Nuestras Redes

Sin categoría

El drama de volver a tu casa siendo mujer / Por Cintia Ojeda*

Publicado

el

Domingo 22 de Octubre. Barrio Villa Urquiza de la ciudad de Posadas.

Eran las 7 de la mañana del día de las Elecciones Legislativas. Yo volvía a mi casa con los potentes rayos del sol, que para ese momento anticipaban un hermoso domingo. Me acompañan hasta Maipú y Perito Moreno, a una cuadra de donde vivo actualmente. Me despido y comienzo a caminar pensando en mi cama y en las cosas que debía hacer para cuando despertara. Dí literalmente tres pasos de aquella esquina, cuando cruza una camioneta gris con dos tipos -los que pude ver-, el acompañante era un treinteañero, con pelo rapado de ojos celestes que me empieza decir una cantidad de cosas. Las frases usadas fueron ‘te llevamos, linda’, ‘dale, vamos’, ‘subí que te llevamos’, y otras que no quise escuchar, todo eso me hizo rememorar la cantidad de veces que tuve que escuchar en la calle a tantos hombres de diferentes edades diciendome montón de obscenidades, de cosas que me harían, de cosas que ‘me gustaría’ que me hicieran, dando rienda suelta a sus postulados machistas en todo su esplendor.

Recordé hasta cuando con nueve años o diez, un viejo canoso me siguió en auto varias cuadras diciendome millones de cosas que en aquel momento no lograba entender. Y bueno ahí estaba yo, caminando en plena mañana sin ningún vecino a la redonda, en un barrio casi céntrico, sintiendo que ya no estaba segura en mi propio barrio, por que tenía a estos machos que aunque no fueron como aquel pibe que se masturbó en la escalera del edificio donde crecí y me quiso agarrar – y yo con un miedo terrible me pude escapar-, y tampoco como aquel otro viejo que me preguntó la hora en la calle cuando iba al colegio con 16 años y me mandó mano a las 6.30 horas -y que también me dejó con miedo y verguenza todo el día-, esta vez la violencia no era como esos otros momentos machistas que me tocó vivir por ser mujer.

Esta vez ya no era aquella nena indefensa, ni aquella adolescente que ni supo que fue bien lo que le pasó, quise gritarles de todo, que me dejaran en paz, que se vayan a la mierda, que no jodan a las pibas pero me quedé callada sobrotodo cuando ví que estacionaron frente al portón de mi casa. Me espanté y pensé; ¿y ahora qué hago? ¿Cómo entro? Sabía que si bajaban de la camioneta, ellos eran dos y yo una flaca que a penas sabe dar un buen golpe. Me dije, ‘bajan y corro a la avenida’. Todavía retumbaba en mí mente, lo último que habían dicho, ‘vení que no somos violadores’. Del espanto que me dió, no pude reaccionar y anotar ni la patente ni sacar fotografía de la camioneta. Solamente estaba atenta si descendían, para ese momento mis pasos que suelen ser muy rápidos, comenzaron a ser lentos, muy lentos. Estaba en la esquina de Perito Moreno y Formosa, y estaba lista para salir a correr hasta la avenida Uruguay. Sin embargo, finalmente el espanto y el miedo que duraron esos eternos segundos, se pudieron disipar paulatinamente cuando decidieron dejarme de molestar y marcharse. Aparentemente les aburrió el jueguito.

Aproveché y corriendo fuí hasta el portón, me apuré a sacar la llave, abrir el candado, cerrar y llavear todo. Entré a mi casa y me sentí a salvo. Por suerte terminó todo, me tranquilicé y pude acostarme a dormir.
Ya sé lo que algunos pueden pensar, no me pasó nada, nadie me tocó ni me violentó, entre comillas. Sin embargo, este tipo de situaciones las vivimos las mujeres desde niñas cuando ni siquiera menstruamos. No puede ser que no podamos caminar tranquilas en la vía pública. Me niego a que esa sea la regla social aceptada en nuestro tiempo, a volver a casa con miedo, a decirle a mis amigas que me avisen cuando llegan, a hacer que hablo con alguien en el taxi para que sepa el taxista que alguien me espera. Es hora que dejemos de naturalizar estas acciones por parte de los machitos que se creen con derecho a acosar en la calle a las mujeres. Agradezco a mis encuentreras del ENM que me incentivaron a compartir esto. Ya que un granito de arena para dejar de minimizar estas cosas hace falta.

*Periodista de La Voz de Misiones.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Publicidad

Cultura

Dieron el último adiós a Fernando Rosa y sus restos fueron cremados en Posadas

Publicado

el

Fer

El cuerpo del comediante Fernando Rosa (41) se veló hasta la mañana de hoy, 6 de enero, en la sala Cúneo, por calle San Martín, pasando 25 de mayo. Así lo dispusieron sus familiares, después de que hallaran al artista sin vida la noche del 4 de enero. Luego del sepelio, sus restos fueron cremados. Una multitud de personas se acercó a darle su abrazo a familiares y allegados del artista que fue velado a cajón cerrado, con objetos que usaba su personaje, Rulo Espínola. Se vio el equipo de tereré y la gorra que decía la frase “¿porqué hace eso?” que siempre recurría en sus guiones teatrales.

La noticia de su fallecimiento cayó como un duro golpe anoche, 4 de enero. Según fuentes policiales, fue la madre de Rosa, María Celeste Benítez Villagra, quien lo encontró sin signos vitales en la habitación de la casa donde vivía solo, por avenida Aguado, de Posadas. Al respecto, los allegados informaron que hace muchos años atravesaba una profunda depresión, estaba medicado pero a pesar de ello no lograba superar su estado, con fuertes recaídas y pese a que hacía planes a futuro, como la idea de abrir un merendero para chicos. Asimismo, padecía constantes dolores por la artrosis, a causa de la discapacidad motriz con la que nació.

Además de ser un reconocido artista del teatro, el cine y la televisión, Fer Rosa también llevaba adelante roles como funcionario público. Fue designado este año como Subsecretario de Discapacidad, dentro del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Misiones. En tanto, desde 2021 había asumido como Director de Discapacidad en la municipalidad de Posadas.

Rosa era licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Había investigado sobre la frontera para su tesis, algo que le permitió construir su personaje de Rulo Espínola, el más conocido y más querido por el público, con el cual además protagonizó una serie de espectáculos en la sala Mandové Pedrozo. También actuó en la Fiesta Nacional del Chamamé, de Corrientes, y en el Festival Nacional de la Música del Litoral, adonde fue distinguido como Artista Revelación.

 

Foto: gentileza Marcos Otaño


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Sin categoría

Rovira sobre victoria de Milei: “Vox populi vox dei”

Publicado

el

rovira

El presidente de la Cámara de Representantes de Misiones, Carlos Eduardo Rovira, se expresó sobre los resultados del balotaje que erigieron a Javier Milei como próximo presidente.

“Vox populi vox Dei”, dijo el ingeniero químico en un tuit.

Además de la locución latina, que significa “la voz del pueblo es la voz de Dios”, el ex gobernador felicitó “a todos los ciudadanos misioneros” por expresar su voto.

El pasado jueves 9 de noviembre, Rovira recibió en Posadas a Massa, quien se comprometió a volver tras los comicios para sellar la implementación del régimen impositivo especial para Misiones.

En aquella oportunidad, el ministro de Economía aseguró que, “pase lo que pase el 19, por más que nos voten en contra, la semana posterior de la elección vamos a estar acá, poniendo en marcha la zona aduanera especial para competir de igual a igual”.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Policiales

Falleció un ciclista que se quedó sin frenos y cayó a una cuneta en Mojón Grande

Publicado

el

falleció

José Ubaldo Amarilla, de 68 años, falleció anoche tras un accidente cuando circulaba con su bicicleta, en Mojón Grande.

Según informó la Policía de Misiones, el hecho ocurrió alrededor de las 23.30 del último domingo, en inmediaciones del acceso a la mencionada localidad.

Fue el hijo de Amarilla quien dio aviso a las autoridades de la comisaría local luego de encontrar a su padre sin vida, tendido en una profunda cuneta a la vera de la ruta provincial 215.

Después de realizar las pericias correspondientes, a cargo de los efectivos de la División Policía Científica UR-VI, se descartó la participación de terceros en el siniestro vial.

Asimismo, los policías señalaron que el accidente se produjo por problemas mecánicos en los frenos de la bicicleta, de rodado 26.

Por su parte, el informe del médico reveló que el ciclista sufrió un traumatismo de cráneo y presentaba escoriaciones en la región lumbar como consecuencia de su caída. Además, el profesional en turno determinó que el hombre de 68 años falleció fue un politraumatismo grave.

Desde el Juzgado de Instrucción 5 de Leandro N. Alem, se ordenó que el cuerpo de José Ubaldo Amarilla fuera entregado a sus familiares para su velatorio e inhumación. En tanto, la bicicleta involucrada en el accidente fue secuestrada como parte de la investigación en curso.

Foto: ilustrativa.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto