Nuestras Redes

Policiales

Volvían de jugar en la plaza, un borracho los atropelló y provocó una tragedia

Publicado

el

MENDOZA. Carla Pagliaricci (40) y sus dos pequeños hijos, Abril (3) y Agustín (7), volvían de la plaza a donde habían ido a jugar. La mamá los llevaba de la mano cuando estaban por cruzar la avenida costanera de Mendoza. Hacía un año que por problemas económicos, se habían mudado de la localidad bonaerense de Vicente López a Guaymallén, en el Gran Mendoza.

Era las 7 de la tarde del viernes 14 de noviembre. En un segundo, un asesino al volante arruinó la vida de una familia para siempre. Un conductor alcoholizado y en contramano, chocó contra un Ford Fairlan y una camioneta Ranger, y el auto viejo terminó sobre la vereda atropellando a la familia. Agustín quedó debajo del auto y murió a las pocas horas en el hospital.

Abril está muy grave en terapia intensiva, inestable, y la mamá –que pidió el alta voluntaria para acompañar a su nena- tiene múltiples fracturas y será operada en los próximos días.

Agustín era un nene feliz. Vivía en la casa de su abuela María en Mendoza, donde iba a la escuela Estrada y se destacaba por sus buenas notas. Era fanático hincha de River como su tío Diego. “¡Te amo, sos el mejor tío del mundo!”. Fue el último mensaje que le mandó por Whatsapp, el día del triunfo de la Copa Libertadores, a Diego, que ahora lo llora desconsolado en el hospital Notti de Mendoza.

La familia permanece en una vigilia interminable esperando el milagro de la recuperación de Abril. Por el pasillo avanza Carla, en silla de ruedas y con una pierna enyesada. A su lado su marido Miguel Kruk (54), el papá de los chicos, que tiene los ojos rojos de tanto llorar. Viajó desde Buenos Aires, donde trabaja, apenas le avisaron del accidente.

“Siento un vacío enorme. Perdí a Agustín y lo único que pido es que no vaya a ser una muerte en vano. Que el fiscal no deje sueltos a los asesinos que salieron a matar al volante”, dice Carla, la mamá, a Clarín.

El fiscal Fernando Giunta imputó por homicidio culposo agravado a los tres conductores, pero los abogados defensores- los ex funcionarios Fernando Armagnague y Antonio Carrizo- han pedido la excarcelación de los responsables del accidente. “Lo único que les pido que no me abandonen, que el fiscal no deje libre a estas basuras que mataron a mi hijo. Estaba lleno de vida y lo tuve que ir a reconocer a la morgue”, implora el papá.

El accidente ocurrió en el cruce de la Costanera y Matienzo cuando un VW Gol que ingresó en contramano y chocó contra la camioneta y el Fairlane, provocó la tragedia. El auto antiguo dio un trompo y terminó arriba de la vereda, atropelló a la familia que estaba esperando cruzar. La policía constató que el conductor del Gol iba alcoholizado.

Carla ayer declaró ante el fiscal en el hospital, dice que solo recuerda que volvían de la plaza. La abuela María les avisó que ya estaba lista la leche de los chicos y por eso regresaron. “Veníamos cantando. La nena en su triciclo y Agustín a mi lado. Los puse cerca de mí porque la vereda es muy estrecha. Sólo recuerdo que vi doblar a un camión y después desperté en un hospital preguntando por mis hijos”, dice la mamá.

La familia no encuentra consuelo. Ni los rezos, ni las muestras de afecto de los vecinos, maestras y amigos de los chicos que se acercan para solidarizarse pueden calmar tanto dolor. El día del accidente, Agustín llevaba puesto en su cuello un rosario. Esa mañana le había pedido a la abuela María que lo llevara a la iglesia de Santo Domingo para bendecir el rosario. Junto al pesebre y sonriendo, pidió que le tomaran un foto. Es la última imagen que la familia conserva de Agustín.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación

Policiales

Policía prófugo por abuso apareció muerto de un disparo a orillas del Paraná

Publicado

el

policía prófugo acceso sur

El sargento de la Policía de Misiones que estaba prófugo desde hace dos semanas tras ser denunciado por hechos de abuso sexual perpetrados en perjuicio de una hijastra adolescente apareció muerto de un disparo en la cabeza y todo indica que se trató de un suicidio.

El cuerpo del uniformado sin vida fue hallado esta tarde, cerca de las 16, a orillas del río Paraná, a la altura del Acceso Sur, en Garupá, y a simple vista presentaba una lesión de arma de fuego a la altura de la sien, con orificio de entrada y salida. 

Al lugar acudió el personal de la comisaría jurisdiccional, los especialistas de la Dirección Criminalística y el magistrado Marcelo Cardozo, titular del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas.

Fuentes consultadas por La Voz de Misiones señalaron que el fallecido fue identificado como J. C. B. (47), el suboficial de la Policía que prestaba servicio en la División Comando Santa Clara y que desde hace dos semanas registraba un pedido de captura en su contra dictado por el mismo juez Cardozo.

Las mismas fuentes describieron que junto al cuerpo los uniformados intervinientes en la escena dieron con la pistola reglamentaria 9 milímetros, además de una mochila con un uniforme policial y un teléfono celular.

Por orden judicial, el cadáver fue trasladado a la morgue para ser sometido a un examen de autopsia para esclarecer las circunstancias del deceso. Preliminarmente el hecho se investiga como supuesto suicidio.

La denuncia contra el uniformado fue radicada por el padre de la víctima el 16 de febrero en la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima, dependiente de la Unidad Regional X.

En la presentación, el policía fue acusado de haber perpetrado reiterados hechos de abuso sexual en perjuicio de una hijastra de 17 años.

Tras la denuncia, la madre de la víctima dejó la vivienda que compartía con el suboficial acusado y desde el momento el implicado se mantenía prófugo de la Justicia.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Judiciales

ATE Misiones repudió homenaje a genocida en el Regimiento 30 de Apóstoles

Publicado

el

genocida regimiento losito

La delegación en Misiones de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) repudió esta mañana el recibimiento con honores que se le brindó en el Regimiento 30 del Ejército Argentino en Apóstoles al ex coronel Horacio Losito, veterano de Malvinas y genocida condenado en tres causas por crímenes de lesa humanidad, entre ellas la Masacre de Margarita Belén, fusilamiento en el que fueron asesinados cuatro militantes misioneros.

“Esto marca un retroceso notable para la democracia, marcando la transversalidad de los discursos negacionistas del gobierno nacional que sostiene la ‘Teoría de los dos demonios’, generando y multiplicando discursos de odio, que van en desmedro del arduo trabajo de revisionismo histórico que en 40 años de democracia hemos realizado sindicatos, organizaciones de derechos humanos, activistas independientes y sociedad civil para mantener vida la memoria, la verdad y la justicia”, señalaron en un posteo en Facebook.

La publicación agrega que “en nombre de las víctimas de la Masacre de Margarita Belén y sus familiares habrá que seguir trazando los caminos para no permitir que el odio y los reivindicadores negacionistas del genocidio nos borren el proceso maravilloso de construcción democrática que se ha logrado en estos 40 años”.

Graciela Franzen, por su parte, presa política en la dictadura y hermana de Luis Arturo Franzen, uno de los cuatro misioneros fusilados en la masacre que derivó en la condena a prisión perpetua del ex militar Losito, también lamentó lo sucedido en el Regimiento de Monte 30 del Ejército. “En Argentina no hay seguridad. Horacio Losito, genocida con varias condenas, amigo del padre de la vicepresidenta, en libertad”, criticó en redes.

En un breve diálogo con LVM, Franzen describió que “hoy, con el ‘homenaje a Horacio Losito’, sentí los mismos dolores de las torturas durante meses en la Brigada de Resistencia y en el comedor de la Alcaidía, que sintieron mi hermano Luis Arturo Franzen y sus compañeros antes de su martirio”.

“Nuevamente nos clavan un puñal en el corazón, en la misma cicatriz que quedó luego de la condena. ¡La herida se abre y sangra con el mismo dolor!”, exclamó.

A nivel nacional, la organización de derechos humanos Hijos, que cuenta con filiales en todo el país, también se hizo eco de la noticia y a través de X apuntaron “así fue reivindicado el terrorismo de Estado”, en respuesta al video que eternizó el recibimiento con honores que recibió Losito durante su visita a su hijo el martes en el cuartel del Ejército en la localidad de Apóstoles.

El ex coronel que también participó de la guerra de Malvinas junto al padre de la actual vicepresidenta Victoria Villarroel, tiene tres condenas en su contra: una a perpetua y dos a 25 años de prisión, todas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

La perpetua la recibió en 2011, en el marco del juicio por la Masacre de Margarita Belén, hecho perpetrado el 13 de diciembre de 1976 y en el cual los militares fusilaron a 22 militantes sociales y peronistas que en ese momento eran presos políticos.

Entre las víctimas habían cuatro misioneros Luis Arturo Franzen, estudiante de Ingeniería y trabajador del Correo Argentino; Manuel Parodi Ocampos, estudiante de Filosofía, a punto de graduarse en el Instituto Montoya, padre de un bebé de meses; Carlos Alberto “Carau” Duarte, de una familia tarefera de Puerto Esperanza, estudiante de Ciencias Económicas y albañil en Posadas; y Carlos Enrique “El Flaco” Tereszecuk, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades.

Losito fue detenido en 2004 y en 2020 fue beneficiado con prisión domiciliaria, mientras que en diciembre del año pasado accedió a la libertad condicional mediante una resolución del Tribunal Oral Federal (TOF) de Corrientes al considerar que estaba habilitad a regresar a las calles tras cumplir dos tercios de su condena.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Judiciales

Genocida en libertad condicional fue recibido con honores en el Regimiento 30

Publicado

el

genocida horacio losito

El genocida Horacio Losito, condenado a prisión perpetua por la Masacre de Margarita Belén, donde fusilaron a cuatro misioneros, goza de libertad condicional desde diciembre pasado y este martes fue recibido con honores en el Regimiento de Monte 30 del Ejército Argentino en Apóstoles.

Según pudo confirmar La Voz de Misiones, el arribo de Losito al cuartel se concretó el último martes para visitar a su hijo y al llegar fue recibido con honores por parte de los soldados presentes.

Las mismas fuentes indicaron que la filmación del momento contó con autorización oficial, aunque su difusión se dio por redes sociales a partir de cuentas que celebraban la liberación del condenado.

En las imágenes se lo observa descender de un rodado, avanzar frente a los soldados, realizar la venia, efectuar dos campanazos y lanzar un “Viva la Patria, Viva”.

Losito, Margarita Belén y los misioneros

Losito estuvo detenido desde 2004 y con prisión domiciliaria desde 2020, aunque en diciembre del año pasado fue favorecido con la libertad condicional otorgada por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Corrientes, al considerar que el militar ya había cumplido dos tercios de la pena impuesta en su contra. 

El militar, que combatió en Malvinas con el padre de la actual vicepresidenta Victoria Villarruel, tiene una prisión perpetua y otras dos a 25 años de prisión en su contra, todas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura miliar.

La perpetua fue impartida en 2011, en el marco del juicio oral por la causa de la Masacre de Margarita Belén (Chaco) que consistió en el fusilamiento de 22 militantes peronistas, entre los cuales habían cuatro misioneros.

Según consta en los registros, el hecho se registró el 13 de diciembre de 1976, cuando una decena de detenidos políticos iban a ser trasladados desde la Unidad Penal 7 y del Regimiento de Infantería de Resistencia hacia una cárcel de Formosa bajo la excusa de un posible desorden carcelario.

La versión oficial consignó que durante el viaje en cercanías a la localidad de Margarita Belén, se produjo un enfrentamiento con supuestos guerrilleros que pretendían liberar a los prisioneros y el saldo fue de 22 fallecidos.

Sin embargo, las investigaciones y los juicios realizados posteriormente permitieron develar que todo se trató de una puesta escena montada por los militares, utilizando la misma técnica que ya habían desplegado meses antes en otros puntos del país, como en Salta, con la Masacre de Palomitas.

De acuerdo a lo que se reconstruyó, en la noche previa las víctimas fueron largamente torturadas y algunas de ellas prácticamente ya fueron llevadas sin vida al lugar donde se montó la escenografía con la que los militares pretendieron simular el enfrentamiento, con cuerpos ubicados dentro de vehículos y desparramados por el monte.

En el hecho fueron asesinados los misioneros Luis Arturo Franzen, estudiante de Ingeniería y trabajador del Correo Argentino; Manuel Parodi Ocampos, estudiante de Filosofía, a punto de graduarse en el Instituto Montoya, padre de un bebé de meses; Carlos Alberto “Carau” Duarte, de una familia tarefera de Puerto Esperanza, estudiante de Ciencias Económicas y albañil en Posadas; y Carlos Enrique “El Flaco” Tereszecuk, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades.

Margarita Belén, 45 años: cartas de un fusilado


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto