Nuestras redes

ECONOMÍA

Por la crisis, en Posadas hay cada vez más vendedores ambulantes

Desde el municipio señalan que subió el número de puesteros en inmediaciones de paradas de colectivos. De 1.000 a más de 2.000 vendedores ambulantes.

El 2019 fue un año difícil para la economía. Con la escalada inflacionaria y una fuerte pérdida del poder adquisitivo, muchas personas decidieron salir a la calle para tener unos pesos extra. Las opciones son múltiples, pero la que más creció en el último año fue el de las ventas ambulantes.

Según indicaron desde el área de Inspección y Servicios de la Municipalidad de Posadas, el número de trabajadores en la calle inscriptos fue de 2.227, cuando en 2018 la cantidad apenas alcanzó los 1.000.

Es decir, en un año se duplicó la cifra de vendedores ambulantes en el municipio capitalino, producto de la crisis que marcó el pulso a lo largo de 2019.

En este sentido, los rubros de comidas rápidas y ventas de artículos diversos fueron los más solicitados, y gran parte de ellos se ubicaron en la zona del microcentro posadeño.

A nivel nacional, según el último censo realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) en 2019, unas 81.032 personas se dedican a la venta ambulante, en su mayoría en los rubros de alimentos y textiles.

Más vendedores

En el búsqueda de incrementar el ingreso cotidiano, existe un sinfín de posibilidades entre las que se encuentra la venta ambulante, que creció sustancialmente en el último año.

Lucas Kasafuz, director del área de Inspección y Servicios de la Municipalidad de Posadas, detalló que durante 2019 el número de vendedores callejeros fue de 2.227. Respecto a 2018, la cantidad de trabajadores informales creció ya que, en ese año, rondó los 1.000.

“Por la crisis, muchas de estas personas recurrieron a esta  opción para incrementar el ingreso familiar”, consideró el funcionario en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva.

En este sentido, puntualizó que gran parte de los comerciantes se sitúan en el casco céntrico de la capital: “Allí se concentra la mayor cantidad de vendedores porque es el lugar de mayor visibilidad y movimiento de la ciudad”.

Agregó que, por la temporada de verano, hubo solicitudes por ventas en todos los tramos de la avenida Costanera y en la zona del balneario El Brete.

En cuanto al rubro la categoría Varios, que incluye a los puestos de carritos de comida rápida y los de ventas de accesorios y juguetes, es el más demandado para el trabajo en la calle.

Y, sobre este punto, el funcionario observó que en los últimos meses se elevó el número de vendedores que ofrecen productos polirrubro en las paradas de colectivos.

Además, precisó sobre los costos que deben abonar quienes incursionan en este tipo de actividad. Dentro del microcentro, el precio por el espacio roza los 800 pesos, mientras que por fuera de las avenidas Corrientes, Mitre, Roque Sáenz Peña y Roque Pérez, el valor es de 290 pesos.

“Si bien la mayor concentración de puesteros está dentro de las cuatro avenidas, hay un alto número de trabajadores en la avenida Uruguay, en gran parte de su extensión, y en la Costanera”, precisó Kasafuz.

También indicó que para ejercer la venta ambulante, el trabajador debe cumplir con una serie de requisitos. Ser mayor de edad y no acumular deudas con el municipio son algunos de los puntos más sobresalientes de la normativa.

Por último, el funcionario aseguró que el próximo mes comenzará un nuevo relevamiento para conocer los números correspondientes de la actividad en el período 2020 y estimó que la cantidad se mantendrá respecto a lo observado durante 2019.

Salir a la calle

Como se indicó, varias personas incurrieron en la venta ambulante con el objetivo de sumar más dinero a la economía familiar. Y la opción de la comida rápida, en general, es la que más proliferó en los últimos meses.
La hamburguesa, en este punto, es un producto con amplia demanda y una opción a la que muchos acudieron para generar más ingresos.

“La hamburguesa, sin dudas, es la vieja confiable porque siempre los clientes quieren una, ya sea porque ven de paso o por mero gusto”, señaló Jonathan Vallejos, quien tiene su puesto en la zona de Tambor de Tacuarí y Lavalle.

Por su parte Carlos, jubilado de la administración pública, vio en la venta de hamburguesas una buena opción para sumar al ingreso mensual. Todos los días lleva consigo su carrito en el cuarto tramo de la Costanera.

Sin embargo, producto de la crisis, indicó que la venta de comidas disminuyó en los últimos meses. “La gente piensa dos o más veces antes de comprar algo. Hay días en los que vendo unas 15 hamburguesas y otras, directamente nada. La pérdida del poder adquisitivo influyó en todos los sectores y el clásico del darse el gusto con una hamburguesa ya casi ni existe”, señaló.

En tanto, Marina Gómez, que se ubica en Callao y López y Planes, subrayó: “La venta ambulante es la única opción para ganar un poco más de plata. Hay que salir todos los días a la calle. A veces ni con eso alcanza y con este panorama está difícil llegar a fin de mes; más aún con un gran incremento en la cantidad de competencia, que también se dedica a la venta de comidas rápidas en diferentes lugares”.

La inversión inicial

La instalación de un carrito de hamburguesas implica una primera inversión significativa. En lo que respecta a la adquisición del carro, se debe invertir entre 58.000 y 73.000 pesos, que incluye una plancha para cocinar y un sistema de calefacción.

A esto se tiene que sumar un sistema eléctrico, cuya instalación corre por cuenta del propietario. También hay que sumar los gastos de mercadería, que rondan los 7.000 pesos e incluyen los medallones de carne, pan, jamón, queso, lechuga, tomate, aderezos y elementos de higiene.

Según consignaron, con las ventas del día a día no se llega a cubrir ni la mitad de la inversión diaria, teniendo en cuenta que en días de lluvia o de principios de semana no se registra un gran caudal de compradores.

En promedio, cada hamburguesa se vende a 180 pesos en los puestos ubicados en la Costanera. En tanto, en los barrios el precio de la comida es menor y puede comprarse a 130 o 150 pesos.

El Territorio

ECONOMÍA

El 1 de febrero suben los combustibles, la súper en Misiones rondaría los $65

Alberto Fernandez había logrado suspender la medida tenía que aplicarse que debía aplicarse este mes.

El primer día de febrero se debe ajustar nuevamente el coeficiente impositivo que grava las naftas y el gasoil, medida que impactará de forma directa en los surtidores de las Estaciones de Servicio.

El sitio web Surtidores.com  indica que “el decreto 103/2020 establece que el 1º de febrero habrá una nueva actualización del impuesto a los combustibles, que debe ser ajustado según las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministra el INDEC”

Además, se recordó que la medida, que debía aplicarse a comienzos de enero fue postergada en sintonía con los postulados de la Ley N° 27.541, denominada de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública”.

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Plan “Argentina Hace”: como inscribirte para cobrar en este programa

Para inscribirse, los interesados deben tener todos sus datos actualizados en la base de ANSES.

El Plan Argentina Hace tiene como objetivo reactivar la economía, garantizar el acceso a derechos y mejorar el bienestar general. La idea es que cree 20.000 empleos.

La iniciativa Argentina Hace en la que está involucrada ANSES propone crear 20.000 nuevos empleos locales (50% para varones y 50% para mujeres) a lo largo de todo el país, con infraestructura social básica de ejecución rápida y con un presupuesto extraordinario de $8.500 millones.

Requisitos para conseguir trabajo en Argentina Hace

Ser mayor de 18 años.
El grupo familiar no puede tener ingresos.
No pueden estar trabajando.
Compatible con Programa Alimentario y Asignación Universal por Hijo.

Cómo anotarse

Para poder anotarse al nuevo programa social del gobierno de Argentina Hace, tendrán que tener todos los datos actualizados en la base de datos de ANSES del beneficiario y del grupo familiar.

La principal herramienta que va a facilitar Argentina Hace es lograr nuevos cursos de capacitación y oficios para poder lograr nuevas oportunidades laborales en obras de construcción.

La inscripción al plan Argentina Hace resuelve los pequeños problemas de obras públicas realizadas por vecinos del mismo barrio, cooperativas y pequeñas empresas de construcción.

Cómo se cobra

Una vez que se completó el proceso de inscripción por medio del Ministerio de Desarrollo Social y ANSES se comenzará a recibir el sueldo mensual por los trabajos realizados. Si tomamos como referencia el plan Hacemos Futuro, el sueldo mensual ronda entre los $7.500 y los $8.500 pesos por titular.

El cobro se realiza siempre de manera mensual por medio de una cuenta bancaria del Banco Nación. Se va a entregar una tarjeta de débito MasterCard o VISA con saldo disponible para que cada beneficiario pueda retirar el dinero del cajero automático o realizar compras.

La ventaja que tiene este pago mensual es que si estás anotado en la Tarjeta Alimentaria será compatible con la inscripción.

Se recomienda ingresar en MI ANSES con la clave de seguridad social y el número de CUIL para poder verificar cada uno de los datos que tienen agendados y corroborar si están actualizados.

Al igual que Argentina Trabaja, Hacemos Futuro o Manos a la Obra, se deberán respetar los requerimientos establecidos por el gobierno nacional.

Inscripción

La inscripción se tiene que hacer en cada una de las oficinas de Desarrollo Social y sucursales de ANSES con turno previo según como estableció el gobierno. Cada postulante tendrá que presentar el DNI junto a la constancia de CUIL.

Si tenes hijos se deberá llevar la fotocopia del DNI de cada uno de tus hijos.

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Argentina entre los 4 países con mayor inflación del mundo

Con el 53,8% que arrojó la inflación en el país, la Argentina se ubica en el cuarto puesto en el ranking de inflación mundial, según surge de comparar la cifra que hoy difundió el INDEC con las previsiones el Fondo Monetario Internacional. Sólo es superada por Venezuela, Zimbabue, 183% y Sudán con 57%.

De esta forma, el país sigue siendo “líder” en inflación, un flagelo que ha dejado de castigar a la mayor parte del mundo.

De los 189 países con que el FMI cuenta con estadísticas, sólo 17, es decir menos de uno de cada diez, registra inflación igual o superior al 10% anual.

La tasa de suba de los precios con la que se despidió la administración de Mauricio Macri también es elevada en términos de la historia argentina. Analizando los últimos cincuenta años, se ubica entre las 20 más altas.

El último medio siglo, presenta como antecedentes dos episodios de hiperinflación (1989 y 1990), 14 años en los que la tasa superó el 100% anual, 38 años en los que registraron dos dígitos, y sólo 12 períodos en los que fue menor al 10%.

Dicho de otra forma, sólo en uno de cada cuatro años el país registró una tasa relativamente “normal” de inflación.

Para hacer más colorido el inestable mapa de precios una Argentina “inflacionaria serial”, el lapso 1999-2001 presenta como fenómeno insólito años de deflación de precios, pero que sirvieron sólo como antesala a una nueva explosión inflacionaria de 2002.

La inflación de diciembre pasado alcanzó a 3,7%, es decir más de medio punto por debajo del registro del mes precedente.

En el último mes del año, la inflación estuvo impulsada por la suba en los alimentos, rubro en el que incidió particularmente la suba en los productos cárnicos.

Pero también impactaron otros aumentos como los registrados en esparcimiento, capítulo que sube por razones estacionales, y la atención médica.

La mayoría de los analistas considera que la tasa de inflación experimentaría en los próximos meses una baja gradual. Por caso, la proyección de Ecolatina es de una suba de 3,4% para el mes en curso, con un descenso a 3,4% y 3,1% para febrero y marzo venideros, en ese orden.

De todas formas, de cumplirse estos pronósticos, la suba de precios superaría el 10% en el primer trimestre del año.

A favor de la desaceleración de los precios juegan distintos factores. Por un lado, y más allá del aumento de suma fija para los sectores de menores ingresos, la moderación que vienen mostrando los gremios de cara a las negociaciones salariales tiende a descomprimir este frente.

Por otra parte, el ajuste de tarifas -uno de los factores que más incidió en la inflación durante toda la gestión del anterior gobierno- ha quedado congelada (al menos para casi todos los rubros) por espacio de 180 días, según lo dispuesto por la administración del presidente Alberto Fernández.

El dólar oficial –la principal referencia que toman los operadores económicos a la hora de determinar precios– ha mostrado cierta estabilidad en los últimos meses.

De acuerdo con cálculos privados, el tipo de cambio real se encuentra en un nivel cercano al promedio histórico, pero los analistas consideran que difícilmente esta variable se pueda mantener quieta si es que el país quiere resolver los problemas derivados del frente externo. Así, algunos economistas entienden que “el Banco Central tendrá que dar en algún momento una señal de que el dólar no se va a quedar quieto, si es que no quiere acumular presiones”.

De ser así, el ajuste del tipo de cambio tendería a fijar un piso a la marcha de los precios. De todas formas, en medios oficiales son optimistas.

Entre otros factores, consideran que en momentos en que la utilización de la capacidad productiva instalada se ubica “en el subsuelo” -ronda el 60%-, la esperada suba de la demanda derivada de los planes de estímulo al consumo lanzados por el gobierno deberían dar una respuesta “por cantidad” y “no por precios” de las empresas.

En tanto se espera la conformación del Consejo que tendrá a su cargo el armado de un pacto de precios y salarios, la inflación en la Argentina sigue empujada, además, por la inercia que deriva de la generalizada indexación que afecta a la economía.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.