Nuestras Redes

La Voz Animal

El Refugio de Posadas vende arroz a la valenciana para cubrir gastos veterinarios

Publicado

el

El Refugio de Posadas vende arroz a la valenciana para cubrir gastos veterinarios

Este sábado 21 de agosto, El Refugio de Animales de Posadas realizará una venta de arroz a la valenciana para cubrir los gastos veterinarios que adeudan y para cirugías pendientes, que se deben realizar a algunos de los rescatados que viven en el lugar.

La porción está a un costo de 300 pesos, hay que llevar recipiente para retirar y se puede reservar a través de las redes sociales de la asociación civil.

Para buscar el pedido, se pueden acercar hasta el club Racing de la ciudad capitalina, ubicado en la calle Entre Ríos casi Sáenz Peña, donde ese día los activistas se encontrarán desde las 12 hasta las 13, para entregar las porciones de arroz, así como también vendiendo para las personas que no llegaron a comprar con anticipación.

“Lo recaudado va a ser para cubrir los gastos veterinarios y medicamentos. La verdad tenemos muchos saldos que cubrir, todo este tiempo que estuvimos operando o llevando adelante tratamientos de los perros, estuvimos pagando nosotros y nos quedan muchas cosas que pagar”, comentaron desde la dirección de El Refugio.

En el lugar albergan a más de 80 perros rescatados de la calle, que fueron abandonados a su suerte, muchos de ellos enfermos y que actualmente se encuentran en recuperación. Por ello, desde la asociación acuden a la solidaridad de los misioneros para poder curar a los peluditos.

Cabe recordar que muchas de las mascotas que viven en el predio están en adopción responsable, esperando que una familia los acoja y les de una segunda oportunidad.

Los números para comprar una porción son: 376-4671596 – yami, 376-4211723 – vale, 376-4785650 – meli, 376-4515445 – ana, 376-4248684 – marta

 

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

La Voz Animal

20 de septiembre, día del caballo y recuerdo de un viaje imposible

Publicado

el

Caballo

Hoy se conmemora en el país el Día del Caballo, una fecha instituida por ley del Congreso en homenaje a un animal de importancia social, cultural y económica.

La elección de la fecha no es caprichosa. Refiere al 20 de septiembre de 1928, en que el suizo Aimé F. Tschiffely arribó a Nueva York montado en Mancha, uno de los dos equinos con quienes había cabalgado desde Buenos Aires.

Los primeros caballos entraron a territorio argentino con los conquistadores españoles. No eran animales seleccionados para la reproducción, sino rústicos y valientes usados en España para el trabajo.

Cuando Pedro de Mendoza abandonó Buenos Aires obligado por la guerra con los pueblos indígenas, debió dejar los caballos, que una vez libres se reprodujeron prodigiosamente.

A partir de allí, fueron poco a poco siendo incorporados a la vida de la época. Los utilizaban los pueblos indígenas, los gauchos, que hicieron de los caballos uno de sus principales medios de subsistencia y símbolo de prestigio.

A principios del Siglo XX, pese a todo, aún existían caballadas salvajes en la Patagonia, y también cerca de Buenos Aires, en la zona de las Sierras de la Ventana y de Tandil.

La recuperación del caballo criollo, con una selección científica, la lideró Emilio Solanet. Con un grupo de criadores fundó la Asociación de Criadores de Caballos Criollos, recuperando la raza, convirtiendo al caballo criollo en un caballo versátil, económico, rústico y dócil.

Sus dos ejemplares más famosos, Mancha y Gato, recorrieron el continente, y son el argumento de la efeméride que se recuerda hoy.

El viaje imposible

El suizo Aimé F. Tschiffely era visto como un soñador incurable, y su sueño de unir a caballo Buenos Aires y Nueva York fue catalogado como un viaje imposible.

Pero contra toda marea, ataviado de gaucho Tschiffely partió de la Sociedad Rural Argentina el 24 de abril de 1925, iniciando una de las travesías del siglo.

Junto a Mancha y Gato, los caballos que le regaló Solanet, recorrieron más de 21.000 kilómetros conquistando el récord mundial de distancia y de altura, al alcanzar los 5.900 msnm en el paso El Cóndor, entre Potosí y Challapata (Bolivia).

El viaje se desarrolló en 504 etapas con un promedio de 46 kilómetros diarios.

Tschiffely estaba convencido de la fortaleza de los rústicos caballos criollos.

“Mancha era un excelente perro guardián: estaba siempre alerta, desconfiaba de los extraños y no permitía que hombre alguno, aparte de mí mismo, lo montase…Gato era un caballo de carácter muy distinto. Cuando descubrió que los corcoveos y todo su repertorio de aviesos recursos para arrojarme al suelo fracasaban, se resignó a su destino y tomó las cosas filosóficamente”, comentó.

Más de tres años y 149 días después de haber salido de Buenos Aires, Tschiffely arribó a Nueva York montado en Mancha.

La llegada de los viajeros fue todo un acontecimiento en la Gran Manzana. Tschiffely recibió las llaves de la ciudad en un acto en la ahora famosa Quinta Avenida.

Mancha y Gato llegaron de regreso a Buenos Aires el 20 de diciembre de 1928. Quedaron al cuidado de Juan Dindart, en la estancia El Cardal, hasta que murieron en 1944 y 1947, a los 36 y 40 años.

Hoy, se encuentran embalsamados, en exposición en el Museo de Transportes del Complejo Museográfico Provincial “Enrique Udaondo”, en Luján.

Aimé Tschiffely siguió viajando por la Patagonia, España e Inglaterra, pero siempre volvió a la Argentina. Falleció en 1954.

Aimé F. Tschiffely en Nueva York, junto a Mancha, cuando le entregaron las llaves de la ciudad. Abajo, ambos caballos se exponen embalsamados en Luján.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

La Voz Animal

Talibanes entrenan en búsqueda de explosivos a perros abandonados en aeropuerto de Kabul

Publicado

el

perros

Los perros que fueron encontrados en jaulas en el aeropuerto de Kabul, serán entrenados en búsqueda de explosivos, informó el nuevo gobierno talibán de Afganistán.

La decisión fue dada a conocer cuando todavía no se despeja la controversia sobre a quién pertenecían los animales hallados enjaulados y sin agua ni comida a comienzos de septiembre.

Son varias las organizaciones afganas de defensa de los animales que siguen afirmando que los perros trabajaban para las fuerzas militares estadounidenses, que los abandonaron en la retirada.

No obstante, desde el mismo Pentágono se insiste en que los animales fueron dejados allí por el refugio de animales conocido como “Peta”, que no pudo sacar a todas sus mascotas del país.

Fue el escritor español Arturo Pérez Reverte quien hizo público el supuesto abandono de los animales por parte del ejército estadounidense en medio de la caótica retirada de sus fuerzas de Kabul, que terminó a fines de agosto.

Canes rastreadores

“Contrariamente a las informaciones inexactas, el ejército de Estados Unidos no dejó a perros en jaulas en el aeropuerto internacional”, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Sin embargo, el hecho, conocido en las últimas horas, de que varios de los perros abandonados están ya entrenados en búsqueda de material explosivo, parece indicar que los canes pertenecían al ejército de Estados Unidos.

Hewad Azizi, empleado de una empresa encargada de la seguridad del aeropuerto, aseguró a la agencia de noticias AFP que están entrenando a los perros para ver qué pueden hacer.

Azizi explicó que se dio cuenta de que eran “perros rastreadores de explosivos”.

Dijo que su favorito es Rex, ya que es capaz de reconocer y cajas y paquetes con explosivos oculto entre raciones vacías de comida.

Como recompensa –señaló-, Rex recibe una pelota para jugar.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

La Voz Animal

En la casa de la vecina, hallaron al conejo King desaparecido desde el lunes

Publicado

el

En la casa de la vecina, hallaron al conejo King desaparecido desde el lunes

El último lunes, el conejo King desapareció de la vivienda de sus dueños, en el barrio Villa Dolores de Posadas. Su dueña Tamara Pazoz comenzó a buscarlo por todos lados.

“Él es más que un conejo para mí, lo extraño un montón”, había dicho la mujer en diálogo con La Voz de Misiones.

Luego de 6 días sin saber nada de su animal, está mañana la mujer recibió un mensaje a su celular con indicaciones que precisaban donde estaba su conejo: “Recibí un mensaje y me comuniqué con la persona, que me dijo donde estaba King”, contó a LVM.

Para su sorpresa, el animal se encontraba en su mismo barrio a nada más que “tres cuadras de mi casa, una señora lo había comprado a alguien que me lo robó”, relató Tamara.

La posadeña recordó que, a primera hora de este martes, se levantó y se dirigió a la casa en la cual estaría King: “Lo tenía super bien, re limpió, re bien cuidado, nada más que agradecerle nomás a la señora, le devolví la plata que había pagado por mi conejo y le agradecí”, relató.

En esa línea, Tamara comentó que su vecina le confirmó que un joven le había vendido el animal: “Así me di cuenta que me lo robaron de mi casa”.

Y agregó: “Me reencontré con mi bebé y lloré mucho, y ahora está en nuestra casa de nuevo”. La dueña de King agradeció a todas las personas que se solidarizaron con ella y la ayudaron a encontrar a alguien que considera parte de su familia.

Buscan a King, un conejo mariposa que desapareció el lunes en Posadas

King es un conejo mariposa que desapareció el lunes en Posadas.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto