Nuestras Redes

Posadas

El GOE y el GIR se equivocaron de dirección y le rompieron toda la casa

Publicado

el

Lorenza es una vecina del barrio San Marcos de la ciudad de Posadas. Ayer por la tarde, el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y el Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Policía de Misiones irrumpieron en su casa y, sin darle ninguna explicación, le rompieron todo su domicilio y le causaron un grave daño físico y psicológico.

La mujer, en diálogo con La Voz de Misiones, relató que “ayer estaba durmiendo la siesta, eran las 15.15 horas aproximadamente y de golpe me desperté escuchando unos golpes fuertes. Primero pensé que reventó una garrafa, pero las explosiones eran del portón, de las puertas de mi casa, abrí mi habitación y me encontré con uniformados”.

Continúo explicando: “Estaban vestidos con capuchas, sólo les veía los ojos, me di cuenta de que eran un grupo de la policía, no me dijeron nada y empezaron a actuar con mucha violencia, me pusieron boca abajo y con armas me apuntaban en la cabeza y en la espalda. Cuando quise levantar la cabeza, me apretaron contra la cama”.

Con respecto al procedimiento, manifestó: “Había mucha gente, yo estaba solita, no sé si había 20 o 30 personas y me empecé a descomponer, estaba por perder el conocimiento y justo llegó mi hija y me sacó afuera de mi hogar. Soy hipertensa y mi presión estaba muy alta, estaba toda dura”.

La mujer, de 62 años, expuso el procedimiento y contó que, “en un momento, entró uno de los efectivos y le dijo a los otros, ‘no es acá, no es esta casa, es una cuadra de acá, es una casa azul’, creo que era el secretario del juez de turno. Nunca nadie se presentó, nunca me pidieron disculpas, no me mostraron ninguna orden, ningún papel, absolutamente nada”.

“Ahí salieron todos corriendo, salvo el secretario, que estaba de jean y se quedó un poco más atrás. Después me enteré que buscaban a mi inquilino, que es remisero, pero él no estaba, entonces le llamé para que venga. Cuando él llegó, ya se habían ido y él mismo llamó al 911”, añadió la vecina.

Además, reveló a quién buscaban en realidad los efectivos policiales: “Tiempo después, cuando llegó un móvil policial, nos explicaron que en Parada Leis hubo un robo millonario y que había un remisero cómplice y que hicieron ese operativo porque yo tengo un trabajador del volante como inquilino. Encima me querían hacer firmar un papel en blanco, así que mi hija rayó esa parte y ahí firmé”.

“Por suerte una mujer policía, una psicóloga de la Comisaría de la Mujer de Itaembé Miní me está ayudando, me está hablando y haciéndome pasar el mal momento. Hoy vino gente de la Jefatura a decirme que ellos se van a hacer cargo de las siete puertas que rompieron, pero que no van poner nuevas que van a arreglar nomas. Yo pienso iniciar una acción legal contra el Estado porque me hicieron mucho daño”, planteó la víctima.

“Tengo reacciones de llanto, el daño psicológico que me originaron es muy fuerte, siento mucha impotencia, me maltrataron, fue un atropello a mi persona, a mi familia, a mi casa. Las autoridades están para cuidarnos y no para hacerme lo que me hicieron”, señaló la mujer para finalizar.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria

Posadas

Jefes de la Policía acusaron robo de móviles y aprietes hacia personal activo

Publicado

el

policía

A través de sendas publicaciones en redes sociales, las máximas autoridades de la Policía de Misiones se expresaron sobre la protesta que llevan adelante tanto agentes activos como retirados de la fuerza provincial desde el viernes a la madrugada en Posadas. Por un lado denunciaron el robo de móviles oficiales para su utilización en el reclamo y aprietes hacia quienes continúan prestando servicios, como así también prometieron “medidas en consecuencia”.

El primero en pronunciarse fue Marcelo López Asencio, subjefe de la Policía, quien en su cuenta de Instagram compartió en formato de storie un video en el que se observa como un grupo de encapuchados toma posesión de al menos dos trafics que pertenecerían a la Universidad de las Fuerzas de Seguridad de la Provincia de Misiones (UFSPM).

“Robaron vehículos de la universidad de la fuerza”, consigna uno de los mensajes colocados sobre el video que comenzó a circular por grupos de mensajería instantánea y redes sociales entre la noche del viernes y la madrugada de hoy.

Los móviles oficiales como particulares de los uniformados en protesta fueron creciendo en cantidad desde anoche.

 “Somos policías, no delincuentes”, se añade en la continuidad del audiovisual, mientras que como mensaje final el material compartido por López Asencio expresa que “el gobierno entiende sobre su justo reclamo, pero estas acciones atentan contra la seguridad y se convierten en un delito contra el Estado”.

“No vamos a tolerar estos actos que evidencian otros fines”, culmina.

En este contexto, sobre la avenida Uruguay cada vez son más los patrulleros desplegados en el marco de la protesta, desde motocicletas, automóviles y camionetas hasta un autobomba.

Las denuncias formales por la sustracción y utilización de estos móviles para la medida de fuerzas son radicadas ante la Fiscalía de Instrucción Seis de Posadas, a cargo de René Casals, que a su vez notifica de los hechos al magistrado Ricardo Balor, del Juzgado de Instrucción Seis.

“Llamadas y amenazas”

Casi en la misma sintonía se pronunció el propio jefe de la fuerza, el comisario general Sandro Martínez, quien asumió al cargo en diciembre del año pasado.

Martínez, en tanto, eligió comunicarse a través de un estado de WhastApp, donde agradeció al personal que continúa prestando servicio y prometió acciones contra quienes realizan aprietes hacia efectivos que no adhieren a la protesta que desde ayer a la madrugada concita la atención del país.

“Al personal que se encuentra brindando seguridad en la provincia, quiero que sepan que cuentan con todo mi apoyo. Sé que están recibiendo llamadas y amenazas para que abandonen el servicio, pero ya estoy actuando en consecuencia para respaldarlos en todo momento”, fue el mensaje publicado por la máxima autoridad de la Policía de Misiones a las 14.50 de hoy.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Posadas

La protesta policial crece en manifestantes y se suman docentes al reclamo

Publicado

el

protesta policial

“Anoche éramos unas 5.000 personas acá, ahora debemos ser 6.000, porque hay camaradas que siguen bajando desde diferentes puntos de la provincia”, estimó este mediodía Germán Palaveccino, uno de los voceros de la protesta policial que desde el viernes a la madrugada concita la atención del país en Posadas.

Los uniformados, tanto activos como retirados, amanecieron frente a la dependencia policial ubicada sobre la avenida Uruguay, sobrellevando el frío al calor de ollas populares y a la convicción de continuar con la medida hasta que el gobierno provincial realice un ofrecimiento salarial conforme a las expectativas. 

Ni siquiera las amenazas de una posible intervención de las fuerzas federales, con lo cual la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, estrenaría su “protocolo anti-piquetes” fuera de Ciudad de Buenos Aires, amedrenta a los manifestantes que reclaman un aumento salarial para que los agentes recién iniciados “superen la canasta básica”.

Sería irracional que intervengan las fuerzas federales. Nuestro reclamo no es político, es salarial. Entendemos que la legitimidad del gobierno que fue votado por la gran mayoría del pueblo. Por eso pedimos recuperar el diálogo y que cesen las acciones que criminalizan este reclamo. Acá no hay ánimos sediciosos”, sostuvo a La Voz de Misiones Palaveccino, quien además reiteró que el Comando no está tomado, sino que continúa prestando servicios con normalidad.

A fin de apaciguar aún más las aguas, el vocero y referente de la mesa diálogo policial junto al suboficial retirado Ramón Amarilla, afirmó que ningún agente activo que forma parte de la protesta está armado. “Hemos dispuesto de un lugar especial para guardar las armas de los agentes activos, así preservamos la seguridad y evitamos cualquier tipo de incidente”, tranquilizó.

Grupos de docentes trasladaron su propio reclamo a la avenida Uruguay y se sumaron a los policías. FOTO: Fernando Oz.

En paralelo, al acampe de policías se sumaron grupos de docentes dispuestos a acompañar la medida y trabar fuerzas para lograr una mayor visibilización del conflicto salarial que también los aqueja. 

“Estamos acá desde anoche, acompañando y haciendo visible nuestro reclamo. Los maestros estamos con un sueldo de 240.000 pesos. Es una miseria. La provincia se está incendiando porque los empleados públicos cobramos muy mal”, sumó Romina Sartori, una docente que vino desde Bonpland para dar el presente en la manifestación.

Protesta y comité de crisis

La protesta policial comenzó el viernes a las 3 de la madrugada, cuando uniformados retirados, tanto de la Policía como del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), levaron el acampe de tres días que efectuaban frente a la Jefatura y los agentes activos decidieron profundizar la medida de fuerza.

Así fue como se cruzaron los primeros patrulleros que interrumpieron el tránsito sobre la avenida Uruguay, se encendieron las primeras cubiertas y se hicieron sonar las sirenas.

Al poco tiempo, se sumaron más y más uniformados, de manera tal que la ciudad amaneció con policías rodeando el comando.

En paralelo, la Justicia recibió al menos tres denuncias por diversos delitos considerados en flagrancia durante la protesta, lo cual motivó la intervención del fiscal René Casals y el juez Ricardo Balor, del Juzgado de Instrucción Seis, el cual firmó una orden de desalojo, aunque la medida hasta el momento no se efectivizó.

“Acá no hay ánimos sediciosos”, afirmó Germán Palaveccino, vocero de la protesta.

Para la noche, en tanto, se conoció que el gobierno misionero, a través del ministro Marcelo Pérez, acudió a la Nación para solicitar la conformación de un comité de crisis para diagramar estrategias de acción tendientes a recuperar la “seguridad interior” de la provincia.

El pedido tuvo respuesta positiva de parte y dicho comité fue conformado con la ministra Patricia Bullrich como presidenta, el gobernador Hugo Passalacqua como co-presidente y los titulares de todas las fuerzas federales como integrantes activos.

La resolución puso a disposición de las autoridades a todas las fuerzas federales para que actúen cuando se lo requiera.

Anoche, los trascendidos indicaban que había al menos 200 efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) de Rosario que estaban “aprestos” a desembarcar en la capital misionera para recuperar el orden y aplicar el protocolo antipiquetes, pero hasta el momento nada de ello sucedió.

“Un enfrentamiento entre fuerzas podría ser muy grave”, alertó esta mañana Ramón Amarilla, durante un diálogo con C5N desde la protesta.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo

Posadas

Bullrich y Passalacqua encabezan comité crisis por protesta policial

Publicado

el

protesta policial

Un documento del Ministerio de Seguridad de la Nación revela que, tras la protesta policial iniciada esta madrugada en Posadas, se conformó un comité de crisis que será encabezado por Patricia Bullrich y el gobernador Hugo Passalacqua, quienes ahora tendrán a su disposición todas las fuerzas federales para intervenir en el conflicto con el objetivo de “restaurar la seguridad interior” en la tierra colorada.

En la resolución argumentan que fue el gobierno misionero, a través del ministro Marcelo Pérez, el que acudió a Nación con el objetivo de conformar un comité de crisis para disponer de los recursos necesarios para intervenir en el conflicto y diagramar estrategias de acción.

“En tal sentido, y atento a las competencias asignadas al MINISTERIO DE SEGURIDAD, resulta oportuno y conveniente convocar al COMITÉ DE CRISIS, a fin de contribuir con una mejor y más eficiente organización sobre el despliegue territorial de tareas destinadas a la prevención y control del orden urbano para el ejido de la PROVINCIA DE MISIONES”, fundamentan desde la cartera que dirige Bullrich.

De esta manera, resolvieron el armado del mencionado comité de crisis, el cual será presidido por la propia Bullrich y copresidido por el gobernador Passalacqua, al tiempo que estará integrado por los titulares de todas las fuerzas federales, es decir: Gendarmería Nacional Argentina (GNA), Prefectura Naval Argentina (PNA), Policía Federal Argentina (PFA), Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Una decena de móviles policiales ya son parte de la protesta que lleva más de 18 horas activa.

Según lo dictaminado, ambas autoridades serán quienes “ordenarán la iniciación, suspensión y conclusión de la aplicación de la fuerza y dispondrán la graduación de su intensidad”. También “podrán convocar a todos los funcionarios y organismos que consideren necesarios para el mejor cumplimiento del plan dispuesto”.

La resolución, a la cual La Voz de Misiones tuvo acceso, además dispone que “la comunicación pública de las acciones, planes y resultados que surjan como producto de las operaciones de seguridad interior llevadas a cabo por el COMITÉ DE CRISIS serán brindados de manera unificada y oficial por el MINISTERIO DE SEGURIDAD y la Gobernación de la PROVINCIA DE MISIONES”.

La medida entró en vigencia a partir de la firma de la resolución y se mantendrá activa hasta “se restablezca la seguridad en la provincia”.

“Hasta las últimas consecuencias”

Mientras tanto, frente al Comando Radioeléctrico I de Posadas, ubicado sobre la avenida Uruguay, la protesta continúa y conforme al paso de las horas suma participantes, incluido quienes llegan desde otros puntos de la provincia y ya avisaron que no piensan abandonar la medida de fuerza.

Nuestro reclamo es netamente salarial. Acá no pedimos la cabeza de nadie. No tenemos intereses políticos, solo queremos sueldos dignos y por eso vamos a continuar acá hasta las últimas consecuencias. Esto se va a terminar cuando el gobierno vuelva a dialogar con nosotros”, expresó ante la masa el policía retirado y referente de la mesa diálogo Ramón Amarilla.

El policía retirado Ramón Amarilla es uno de los representantes de la mesa de diálogo.

El vocero de los uniformados en protesta además sostuvo que el Comando no está tomado, sino que continúa prestando servicio con normalidad. El tránsito sobre la avenida Uruguay, en tanto, continúa interrumpido, con cubiertas desparramadas por la acera y al menos 10 móviles policiales que activan sirenas para celebrar la llegada de más y más camaradas.

En las veredas lindantes, por su parte, cada vez hay más gazebos y carpas de manifestantes que se preparan para pasar la noche frente a la dependencia policial. Todo eso sucede en medio de una tensa calma cuyo pulso se mide a partir de las diferentes versiones que corren respecto al posible accionar de fuerzas federales para cumplir con la orden de desalojo dispuesta por el Juzgado de Instrucción Seis de Posadas, a cargo del magistrado Ricardo Balor.

Desde el gobierno, en tanto, hicieron trascender que el lunes se anunciarán aumentos para toda la administración pública, lo cual alcanza a docentes, médicos, policías y penitenciarios, aunque no precisaron porcentajes.


Pinturas Misioneras
Barrios Computación
ElectroMisiones

Animal World Veterinaria
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto