Nuestras redes

INFORMACIÓN GENERAL

Por un sueldo de $34 mil, hicieron 1 km de cola para ser guardiacárcel

Published

on

Casi diez cuadras completas de jóvenes con carpetas y folios entre sus ropas de abrigo.

BUENOS AIRES. Una fila que llegó a los mil metros para entregar los datos que podrían abrirle las la puertas a un trabajo que, en principio, no tiene gran atractivo: se presentan para ser guardiacárceles en el penal de Olmos, uno de los más antiguos y poblados del sistema carcelario provincial.

La convocatoria fue para cubrir algo más de 40 vacantes en ese complejo del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que aloja a 3.000 presos peligrosos.

Desde la madrugada y -en algunos casos- desde las últimas horas de anoche, por lo menos dos mil aspirantes esperaron para acceder por los portones de 197 y 48, uno de los ingresos al sector administrativo del penal, para dejar la documentación que exigen las autoridades.

El llamado a ocupar vacantes se hizo la semana pasada. Es para hombres y mujeres de entre 19 y 34 años que tengan residencia en el partido de La Plata. Iba a ser para lunes y martes, pero por la gran demanda del primer día cerraron el listado de aspirantes pasado el mediodía de este lunes. En total llegaron a inscribirse 1.300 aspirantes.

Vocación o necesidad? La respuesta es casi unánime cuando se recorren algunos metros de la extensa espera. “Es una chance para conseguir un laburo fijo”, admitió Esteban J. (22), quien llegó desde Los Hornos, antes del amanecer y estaba a punto de entrar al penal.

“No sé si me gusta esto, pero tengo que trabajar y por ahí tengo suerte”. La reflexión corresponde a Marina (19), mientras repasa todas las planillas que completó de los formularios.

El proceso para calzarse el uniforme de guardia en una unidad carcelaria llevará casi un año. Después de la preselección por revisión de la documentación presentada (es obligatorio el secundario completo y un certificado de reincidencia, entre otras) habrá una prueba médica, psicológica y deportiva.

Vocación o necesidad? La respuesta es casi unánime cuando se recorren algunos metros de la extensa espera. “Es una chance para conseguir un laburo fijo”, admitió Esteban J. (22), quien llegó desde Los Hornos, antes del amanecer y estaba a punto de entrar al penal.

“No sé si me gusta esto, pero tengo que trabajar y por ahí tengo suerte”. La reflexión corresponde a Marina (19), mientras repasa todas las planillas que completó de los formularios.

El proceso para calzarse el uniforme de guardia en una unidad carcelaria llevará casi un año. Después de la preselección por revisión de la documentación presentada (es obligatorio el secundario completo y un certificado de reincidencia, entre otras) habrá una prueba médica, psicológica y deportiva.

En dos meses, comenzará una primera etapa de formación teórica y práctica que incluye conceptos legales, sobre derechos humanos y funcionamiento del sistema. También los primeros contactos con las armas y prácticas de defensa personal.

Aprobada esa instancia (que se realiza en las academias que el SPB tiene en La Plata) se pasa al período de “inducción practica en la unidad”. O sea, empiezan a trabajar en su futuro lugar de permanencia entre 6 y 8 meses antes de quedar fijo en el puesto.

“Claramente hemos superado nuestras expectativas en este proceso de búsqueda y selección para guardias del escalafón general. en los últimos años elevamos considerablemente el perfil de capacidades requeridas para mejorar la calificación general de los integrantes del SPB”, dijo a Clarín el jefe de esa institución, Xavier Areses.

La obligatoriedad del secundario y las capacitaciones previo al tomar el cargo son parte de esas nuevas exigencias impuestas desde el ministerio de Justicia bonaerense.

El funcionario reconoció que la situación laboral influyó en la masividad de la respuesta. “Los jóvenes ven una posibilidad concreta de trabajo, pero también influyó las condiciones de apertura que se han registrado en el SPB y un proceso de transparencia interna que hemos impulsado”.

Por supuesto, también resulta un atractivo el punto económico: al momento de ser anotados como aspirantes; después de superar las pruebas el agente en formación comienza a cobrar 34 mil pesos de bolsillo.

Puede hacer carrera dentro del escalafón y lograr ascensos cada tres o cuatro años. O pasar al área de oficiales, donde pueden escalar a lugares de conducción en la fuerza.

En Olmos no hay pabellón ni unidad carcelaria para mujeres. Sin embargo, casi la mitad de los que se anotaron son chicas. “Es que se han reducido notablemente las brechas de género dentro de la institución. Hoy casi todas las actividades pueden hacerla hombres o mujeres”, aclaró Areses.

Menciona algunas: en Olmos podrían actuar en los sectores de control externos o en los grupos especiales de actuación en situaciones de emergencia.

Pero Areses ilustra con otro dato: el complejo de Olmos (que incluye además de la Unidad 1, otras prisiones) está manejado por una inspectora mayor: Norma Puccia está al frente de la conducción desde mediados de 2018.

Tiene a su cargo 510 penitenciarios (385 hombres y 125 mujeres) para manejar, controlar y supervisar a 3.008 alojados. De ese universo, 1.650 practican deportes; 766 trabajan en talleres y 1300 asisten a las aulas de primaria, secundaria o la universidad.

Comentarios

comentarios

INFORMACIÓN GENERAL

Mañana abren las ferias de Itaembé Miní y Santa Rita

Published

on

Este miércoles las ferias de Itaembé Miní y Santa Rita estarán abiertas de 6 a 13  en Posadas.

(más…)

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

En Paraná reabrieron sus puertas los telos

Published

on

Los hoteles de alojamiento reabrieron sus puertas con estrictos protocolos de limpieza y si bien mantienen sus precios para los turnos, los responsables coincidieron  que “cuesta retomar al 100%”.

PARANÁ. A partir de la autorización provincial para la habilitación de la actividad hotelera y gastronómica, los hoteles alojamientos reabrieron sus puertas en Paraná.

A una semana de la reactivación de la actividad, desde el albergue transitorio indicaron que “no se trabaja al 100% porque la gente se cuida muchísimo”.

Consultados a los responsables de un tradicional motel por los protocolos de seguridad por el COVID-19, éstos explicaron que cumplen con las tareas de limpieza. De hecho, pidieron disculpas de antemano a sus clientes ya que en el estricto cumplimiento del protocolo pueden existir demoras para entregar las habitaciones.

En relación a la norma reguladora de la actividad que establece que los hoteles deberán “solicitar al pasajero una declaración jurada”, desde Motel Tijuana remarcaron que al establecimiento no se le exige atento a que “vendemos privacidad”.

Respecto de las tarifa, aseguraron que “es la misma; de 800 pesos el turno de tres horas con desayuno incluido y de 1000 pesos la habitación Premium”. Mientras que por la noche, el turno es 800 pesos las dos horas.

En tanto, desde Motel VIP´S, recalcaron que la situación es “mala porque no se trabaja como antes”. “Como mucho, tendremos una habitación ocupada por día”, indicaron.

“Contamos con alcohol en gel, usamos guantes y limpiamos con lavandina; ya nos avisaron que íbamos a tener una inspección”, comentaron desde el alojamiento ubicado sobre Avenida de Las Américas al 500.

Al referirse a los precios, el turno de dos horas es de 850 pesos. Mientras que desde Motel Torremolino, comentaron que “se trabaja normalmente”. Los turnos son de tres horas de domingo a jueves y de dos horas los fines de semana. Los precios de las habitaciones van desde los 750 a los 900 pesos.

Populares entre los 60 y los 80, los llamados “telos” eran el lugar en el que los jóvenes encontraban intimidad o donde las parejas de larga data conseguían reconectarse. Aunque los cambios de constumbres y la baja rentabilidad que alcanzan a raíz de los aumentos en las tarifas de los servicios, hicieron que la actividad continúe en franco declive.

Sumado a que, por la cuarentena decretada para evitar la propagación del coronavirus, los albergues permanecieron cerrados durante más de dos meses.

Diario Federal

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

INFORMACIÓN GENERAL

En un geriátrico de Buenos Aires más de 40 personas se infectaron de Covid19

Published

on

Las autoridades del geriátrico y de la Ciudad dispusieron el traslado de los residentes a varios centros médicos. Todos dieron positivo por Covid-19.

BUENOS AIRES. Un gran número de residentes de un geriátrico de Colegiales dieron positivo por Covid-19 por lo que las autoridades de la residencia y del Gobierno de la Ciudad dispusieron sus respectivos traslados a centros médicos para su tratamiento.

El foco masivo de contagio de Covid-19 se detectó la semana pasada en un geriátrico ubicado en Céspedes al 3100, en Colegiales, donde se estimó que más de 40 personas, entre residentes y personal, habrían contraído el nuevo coronavirus.

La hija de una residente le confió a C5N que las autoridades del geriátrico confirmaron que su madre tiene Covid-19 el 28 de mayo pasado, pero que recién la trasladaron a un centro médico en la fría noche del domingo 31.

Para este lunes por la tarde la mayoría de los residentes del geriátrico había sido trasladado a diversos centros médicos de acuerdo a las posibilidades de cada familia y a la cobertura de salud que poseen.

Personal del Gobierno de la Ciudad procedió a la desinfección del geriátrico para revertir el foco de contagio.

Comentarios

comentarios

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto