Nuestras redes

MEDIO AMBIENTE

Un oso hormiguero adulto asombró a los turistas en Cataratas

Lo captó con su cámara el joven norteamericano Ryan Wei y la guía Nanny Reichert dijo que solo había visto 3 en más de tres décadas en el Parque do Iguaçu brasileño.

FOZ DE IGUAZÚ. Un oso hormiguero más conocido en la selva como “Tamanduá” causó conmoción entre los turistas y su imagen copó espacios en las redes. Apareció de pronto este fin de semana largo y un muchacho de Estados Unidos lo fotografió en el Parque Nacional do Iguaçu del lado brasileño.

El animal de grandes dimensiones cruzó la calle y se escabulló rápidamente en la selva. “Un tamanduá bandera apareció de repente para nuestra sorpresa en el Parque Nacional do Iguazú.

Raro presenciar una aparición de este animal. El encanto y el balanceo de su cola al caminar es surrealista” escribió en las redes sociales la guía de turismo Nanny Reichert que también lo vio pasar junto al grupo con el que estaba.

Nanny sostuvo que “nosotros le decimos Tamanduá Bandeira. Yo soy guía de turismo hace 32 años y he visto este ejemplar 3 veces en mi vida, cruzando rutas.

Soy muy agradecida por el control de velocidad del Parque, es la única manera de preservar las especies”. La guía relató a Misiones Online lo que significa esta aparición de este animal.

Y agregó “cuanto menos avistamiento hay, es porque en mejores condiciones está el hábitat. Por el tamaño adulto de este tamanduá, podemos decir que estamos respetando la naturaleza, en riesgo de extinción por factores externos, como por ejemplo las deforestaciones y quemas de la vegetación que se realizan”.

Las imágenes fueron tomadas en el momento justo por Ryan Wei, un turista estadounidense de 16 años que visitó las Cataratas del Iguazú.

El joven se llevó una experiencia inolvidable ya que además de haber disfrutado de una de las maravillas naturales del mundo, presenció y captó con su cámara a uno de los ejemplares icónicos de la rica selva paranaense.

El oso hormiguero gigante, (Myrmecophaga tridactyla) también conocido como tamanduá guazú o yurumí (boca pequeña en guaraní) es la mayor especie de oso hormiguero.

Vive en solitario o por parejas, moviéndose siempre y recorriendo grandes extensiones con el hocico hacia el suelo en busca de insectos. Come insectos, como hormigas y termitas, y también miel.

Mide alrededor de un metro de longitud y su cola de 60 a 90 centímetros, un adulto puede medir dos metros de extensión, desde el hocico hasta su cola y pesan de 25 a 40 kilos.

El hocico es muy alargado y cónico. La lengua tiene 60 centímetros de largo y está recubierta por una substancia adherente para capturar los insectos de los que se alimenta. Carece de dientes.

Su pelo del tronco, de color castaño o grisáceo, con una V negruzca y líneas blancas, es corto excepto en el lomo, que remata una crin unida al muy abundante pelambre de la cola, que presenta bandas plateadas y tonos castaños, negros y grisáceos. De allí su sobrenombre “bandera”.

En el 2015 el oso hormiguero se declaró en grave peligro de extinción, porque además de la caza por parte del ser humano también mueren por destrucción del hábitat.

Mediante la ley Nº 2589 sancionada el 11 de noviembre de 1988, el oso hormiguero o “Tamanduá”, como se lo conoce en la tierra colorada, fue declarado monumento natural por Misiones.

MEDIO AMBIENTE

Orcas varadas en la Costa Argentina, salvaron a seis y una murió

Vecinos, bomberos y personal de Prefectura trabajaron desde la madrugada para que los animales marinos regresaran a su hábitat natural. Contaron con la guía de expertos de la Fundación Aquarium de Mar del Plata, necesarios para establecer un protocolo de rescate.

MAR CHIQUITA. Durante la madrugada, vecinos de La Caleta, una localidad del departamento de Mar Chiquita, en el límite con Mar de Cobo, informaron a las autoridades la presencia de siete orcas varadas en las orillas de la playa.

Según informó a Infobae Martín Vallejo, el director de Turismo y Medio Ambiente de Mar Chiquita, cerca de las once de la mañana pudieron devolver al mar a los dos ejemplares más pequeños, los menos pesados y más fáciles para reintroducirlos.

“Estamos esperando que llegue personal de la Fundación Aquarium de Mar del Plata para que bajen algún protocolo, porque hasta el momento es solo el esfuerzo de los voluntarios”, había informado Vallejo.

El cuadro de situación cambió con el correr de las horas: uno de los especímenes murió en la costa. Según especialistas del Aquarium, se ahogó porque había quedado en una mala posición y los expertos no llegaron a tiempo para advertir esa condición.

Luego del rescate de las dos más pequeñas, trabajaron con éxito para reingresar a otras dos orcas de mayor tamaño, guiadas por uno de los barcos de prefectura para evitar que vuelva a encallarse.

De las siete orcas varadas, finalmente pudieron devolver a seis. El último cetáceo había sido rescatado de la costa, pero regresó a la orilla tras haberse desorientado.

La quinta orca que se pudo salvar era la más grande y pesada: el peso promedio de las orcas es de cinco toneladas, pero los machos pueden llegar a pesar diez toneladas.

El funcionario temía que se encontraran en un estado delicado dado que sus movimientos y reacciones habían disminuido con el paso de las horas. El operativo fue masivo y contra reloj.

Las orcas estuvieron varias horas encalladas. Presentaban síntomas de calambres y estrés, de acuerdo al análisis de los especialistas. Es indispensable, luego de devolverlas al mar, seguirlas y ahuyentarlas para que no pierdan el rumbo y vuelvan a encallarse en la orilla.

No hay una razón específica de los varamientos múltiples: una de las principales hipótesis que se manejan es que el líder se haya perdido. Sus lazos sociales son muy fuertes: son guiados comúnmente por la líder más antigua. Que hayan encallado no significa que se hayan enfermado, aseguran los especialistas.

Los cetáceos están varados entre La Caleta y Mar de Cobo. Personal especializado de la Estación de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental de la Fuerza colabora con las maniobras para regresarlos mar adentro.

Los voluntarios que asistieron al operativo de rescate fueron vecinos, jóvenes de colegio, biólogos de la Universidad de Mar de Plata, guardavidas, miembros de Defensa Civil, bomberos de destacamentos de Santa Clara del Mar y Costa Norte y personal especializado de Prefectura.

Vallejo había pedido que las personas que quisieran acercarse al lugar para ayudar con el salvataje de las orcas acudieran, en lo posible, con trajes de neoprene porque la temperatura del agua es baja y porque es necesario penetrar en el mar lo suficiente para garantizar que los animales marinos no regresen.

“Que lo hagan a conciencia, sería bueno recibir más gente para que puedan ayudar a meter al mar a las otras orcas que restan”, advirtió el funcionario. Medios locales apuntaron que desde la Secretaría de Medio Ambiente de Mar Chiquita solicitaron que las personas no se acerquen a la zona para no entorpecer las tareas de rescate.

Es la primera vez que sucede en estas costas la presencia de orcas encalladas en masa. Las autoridades acudieron a las nueve de la mañana para socorrer a los animales marinos, tras ser advertidos por personas del lugar.

“En este momento la emergencia es devolverlos al mar, después evaluaremos las causas de lo ocurrido”, dijo Martín Vallejo, que se encuentra en el lugar junto a Flavia Laguné, secretaria de Turismo y Medio Ambiente de Mar Chiquita.

Las tareas de rescate cuentan con la cooperación de vecinos, voluntarios y personal especializado y ya disponen de la intervención del Centro de Rehabilitación de Fauna Marina (CRFM) de la Fundación Aquarium.

Es una entidad creada para dar marco a las actividades de investigación, educación y protección de medio ambiente, fundada en 1994. Uno de sus propósitos es rescatar, rehabilitar y reinsertar especies de fauna marina en su medio natural.

Luego de que hayan sido reingresadas seis de las siete orcas varadas, retirarán de la rompiente a la orca fallecida. Los biólogos de la Universidad y los especialistas de la Fundación estudiarán las causas de su fallecimiento.

Seguir leyendo

MEDIO AMBIENTE

Mataron de un balazo a otra perra: Buscan testigos en Garupá

Asesinaron de un balazo a una perra que había tenido 9 cachorros en Garupá. Solicitan colaboración con los cachorros que solamente tienen una semana.

(más…)

Seguir leyendo

MEDIO AMBIENTE

Atropellaron y mataron a un gato onza en la ruta 12

El hecho ocurrió el último domingo, a pocos metros del Cerro del Tupí, en Eldorado.

(más…)

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.