Nuestras redes

MEDIO AMBIENTE

Descubrieron en Misiones dos especies de abejas desconocidas para la ciencia

Las hallaron investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. Su característica más llamativa es que usan aceites florales que sólo obtienen al visitar determinadas plantas tropicales. El profesor adjunto de la cátedra de Botánica General de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), Juan Pablo Torretta, y su equipo de trabajo, encontraron y describieron dos especies nuevas dentro del grupo conocido vulgarmente como “abejas aceiteras”. Se trata de Monoeca pulchella y Monoeca armata, desconocidas hasta el momento en el país. La descripción de las nuevas especies fue publicada en la revista científica Journal of Melittology.”Si bien polinizan flores, como la típica abeja melífera, se diferencian claramente porque colectan aceite de ciertos vegetales”, explicaron desde la FAUBA.

Además de polen, las abejas aceiteras reciben aceite como recompensa por visitar y polinizar las flores de varias familias de plantas. Estas abejas están distribuidas por todo el trópico, pero fundamentalmente viven en el Neotrópico; es decir, en la región tropical de América. En la Argentina hay una tribu muy difundida llamada Tapinotaspidini, que incluye una gran variedad de abejas y al cual pertenecen las dos especies que descubrimos en Misiones”,

explicó Torretta al sitio de divulgación científica Sobre La Tierra (SLT) de la FAUBA.

El investigador lleva adelante sus estudios sobre abejas desde hace unos 10 años, en colaboración con otros profesionales como Arturo Roig Alsina, del Museo Argentino de Ciencias Naturales, con quien estudia la taxonomía de estas abejas. También colabora con Sandra Aliscioni, docente de la FAUBA en el estudio de la anatomía de las flores en relación con la secreción del aceite. “En general, las abejas aceiteras varían mucho tanto en formas como en tamaños, pero no son rarezas. A pesar de que pueden tener distintos colores y medir desde 6 milímetros hasta 4 centímetros, cuando uno las ve se da cuenta de que son abejas. Una particularidad es que poseen una o varias patas modificadas para almacenar el aceite. En el caso puntual de M. pulchella y M. armata, tienen los cepillos colectores de aceites en la parte interna de las cuatro patas delanteras, en la misma posición que las especies de otra tribu aceitera importante: Centridini”, contó el profesor de la FAUBA.

Además, destacó que esta clase de abejas usan el aceite, que es muy energético, para alimentar a sus crías y construir los nidos, es decir, que en lugar de miel, para darle de comer a las larvas elaboran una mezcla de aceite y polen. Asimismo, fabrican los nidos con una masa de aceite y arena o tierra, a diferencia de la abeja de miel, que fabrica los típicos panales de cera. Al poseer hábitos solitarios, las aceiteras hacen nidos pequeños, de pocas celdas, de acuerdo al científico. El investigador aclaró que sólo ciertos grupos de plantas (familias) producen el aceite que cosechan estas abejas.

Según el docente, para que se dé una interacción provechosa entre las plantas aceiteras y las abejas que lo recolectan, ambas deben poseer adaptaciones especiales.

Las estructuras secretoras de aceite (elaióforos) son variables. Pueden ser epiteliales (es decir, el aceite se acumula en unas ampollas en la epidermis de las plantas) o tricomáticas (que son como pelos secretores). Actualmente se encontraron elaióforos intermedios, parte epitelial y parte tricomáticos. Por su parte, las abejas aceiteras tienen pelos modificados, duros, con los que rompen esas estructuras y colectan el aceite al visitar las flores. Estos resultados están publicados en la revista Plant Systematics and Evolution”,

dijo.

Torretta y su equipo están estudiando actualmente el género Paratetrapedia, del cual sólo se habían citado tres especies en la Argentina y ahora se conocen seis. “A la parte tropical de nuestro país llegan varias especies de abejas aceiteras, mucho más frecuentes al norte de Sudamérica. La idea es sumarlas a nuestras investigaciones. Hace 5 ó 6 años que realizamos campañas a Misiones, Formosa y Corrientes en busca de estas abejas y estamos recolectando gran cantidad de especímenes desconocidos para nuestro país, e incluso para la ciencia”, contó el investigador.

Fuente: InfoCampo

Seguir leyendo
Advertisement

MEDIO AMBIENTE

A metros del acceso a Cataratas atropellaron a un ocelote

PUERTO IGUAZÚ. El hecho ocurrió cerca de las 8 de la mañana de ayer. El conductor atropelló al ocelote en edad juvenil y se dio a la fuga.

El incidente se registró este jueves 6, en cercanías al cruce de Cataratas, en camino al aeropuerto internacional de Puerto Iguazú. En el lugar actuaron efectivos de Gendarmería Nacional y personal de Guardaparques, quienes se encargaron del traslado del ocelote al Centro de Rehabilitación y Recría de Animales ‘Güirá Oga’. El felino se encontraba con vida aunque muy mal herido.

Según dieron a conocer los veterinarios, el animal sufrió un traumatismo de cráneo, y se encuentra en observación por la gravedad del caso. Por otro lado, se supo que aún no se logró identificar al conductor que atropelló al felino.

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

Millonaria condena a Bayer-Monsanto por el efecto cancerígeno del glifosato

La multinacional fue condenada por un jurado estadounidense a pagar 2 mil millones de dólares a una pareja de ancianos.

E.E.U.U. La multinacional Bayer Monsanto fue condenada por un jurado estadounidense a pagar 2 mil millones de dólares a una pareja de ancianos al considerar que un herbicida a base de glifosato les causó cáncer a ambos, en el tercer fallo dictado contra la empresa en Estados Unidos por la misma cuestión.

Los siete hombres y cinco mujeres del jurado consideraron que el herbicida “Roundup” de Monsanto, comercializado para la jardinería doméstica, fue un “factor sustancial” en los linfomas no hodgkinianos que desarrollaron el matrimonio formado por Alva y Alberta Pilliod.

El matrimonio utilizó el herbicida comercializado como “Roundup” de Monsanto durante unos 30 años en el jardín de su hogar en Livermore (California, EE.UU.).

Por ello, ordenó a la actual propietaria de la compañía, la farmacéutica alemana Bayer, pagar 1.000 millones de dólares a cada miembro de la pareja como castigo ejemplar, además de abonarles los alrededor de 55 millones de dólares en los que estimó que estos han incurrido o incurrirán en facturas médicas y sufrimiento.

“Sentimos mucha simpatía hacia el señor y la señora Pilliod, pero las pruebas en este caso eran claras: ambos tienen un largo historial de enfermedades que se sabe que son factores de riesgo para linfomas no hodgkinianos”, indicó la empresa en un comunicado tras conocerse la sentencia.

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

Hallaron tiburones en las costas de Necochea al sur de Buenos Aires

Ambos ejemplares se hallan congelados, previéndose ser investigados en la Estación Hidrobiológica local.

NECOCHEA. Dos ejemplares de una especie de tiburón cuya presencia es infrecuente por estas costas, fueron encontrados muertos por vecinos de Necochea en inmediaciones de Punta Florida, al sur de la ciudad.

Uno de los tiburones fue hallado por Alberto Lapioggi cuando regresaba a bordo de una moto por la playa, de regreso del balneario Los Angeles. El ejemplar, de cerca de dos metros, se hallaba sobre la arena.

El restante fue encontrado por Ricardo Doumecq Milieu cuando se dirigía a retirar el tiburón hallado por Lapioggi a fin de trasladarlo a una cámara de frío.

En este caso, se trata de un pez de menor tamaño: es una hembra de 1,20 metros, cuyo peso ronda los 26 kilos.

Ambos ejemplares se hallan congelados, previéndose ser investigados en la Estación Hidrobiológica local.

En los primeros días de junio se hará una necropsia, para lo cual se contará con al aporte de profesionales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Así lo confirmó desde Buenos Aires a TSN, en forma telefónica, el director del centro de investigaciones que funciona en la Estación Hidrobiológica de Quequén, Gustavo Chiaramonte.

El profesional indicó que los dos ejemplares encontrados son de la misma especie. Se trata del “tiburón sardinero”, cuyo nombre científico es Lamna nasus, que habita en aguas más frías.

Esta especie de tiburón se alimenta de merluza negra. Chiaramonte agregó que las camadas de tiburones sardineros tienen muy poca reposición poblacional, por lo que habitualmente no forman cardúmenes, sino que andan en forma solitaria.

Evaluó luego que estos dos ejemplares encontrados en la costa necochense podrían haber sido capturados por algún pesquero, siendo luego liberados, no resistiendo el paso del barco al agua”.

Supone que “podrían haber estado moribundos o muertos al caer, siendo arrastrados por la corriente hasta la orilla”. No cree que hayan estado enfermos. Abona la teoría de que fueron pescados y devueltos al mar, ya sea semimuertos o muertos directamente”.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.