Nuestras Redes

Policiales

Cura trasladado a Iguazú, denunciado por abuso de menores en La Plata

Publicado

el

Se trata de Raúl Sidders, quien actualmente vive en la Diócesis de la Ciudad de las Cataratas, a la espera de un nombramiento en Gendarmería.

 

En una denuncia penal realizada ayer se acusa al cura Raúl Anatolly Sidders “como autor material de abuso sexual agravado por haber sido cometido contra una menor de 13 años aprovechando la situación de guía espiritual como sacerdote y docente”, según se detalla en la presentación ante el Juzgado de Garantías 2 de ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires.

El religioso acusado por ex alumnos del colegio San Vicente de Paul de la ciudad de las diagonales llegó a Misiones a principios del mes de mayo, en medio de la pandemia, y se alojó en la sede de la Diócesis de Puerto Iguazú junto al obispo local, Nicolás Baisi.

Según se detalló en la sección Comunicaciones Diocesanas de la página web obispadocastrenseargentina.org; Sidders, que tiene el rango de Presbítero: “Cesará como Capellán de la Base Aeronaval “Punta Indio”. Se traslada a la Diócesis de Puerto Iguazú donde prestará servicios como Capellán de Gendarmería Nacional”.

Sin embargo, el nombramiento nunca se concretó y el religioso denunciado continúa a la espera de asumir la función designada. Fuentes del Escuadrón XIII Gendarmería Nacional consultadas por LVM aseguraron que Sidders todavía no está vinculado a la fuerza federal.

Primera denuncia

Los primeros en alertar sobre la existencia de víctimas de abusos del cura Raúl Sidders fueron del periódico PrensaObrera.org, que bajo el título “Relatos de exalumnos sobre un sacerdote abusador…” recogieron aberrantes testimonios de quienes fueron sus alumnos y se animaron a contar lo que pasó a partir del año 2002, cuando Sidders llegó al colegio San Vicente de Paul de La Plata.

Aunque sin una denuncia judicial para sostener la acusación, la noticia generó cierto revuelo hasta que ayer la abogada Pía Garralda hizo la presentación como representante legal de la primera víctima que se animó a acusar formalmente. Se trata de una mujer cuyos datos permanecen en el anonimato para preservarse, pero se sabe que hoy tiene 26 años y que los abusos que relata datan de cuando tenía 12 años.

“Esta es la primera denuncia formal, pero estamos trabajando en nuevas presentaciones”, adelantó Garralda a LVM. Se espera que, con la aparición de una primera víctima, otros ex alumnos que hayan pasado por el mismo calvario también se animen a denunciar.

Chacal del confesionario

Según la recolección de testimonios que enumera Prensa Obrera, el sacerdote ahora denunciado en la Justicia era una especie de chacal del confesionario.

El ámbito de acción que se repite en los testimonios es el momento de la confesión a la que se sometían semanalmente los alumnos del colegio religioso San Vicente de Paul.

En un fragmento de la denuncia publicada ayer por el diario Primera Edición, se destaca un párrafo de la víctima: “Me confesaba con el padre Sidders en la escuela, me empezó a preguntar si había visto alguna vez a mis papás tener relaciones sexuales, si había visto a mi papá desnudo, si sabía lo que era un pene (…)”.

La mujer continúo con su relato: “A los 12, cuando estaba en sexto grado, esta situación empeoró. Me empezó a acosar peor durante las confesiones, me preguntaba si sabía masturbarme y yo le decía que no. Entonces me explicó con sus dedos, sin tocarme, cómo tenía que hacer. Me sugirió que lo hiciera pensando en él y que en la próxima confesión le contara cómo me había sentido”.

Silencio santo

Mientras la abogada Pía Garralda adelantó que pedirá que inmediatamente se separe de los asuntos públicos al sacerdote denunciado por abuso, se desconoce el rol exacto que cumple Sidders en tierras misioneras.

Algunos medios sostienen que el acusado es el secretario del obispo Baisi, a quien conoce hace muchos años y con quien mantiene una relación de profunda confianza.

Ante la recurrente consulta de medios y periodistas de Puerto Iguazú al jefe de la Iglesia Católica local, este prefirió esquivar los micrófonos manteniendo hasta ahora un silencio santo que deberá romper si la Justicia avanza en una investigación para saber qué tiene que ver Sidders con la catarata de acusaciones.

DENUNCIA

DENUNCIA. La acusación formal contra Sidders, secretario del obispo de Iguazú.

CON BARBA. Sidders en su ciclo televiso en sus años en La Plata.

SIN BARBA. La imagen del religioso comenzó a viralizarse luego de las denuncias.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Policiales

Matan a un joven de un escopetazo en Eldorado y detienen a su hermano

Publicado

el

joven

Alrededor de las 10.30 de esta manaña, un joven de 31 años, identificado como Miguel Ángel Velázquez, fue hallado asesinado en su vivienda del barrio Elena de Eldorado por efectivos de la Seccional Segunda.

Tras el hecho, mediante un operativo cerrojo se dio con el paradero de uno de sus hermanos, de 39 años, quien fue detenido preventivamente por su presunta implicancia en el crimen.

De acuerdo a los primeros datos dados a conocer por la Policía, Velázquez habría mantenido una discusión con dos hombres, uno de los cuales le efectuó un disparo con escopeta, para luego escapar del lugar en un automóvil.

El médico policial determinó que la víctima presentaba “lesiones por arma de fuego con orificios de entrada múltiples en área cardiaca (región torácica anterior) sin orificio de salida”, de lo cual se desprende que el disparo se produjo a corta distancia.

El Juzgado de Instrucción Dos, a cargo de Nuria Allou, dispuso que el cuerpo del joven sea trasladado a la Morgue Judicial de la ciudad de Posadas para la correspondiente autopsia. Se implementó un operativo cerrojo para capturar al otro implicado, quien ya habría sido identificado.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Policiales

Venezolano ingresó en canoa a Iguazú y lo atraparon en el baúl de un remís

Publicado

el

Un control de rutina de la Policía de Misiones detuvo un vehículo de alquiler en la zona de las 600 hectáreas. El chofer se puso nervioso, revisaron el equipaje y encontraron al inmigrante.

Un inmigrante venezolano que ingresó ilegalmente al país fue retenido esta tarde durante un control de rutina de la División Infantería Zona Norte, en la zona denominada 600 hectáreas de la localidad de Puerto Iguazú.

Según se informó desde la Jefatura, todo transcurrió esta tarde, cuando la patrulla que trabajaba en el retén, detuvo al remís para identificar al chofer y los papeles del automóvil. Constatada la legalidad de la documentación, los uniformados detectaron nerviosismo en el conductor, por lo que decidieron continuar con una requisa en el resto del rodado.

Entonces, al abrir la tapa del baúl del Chevrolet Spin, los policías encontraron acurrucado a un joven que viajaba escondido con dos mochilas y botellas de agua.

Consultado, el inmigrante declaró que viene viajando desde Venezuela y cruzó la frontera entre Brasil y Argentina en una canoa atravesando el río Iguazú. Una vez en tierra, el ilegal abordó el vehículo de alquiler en una zona hotelera e intentó llegar a Puerto Iguazú.

Los ocupantes del rodado fueron trasladados al nosocomio local bajo medidas de bioseguridad y se dio intervención a la comisaría 1ra para proseguir con las diligencias con autoridades Migratorias y el Juzgado Federal de Eldorado.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

Policiales

Tenía prisión domiciliaria, adulteró la tobillera y lo volvieron a encerrar

Publicado

el

Tenía prisión domiciliaria, adulteró la tobillera y lo volvieron a encerrar

Carlos Rodrigo Oulier espera un juicio acusado de abusar sexualmente de su propio hijo. Cuando comenzó la pandemia lo enviaron a su casa, pero la tobillera falló y el mismo juez lo devolvió a la cárcel.

 

Casi un año después de lograr la prisión domiciliaria, Carlos Rodrigo Oulier (37) volvió a cumplir su encierro en una unidad penitenciaria por orden del Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Martín Brites, el mismo que le había otorgado el beneficio, el 24 de abril de 2020, al acusado de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y suministro de material pornográfico”.

Sin embargo, algo habría fallado en el sistema de monitoreo del señalado como violador y entonces la policía fue hasta su domicilio para constatar la razón de la anomalía.

Según trascendió, al momento de la requisa ayer por la tarde, Carlos Rodrigo Oulier les exhibió la pulsera electrónica a los agentes de la justicia. El mecanismo de rastreo habría dejado de emitir señal porque llevaba colocada un tipo de cinta aislante.

Al ser consultado por el motivo de la presencia de la cinta en el dispositivo, Oulier explicó que la colocó para evitar que se mojara. La respuesta no conformó a los secretarios del juzgado que, luego de trasladar al juez los detalles, siguieron sus órdenes y lo trasladaron a la División Resguardo de Detenidos, “quedando suspendida la prisión domiciliaria por desperfectos en el funcionamiento de la tobillera”, según informó La Voz de Cataratas.

Compartí la nota:
Animal World Veterinaria

Comentarios

Seguir Leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto