Nuestras Redes

Internacionales

Abusos sexuales en la iglesia: ex monjas cuentan sus terribles experiencias

Publicado

el

Luego de que el Papa admitiera el flagelo que sufren las religiosas, dos víctimas relatan cómo fueron los ataques.

La admisión pública del papa Francisco de que sacerdotes y obispos habían tratado a monjas como “esclavas sexuales” por décadas marca un nuevo capítulo de la crisis por los abusos sexuales que azota a la Iglesia católica. Ante este escenario, dos ex novicias fueron entrevistadas por la cadena BBC para contar en primera persona los ataques sufridos.

El padecimiento de las monjas en el seno de la Iglesia fue el tema del número de febrero del suplemento femenino del diario vaticano “L’Osservatore Romano”, dirigido por Lucetta Scaraffia. Esto que provocó luego la aclaración del pontífice en su viaje de regreso desde Emiratos Árabes Unidos hacia Roma.

Las revelaciones del diario italiano, sumado a la admisión del papa, han conducido a la aparición de testimonios directos que narran ese abuso. En el programa “Woman’s Hour” (Hora de la Mujer), de la BBC Radio, fueron entrevistadas dos ex monjas respecto a los ataques que sufrieron durante su tiempo en la Iglesia Católica.

Rocío Figueroa es actualmente una teóloga y conferencista que vive en Auckland, Nueva Zelanda, pero originalmente es de Perú.

En su entrevista con la BBC, explicó que se unió a la vida religiosa como una adolescente, ya que vivía en una zona muy pobre, y necesitaba “hacer algo”. Fue allí donde sufrió abuso sexual a manos de un vicario, el cual había sido designado como su “guía espiritual” por el líder de la congregación.

“Tenía 15 años. Luego de unos meses en los que hablábamos, y buscó ganarse mi confianza, un día nos pidió a todos los que nos estábamos formándonos con él que fuéramos a una clase de yoga. Eventualmente pasamos a sesiones personales, en las cuales él decía que iba a ayudarme a desarrollar autocontrol sobre mi sexualidad”, explicó Figueroa.

“Yo era muy ingenua, no tenía ningún tipo de experiencia previa. Empezó a tocarme, y yo pensaba (equivocadamente), que eso estaba bien, y que yo era la malvada. Me sentía culpable y desorientada”, continuó. “Nunca me violó, pero sí abusó de mí. No pude darme cuenta de eso hasta que tuve 40 años”, completó.

Figueroa dijo que se decidió a hablar luego de que el hombre que la había abusado murió, dado que era considerado una suerte de santo en su comunidad, y ella quiso contra la verdad acerca de quién era él.

La otra ex monja que habló sobre los abusos sufridos en el seno de la iglesia católica fue la alemana Doris Wagner-Reisinger.

En su relato, el abuso sexual fue precedido por lo que ella llama un “abuso espiritual”: “no me dejaban leer nada ni hablar con nadie, perdí confianza y me volví una persona débil”.

“Cinco años después de ingresar al seminario, un sacerdote de la congregación empezó a acercarse a mí cada vez que me veía sola. Después empezó a entrar a mi habitación, y se quedaba ahí, hablando”, relata Wagner-Reisinger. “Con el tiempo, empezó a abrazarme, y luego ya venía y, sin decirme nada, me sacaba la ropa y empezaba a violarme”, prosiguió.

“Yo estaba en shock. Entendía lo que esaba pasando, pero no lo podía creer. Sabía que no estaba bien, y no quería que pasara, pero estaba convencida: es un sacerdote, esta es una comunidad sagrada, esto es imposible”.

“Yo estaba en shock. Entendía lo que estaba pasando, pero no lo podía creer. Sabía que no estaba bien, y no quería que pasara, pero estaba convencida: es un sacerdote, esta es una comunidad sagrada, esto es imposible -confesó- No podía entender que esto estuviera pasando, me llevó años darme cuenta que fue una violación, y poder hablar de esto”.

“Tuve una severa crisis de fe. Mi primer impulso fue pensar que, si decía algo, iba a dañar la iglesia, y que Dios quiere que me mantenga callada. Era insoportable”, remata Wagner-Reisinger. “No tengo por qué creer en esa clase de Dios”.

Wagner-Reisinger eventualmente conoció y se enamoró de otro sacerdote, y dejó la vida religiosa en 2011. El escándalo se suma a la ola de denuncias contra sacerdotes pedófilos en numerosos países, desde Chile e Irlanda pasando por Estados Unidos y Australia.

El semanario del Vaticano denunció inclusive la violación de monjas, que fueron forzadas a abortar o a criar hijos que no fueron reconocidos por sus padres sacerdotes.

Este es un fenómeno que ha sido poco denunciado y que está saliendo a la luz en numerosos países, entre ellos Chile, Italia, Perú e India, además de África.

“Es una situación muy difícil que tiene sus raíces en la dependencia de las monjas. No son reconocidas como iguales”, explicó Scaraffia.

En un comunicado de prensa divulgado este miércoles, el portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, aclaró que cuando el Santo Padre habló la víspera de la “esclavitud sexual” en algunas congregaciones, se refería también a la “manipulación y a formas de abuso de poder, que también incluyen el abuso sexual”.

Desde noviembre pasado la Unión Internacional de las Superioras Generales (UISG), organismo que representa a más de medio millón de monjas católicas, asumió el compromiso de atender a toda religiosa que denuncie una agresión sexual.

El papa recordó que la batalla fue abierta por su predecesor, Benedicto XVI (2005-2013), quien “tuvo el coraje de disolver una congregación” por esclavizar a las mujeres, inclusive sexualmente, por parte de su fundador.

Francisco se refería a la congregación francesa de las contemplativas Hermanas de San Juan, cuyos superiores fueron despedidos después de una investigación del Vaticano sobre sus excesos, entre ellos sexuales.

A raíz de las revelaciones sobre el abuso de niños por parte de curas y del impacto mundial del movimiento #MeToo, las monjas también han comenzado a romper el silencio.

La semana pasada, un alto religioso del Vaticano, acusado por una ex monja alemana de abusos durante la confesión, renunció después de cuatro años y de un juicio canónico que se limitó a llamarle la atención.

“Al Vaticano han llegado muchas quejas, pero no se les hace seguimiento”, explicó Scaraffia.

“Espero que formen una comisión para investigar los casos, que participen expertos religiosos en ese tema, que se abran juicios, pero sobre todo que se quiebre el silencio. Porque es el silencio que permite que violadores sigan violando”, agregó.

Para las monjas víctimas de abusos no es fácil hablar de ello ya que temen que la denuncia repercuta contra ellas o contra la congregación.

Scaraffia considera que la iglesia debe cuestionarse sobre el poder que los sacerdotes ejercen sobre las monjas, ya que deciden sobre su ingreso o no a las órdenes religiosas, organizan sus vidas diarias e inclusive fijan el salario que reciben.

“Esta es una oportunidad para demostrar que el cambio está realmente en marcha”, sostiene la historiadora, quien espera acabar con el tradicional poder del sacerdote hombre sobre la monja mujer.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación

Internacionales

Presidente de Colectividad Árabe: “Palestina sufre un genocidio, pero no vende”

Publicado

el

palestina

Mientras las bombas siguen cayendo sobre la Franja de Gaza y el mundo se hace eco de las atrocidades del enfrentamiento entre el grupo islamista Hamas y el Ejército de Israel, desde la Colectividad Árabe en Misiones ofrecieron su versión del conflicto que rodea a Palestina.

Desde Oberá, el presidente Alejandro Quesini, descendiente de sirio-libaneses, criticó que “en los medios solo se escucha una voz”.

Frente a ello, aclaró que “no estoy de acuerdo con lo que hizo Hamas, pero hablan de terrorismo, hablan de genocidio, y ellos hace muchos años que invadieron y se adueñaron de Palestina; y lo que hacen con los palestinos es una barbaridad, pero sólo se escucha fuerza para Israel”.

En cambio, “nadie habla de Palestina, que hace años sufre un genocidio, porque no vende”, lamentó el presidente de la entidad, que representa a los 22 países de la Liga Árabe.

“Estoy en desacuerdo porque realmente quiero la paz, en el mundo tenemos que vivir en paz con todas las personas, más allá de si son judíos o palestinos, son seres humanos, y por ahí no se ve ese lado”, postuló Quesini.

A su vez, expuso que “no se muestra lo que le hacen los judíos hace años, cómo los golpean y matan, es un odio constante”.

“Lo que hace este terrorismo de Hamas, es cierto, es horrible, pero el Ejército judío hace lo mismo”, lanzó Alejandro y explicó: “Porque no es la gente, porque hay gente árabe judía que quiere vivir en paz y no tiene nada que ver, porque meten al pueblo palestino con Hamas y no tienen nada que ver; ellos están usando al pueblo palestino y también los están masacrando”.

Respecto del conflicto, al cual consideró “no religioso, sino político y territorial”, Quesini graficó: “Si a vos en tu casa van y te invaden y te usurpan de un día para el otro, y cada día tenés menos lugar, ¿cómo vas a reaccionar si te sacan todo lo que vos tenías? Obvio que te vas a querer defender y tener bronca”.

“Los judíos hablan de que los árabes los odian, pero yo digo: cómo no le van a tener bronca si hace años les hacen de todo a los palestinos y todos hacen la vista gorda”, agregó y subrayó: “Y ahora, como pasó esto, que está recontra mal, hacen como que los judíos son los pobres de esta película y no es así”.

“En este caso no se puede decir quién es bueno y quién malo, los únicos perjudicados son los civiles que no tienen nada que ver, que no quieren esta guerra”, señaló Quesini.

Desde que comenzó el último enfrentamiento, el pasado 7 de octubre, los muertos de un lado y de otro superan los 3.000, ante lo cual el presidente de la Colectividad Árabe manifestó que “soy creyente y todas las noches rezo porque es una masacre, veo las redes y es una cosa que no se puede creer en esta época que pasen estas cosas, es un dolor terrible, seas judío o palestino, son personas y eso duele”.

“Para nada estoy en contra de los judíos ni de Israel”, clarificó Quesini y cerró: “Digo que me parece una guerra absurda y, tanto de un lado como del otro, que mueran civiles es terrible porque primero somos personas”.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Internacionales

Refugiado de Sudán del Sur ganó el premio al mejor estudiante del mundo

Publicado

el

mejor estudiante del mundo

Se conocieron los resultados del Chegg.org Global Student Prize 2023 y el ganador de los 100.000 dólares resultó Nhial Deng, un joven de 24 años oriundo de Sudán del Sur, quien de esa forma se convirtió en el mejor estudiante del mundo, en un evento en el que la misionera Victoria Rojas se ubicó entre los 10 mejores.

La resolución del concurso, organizado por la Fundación Varkey, se conoció ayer en la página web oficial, desde donde postularon que el reconocimiento “se otorga a un estudiante excepcional que haya tenido un impacto real en el aprendizaje, las vidas de sus compañeros y la sociedad”.

En este sentido, detallaron que Deng “empoderó a más de 20.000 refugiados en el campo de refugiados de Kakuma en Kenia”, lo cual realizó “a través de programas de consolidación de la paz, educación y emprendimiento, además de crear un espacio seguro para que los jóvenes se recuperen de su trauma”.

Periodista y refugiado

Actualmente, Nhial es estudiante de periodismo, profesión de la que se enamoró desde muy pequeño, cuando vivía en una pequeña aldea del oeste de Etiopía, en el este de África.

“Hasta los 11 años, la infancia de Nhial fue relativamente tranquila”, comentaron y agregaron: “Iba a la escuela por las mañanas y jugaba en el río con otros niños por las tardes”.

“Su padre era dueño de una pequeña radio y los hombres del barrio se unían a él por las tardes para escuchar, analizar las noticias y discutir los asuntos mundiales. Nhial imitó a los presentadores de noticias y este fue su primer indicio de convertirse en periodista”, recrearon los organizadores del premio.

Sin embargo, en 2010, “los disparos anunciaron el ataque de una milicia y Nhial tuvo que huir cuando el pueblo fue incendiado”.

Fue así que, dos semanas más tarde, “después de un viaje traumático con otras personas de la aldea, llegó al campo de refugiados de Kakuma en Kenia”, donde Nihal vivió durante una década.

En ese marco, el joven estuvo separado de sus padres y de sus seis hermanos durante 12 años, “una pérdida aplastante a una edad tan temprana”.

A través del programa de protección infantil del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Nhial fue asignado a una familia de acogida y encontró consuelo y esperanza en la escuela, donde creó un club de periodismo.

Además, fundó los Embajadores de la Paz de Jóvenes Refugiados, “una iniciativa liderada por jóvenes que trabaja en la consolidación de la paz, el empoderamiento de los jóvenes y el emprendedurismo social”.

Tras terminar la escuela secundaria, el joven sursudanés tomó cursos gratuitos desde su teléfono celular sobre temas como paz y conflictos, derechos humanos, asuntos internacionales, inglés y comunicación.

Además, durante la pandemia, puso en marcha una campaña de concientización digital para abordar la desinformación, centrada en fuentes creíbles.

Ahora, ha comenzado sus estudios superiores en Huron University College, en Canadá, donde continúa trabajando en proyectos para ayudar a la vida en el campamento, como Kakuma Book Drive, un movimiento global de solidaridad liderado por estudiantes que tiene como objetivo movilizar a 10.000 textos para ser leídos en los campos de desplazados.

Entre otros premios, Nhial Deng recibió el Queen Elizabeth II Platinum Jubilee, el World Vision Hero for Children Courage Award 2023 y el FilmAid Student Award 2021.

Su trabajo comunitario en Kakuma, en Kenia, ha impactado a más de 20.000 jóvenes y actualmente forma parte de ocho comités y juntas asesoras, incluidos dos comités de las Naciones Unidas.

De ganar el premio al mejor estudiante del mundo, Nhial había dicho que destinaría el 50% del dinero del premio a la construcción y operación sostenible del Centro de Innovación y Liderazgo de Kakuma, donde se ubicará una biblioteca y un centro de innovación.

Orgullo misionero

Con apenas 17 años, la estudiante misionera Victoria Rojas quedó seleccionada entre los 10 mejores candidatos a ganar el máximo premio.

La posadeña, que cursa el quinto año en el Instituto Politécnico San Arnoldo Janssen, compitió con casi 4.000 postulaciones de 122 países y es la primera mujer argentina en haber quedado seleccionada, además de ser la más joven de la edición 2023.

Entre su extenso historial, a los 9 años, junto a un compañero de clase, fundó GuVic, cuyo objetivo era crear cuentos para niños, fomentando la lectura y los valores.

Posteriormente, la posadeña participó en la Escuela de Robótica, presentando un proyecto para mejorar la calidad del sueño a través de una almohada con diferentes funciones.

A los 15, dio su primer discurso en el Parlamento Juvenil y, más tarde, la seleccionaron para unirse al programa Jóvenes Embajadores 2022, actividad de desarrollo de liderazgo centrado en el compromiso cívico, organizada por la Embajada de los Estados Unidos.

“Es una gran sorpresa y estoy muy emocionada por todo lo que está pasando, y lo que significa eso para la juventud argentina“, contó emocionada Rojas a Canal 12 días pasados, sobre su postulación al reconocimiento.

“No se trata solamente es ganar de manera individual, sino también es un ganar para la juventud de Argentina, al demostrar que realmente es posible”, reflejó Victoria, en una entrevista realizada con el diario El Territorio.

“Llegar hasta esta instancia es un montón”, indicó una de las diez mejores estudiantes del globo, y destacó que “no hay que esperar a terminar la secundaria o esperar a terminar la universidad para poder empezar a transformar, basta con las ganas, con unirnos entre nosotros para poder empezar a crear cambios”.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo

Internacionales

Profe que recorre Misiones enseñando ganó Premio de Derechos Humanos de la ONU

Publicado

el

Profe que recorre Misiones enseñando ganó Premio de Derechos Humanos de la ONU

El educador comunitario Julio Manuel Pereyra ganó uno de los cinco premios de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 2023.

Julio, oriundo de Uruguay, es un reconocido profesor en Misiones, ya que hace más de diez años se radicó en Puerto Rico y, con su escuelita ambulante Caminos de Tiza, recorre diferentes barrios y comunidades de la provincia asistiendo a niños con y sin discapacidad, que están fuera del sistema educativo, en muchos casos.

Este jueves, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el húngaro Csaba Kőrösi, dio a conocer los nombres de los ganadores del “prestigioso premio”, quienes fueron seleccionados por un Comité Especial, que analizó más de 400 nominaciones recibidas de los estados miembros.

“Julio Pereyra es un educador comunitario y activista que trabaja con las comunidades más marginadas. Enfocándose en la reinstitucionalización de los niños al sistema educativo, brinda asistencia terapéutico-pedagógica a niños con discapacidad y acceso a órtesis, prótesis y medicamentos”, argumentan en el comunicado oficial del ente internacional.

Seguidamente, detallan que el enfoque del educador “también es la erradicación de la mortalidad infantil y la eugenesia, la deserción escolar, la desnutrición y el embarazo adolescente”.

Asimismo, el profesor “lidera proyectos sobre trabajo infantil y desnutrición, así como atención primaria de salud en aldeas, zonas rurales y en barrios marginados y zonas de alto tráfico de drogas”.

El Premio Derechos Humanos de las Naciones Unidas fue creado en 1966 y entregado por primera vez en 1968, “en lo que hoy se conoce como el Día de los Derechos Humanos”, que se celebra cada 10 de diciembre, explicó la ONU.

La distinción a los diferentes actores sociales se otorgan cada cinco años y, entre los galardonados, se encuentran personalidades como Jimmy Carter, el expresidente de Sudafrica, Nelson Mandela, el doctor Denis Mukwege, Eleanor Roosevelt, Malala Yusafzai y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En tanto, la entrega del premio 2023 será en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, en diciembre, como parte de las actividades para conmemorar el Día de los Derechos Humanos y aún queda definir la fecha exacta del evento, comunicó el organismo.

Además del profesor uruguayo, entre los otros ganadores de 2023, se encuentra el Centro de Derechos Humanos Viasna, de Bielorrusia, Julienne Lusenge, de República Democrática del Congo, y el Centro de Amman para Estudios de Derechos Humanos, de Jordania.

También obtuvo el galardón la Coalición Global de organizaciones de la sociedad civil, Pueblos Indígenas, movimientos sociales y comunidades locales a favor del “reconocimiento universal del derecho a un medio ambiente limpio, sano y sostenible”.

Cautivado por la tierra colorada

Hace un año, La Voz de Misiones entrevistó al profesor Julio Manuel Pereyra, quien confesó que la “opy pytá” (tierra colorada) misionera lo cautivó y fue el motivo que lo llevó a radicarse en la zona del Alto Paraná.

El educador contó a LVM que su iniciativa Caminos Tizas se inició en un basural de Corrientes y se expandió, hasta llegar a Misiones.

Sobre su trabajo, en ese momento, Julio explicó: “Lo que hago es apoyo escolar, alfabetización, Educación Sexual Integral (ESI) y todo lo que es estimulación temprana y psicomotricidad”.

Y detalló que se aboca “particularmente en gurises, que no tienen ningún tipo de prestación. Especialmente en lo que son las zonas de los barrios vulnerables o las colonias rurales”.


Pinturas Misioneras
Nosotras By Pamela Silva
Animal World Veterinaria
ElectroMisiones

Barrios Computación
Seguir Leyendo
Publicidad

Lo más visto