Nuestras Redes

La Voz Animal

Critican registro de perros peligrosos: “Es una remake de leyes que no se cumplen”

Publicado

el

La rescatista Melisa Vera, del Refugio de Animales, fustigó el proyecto de ordenanza para la creación del Registro de Perros Potencialmente Peligrosos (PPP), impulsado por las concejalas posadeñas Anahí Repetto y Marlene Haysler, argumentando que es innecesario dado que todo lo concerniente a la tenencia y crianza de mascotas ya está reglamentado en la ciudad.

“Acá lo que hace falta es que se cumplan las ordenanzas que ya existen, y no agregar otra legislación, o estar planteando emular la normativa de los países europeos”, señaló Vera.

La rescatista adelantó que la iniciativa de Repetto y Haysler provocó “bastante controversia, muchas quejas, muchas críticas” entre los grupos de defensa de los animales de Posadas.

“La verdad que si uno quiere estar cerca del modelo europeo, necesitamos más cosas en la ciudad, en la provincia, y en el país; lo que se necesita acá es que se cumplan las normas que no se aplican, no agregar nuevos proyectos”, argumentó.

“Si vos leés las ordenanzas, que si no me equivoco van de la 11 hasta la 15, vas a ver que ya está todo, el maltrato animal, las penas, estas razas peligrosas de las que hablan ahora con el proyecto”, dijo Vera. Afirmó que el registro de PPP que el Concejo Deliberante se apresta a tratar luego del receso de julio, es “una remake de las ordenanzas ya establecidas, y no suma nada nuevo”.

Publicidad
Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

La Voz Animal

Murió un caballo misionero en carrera en Córdoba e investigan doping

Publicado

el

La muerte súbita de un caballo de Leandro N. Alem en la última Copa Challenger, en el hipódromo “Oscar C. Boero”, en San Francisco, Córdoba, el domingo pasado, puso de nuevo sobre la mesa el espinoso tema del doping animal en las competencias hípicas en el país.

El caso involucra a Emperador, caballo del Stud Don Nicéforo, de Alem, y a Forastero, de un stud de Santiago del Estero. Ambos animales se desplomaron luego de la carrera. Los intentos de reanimación fueron inútiles. Los caballos fueron incinerados poco después.

“Al finalizar la carrera, saliendo de la rotonda, murieron los dos caballos: Forastero cayó cuando lo llevaban a boxes y Emperador murió cuando lo llevaban a bañar”, describió lo ocurrido Eugenio Basualdo, espectador del evento, entrevistado por Canal 12, de Córdoba.

“Es una vergüenza que no haya control antidoping, esto es un negociado tremendo. Antes de la carrera vimos todos cómo le ponían las dosis a los caballos. Después que se murieron les gritaban asesinos a los dueños y organizadores”, relató el hombre.

Lo ocurrido en Córdoba recordó lo sucedido en el hipódromo General Belgrano, de Posadas, en 2016, cuando dos animales desfallecieron al cabo de la corrida, en una anterior edición del mismo torneo, que en el ambiente del turf es considerado “el fórmula uno” de la disciplina.

Publicidad

La investigación

El caso derivó en una investigación judicial que por el momento se encuentra en instancia probatoria y bajo secreto de sumario.

El Jockey Club se desmarcó del hecho y sus potenciales causas, fundamentalmente porque la Copa Challenger, si bien está considerada la carrera cuadrera más importante del país, no es una competencia oficial y está organizada por terceros, que alquilan las instalaciones del Jockey.

Sin embargo, apenas conocida la muerte de los equinos, la institución denunció el hecho y dispuso la realización de pericias para despejar las sospechas de doping, una práctica prohibida por la Ley N° 26.912, del Régimen Jurídico para la Prevención y el Control del Doping en el Deporte, y el artículo 11 de la Ley N° 27.434, referente al dopaje de animales.

La denuncia de la institución cordobesa desembocó en el allanamiento de las instalaciones hípicas, y el secuestro de videos de seguridad y kits de jeringas encontradas en el lugar.

La incipiente investigación sumó como querellante a la organización de protección animal local “Bio Animalis”, que en mayo de 2018 patrocinó el caso de “Chocolate”, un cachorrito que fue despellejado y murió en 2017, en un hecho que conmocionó a San Francisco, y por el que un hombre fue condenado a un año de prisión condicional y trabajo comunitario. El caso marcó un precedente muy importante sobre maltrato animal.

Publicidad

“Por las pruebas que hemos aportado como querellantes, la investigación no va a depender únicamente de los resultados de la necropsia que hizo el veterinario oficial del Jockey Club, sino de toda una plataforma probatoria más amplia”, señaló a La Voz de Misiones la abogada Gretel Monserrat, de la organización proteccionista.

Monserrat explicó que la causa podría valerse de “una plataforma indiciaria, que es una prueba bastante completa, y que en la causa de Chocolate, arrojó la certeza positiva por la que se pudo condenar al agresor”.

“La necropsia dispuesta por el Jockey Club no fue imparcial. Fiscalía no llegó a hacerla por medio de sus peritos. Nosotros tampoco. Pero, que no se haya podido hacer a través de peritos de Fiscalía o de nuestros veterinarios, no significa que ya esté todo dicho. Es una prueba más, no es la determinante. Es muy importante analizar todo el contexto y los testimonios”, argumentó.

La abogada proteccionista calificó de “desastre” a eventos hípicos como la Copa Challenger. “Es un campo propicio para actividades delictivas varias, no sólo para el maltrato animal; hay apuestas ilícitas, drogas; es muy similar a las careras de galgos en su momento, pero con mucho más dinero”, graficó.

“Deberían ser prohibidas sin más, porque ahí no hay control antidoping, no hay nada”, afirmó.

Publicidad

En las venas

El doping en el turf argentino es una especie de secreto a voces.

Muy recordado es el caso de Milito, que el 16 de octubre de 2019, en una carrera en el hipódromo de Neuquén murió después de lograr el primer puesto. Su dueño y el jockey que lo montó fueron imputados por “maltrato animal y dopaje”.

Las pericias hallaron restos de un cóctel de sustancias en la sangre del animal: cocaína, efedrina y atropina, esta última provoca que la frecuencia cardiaca aumente; también se encontró cafeína y clembuterol, que es un brocodilatador muy difundido entre pacientes con problemas respiratorios.

Las sospechas de doping en el caso del misionero Emperador pusieron en entredicho al stud de Alem. Su propietario, Manuel Prestes, dijo desconocer las razones de la muerte del caballo.

“No sabemos qué fue lo que pasó”, afirmó Prestes a LVM. Dijo que el entrenador del equino, Maxi Insaurralde, fue a San Francisco “con estrictas órdenes” de no aplicarle “nada extraño” al animal. “Tenemos toda la confianza en él”, afirmó.

Publicidad

El empresario de Alem expresó que están “a la espera de los resultados de las pericias dispuestas por el Jockey Club de San Francisco”. “Ahí vamos a saber qué fue lo que ocurrió”, agregó.

El doctor en veterinaria y conocedor de caballos, Tito Luzuriaga, señaló que el doping en este tipo de competencias es muy común, y que las sustancias que le encontraron a Milito son las más utilizadas.

“Es algo muy común, pero como todos le falopean a sus animales nadie levanta la perdiz”, dijo el médico a LVM. “Acá se terminó todo por lo que pasó en 2016”, añadió en referencia a lo ocurrido en el hipódromo posadeño.

Luzuriaga explicó que las sustancias que les aplican a los animales les produce lo que se conoce como rabdomiólisis, la rotura generalizada de los músculos que deriva en una falla renal aguda, que es letal en cuestión de minutos.

“Son sustancias estimulantes cardiorespiratorios, y anfetaminas, que elimina la sensación de cansancio, lo que los hacen correr hasta la muerte, literalmente”, explicó el galeno.

Publicidad

“Esta es una práctica que entra en la categoría de maltrato animal -calificó Luzuriaga-, porque el caballo no lo necesita, el caballo corre porque le gusta, disfruta; el caballo nació para correr”.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

La Voz Animal

Rescatan a tres perros de una casa donde hacían rituales satánicos en Iguazú

Publicado

el

Una denuncia realizada por la agrupación de rescate animal Patas a la Obra, de Puerto Iguazú, disparó una orden de allanamiento por parte del Juzgado de Instrucción Tres en una vivienda del barrio Las Leñas, donde los policías rescataron a tres perros del maltrato que sufrían.

El operativo, realizado ayer, se disparó luego de que vecinos del lugar se pusieran en contacto con los miembros de la asociación y les confiaran que en una vivienda de la citada barriada de la Ciudad de las Cataratas, una pareja realizaba actividades sospechosas con animales, las cuales describieron como de oscurantismo, magia negra o rituales satánicos.

Los dichos de los pobladores del lugar se condicionan con el material incautado por los efectivos de la Seccional Segunda -perteneciente a la UR V-, quienes recogieron cuchillos de diferentes tamaños, velas, aparatos de telefonía celular, campanas de bronce y vestimentas tipo túnicas. Además, se secuestró una CPU y pendrives.

Por este motivo, a la pareja se le inició una causa penal por maltrato animal, que constituye la Ley 14.346, mientras que los tres canes mestizos rescatados fueron llevados a la veterinaria para atención médica.

Los denunciantes aseguraron que solían escuchar ruidos extraños venidos de la vivienda, los cuales relacionaron con la matanza de animales como gallinas.

Publicidad

En tanto, dijeron que “no sabemos qué hacen con los perros pero siempre traen más y más”, sostuvieron y aseguraron: “Los jueves y viernes se escuchan ruidos de tambores y no se puede ver porque tapan toda la casa con lonas negras”, recogió el medio local La Voz de Cataratas.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

La Voz Animal

Buscan a “El Viejo”, un perro comunitario de la playa Paraíso El Puma

Publicado

el

Vecinos y rescatistas piden ayuda a la comunidad de Candelaria para encontrar a la mascota: “Macho grande, como de 8 años, muy muy manso”, destacan sus cuidadoras.

 

La desaparición de un perro de la playa Paraíso El Puma de la localidad de Candelaria despertó la alarma de sus cuidadoras que buscan intensamente a la mascota y piden ayuda a la comunidad para dar con su paradero.

Se trata de “El Viejo”, un perro macho adulto de tamaño grande que fue visto por última vez el sábado en la zona del balneario, donde tiene una cucha cómoda y prolija. En el lugar convive con “Polaquita”, un hembra mestiza, pequeña, también rescatada y puesta a salvo por la rescatista Roxana Landricina.

“Nuestro temor es que El Viejo se haya ido al monte y que algo le haya sucedido y no pueda salir”, explica Belén Pereyra, una vecina de candelaria que periódicamente se encarga de la alimentación y seguimiento sanitario de esas mascotas que viven en el balneario de Candelaria.

Publicidad

Perros de playa

La familia de mascotas comunitarias en la playa Paraíso El Puma alcanzó a tener tres integrantes: El Viejo, Polaquita y La Mulata, esta última también desaparecida de manera intempestiva en el mes de mayo.

Los perros de esta playa formaron una comunidad canina que convive armónicamente con los visitantes del balneario: “El Viejo es re-bueno, se pueden acercar y ponerle un lazo para retenerlo y avisarnos”, solicitaron sus cuidadoras.

Las desapariciones de perros en esa zona costera de Candelaria tienen varios factores que los rescatistas analizan constantemente: “Desde lo que se habla, sobre que buscan animales callejeros para darles de comer a felinos en recuperación dentro del Parque El Puma, hasta perros que se encuentran baleados en la costa del río a manos de contrabandistas que son sorprendidos con sus ladridos”, advierten.

Por información sobre El Viejo comunicarse con Belén al 3764 4328115.

Publicidad
Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto