Nuestras Redes

Ambiente

Ante baja de población de yaguareté, piden reforzar medidas de conservación

Publicado

el

ElectroMisiones.com.ar De La Finca Animal World Veterinaria

En 2005, las proyecciones hablaban de la existencia de entre 30 a 55 ejemplares en el remante del bosque atlántico paranaense que comparte Misiones y Brasil.

Las cifras preocuparon entonces, pero la población del emblemático felino en la región mostró síntomas de recuperación en los años siguientes, merced a políticas y estrategias de conservación de ambos países, llegando a duplicarse para 2016.

Ahora, un nuevo monitoreo de la Subcomisión Selva Paranaense para la Conservación del Yaguareté, presentado este lunes en Puerto Iguazú, a propósito del Día Internacional y Provincial del Yaguareté, volvió a encender las alarmas, registrando una disminución de los ejemplares desde 2018.

Publicidad
CMB Barrios Computación

Según el informe, la población de yaguaretés en la región disminuyó a menos de 100 ejemplares, en comparación con el mismo monitoreo realizado hace dos años.

De un total estimado en un rango entre 84 y 125 individuos (con una media de 105) en 2018, el estudio realizado entre 2020 y 2021 indica que ahora son aproximadamente entre 76 y 106 los yaguaretés (con una media de 90).

Organizaciones y grupos que trabajan por conservación de la especie, estos datos son abiertamente desalentadores, y exponen la necesidad de redoblar los esfuerzos por la supervivencia de una especie que no solo hace al equilibrio del ecosistema, sino a la identidad cultural de la región, ligada a saberes y cosmogonías ancestrales que ubican al yaguareté en la mitología.

El Censo

El trabajo es realizado a manera de censo bianual por el equipo de investigadores argentinos del Proyecto Yaguareté (CeIBA-Unam-Conicet), y el equipo del Proyecto Onças do Iguaçu, de Brasil (ICMBio-PNI), y que cuenta hace más de 18 años con el apoyo de la Fundación Vida Silvestre Argentina y WWF.

El estudio constituyó un gran esfuerzo que abarcó más de 560.000 hectáreas de los dos países, donde se colocaron 215 estaciones de muestreo provistas con cámaras trampas.

“La estimación que presentamos es levemente inferior a la obtenida en el año 2018, y muy similar a la del 2016. Luego de la recuperación poblacional sostenida que veníamos observando entre el 2005 y el 2018, encontramos que esa tendencia creciente parece haberse detenido”, destacó Agustín Paviolo, investigador del Conicet y coordinador del Proyecto Yaguareté.

“Los datos del próximo relevamiento que haremos en el año 2022 van a ser muy importantes porque nos mostrarán si la leve disminución observada en 2020-2021 se consolida como tendencia y si la población comienza a declinar nuevamente”.

“Lo más importante ahora es entender que necesitamos que los esfuerzos de la comunidad, las organizaciones ambientales y el gobierno continúen incrementándose y comprometiéndose así a retomar la tendencia en alza poblacional del yaguareté en uno de los hábitats con mayor potencial para la especie”, argumentó Manuel Jaramillo, director general de Fundación Vida Silvestre Argentina.

“Los datos muestran que, a pesar de nuestros esfuerzos en actividades de investigación, sensibilización, trabajo conjunto con comunidades locales y articulaciones internacionales, necesitamos hacer más para que estos animales sobrevivan”, añadió.

Bajar la velocidad

La presión de caza hacia el yaguareté y sus presas, la deforestación y fragmentación del bosque, y los atropellamientos en rutas y caminos, son las principales razones que amenazan a la especie, argumentan investigadores y conservacionistas.

Nicolás Lodeiro, fundador y titular de Red Yaguareté, apuntó que las represalias de productores por episodios de predación de ganado y mascotas, y los atropellamientos en la ruta nacional 12 son los principales problemas que tiene la especie en Misiones.

“El principal problema es la cacería asociada a las represalias por ataques de yaguaretés contra animales domésticos, y ganado”, afirmó Lodeiro a La Voz de Misiones.

Su organización está encaminando un proyecto, que ya tiene dictamen favorable de la cartera ambiental del gobierno nacional, para la reducción de la velocidad en la ruta 12, en los tramos donde hay presencia de yaguaretés.

“Es una cuestión de decisión política, asumir el costo, son 700.000 dólares, que es el equivalente a 20, 22 días de entradas en el Parque Nacional Iguazú; es que mentira que no hay plata, se la llevan para otro lado”, afirmó.

“El tema de las rutas es preocupante. Hay que hacer cambios en el asfalto, porque mientras no nos obliguen a frenar va a seguir habiendo atropellamientos”, señaló.

La Red de Lodeiro viene trabajando con los productores ganaderos de Misiones en el uso de alambrados electrificados para prevenir ataques de yaguareté al ganado.

“Ahora es momento de que esta técnica que ya tiene 8 años de funcionamiento pleno, sea ampliada como una política pública a toda la provincia. Se trata de una solución altamente comprobada que pone freno a la principal causa de extinción de nuestros yaguaretés no solo en Argentina, sino en todo el continente: la muerte por represalia”, argumentó.

Conexión verde

Otro aspecto que preocupa a las organizaciones ambientalistas es la “continuidad de los corredores verdes”, es decir la interconexión de la masa selvática protegida en los parques nacionales y provinciales.

“La supervivencia de la especia depende de eso, hay que garantizar que los yaguaretés, que son una especie que a diferencia de otras que tenemos en la provincia necesita grandes extensiones para vivir, puedan desplazarse desde Puerto Iguazú hasta Salto Encantado y Moconá”, ilustró el guardaparque Diego Ciarmello a LVM.

Guardaparques como Ciarmello y Santiago Belliti, que trabajaron en Moconá, señalaron que el avistamiento del yaguareté es sumamente difícil, pero no porque su número sea escaso, sino por las características de la masa boscosa misionera y el fino olfato del animal que “siempre te ve mucho antes”.

“La situación del yaguareté la reflejan las investigaciones, que son muy serias; es un problema íntimamente relacionado con la continuidad de selva, los corredores biológicos”, expresó Ciarmello.

“Hay que proteger la selva y desde una planificación que se sustente en los corredores biológicos, unir las grandes porciones de selva; lo que es el norte, el parque Iguazú, con el parque Uruguai, y de ahí sostener la conexión con Yaboti, que está debilitada; es necesaria una fuerte presencia y la restauración de los sectores de selva que todavía existen”, afirmó.

Compartí la nota:

Comentarios

Ambiente

Atropellamiento de fauna: instalarán radares y cartelería en áreas protegidas

Publicado

el

Atropellamiento de fauna: instalarán radares y cartelería en áreas protegidas

Tras números alarmantes por arrollamiento de animales sobre rutas provinciales y nacionales, el gobierno de Misiones y Nación firmaron un convenio para instalar radares y cartelerías, destinado a prevenir la muerte de la fauna.

 

Esta semana, la selva misionera estuvo de luto por la muerte de un ejemplar hembra adulta de ocelote preñada, que fue arrollada dentro del Parque Nacional Iguazú, por un vehículo sin identificar.

Publicidad
CMB Barrios Computación

El caso despertó nuevos reclamos de organizaciones y activistas que hace años piden que se tomen medidas por los excesos de velocidad en rutas provinciales y nacionales que atraviesan áreas protegidas, y que en consecuencia terminan con la vida de numerosos animales silvestres.

De acuerdo a datos brindados por el Instituto Misionero de Biodiversidad y el Refugio Güira Oga, en los últimos cuatro años se arrollaron 2.139 animales sobre la ruta nacional 12, dentro del área protegida Parque Nacional Iguazú.

En esa línea, detallaron que de los animales atropellados solo 300 pudieron ser devueltos a su hábitat natural, mientras que la mayoría perdió la vida en el lugar del siniestro.

Firma de convenio

Para atender la problemática, esta mañana el gobernador Oscar Herrera Ahuad y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, mantuvieron una reunión en el Centro de Interpretación del Parque Nacional Iguazú.

Allí, se llevó a cabo la firma de un convenio entre Misiones y el gobierno nacional para la financiación de obras de cartelerías y la colocación de radares en áreas protegidas de la provincia.

“Tenemos junto a Vialidad Nacional un convenio para trabajar en los radares y la cartelería para reducir velocidades y cuidar la fauna tan preciada por este Parque Nacional y por la provincia Misiones. Es fundamental, y eso es algo que va a poner contento a mucha gente, es una demanda de este último tiempo también y para nosotros sería importante poder resolverlo y de esa manera esperemos que ayude a esa educación vial para reducir la velocidad en un área protegida que es tan valorada e importante al mismo tiempo”, sostuvo el ministro Cabandié.

Por su parte, Herrera explicó que se trata de “un convenio de radarización prácticamente de toda la zona que hace al área de Parques, pero también a un esquema de comunicación y de alerta de los diferentes lugares”.

Y en esa línea, el primer mandatario apuntó: “Vamos a hacer inflexibles y extremadamente duros. No quiero quejas de que se arman colas porque los autos van a 30 kilómetros por hora, va a tener que ser así. Vamos a seguir trabajando en un esquema de estas características para poder preservar y conservar nuestro ambiente”.

Por otra parte, también se firmó un convenio por un plan de financiamiento para la revalorización del Camping Yaguareté dentro del Parque Nacional, que implica una inversión de 60 millones de pesos.

De la firma también participaron el vicegobernador, Carlos Arce, el ministro de Ecología de Misiones, Víctor Kreimer, el ministro de Turismo, José María Arrua, el intendente de Iguazú, Claudio Filippa, y autoridades de Vialidad provincial y nacional.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Ambiente

Murió arrollada ocelote embarazada dentro del Parque Nacional Iguazú

Publicado

el

Parque Nacional Iguazú ocelote

Las autoridades del Parque Nacional Iguazú comunicaron en las últimas horas, el fallecimiento de un ejemplar hembra adulta de ocelote dentro de las inmediaciones del atractivo internacional.

El felino fue arrollado por un vehículo, aún no identificado, dentro del área protegida de Cataratas. La muerte del animal se agravó, porque cuando le realizaban la autopsia al mamífero carnívoro, los veterinarios descubrieron que estaba preñada.

El desafortunado episodio ocurrió hace pocas horas. “Ayer finalizamos el día con una triste noticia. Nuevamente el no respetar las velocidades en el Parque Nacional Iguazú se cobra una vida, en este caso un ejemplar de ocelote (Leopardus pardalis)” explicaron a través de un posteo en la red social Facebook, personal de Güira Oga.

Publicidad
CMB Barrios Computación

Veterinarios del Refugio intentaron salvar a la cría, pero el útero se encontraba desgarrado como así la pared abdominal y el bebé se encontraba en el subcutáneo. “El sentimiento de dolor e impotencia que genera en todo el equipo, no tiene palabras, más cuando fue un accidente que respetando las velocidades se pudo haber evitado”

Güira Oga es un centro de rescate, rehabilitación y recría de fauna silvestre en Puerto Iguazú. Nació en base a la necesidad de contar en la región con un establecimiento de este tipo. No es un zoológico, es un centro donde se conocen animales cuyas lesiones no les permiten sobrevivir en la naturaleza, además de animales que se están recuperando y pronto volverán a su hogar, la selva misionera.

Desde el Ministerio de Ecología piden y remarcan la necesidad de una mayor concientización a la hora de transitar por rutas misioneras, de respetar las velocidades máximas y ser responsable. Más de 5.000 animales son atropellados por año en caminos de La Tierra Colorada.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

Ambiente

Científicos afirman que el agua de lluvia está contaminada con químicos cancerígenos

Publicado

el

agua de lluvia

Investigadores de la Universidad de Estocolmo, Suecia, y la ETH, universidad pública de Zúrich, Suiza, hicieron público un estudio en la revista Environmental Science & Technology, asegurando que el agua lluvia ya no es potable en ninguna parte del mundo, ni siquiera en la Antártida, que se supone es el lugar menos contaminado del planeta.

Los autores señalan que las sustancias conocidas como perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (Pfas, por sus siglas en inglés), que se propagan por la atmósfera están en el agua de lluvia, y en la nieve, en todas partes.

Las Pfas, también llamadas ‘sustancias químicas para siempre’ están asociadas con enfermedades como el cáncer, problemas de aprendizaje, infertilidad y complicaciones en el embarazo.

Publicidad
CMB Barrios Computación

“Según las últimas directrices estadounidenses sobre el Pfas en el agua potable, el agua de lluvia de todo el mundo se consideraría insegura para beber… Aunque en el mundo industrial no solemos beber agua de lluvia, mucha gente espera que sea segura para beber y que suministre muchas de nuestras fuentes de agua potable”, explicaron los científicos.

Los polifluoroalquilados y perfluoroalquilados son altamente fluorados y al descomponerse se transforman en sustancias con una composición química similar, y son casi imposibles de eliminar del ambiente.

Según concluyeron los investigadores europeos, la presencia permanente de Pfas “es prácticamente irreversible”.

Persistencia

Existen más de 5,000 sustancias que forman parte de este tipo de químicos, que no se descomponen naturalmente y pueden persistir en el cuerpo y en el medio ambiente durante décadas.

Se estima que más del 95% de la población de Estados Unidos tiene Pfas en sus cuerpos, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país.

Los Pfas se encuentran en múltiples procesos industriales e innumerables objetos de uso cotidiano, como los sartenes antiadherentes, del popularmente conocido “teflón”; envases de alimentos, alfombras para repeler el agua, la grasa y las manchas.

También, en la espuma contra incendios utilizada en los aeropuertos, los productos para el cuidado personal, como las máscaras y delineadores impermeables; protectores solares, champús, y la crema de afeitar, entre otros productos.

Momento de actuar

“No puede ser que unos pocos se beneficien económicamente, mientras contaminan el agua potable de otros millones de personas y provocan graves problemas de salud”, manifestó Jane Muncke, directora general de la Fundación del Foro de Envasado de Alimentos de Zúrich, Suiza, informó National Geographic.

“Las enormes cantidades que costará reducir los Pfas en el agua potable a niveles seguros, según los conocimientos científicos actuales, deben ser pagadas por la industria que produce y utiliza estas sustancias químicas tóxicas. El momento de actuar es ahora”, reclamó.

Compartí la nota:

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad


Diarios de Argentina

Publicidad

Lo más visto