Nuestras Redes

Cultura

La militancia y el escenario: el libro sobre el director teatral Luis Andrada

Publicado

el

Tiki y Luis

“Luis Gonzaga Andrada, el Militante Teatral” se llama el libro inédito que escribió la dramaturga Lilia Marien Tiki Marchesini y que se publicará este año, después de ser seleccionado por el jurado editorial del Instituto Nacional de Teatro (INT). Está conformada por sus memorias, anécdotas y entrevistas a familiares del director teatral que el viernes pasado, 12 de enero, hubiera cumplido 95 años. “Era un amante, como dice la investigación, del teatro, la cultura y el peronismo. Y aparte su familia, que era lo más importante”, sostuvo Tiki a La Voz de Misiones.

Andrada nació en el caluroso verano rosarino de 1929 y murió complicado por un cáncer, a fines del abril otoñal posadeño de 2017, a los 88 años. Dejó todo un importante legado en el mundo teatral de Misiones, tanto como director de grupos como fundador de salas. Puso en escena más de 40 obras y fue un militante político por los derechos actorales. Tal es así que conformó los grupos que armaron las leyes nacional y provincial de teatro.

El libro de Tiki relata cuando, a fines de los 50, el joven agrimensor Luis llegó con su esposa Rosario “Chonchi” de Andrada a trabajar en Misiones. Su tarea en Vialidad Provincial era hacer caminos destinados a los residentes, muchos de ellos inmigrantes europeos. “Cada vez que yo decía ‘una curva’ se mataban de risa. Porque curva en polaco quiere decir puta”, comenta el propio Luis a su nieto Juan Irigoitia en la primera parte del libro y que se relaciona a dos grabaciones de 2016. Según contó la autora de la investigación “Luis Gonzaga Andrada, el Militante Teatral”, esos encuentros ocurrieron durante “sus últimos momentos. Se cansaba mucho, le costaba hablar. El nieto de Luis no nació acá, sino en Rosario. Entonces había una generación distinta en el medio. Las respuestas eran interesantes y contaba porqué acá y cómo comenzó el teatro”.

Tive

Con Tive. El grupo de Teatro Independiente Vocacional Eldorado que Andrada dirigió a comienzos de los 60.

Un destacado rugbier y casi un Leproso

En su juventud, Andrada fue un destacado deportista. Con sus contemporáneos fundó el equipo Logaritmo, en 1946, cuando cursaba el sexto año del colegio industrial y jugaba de centro, posición con la que logró conseguir varios trofeos. Allí además comenzó a probarse en el rol de director, guiando al equipo además de ser uno de los referentes. Previamente, casi inicia una etapa como jugador de Newells. Probó y luego fue citado por La Lepra pero su papá le dijo que no iría. “Al fútbol no, no jugás”, le dijo al adolescente Luis. “Él había sido jugador de fútbol también y sabía todos los entretelones y las mafias que había entre medio”, comentó Luis. Su padre le había recomendado estudiar y una vez recibido, elegir por dónde seguir.

De esa manera hizo su camino profesional como un agrimensor. “Construye caminos y vínculos en lo cultural como artístico”, definió Tiki. “Muchos le dijimos que tenía que escribir la historia del teatro independiente en la provincia. Un poco venía por ahí la cosa. Pero estaba abocado en tantos desafíos que nunca tenía tiempo para eso. Hasta que en un momento determinado, que comienza con el proceso de su enfermedad, asume que tenía que dejar algo armado. Ahí reordena su currículum y lo deja armado en cajas”.

La última vez que Tiki se vio con Andrada habían hablado de esas cajas que, “pandemia de por medio, hoy son parte de este material que solo intenta ser una punta de todo el amor que supo dar Luis a la comunidad teatral a lo largo de su vida”, remarca la dramaturga y directora teatral en su investigación resumida en 288 páginas.

Recorte

Un recorte sobre la historia que transitó Andrada con Fatta para la discusión de lo que fue la Ley Nacional de Teatro

 

Un artista “peligroso” para la Dictadura

“Luis Gonzaga Andrada, el Militante Teatral”, resume la historia de quien llegó para asfaltar Eldorado, del kilómetro 2 al 12, pero que se terminó enganchando con las funciones del Teatro Independiente Vocacional Eldorado (Tive). De ahí en más, luego de ser un espectador y crítico frecuente, le invitan a dirigirlos. Así, al poco tiempo, se estrena, en 1963 “La barca sin pescador”, de Alejandro Casona. Más adelante, en 1980, funda Sala 1, por Roque Pérez, aunque no pudo continuar porque había una persecución a los artistas. “No llega a completar el alquiler de la sala. El dueño le pide y le explica ‘mirá; me dijeron de La Secretaría de Inteligencia (SIDE) que no estés más acá porque es peligroso’. Así termina rescindiendo el alquiler y luego fijando lo que sería sala Tempo, por 3 de febrero casi Córdoba”.

La investigación de Marchesini desanda en el importante valor de militante político y miembro de la Federación Argentina de Trabajadores del Teatro Agremiados (Fatta), el mismo que se encargó de elaborar y luego ser parte del consenso de lo que fue la Ley Nacional de Teatro. “Tenían varios sindicatos con personería que cayeron con la Dictadura”, contó Tiki. “Fatta no llegó a tener la personería. Pero detrás de eso está el nacimiento primigenio de la ley, después con la democracia. Antes se siguieron haciendo las reuniones de Fatta, con otro formato durante el proceso miltiar. Había compañeros en el exilio, otros desaparecidos, había mucho temor. Luis se dedicó a armar la zona del NEA y lo que era la provincia de Misiones”.

En los tiempos duros de la Dictadura, Luis y Chonchi ayudaron al titiritero Eduardo Di Mauro -miembro de Fatta- a exiliarse en Venezuela. Le habían dado todos los dólares que tenían ahorrados y lo llevaron a la frontera. Al titiritero “le habían retenido el pasaporte y si lo encontraban lo iban a chupar seguro. Pero apareció un lanchero que venía de pescar y le dijeron si podía cruzarlo, pero a esa hora ya no. ‘Por favor tome este dinero y haga el esfuerzo’. Y allí lo cruzó a Eduardo, que se alejaba en la lancha mientras los saludaba con los brazos en alto”, relata Marchesini en su recopilación.

Marchesini es Docente e Investigadora, militante de Derechos Humanos, ex Diputada y Ministra de DDHH de Misiones. Es Licenciada en Composición Coreográfica con mención en Expresión Corporal Instituto Universitario Nacional de Arte de Buenos Aires y es autora de varias obras dramatúrgicas desde hace más de veinte años. Se involucró con el teatro en la década del 80 y diez años después tuvo un mayor acercamiento con Andrada, una relación “que también viene de un respeto que tenía mi padre (Víctor Carlos Marchesini) con Luis. Él era de una línea radical y tenía un pensamiento distinto. Pero a su vez hay ahí como una cosa que une”, confesó Tiki.

Para la culminación de “Luis Gonzaga Andrada, el Militante Teatral”, la escritora contó con la colaboración de la historiadora Yolanda Urquiza. “Fue como un bálsamo para mí, porque en un momento tenía tanto y tanto que hasta me costaba poder definir si me había ido mucho a un tema o me quedaba poco en otro. Yoly, como historiadora y amiga me sirvió para poner esa mirada objetiva y limpiarla y que quedara como quedó”, concluyó la autora.

Andrada

En sus últimos años. Andrada, con su característica boina. Foto: Gentileza El Territorio


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria

Cultura

El Chango Spasiuk adaptó su programa radial Enramada junto a cantantes invitadas

Publicado

el

El acordeonista misionero Chango Spasiuk adaptó el programa Enramada que hacía los sábados en Radio Nacional de Buenos Aires para funciones que arrancaron a inicios de julio.

Se trata de una cita en la que se habla de libros, se lee, se charla y también se canta con el Chango en la conducción y el acompañamiento musical. Las invitadas para las funciones programadas de Enramada son la -también misionera- Flor Bobadilla Oliva, Nadia Larcher, Inés Estévez y Luna Monti.

Justamente, este sábado 13 de julio se presentará Enramada junto a Flor Bobadilla Oliva, reciente ganadora del Premio Gardel con su Dúo Bote, por Mejor disco de Chamamé por “Aromas del Tiempo”. Junto al Chango, la cantante estará en el Teatro de Cámara de Citiybell, a 10 kilómetros de La Plata. Ambos misioneros volverán a presentarse juntos con Enramada el 25 de agosto, en el Teatro Morón, y el 30 de agosto en el Teatro Helios, de El Palomar.

A sala repleta, el Chango presentó Enramada con Inés Estévez como invitada

La adaptación de Enramada comenzó el 5 de julio, con Nadia Larcher como invitada, y con localidades agotadas en Café Berlín, de Buenos Aires. En el mismo espacio se presentó ayer con la actriz y cantante Inés Estévez, también con todas las butacas repletas. Con ella también subió al escenario de Dandelión Teatro Bar, el pasado 6 de julio, en Lomas de Zamora.

Mañana viernes, 12 de julio, el Chango se estará presentando con Luna Monti en el multiespacio UNGS, de Los Polvorines, y con la misma artista habrá otra función de Enramada en Espacio Perfección, de Berazategui.

Por otra parte, Flor Bobadilla Oliva se presentó con Abel Tesoriere con su Dúo Bote en el Centro Cultural Vicente Cidade el pasado sábado 6 de julio. Ambos artistas trajeron el Premio Gardel consigo y lo exhibieron en el escenario del Cidade mientras transcurrió el concierto donde se interpretaron las canciones que forman parte del laureado “Aromas del Tiempo”.

 


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Cultura

Como un cuento: El narrador oral Marco Flecha con función única hoy, en Posadas

Publicado

el

Hoy a las 21 horas se presentará en la Alianza Francesa (Rivadavia 1470) de Posadas el espectáculo de narración oral para jóvenes y adultos “Con todas las ganas” con el paraguayo Marco Flecha. El artista con casi 20 años de trayectoria viene de gira por Perú y de realizar funciones en La Rioja.

“Nunca un cuento es igual, porque el público pone mucho con sus reacciones”, admitió entrevistado para La Voz de Misiones antes de su presentación de hoy que será con aporte voluntario de los espectadores.

¿De qué se trata el espectáculo “Con todas las ganas”?

“Con todas las ganas” es una función de cuentos para jóvenes y adultos, un manojo de las historias que me acompañan en estos 18 años que me dedico a la narración oral. Tiene que ver con las ganas de contar, pero también con las ganas del encuentro y avivar el fuego con las historias contadas.

¿El relato se modifica según las reacciones del público?

El relato puede variar, nunca un cuento es igual, porque el público pone mucho con sus reacciones y emociones que como narrador voy viendo. El ambiente, la geografía, el contexto y las edades, todo eso determina el discurrir de una función.

¿Venís de Perú y la ciudad de La Rioja? ¿Cómo te fue?

En Lima y poblaciones aledañas participé del encuentro internacional de oralidad “Puro Cuento”, donde mis relatos fueron bien recibidos en escuelas, librerías y espacios culturales. Fue una experiencia intensa, con funciones de mañana, tarde y noche.

En La Rioja estuve en la Feria del Libro, donde presenté dos espectáculos infantiles con el patio de infancias lleno y donde pude además nutrirme de la comunidad cultural de allí. Además fuimos a una biblioteca popular en un pueblo llamado Los Molinos, donde realicé una función de adultos.

De toda esa experiencia solo traigo las mejores sensaciones y posibilidades de ir teniendo una red para futuros proyectos en conjunto.

¿Cómo es captar al público con la narración oral en tiempos de la tecnología?

Captar al público en tiempos de tecnología y consumo de lo breve es todo un desafío. Primero que la gente se convenza de acudir a la cita. Siempre pido que pongan en silencio los celulares y ahí ya quedan a mí cargo, ya está en mí convencerles que esa hora de atenta escucha, bien vale la pena.

Es un pacto: vos venís, yo te cuento. Al que le gusta siempre vuelve. Con el público infantil trabajo mucho la expresión desde el cuerpo, combinó historias cortitas con más largas, despliego libros-objeto y, a veces, pequeños instrumentos que ayudan a captar la atención.

¿Cuál es el lugar más distante en el que narraste y el lugar más extraño?

El lugar más distante, al menos de Paraguay, quizá sea Estrasburgo, llevando leyendas paraguayas. Pero el lugar realmente alejado de todo fue en Puerto Barranquerita, un poblado a orillas del río Paraguay al que solo se puede llegar por agua, surcando dos ríos, primero el Jejuí y luego el Paraguay. Sin luz eléctrica y con una tormenta amenazante contamos cuentos, con un foquito a batería. Toda una experiencia. Y luego no pudimos volver por la lluvia y los vientos. Nos quedamos a dormir allí.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Cultura

Giora, el alter-ego de Giovanni Priora para el trap posadeño emergente

Publicado

el

Giora hace sus propias canciones. De manera autodidacta compone sus letras, canta y rapea, crea sus pistas con su computadora y las publica de manera independiente. Es “todo casero”, apuntó Giora. “Las grabaciones, los videos, los hago yo. La primera que saqué era de un instrumental de uso libre, y las otras dos fueron hechas por mí en una aplicación”.

Tracklist” es la más reciente canción de Giora y es “un afrobeat, más movido”. Se suma a “Perimetral” que sacó hace dos meses, y “Siento Ná”, el primero de todos. Las canciones hablan de amor o de romance, aunque todas tienen un estilo distinto. “Me gusta variar bastante”, aseguró.

“Siento Ná” es un trap soul pero más tranqui”, y “Perimetral”, según explicó Giora, “es un género que se llama R&B, un trap pero más lento, más melódico”.

Si bien hace pocos meses comenzó a subir sus canciones, “hace rato vengo practicando con temas de producción-remarcó-, primero instrumental, en casa. Pero nunca grabando nada. Recién este año pude conseguir un micrófono y empecé a subir cosas”.

Giovanni Priora es posadeño estudia traductorado inglés en Entre Ríos y tal vez la influencia pudo venir de sus allegados que se dedican a la música. “Mi mamá toca el piano y canta en un coro. Mi padrastro, con el que viví toda mi vida, es profesor de música. Así que como que siempre estuve en un ambiente musical, desde chico”, reconoció.

Las grandes influencias del sonido urbano con el que creció Giora vinieron de los artistas que se se hicieron famosos con el Quinto Escalón. “Ahora tengo 21 años pero los artistas que son grandes ahora yo los empecé a escuchar de chico. El Duki, por ejemplo. Después tengo otras influencias de música en inglés, de Post Malone, que hace distintos estilos. Estoy tratando no inspirarme en alguien sino tomar un poco de cada uno”.

Giora aún no se ha presentado nunca en vivo pero es algo que está en los planes. “Todo a su tiempo”, reconoce. “Hay que ver cómo me va, cómo sigue el recibimiento, por haber salido de la nada. Pero me gustaría hacer algo más, publicitarme, subir algo a Tik Tok para que se haga más viral. Próximamente estoy queriendo hacer un perfil de Spotify, porque es la plataforma que más se usa. Yo voy a seguir esforzándome para tener mejor calidad en la música. Por ahora YouTube porque es lo gratuito”.

De a poco, Giora irá compartiendo sus canciones tal como viene haciendo. “Tengo contenido como para ir grabando y sacando en la medida que se pueda. Tampoco quiero quemar todo al mismo tiempo. Sino que pase un mes o un mes y medio entre cada una, por ejemplo”.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto