ocupan de los barrios alejados como si fuéramos ciudadanos de segunda”, lamentó.

“Nos sentimos invadidos y atropellados”

Lucía Domínguez, Daniel Galván y Osvaldo Cáceres, explicaron que hace 13 años viven en el barrio, mientras que el pastor con su familia se radicó hace sólo unos meses.

“Al poco tiempo este hombre construyó el muro, y prácticamente la mitad abarca mi galería. Soy discapacitada y me siento atropellada. Le dijimos que tengan cuidado con el tirante porque está puesto así nomás, y es un peligro, se pueden caer los ladrillos y lastimar a alguien”, advirtió Lucía.

Yamilén Da Silva, madre de 21 años, con un hijo de cinco y un embarazo de riesgo de tres meses, debe hacerse permanentes controles en el hospital, y necesita reposo.

Publicidad

“Me siento hostigada por el vecino cada vez que quiero sentarme en el patio de mi casa, mientras controlo a mi hijo cuando juega. Por ese muro no lo puedo llevar al jardín, además ese hombre nos grita y amenaza. Es increíble porque dice ser de la iglesia, pero es insensible al daño que nos hace”.

La joven desea que se solucione la irregularidad porque no aguanta más. “Hasta le propuse a mi marido la posibilidad de irnos para poder vivir tranquilos; pero tampoco tenemos plata para alquilar una casa. Por todo eso queremos que el intendente se ocupe de este problema”, insistió con el reclamo.

Familias del barrio San Lucas, de Posadas, quedaron cercadas por un muro que construyó un vecino.

Familias del barrio San Lucas están registradas por el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap).

Las familias del barrio San Lucas, de Posadas, se reunieron con el diputado Martín Sereno para pedir ayuda.

Familias del barrio San Lucas, Posadas quedaron atrapadas por un muro que construyó un vecino pastor.

Familias del barrio Lucas, de Posadas, fueron registradas por el Renabap.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto