Nuestras redes

AMBIENTE

Preocupación por suba del nivel del mar que afecta a varias ciudades argentinas

Published

on

El nivel aumentó unos 15 cm durante el siglo XX, y está subiendo dos o tres veces más rápido. Unas 300 millones de personas podrían verse afectadas para 2050 en todo el mundo.

BUENOS AIRES. La Bahía de Samborombón, el Delta, las costas de Quilmes y más al sur, Playa Unión, Río Gallegos y Río Grande son algunas de las zonas con mayor cantidad de tierras en riesgo.

La suba del nivel del mar o las inundaciones extremas generadas por la crisis climática, según una nueva simulación publicada por Nature Communications da cuenta de que alrededor del mundo unas 300 millones de personas podrían verse afectadas por estos fenómenos para 2050.

Desde 1960, la región subtropical de Argentina ha estado experimentando un aumento en las lluvias. Aunque esto beneficia a las cosechas, el incremento se ha combinado con episodios de El Niño, lo que causó lluvias fuertes y frecuentes y la consecuente inundación de áreas rurales y urbanas.

El último reporte elaborado por los expertos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), indica que el nivel del mar aumentó unos 15 cm durante el siglo XX, y está subiendo dos o tres veces más rápido.

Para 2100, podría crecer entre 30 y 60 cm si las emisiones de gases se reducen drásticamente, y entre 60 y 110 cm, si éstas continúan aumentando.

Federico Isla, coautor de ese reporte y director del Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario, de la Universidad Nacional de Mar del Plata, explica que la amenaza más grande para nuestro país no es tanto la suba del nivel oceánico, sino los cambios en las recurrencias de lluvias y sudestadas en las tierras bajas.

“Si aumentan las sudestadas va a haber problemas en el frente del Delta y en la planicie que se inunda habitualmente Berisso, Ensenada, Quilmes y Berazategui. Y si esto fuera más frecuente, como indican los modelos, va a pasar más seguido”, asegura.

Los impactos de las marejadas alrededor del Río de la Plata causadas por tormentas –lo que incluirá a Buenos Aires -, pueden ser graves tras la combinación de tormentas y mareas altas.

Con sólo un aumento de 50 cm del nivel del mar, 600.000 personas en Buenos Aires podrían verse afectadas por las marejadas y unos USD 23.000 millones en infraestructura correrían peligro.

Actualmente, cerca de 200.000 personas en el Gran Buenos Aires se ven afectadas por mareas tormentosas. Con un aumento del nivel del mar de 50 cm, este número podría triplicarse.

La costa sur de la Bahía de Samborombón también podría sufrir la pérdida de territorio debido a la pendiente poco profunda de algunas de sus áreas costeras y a las estructuras blandas de los sedimentos costeros.

“Estas simulaciones [como la del estudio] son preocupantes. Especialmente para los lugares en donde ya se sufre la erosión costera, por ejemplo, en la costa bonaerense.

Desde los 90 estamos midiendo y viendo retrocesos. Eso no quiere decir que siempre tenemos un metro por año sino que hay años en que no retrocede y en otros, por ejemplo, las tormentas provocan un retroceso de tres o cuatro metros”, agrega Isla.

Un poco más al sur, en las costas de Pehuen Có, la situación es urgente. Cada nueva tormenta genera una suerte de acantilados en el médano. Los intentos de frenar el fenómeno se hacen con bolsas de arena. “Esas bolsas de arena van a terminar hundidas en la playa”, sostiene Isla.

El experto indica que a estos problemas se suman los episodios de la Corriente El Niño, algunos muy fuertes. De hecho, los años en los que el fenómeno recrudece se denominan Niño Godzilla, como para dar una idea de la magnitud.

“Aunque el fenómeno en 2015 y 2016 no trajo consecuencias tan graves en esta latitud, en la temporada 1982/83 multiplicó el ancho de la superficie costera del Paraná”, detalla Isla.

La Patagonia argentina no queda fuera de estas amenazas climáticas: las costas de Chubut, alrededor de Rawson su capital; Río Gallegos, en Santa Cruz o Río Grande, en Tierra del Fuego.

“En Río Gallegos la amenaza se cierne sobre las marismas, especialmente porque se ha construido en zonas aledañas”, sostiene el experto argentino.

Los efectos y las consecuencias en las ciudades costeras dependen de las proyecciones de los modelos y de las acciones climáticas que se tomen en la próxima década.

Mientras muchas ciudades ya empiezan a trabajar en la adaptación para estos nuevos escenarios, otras, especialmente en los países en vías de desarrollo aún no se percibe la urgencia.

El modelo elaborado Nature Communications y Climate Central utiliza varios escenarios con la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero y de la velocidad del deshielo.

En función de estos parámetros el nivel del mar aumenta más o menos y, por lo tanto, varía el número de personas que viven en las zonas afectadas.

Así, las proyecciones para 2050 no ofrecen grandes diferencias respecto a los afectados. La gran variación se daría a finales de este siglo.

Para 2100, en el escenario más optimista (una rápida reducción de los gases de efecto invernadero y un deshielo menos acentuado) en la zona roja de inundaciones habría 340 millones de personas.

En el peor de los escenarios (con un incremento de las emisiones y un nivel de deshielo alto) esa cantidad se elevaría hasta los 480 millones en 2100.

El reporte muestra que las peores consecuencias se ven en territorios insulares como las Maldivas y Bangladesh, y también en las Islas Salomon; hasta se plantea alquilar tierra en otros países.

“Irremediablemente, en la Antártida se empezarán a derretir las plataformas de hielo y eso contribuirá al aumento del nivel de los océanos. En la Argentina, las sudestadas van a ser más frecuentes y también las inundaciones en la cuenca del Paraná.

Algunas ciudades costeras deberían preocuparse de diseñar nuevos sistemas de drenaje para que las aguas sean evacuadas rápidamente. Hoy estamos en riesgo», aseguró Isla.

Un total de 135 países, principalmente China, Bangladesh, India, Vietnam, Indonesia y Tailandia serán los mayores afectados y con el mayor impacto si no se toman medidas de protección, ya que en sus zonas costeras viven aproximadamente 237 millones de personas.

El director de Climate Central, Benjamin Strauss, destacó a la prensa que el Acuerdo de París contra el cambio climático “debería ser suficiente” para evitar los peores escenarios. Sin embargo, explicó que no se puede corroborar este escenario por las emisiones contaminantes del planeta.

“Muchos de los efectos del cambio climático son ya irreversibles, pero nunca será demasiado tarde para que reduzcamos sus efectos reduciendo la contaminación “, indicó Strauss.

Según el estudio, China tendría el mayor número de afectados con 93 millones de personas expuestas a las inundaciones, seguido de Bangladesh, con 42 millones; India, con 36 millones; Vietnam, con 31 millones; Indonesia, con 23 millones y Tailandia, con 12 millones de personas.

Comentarios

comentarios

AMBIENTE

Un lapacho blanco floreció en Posadas: ¿Es el único de la ciudad?

Published

on

La rareza natural se emplaza en la avenida Martín Fierro, a donde vecinos de toda la ciudad se acercan para retratarse junto al ejemplar, que crece raramente en esta zona.

 

Los primeros calores de agosto que anuncian la primavera se tiñen del color del lapacho. Misiones no es la excepción y por estos días las gamas que van del rosado al fucsia coronan las calles y plazas de la provincia.

En Posadas, un ejemplar de esta especie dio que hablar ya que sus flores son de color blanco. En la avenida Martín Fierro, en su intersección con Aguado, cientos de vecinos paraban a sacarse fotos con la rareza que la naturaleza les ofrece.

En este sentido, especialistas en biología botánica contaron a La Voz de Misiones que se trata específicamente de un Handroanthus impetiginosus forma alba, una especie originaria de Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca, de floración blanca.

El detalle de la especie, en la flor.

Sin embargo, aclararon que no se trata de un lapacho albino -especie autóctona de Brasil-, ya que el de avenida Martín Fierro tiene un tinte amarillo en la garganta de la flor. Entonces, se trataría de una variedad dentro de la gama conocida. 

Asimismo, explicaron que el ejemplar emplazado en el oeste capitalino fue el resultado de alguien que hace años los trajo a reproducir en esa zona.

De esta forma, contaron que, si uno toma la semilla de un lapacho blanco, es probable que la flor de esos “hijos” vuelvan a ser rosados. Entonces, si se quiere lograr que sea blanco, se debe reproducir a través de gajo o esqueje.

Si bien existe un lapacho de flores blancas ubicado en Sarmiento casi Ayacucho, éste sería un ejemplar de lapacho negro con flores blancas, especie típica de la región de Paraguay.

La rareza de la flor blanca, poco común en esta zona del norte argentino, plantea la duda de saber si es el único de este tipo en Posadas, y cuántos otros ejemplares hay en la tierra colorada.  

La avenida Martín Fierro, coronada de blanco.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

AMBIENTE

En Montecarlo un puma deambuló por una chacra y se llevó un animal

Published

on

En el departamento de Montecarlo, un puma adulto deambuló por una chacra privada y fue filmado.

 

En una chacra en Caraguatay, a través de una cámara trampa, filmaron el momento exacto en el que un puma deambulaba por una propiedad y cazaba un animal de para devorarlo.

En las imágenes, se ve cómo el felino desentierra aparentemente una presa y, tras asegurarse de que no haya nadie cerca, se aleja del sitio con el alimento en la boca.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

AMBIENTE

La exusina de Emsa en la mira por aceite derramado en El Brete

Published

on

En la bahía donde termina el arroyo Itá apareció una mancha. A pocos metros, en la exusina Sulzer, operarios desagotaron el agua y otros líquidos estancados que mantenían sumergida a la vieja máquina.

 

En la desembocadura del arroyo Itá, el viento norte, preponderante en los últimos días, amontonó sobre camalotes y embarcaciones un residuo aceitoso que alarmó a los trabajadores del club náutico León Seró, quienes no dudaron en hacer la denuncia mediante Defensa Civil.

Un día más tarde, Prefectura Naval Argentina, la Dirección de Bromatología de la Municipalidad de Posadas y técnicos de la empresa Samsa tomaron muestras de agua y otros sedimentos que se acumulan desde hace al menos tres días en la costa.

“No tenemos mayores precisiones. Se tomaron muestras del agua en distintas partes de la costa, en la zona de El Brete”, informó a La Voz de Misiones el director de medioambiente de la Municipalidad, Cristian Olmo Herrera.

Una vez que se logre reconocer qué tipo de sustancia yace en la superficie del río, las autoridades podrían continuar buscando el origen del daño ambiental: “Se está investigando quiénes podrían ser los responsables”, adelantó el funcionario.

Emsa en la mira

La recuperación del edificio de la exusina Sulzer en la Costanera de Posadas puso en actividad a un equipo de trabajo que, desde hace dos años, comenzó con la titánica tarea de limpiar el predio.

Primero se llevaron cientos de transformadores que estaban apilados a cielo abierto al lado del edificio que comenzó a construirse en 1964, y cuya arquitectura corresponde al movimiento moderno y fue diseñado por los arquitectos Francisco Degiorgi y Héctor Mascarino.

Tras esos muros, el motor marca Sulzer que da nombre a la Usina se mantuvo durante décadas semisumergido entre el agua acumulada y los desechos de sus lubricantes.

Hoy, al antiguo generador en desuso ya no lo tapa el agua merced a los trabajos de desagote que se habrían realizado desde principios de esta semana. Lo que no está claro aún es dónde fueron a parar los miles de litros que extrajeron con bombas.

La fuerza del viento norte dejó en evidencia que la mancha grasosa vino desde la zona de un desagote frente a la exusina Sulzer, donde las autoridades intentarán determinar si fue desde allí que se descargó el líquido viscoso al río.

Mientras tanto, un equipo de la Prefectura Naval desplegó sobre la superficie del río una malla de contención para aislar el manchón de aceite, que luego deberá ser extraído.

El daño ambiental, al parecer controlado, se desarrolla justo al lado de las reservas urbanas Arroyo Itá y Rincón Nazarí.

EN LA MIRA. Los trabajos para la puesta en valor en la exusina.

PISO MOJADO. Hasta hace pocos días el viejo motor estaba sumergido.

INVESTIGACIÓN. Prefectura también analiza y contiene el derrame.

 

 

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto