Nuestras Redes

Policiales

La trama detrás del fatídico final de Valentina y su hijo Lázaro

Publicado

el

Con el hallazgo de los cuerpos en el interior de la camioneta Ford EcoSport sumergida en las aguas del arroyo Caraguatay, sobre la ruta 12, a unos tres kilómetros de Montecarlo, se desvaneció el misterio de la desaparición de Valentina Patiño Fombona, de 51 años, y su hijo Lázaro, de 6, un caso que tenía conmocionada a la provincia.

El vehículo  fue encontrado cerca de las 14.30, volcado y con las ruedas fuera del agua. Según indicó a La Voz de Misiones el juez de Instrucción de Puerto Rico, Manuel Balanda, la mujer venía conduciendo hacia Montecarlo, cuando por razones que la pericia busca establecer, perdió el control del vehículo, cruzó al carril contrario y terminó cayendo al arroyo.

El rastro de una frenada, que al decir del magistrado coincide con los neumáticos de la camioneta, sugiere que la mujer intentó reaccionar antes que el vehículo saliera disparado hacia el agua.

El cuerpo de Valentina Patiño se encontraba todavía al volante de la camioneta cuando el equipo de bomberos de Montecarlo llegó al lugar. El de su hijo Lázaro flotaba boca abajo al costado del rodado, según pudo averiguar LVM. Esto último hace suponer que el niño viajaba sin cinturón de seguridad, y que fue despedido del vehículo antes que este se hundiera en el arroyo.

La mujer, de origen venezolano, llevaba pocos meses viviendo en Montecarlo. Se desempeñaba como gerente de Recursos Humanos de la Cooperativa Agrícola y, según los testimonios de quienes la conocieron y la buscaron durante estas 36 horas de incertidumbre, estaba feliz con su trabajo y la vida que tenía allí. Antes, había sido encargada de Sustentabilidad del Hotel Amerian, de Puerto Iguazú.

La última conexión

Madre e hijo se encontraban desaparecidos desde la noche del martes. La última conexión de WhatsApp de la mujer fue a las 21:05. Andrés Barrios, uno de sus amigos, contó a La Voz de Misiones que minutos antes había estado chateando con ella. La esperaba -dijo- para celebrar el Día del Amigo en el restaurante El Salteño, propiedad de otro amigo en común.

Dijo que Valentina le había consultado sobre un gasista por un problema de fuga de gas que tenía en su casa. El hombre tenía guardado el mensaje de voz en su teléfono. En la grabación, se escucha a Valentina quejarse por el olor a gas que no la dejaba dormir. De fondo, se oye una radio a todo volumen. Minutos después, se desconecta para siempre.

Barrios contó que Valentina y su hijo habían ido a compartir una cena temprana con un productor de la zona, identificado como Andrés Rau, con quien aparentemente tenía una relación sentimental. Estaba ahí cuando chateó con ella hasta minutos antes de las 21:00, y fue este hombre el que la vio por última vez.

La policía allanó su vivienda, ubicada en la colonia Guatambú, a unos 10 kilómetros de Montecarlo. Fue una de las primeras diligencias luego de denunciada la desaparición. Rau fue detenido, aunque el juez Balanda aclaró después a LVM que el hombre quedó recluido pero no en relación con el caso, sino por tenencia de armas sin licencia, dado un pequeño arsenal hallado en su casa.

Las redes criminales

La desaparición de la mujer y su pequeño fue denunciada a la policía más de 12 horas después de que no llegara a la cita en El Salteño, cuando Barrios y otros amigos advirtieron que tampoco había ido a trabajar; no estaba en su casa y no había vuelto a conectarse a su teléfono.

Enseguida, se agitaron los peores fantasmas. La intrincada geografía vial de la zona, donde es muy fácil perderse, con caminos de tierra que se bifurcan en todas direcciones, las largas y desoladas extensiones de tierra dedicadas a la industria forestal, y la supuesta actividad de grupos del crimen organizado, llevaron a pensar que madre e hijo habían caído en manos de una red delictiva trasnacional.

En cualquier caso, los datos tampoco faltan. Sin ir más lejos, en abril pasado, el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, informaba de 343 personas que estaban en situación de trata con fines de explotación sexual o laboral en varias provincias argentinas, incluida Misiones.

Esta era la principal teoría hasta horas antes del hallazgo de sus cuerpos. El hecho que la mujer, de 51 años, no encajara en el perfil de las redes de trata, que por lo general trafican chicas jóvenes de estratos sociales más bajos, no bajó sin embargo el tono de la idea, por cuanto el pequeño Lázaro sí podía constituir una víctima potencial de estas redes criminales.

La mujer en el yerbal

La versión de que un colono había visto a una mujer muy parecida a Valentina salir caminando de un yerbal, en inmediaciones de donde se suponía había estado la noche del martes, trajo una luz de esperanza a quienes aguardaban noticias al mediodía del jueves en la comisaría de Montecarlo, entre los que se encontraba el padre del niño, ex pareja de la mujer, Fabrizio. Resultó una pista falsa.

A esa hora, productores de la zona se sumaron al rastrillaje, que llegó hasta el Cerro Favorito. Por la mañana, policías y autoridades habían sobrevolado toda el área en helicóptero.

El caso movilizó a todo el aparato de seguridad de la provincia. Las acciones sobre el terreno estuvieron encabezadas por el subsecretario de Seguridad y Justicia Ariel Marinoni, el juez de Instrucción Balanda, el jefe de Policía Carlos Miguel Merlo, personal dependiente de la Unidad Regional III y de la Dirección de Homicidios de Posadas.

Las tareas de rescate de los cuerpos y la extracción de la camioneta del arroyo llevó varias horas. Las tareas continuaron hasta la noche. Ahora, la autopsia dirá si Valentina y Lázaro estaban o no con vida cuando el vehículo tocó las aguas.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación

Judiciales

Imputaron a Jonatan Campedo por el femicidio de Ramona en San Onofre

Publicado

el

ramona morínigo juzgado uno posadas

Tras el fallecimiento de Ramona Isabel Morínigo (39), la madre de tres menores que el entre el sábado y domingo de la pasada fue rociada con alcohol y prendida fuego en su casa del barrio San Onofre de Posadas, su pareja volvió a ser trasladado ante la Justicia para una ampliación de declaración indagatoria y fue imputado por el femicidio de la mujer.

El sospechoso, identificado como Jonatan Jordan Campedo Páez (34) fue llevado desde la comisaría donde se encuentra detenido hasta el Juzgado de Instrucción Uno, a cargo del magistrado Marcelo Cardozo, le notificó el deceso de la mujer y le amplió la imputado a “homicidio agravado por la convivencia”, figura que prevé una pena de prisión perpetua.

En esa misma instancia y a diferencia de lo sucedido al momento de ser indagado por el delito de en grado de tentativa, Campedo Páez decidió dar su versión de los hechos y antes las autoridades se desligó del hecho, afirmando que la mujer se auto efectuó las lesiones con intenciones suicidas.

La versión contrasta con lo dicho por uno de los hijos de Ramona, quien habría sido testigo directo del ataque y en las próximas horas podrías prestar declarar en Cámara Gesell.

Mientras todo ello sucedía en pasillos judiciales, en el cementerio La Piedad los familiares de Ramona inhumaban los restos de la mujer en medio de muestras de profundo de dolor y tristeza.

El hecho se registró entre la noche del sábado y la madrugada del domingo pasado en el barrio San Onofre de Posadas.

Según los primeros testimonios, en medio de una discusión, la mujer fue rociada con alcohol y luego prendida fuego. Consecuencia de ello resultó con el 50% del cuerpo afectado con quemaduras graves, localizadas principalmente en la cabeza, rostro, cuello y miembros superiores.

La mujer permaneció agonizó cinco días en terapia intensiva del hospital Madariaga y su fallecimiento se produjo el último viernes.

 

 


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Policiales

Femicidio en San Onofre: “Ella alcanzó a decir que su pareja la atacó”

Publicado

el

femicidio san onofre ramona morínigo

Tras el fallecimiento de Ramona Isabel Morínigo (39), la mujer quemada en un episodio de violencia de género sufrido a manos de su pareja el último sábado a la noche en el barrio San Onofre de Posadas, su familia recibe colaboración de la comunidad para los gastos del sepelio y se prepara para constituirse como querellante en la causa que ahora pasará a ser investigada como femicidio.

El deceso de la mujer se registró esta madrugada, tras cinco días de agonía en terapia intensiva del hospital Madariaga con más del 50% del cuerpo afectado con quemaduras graves y ahora la familia necesita reunir aproximadamente $300.000 para brindarle el último adiós, dinero difícil de alcanzar dado el estado de vulnerabilidad en el que se encuentran.

Por ello, se inició una campaña solidaria que culminará apenas se alcance el monto requerido y quienes deseen colaborar pueden hacerlo a través de donaciones por billeteras virtuales al CVU 0000003100036136780116 o alias CVU polisergiio, a nombre de Sergio Fabián Gómez, hermano de Ramona.

En paralelo, la familia se prepara para constituirse como querellante particular en la causa que ahora, tras el deceso de la mujer, pasará a ser investigada como femicidio, delito que prevé una pena de prisión perpetua.

Con esa pretensión, cuentan con el asesoramiento de la letrada Nancy Jara, quien dialogó con La Voz de Misiones, brindando detalles del hecho que trascendió más de 24 horas después de ocurrido.

“El hecho ocurrió el sábado a la noche, casi llegando a la medianoche. La familia de ella alcanzó a ver una llamarada por la ventana y luego ella salió corriendo. Su hijo adolescente llegó a ver lo que ocurrió y ella alcanzó a decirle a su familia que su pareja la había atacado”, narró Jara.

El sospechoso está identificado como Jonatan Jordan Campedo Páez, de 34 años.

La letrada agregó que “los padres de ella llamaron a la ambulancia y a la Policía, pero como ninguno llegó decidieron llevarla ellos mismos en auto hasta el hospital. Al otro día tampoco querían tomarle la denuncia, le dijeron que solo la víctima del hecho podía hacerlo”.

Respecto a Ramona, indicó que la mujer tenía tres hijos, todos en edad de adolescencia y pre adolescencia, y que hace escasos 15 días había retomado la relación el muchacho que ahora permanece detenido como único sospechoso del hecho y a la espera de ser llamado a una ampliación de declaración indagatoria.

El implicado está identificado como Jonathan Jornan Campedo Páez (34), quien según Jara no fue detenido en el lugar del hecho sino que varias horas más tarde tras ser localizado en cercanías a la terminal de ómnibus.

Actualmente, el hombre se encuentra a disposición del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas, a cargo del magistrado Marcelo Cardozo.

“Ahora no estamos abocando a la despedida de Ramona y respetando el dolor de la familia, pero estamos predispuestos a seguir ayudando a la familia y la semana que viene iniciaremos los trámites para constituirnos como querellantes, así también tenemos acceso al expediente y ayudamos a obtener justicia por este grave hecho”, cerró Jara.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Policiales

Femicidio en Posadas: falleció la mujer quemada en el barrio San Onofre

Publicado

el

femicidio posadas

Tras permanecer casi una semana internada en grave estado, esta madrugada falleció Ramona Morínigo (39), la mujer rociada con alcohol y prendida de fuego tras una discusión con su pareja en el barrio San Onofre de Posadas y el hecho se transformó en un nuevo caso de femicidio. 

Fuentes policiales precisaron que el deceso de la mujer se produjo esta madrugada, cerca de las 3, mientras se hallada internada en el área terapia intensiva del nosocomio posadeño con más del 50% del cuerpo con quemaduras graves, localizadas principalmente cabeza, rostro, tórax y miembros superiores.

Por el hecho permanece detenido su pareja, identificado como Jonathan Jordan Campedo Páez (34), cuya situación procesal se agravaría ya que pasaría de ser imputado por femicidio, delito que prevé una pena de prisión perpetua en caso de ser hallado responsable en un futuro de debate oral.

Los datos recolectados indican que el hecho se produjo el domingo a la madrugada, mientras se encontraba en su vivienda del barrio San Onofre y en el marco de una discusión el hombre habría rociado con alcohol a la mujer para luego prenderla fuego.

Después del hecho, la víctima fue trasladada al hospital Madariaga en el auto de su padre y desde ese momento permaneció internada en grave estado.

“Ellos estaban adentro la pieza discutiendo y él le pidió a ella alcohol para pasarse en las piernas porque le dolían. Ahí de un momento a otro le tiró alcohol por la cara y directamente le prendió fuego con el encendedor de él, porque fuma. Cuando ella llegó al hospital estaba consciente, hablaba, le venía contando a su hijo lo que paso”, contó la madre de Ramona en diálogo con Radioactiva 100.7 en los últimos días.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto