Nuestras Redes

Judiciales

El femicida de las 113 puñaladas, Fabián Tablado, recupera hoy su libertad

Publicado

el

113 puñaladas
ElectroMisiones.com.ar De La Finca Animal World Veterinaria

Fabián Gerardo Tablado, el femicida que en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en su casa de la localidad bonaerense de Tigre, recuperará hoy su libertad tras haber cumplido su pena.

BUENOS AIRES. Tablado, quien cometió el crimen cuando tenía 20 años, actualmente tiene 43 -el martes es su cumpleaños 44-, saldrá alrededor de las 12 del mediodía de la Unidad 21 de Campana, ubicada sobre el kilómetro 5,5 de la Ruta 6, penal donde pasó sus últimos años de condena en el pabellón 5 de los internos que profesan el culto evangelista.

La madre del femicida, María Esther Gallardo, confirmó ayer que pese a que sabe que su hijo “se arruinó la vida”, nunca lo abandonó en estos casi 24 años que estuvo preso y anunció que hoy iría a buscarlo a la salida del penal.

Publicidad
CMB Barrios Computación

La mujer, quien dijo que “no hay palabras de consuelo” para la familia Aló, no quiso confirmar si a partir de hoy su hijo volverá a vivir con ella y su marido en Albarellos 348 de Tigre, la misma casa donde en 1996 cometió el crimen de las 113 puñaladas, por lo que aún es una incógnita cuál será a partir de hoy el lugar de residencia del femicida.

Como a partir de hoy tiene cumplida la pena, Tablado no tiene obligación de informarle ni a la Justicia ni al Servicio Penitenciario Bonaerense, cuál va a ser su domicilio.

Desde que en diciembre se enteró que Tablado iba a ser liberado, Edgardo Aló, padre de la víctima, buscó la manera de evitar que “el chacal” -tal como llama habitualmente al asesino de su hija-, salga de prisión y cuestionó que se le dé por agotada la pena dos años y nueve meses antes de lo que había dispuesto la Justicia.

Es que Tablado saldrá hoy libre luego de pasar 23 años, nueve meses y un día encarcelado, cuando la Justicia había dispuesto que pase encarcelado 26 años y seis meses.

Por el crimen de Carolina Aló fue condenado en 1998 a 24 años de prisión, pero en 2013 se le sumó una condena a dos años y medio de prisión por “coacción” tras amenazar de muerte a Roxana Villarejos, la docente con la que en 2007 se casó con él estando preso y con quien tuvo hijas mellizas, y a su suegra.

Si bien se le unificó la condena en 26 años y seis meses de prisión, pena que debía agotarse en 2022, los beneficios de la ya derogada “Ley del 2×1” y los cursos que hizo en prisión como “estímulo educativo”, hicieron que la pena del femicida se dé por concluida hoy.

El padre de Aló solicitó ayer que la Justicia imponga una medida de restricción perimetral para que ahora que otra vez estará en la calle, el femicida de su hija no pueda acercarse a su grupo familiar.

El miércoles se conocieron los resultados de una reciente pericia psiquiátrica que determinó que Tablado presenta sus facultades mentales “normales”, pero también recomendó que por el momento no ejerza la “responsabilidad parental” sobre sus hijas mellizas de 11 años.

El crimen de Carolina Aló ocurrió el 27 de mayo de 1996 en la casa de la familia Tablado, en Albarellos 348 de Tigre.

Hasta allí la pareja fue a la salida de la Escuela N°1 Marcos Sastre de Tigre, colegio al que asistían en el turno nocturno, tuvieron relaciones sexuales y comenzó una discusión por celos que culminó en el homicidio.

Tablado, por entonces de 20 años, persiguió a Carolina por varios ambientes de la casa -escaleras, cocina y garaje- y la mató de 113 puñaladas aplicadas con cuatro armas blancas halladas en la escena: una cuchilla de cocina, dos cuchillos de mesa Tramontina y un formón de carpintería.

El homicida escapó, le confesó lo sucedido a un amigo y se fue a esconder debajo del puente de la calle Tedín, en Tigre, a unas 20 cuadras del lugar del crimen, donde unas horas más tarde la policía lo detuvo.

En el juicio, querella y fiscalía lo acusaron por homicidio agravado por alevosía para lograr una perpetua y la defensa pretendía que se lo declare “inimputable”, pero finalmente, en un fallo dividido, la Sala III de la Cámara Penal de San Isidro condenó a Tablado a 24 años por homicidio simple.

Compartí la nota:

Comentarios

Judiciales

Apelaciones confirmó la preventiva para Cristaldo por el crimen de Dani Tizato

Publicado

el

La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores de la provincia de Misiones confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Richard Arnaldo Cristaldo (45) por el asesinato del adolescente César Daniel Tizato (15) en San José y el expediente avanza hacia su elevación a juicio con el profesor de artes marciales como único acusado del delito de “homicidio agravado por alevosía”, que prevé una pena de prisión perpetua.

La resolución en la que el tribunal de revisión rechazó una apelación defensiva y confirmó todo lo actuado por el magistrado Miguel Ángel Faría, titular del Juzgado de Instrucción Cuatro de Apóstoles, fue firmada y notificada en las últimas horas, según consignaron fuentes consultadas por La Voz de Misiones.

Dicho órgano judicial debió intervenir en el caso luego de que la defensa de Cristaldo, encabezada por el abogado particular José Antonio Reyes, apelara el dictado de la prisión preventiva firmada en mayo y solicitara la nulidad de la causa y el consecuente sobreseimiento del imputado.

Publicidad
CMB Barrios Computación

Sin embargo, ahora la cámara se expidió y decidió rechazar el planteo, confirmando todas las actuaciones del juez Faría en el marco de la investigación del crimen que sacudió a la tranquila localidad de San José en agosto de 2020.

De esta forma, se comienzan a disipar todas las dudas e idas y vueltas que se habían apoderado del caso en un primer momento y ahora el expediente se encamina ahora hacia su elevación a juicio, donde un tribunal penal deberá determinar la responsabilidad del imputado.

La causa

Richard Cristaldo, también conocido como Pelado o La Grulla, era vecino de Tizato y fue la última persona que vio con vida al adolescente.

La investigación del hecho reconstruye que el 30 de agosto de 2020, entre las 10 y las 14, ambos fueron a cazar al predio de La Rosita (en San José), pero luego Cristaldo regresó solo, mientras que el adolescente permaneció desaparecido hasta el 2 de octubre, cuando su cadáver en estado de descomposición fue hallado semi-sumergido en una laguna de agua estancada, con piedras colocadas intencionalmente dentro de sus prendas para evitar que saliera a flote. En su tráquea se detectaron partículas de origen vegetal, lo que indica que aún vivía cuando fue arrojado al cauce.

Tizato desapareció el 30 de agosto de 2020 y su cuerpo fue hallado el 2 de octubre en un estancamiento de agua.

De inmediato, las sospechas se centraron en Cristaldo, que durante los primeros días de búsqueda aseguró que mientras regresaban del campo Tizato se quedó con otras personas, versión que nunca pudo ser corroborada con elementos probatorios.

Con el profesor de artes marciales detenido, el juzgado avanzó en medidas de prueba.

La autopsia estableció que se trató de una muerte violenta, relacionada a una lesión efectuada con un elemento punzo-cortante que pudo tratarse de un cuchillo o un destornillador, y también se notificó del hallazgo de un medio perfil genético correspondiente a un tercero en el cuerpo de la víctima.

Estas dos aristas fueron clarificadas en los últimos meses mediante nuevas pericias tanto balísticas como genéticas, que ayudaron a corregir el rumbo de la investigación, precisaron las fuentes de LVM.

Es que el cotejo genético de las muestras halladas en el cuerpo de Tizato y el ADN de Cristaldo dio negativo, lo cual derivó en su liberación por falta de mérito y en la detención de Telmo P. (27), otro vecino de San José que había sido apuntado como sospechoso por el profesor de artes marciales.

Sin embargo, el estudio de histocompatibilidad también dio negativo en Telmo, lo cual derivó en su liberación y la causa quedó sin detenidos por unos meses.

Dudas aclaradas

La pericia que volvió a encaminar la pesquisa fue un estudio efectuado sobre las prendas de Tizato, la cual determinó que la campera del adolescente presentaba dos perforaciones en una zona compatible con la ubicación de la lesión punzo-cortante detectada en el cuerpo.

El juez Faría ordenó profundizar sobre esa arista y las siguientes pericias esclarecieron el punto. Se determinó, entonces, que esos orificios eran compatibles con disparos de arma de fuego y, no sólo eso, sino que dichos vestigios además podían corresponderse a las municiones del rifle tipo carabina incautada en la casa de Cristaldo durante un allanamiento.

De esta manera, la mecánica del crimen quedó determinada y los elementos recolectados volvían a poner a Cristaldo bajo la lupa, aunque faltaba clarificar la cuestión relacionada al ADN negativo.

Definir este punto fue posible mediante un último informe de genética forense, donde un perito especializado explicó que, por las características del medio ADN o ADN parcial hallado en el cuerpo de Tizato, las muestras no necesariamente debían corresponderse a un tercero directo, sino que pudo haber sido una muestra con “mezclas” genéticas producidas por diversos factores como, por ejemplo, el uso de prendas en la víctima, materiales usados en los diversos procedimientos del caso o del “ambiente” donde fue hallado el cadáver.

Dani Tizato tenía 15 años. Fue asesinado de un disparo y luego arrojado en un estancamiento de agua con piedras entre sus prendas para que no saliera a flote.

Con todas estas conclusiones sobre la mesa, el juez Faría luego volvió a ordenar a la detención de Cristaldo y en mayo pasado le dictó la prisión preventiva por homicidio agravado por alevosía, que prevé una pena de prisión perpetua.

Respecto a la calificación legal, en su resolución Faría consideró que Cristaldo se valió de su superioridad física y colocó a Tizato en un contexto de completa indefensión al llevarlo a un lugar descampado y alejado de sus padres, sin posibilidad de pedir auxilio.

Toda esta “reorientación” de la causa mediante las diversas pericias ordenadas fue avalada ahora por la Cámara de Apelaciones, que rechazó la apelación de la defensa y confirmó el procesamiento de Cristaldo, que continuará detenido en la Unidad Penal VII de Cerro Azul.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Judiciales

Pastor recibió 18 años de prisión por abusos en un hogar de San Vicente

Publicado

el

Baldomiro Runge (56), pastor evangélico que en 2004 fue denunciado por abusos cometidos en perjuicio de una adolescente que residía en un hogar de menores que él administraba en la localidad de San Vicente, fue condenado hoy a una pena de 18 años de cárcel.

El hombre fue condenado como autor de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto y encargado de la guarda, abuso sexual simple reiterado con idénticos agravantes y amenazas en concurso real”.

La sentencia contra Runge fue dictada este mediodía por el Tribunal Penal Uno de Oberá, integrado por los magistrados Francisco Aguirre, Miguel Moreira y Jorge Villalba (los últimos dos como en carácter de subrogantes) y se ajustó con lo solicitado durante la ronda de alegatos por la fiscal Estela Salguero.

Publicidad
CMB Barrios Computación

El hecho que hoy se ventiló en debate oral fue denunciado en 2004. Según la elevación a juicio del expediente, formulada en su momento por el fiscal de Instrucción Tres de San Vicente, Rodolfo Cáceres, la víctima fue una adolescente de 13 años que desde los 2 vivía en el hogar Esperanza, que el acusado administraba junto a su esposa.

Una noche, la adolescente fue llevada a dormir a la casa del pastor y allí se produjo el ultraje. En la jornada de hoy, una mujer que fue a declarar como testigo en el juicio aseguró que ella también fue abusada por Runge, pero que nunca se animó a contarlo por temor, según consignó el diario El Territorio.

Tras la denuncia, Runge llegó a permanecer 10 años prófugo de la Justicia. Hoy, al inicio del juicio, negó las acusaciones y haber evadido la causa.

Anunciado el veredicto, el acusado fue trasladado por un móvil del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) hacia la UP VII de Puerto Rico, donde deberá purgar su pena.

 

FOTO: EL TERRITORIO

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Judiciales

Imputaron a detenido por el femicidio de Beatriz Machado en San Antonio

Publicado

el

Pablo Rafael Álves Peliceno (29), el joven detenido desde el 24 de julio por el femicidio de su ex novia Betiana Beatriz Machado (17), cometido en la localidad de San Antonio, fue indagado en las últimas horas por la Justicia y aseguró no recordar nada de lo sucedido. Fue imputado y será trasladado a una unidad penal.

La audiencia de declaración indagatoria fue realizada desde el hospital Samic de Eldorado, donde el implicado se encuentra internado bajo custodia como consecuencia de las severas lesiones que sufrió al despistar con su motocicleta mientras huía por la ruta nacional 101.

En ese contexto, Álves fue entrevistado por una comisión de autoridades judiciales. Según consignaron fuentes consultadas por La Voz de Misiones, el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, interviniente en la causa por cuestiones de jurisdicción, resolvió inhibirse y ante ello el expediente ahora quedó a cargo de la magistrada Nuria Allou, del Juzgado de Instrucción Dos de Eldorado.

Publicidad
CMB Barrios Computación

En su indagatoria, el hombre fue notificado de los elementos de prueba que se registran en su contra y luego aceptó declarar, aunque adujo no recordar nada sobre lo sucedido durante esa madrugada del 24 de julio en San Antonio.

En la misma audiencia fue imputado por el delito de femicidio, que prevé prisión perpetua, y se dispuso su traslado hasta la Unidad Penal 3 de Eldorado, donde va a esperar tras las rejas la programación de una nueva cirugía a la que debe someterse por las lesiones sufridas. Las mismas fuentes consignaron que el hombre corre riesgo de perder una pierna.

Ataque a puñaladas

El hecho por el cual Álves fue imputado se registró el 24 de julio, en el barrio 25 de Mayo de San Antonio.

Según la reconstrucción del caso, la joven Machado se había separado de Álves debido a los constantes episodios de violencia de género que había padecido durante la relación y esa noche fue a bailar a un boliche del pueblo, lugar al cual también asistió el hombre.

Luego de ello, aparentemente Álves interceptó a la muchacha en plena vía pública, sobre la calle Vuelta de Obligado, y tras una breve discusión la atacó a puñaladas. El agresor sólo se detuvo cuando la joven cayó al suelo.

Después de ello, la muchacha fue auxiliada por su madre, que llamó a la Policía y desde ese momento permaneció 13 días internada en grave estado. Su fallecimiento se produjo el 6 de agosto.

El agresor, en tanto, después del hecho se subió nuevamente a su motocicleta Motomel 150 y escapó de la escena. Recién fue localizado a las 7.30, a un costado de la ruta nacional 101, a la altura del paraje El Pesado -a unos 33 kilómetros de El Soberbio-, donde había despistado y quedó tendido malherido a un costado de la arteria.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto