Nuestras redes

NACIONALES

Volvió de EEUU, fue a una fiesta, contagió a 26 personas y a su abuelo que murió

Published

on

Es la víctima 28 del coronavirus en el país. Tenía 71 años y estaba internado desde la semana pasada en el partido bonaerense de Moreno.

BUENOS AIRES. Un hombre de 76 años falleció hoy por coronavirus y se convirtió en la 28 víctima del covid-19 en el país.

Según el diario La Nación, era el abuelo del joven de 24 años que rompió la cuarentena al regresar de Estados Unidos y asistió a una fiesta con 100 personas en el partido bonaerense de Moreno, el distrito que hoy tiene más personas contagiadas en el Gran Buenos Aires.

El caso de Luis Suárez se conoció apenas se inició el primer aislamiento social preventivo y obligatorio, con el regreso de su nieto, Eric Torales, al país. Horas después, el joven fue a un cumpleaños y contagió a unas 15 personas.

El municipio de Moreno elevó una denuncia por la conducta. Además de aislado, está detenido con prisión domiciliaria y expuesto a una dura condena judicial.

El joven vive en el barrio porteño de Palermo, pero tiene domicilio declarado en el partido bonaerense.

De acuerdo a la información de medios nacionales, se conoció que muchos de los asistentes al evento también contrajeron el virus. La mayoría fueron internados en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega, del partido del oeste del conurbano bonaerense.

Teniendo en cuenta las cifras oficiales, con este fallecimiento, los muertos por el virus en el país ya son 28, en tanto que los infectados, a la fecha, alcanzan los 1.054.

La Nación

Comentarios

comentarios

NACIONALES

El gobierno nacional asegura la ayuda social luego de la pandemia

Published

on

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo que “el Estado deberá seguir asistiendo” a trabajadores y pymes para reactivar la economía.

 

BUENOS AIRES (TÉLAM). “Antes de la pandemia, el Estado se ocupaba de 8 millones de personas, y ahora, con la cuarentena esa ayuda suma a 11 millones y, sin duda, cuando pase la crisis del coronavirus, el Estado deberá seguir asistiendo, porque habrá una situación muy complicada desde lo social”, afirmó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en diálogo con radio Mitre.

Frente al aislamiento social por el coronavirus, Arroyo evaluó que “tenemos ahora a los que perdieron ingresos porque no pueden hacer changas en el barrio, y también aquellos que tenían trabajos informales y que no recibían ayuda social, y allí el Estado está presente con diferentes herramientas de ayuda, como bonos sociales y también el IFE”.

El ministro detalló que, luego de la crisis epidemiológica, “habrá cinco rubros con los que podremos potenciar trabajo y mano de obra intensiva en los sectores más pobres”.

En ese sentido, Arroyo dijo que “vivienda e infraestructura básica, producción de alimentos, actividad textil, la economía del cuidado de personas y el reciclado serán los rubros que dinamizarán rápidamente mano de obra intensiva y va rebotar trabajos en los sectores más pobres”.

El funcionario dijo que esa línea política “ya la estamos aplicando en muchas provincias, en acuerdo con los distintos gobernadores”, y aseguró que en muchos distritos “ya se ven resultados muy positivos”.

Asimismo, dejó en claro que esas iniciativas aún no se pueden aplicar en el ámbito del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), donde se registran la mayor cantidad de contagios, “sobre todo por el riesgo que implica el uso de transporte públicos para las personas”.

Finalmente, insistió con que “la ayuda social, la asistencia alimentaria y el acompañamiento social por parte del Estado van a continuar luego de la pandemia, y bastante tiempo”.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

NACIONALES

Informe de UCA: unas 900.000 personas ya quedaron sin trabajo en la cuarentena

Published

on

Es una proyección del período del 20 de marzo hasta el cierre de mayo. El mayor impacto fue en el trabajo informal. Dicen que el empleo registrado sufrirá más en el futuro. Y será cuando el Estado retire los programas de asistencia a empresas

BUENOS AIRES. El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) reveló que cerca de 900.0000 personas perdieron su ocupación en todo el país durante la cuarentena.

Los datos surgen de un informe que prepara la UCA sobre el impacto de la pandemia de COVID-19 y las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio dispuestas para intentar paliarlo.

El director del Observatorio de la Deuda Social de esa universidad, Agustín Salvia, dijo que en el período los más afectados fueron los trabajadores informales, pero que el mayor impacto para el empleo en blanco llegará más adelante cuando se retiren los programas de asistencia del Estado a empresas privadas.

En base a una encuesta a 500 hogares y estimaciones que parten de datos oficiales ya publicados, el Observatorio de la Deuda Social de la UCA trabaja en estimar cuál fue el costo en materia de empleo de los casi tres meses de freno económico que generó la pandemia.

Aunque la encuesta sólo cubre el área metropolitana de Buenos Aires, en base a proyecciones por sector pueden calcular el impacto en todo el país.

“Son datos que estamos empezando a procesar, que nos muestran una reducción que nos va a dar cerca de un 10% de ocupados, de los cuales el 70% son de la economía informal que fue la más afectada”, dijo Salvia.

Los números que está elaborando la UCA todavía no están terminados, por lo que Salvia se negó a precisarlos. Pero en principio las proyecciones indicarían que entre fines de marzo y mayo perdieron su ocupación unas 120.000 personas entre autónomos y pequeños empleadores. Otros 150.000 a 190.000 puestos de trabajo formales se habrían reducido, mientras que el empleo en negro se habría visto reducido en otros 180.000 puestos.

Entre los cuentapropistas no profesionales informales habrían sido 160.000 los afectados, mientras que unas 250.000 personas dedicadas a trabajos eventuales, de supervivencia y changas se habrían quedado sin actividad alguna. La cifra exacta de la estimación de la UCA se va a conocer la semana próxima.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

NACIONALES

Cuarentena hasta el 28 con aislamiento para unos y distanciamiento, para otros

Published

on

El aislamiento se mantendrá por tres semanas para AMBA y áreas de Córdoba, Chubut, Chaco y Río Negro. Y el resto del país entrará en una nueva etapa de “distanciamiento social”.

BUENOS AIRES. El presidente Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 28 de junio y aclaró que gran parte del país entrará en una nueva etapa de “distanciamiento social” en la lucha contra el coronavirus.

A diferencia AMBA y áreas específicas de las provincias de Chaco, Córdoba, Río Negro y Chubut, en el resto del país comenzarán a poder “circular, trabajar y realizar sus actividades siempre que guarden dos metros de distancia”.

El jefe de Estado anticipó que en los lugares donde se flexibilizará la cuarentena podrá haber reuniones de no más de 10 personas, ya sean eventos privados o públicos, tendrán que mantener una distancia de dos metros, y no podrán superar el 50% de la capacidad del lugar.

El anuncio de la extensión de la cuarentena generó una vez más gran expectativa. De hecho, la transmisión televisiva tuvo picos de 46 puntos de rating.

El Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio se seguirá cumpliendo en el AMBA, Gran Córdoba, todo Chaco menos el departamento de San Fernando, ciudades de Río Negro y Trelew.

Eso implica que cada persona debe quedarse en su domicilio y que solo puede salir para hacer compras básicas, para realizar trabajos exceptuados o tareas especialmente autorizadas. El resto del país ingresará en una fase que el Presidente llamó “Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio”.

Todas las provincias y ciudades que ingresen esa fase tendrán que tener el sistema de salud adecuado para la demanda sanitaria y no deberán tener transmisión comunitaria del virus. Según definió, las personas pueden circular, trabajar y realizar sus actividades siempre y cuando guarden siempre dos metros de distancia con otra persona.

Perspectivas

“Si sacamos el AMBA, la duplicación del contagio en el país es de 43,8 días”, explicó durante la conferencia en la Quinta de Olivos, en la que estuvo acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof. La zona urbana que une a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con los municipios del conurbano es la zona más afectada. Así lo afirmó el Presidente al decir que “el 90% de los casos está en el AMBA”.

Fernández contó que durante la teleconferencia de hoy recibió el apoyo unánime de todos los gobernadores para poder avanzar en la flexibilización de la cuarentena en la mayor parte del país y sostener las estrictas medidas de aislamiento en algunos lugares específicos.

“Todos detectaron el mismo problema. Vecinos que vienen al AMBA y van a alguno de los lugares donde hay circulación viral, y vuelven contagiados. Hay que entender que el problema no terminó”, indicó.

“Aunque sentimos que muchos lugares del país no tienen contagios, lo cierto es que el contagio ocurre fácilmente. Lo que quiero decir es que a potencialidad del contagio crece si uno se acerca a la zona de mayor dispersión del virus. Los dos focos más importantes que hoy tenemos son la provincia de Chaco, en especial resistencia, y el AMBA”, sostuvo.

El Presidente volvió a resaltar que los resultados que se están obteniendo, comparados con los de la región, “siguen siendo resultados alentadores. En ese sentido, dijo que los resultados “son productor de una sociedad que entendió lo que estaba pasando, se protegió e hizo un gran esfuerzo, aunque no pueda evitar que el virus siga circulando y contagiando”.

 

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

Lo más visto