Nuestras redes

POLICIALES

Volvían de jugar en la plaza, un borracho los atropelló y provocó una tragedia

MENDOZA. Carla Pagliaricci (40) y sus dos pequeños hijos, Abril (3) y Agustín (7), volvían de la plaza a donde habían ido a jugar. La mamá los llevaba de la mano cuando estaban por cruzar la avenida costanera de Mendoza. Hacía un año que por problemas económicos, se habían mudado de la localidad bonaerense de Vicente López a Guaymallén, en el Gran Mendoza.

Era las 7 de la tarde del viernes 14 de noviembre. En un segundo, un asesino al volante arruinó la vida de una familia para siempre. Un conductor alcoholizado y en contramano, chocó contra un Ford Fairlan y una camioneta Ranger, y el auto viejo terminó sobre la vereda atropellando a la familia. Agustín quedó debajo del auto y murió a las pocas horas en el hospital.

Abril está muy grave en terapia intensiva, inestable, y la mamá –que pidió el alta voluntaria para acompañar a su nena- tiene múltiples fracturas y será operada en los próximos días.

Agustín era un nene feliz. Vivía en la casa de su abuela María en Mendoza, donde iba a la escuela Estrada y se destacaba por sus buenas notas. Era fanático hincha de River como su tío Diego. “¡Te amo, sos el mejor tío del mundo!”. Fue el último mensaje que le mandó por Whatsapp, el día del triunfo de la Copa Libertadores, a Diego, que ahora lo llora desconsolado en el hospital Notti de Mendoza.

La familia permanece en una vigilia interminable esperando el milagro de la recuperación de Abril. Por el pasillo avanza Carla, en silla de ruedas y con una pierna enyesada. A su lado su marido Miguel Kruk (54), el papá de los chicos, que tiene los ojos rojos de tanto llorar. Viajó desde Buenos Aires, donde trabaja, apenas le avisaron del accidente.

“Siento un vacío enorme. Perdí a Agustín y lo único que pido es que no vaya a ser una muerte en vano. Que el fiscal no deje sueltos a los asesinos que salieron a matar al volante”, dice Carla, la mamá, a Clarín.

El fiscal Fernando Giunta imputó por homicidio culposo agravado a los tres conductores, pero los abogados defensores- los ex funcionarios Fernando Armagnague y Antonio Carrizo- han pedido la excarcelación de los responsables del accidente. “Lo único que les pido que no me abandonen, que el fiscal no deje libre a estas basuras que mataron a mi hijo. Estaba lleno de vida y lo tuve que ir a reconocer a la morgue”, implora el papá.

El accidente ocurrió en el cruce de la Costanera y Matienzo cuando un VW Gol que ingresó en contramano y chocó contra la camioneta y el Fairlane, provocó la tragedia. El auto antiguo dio un trompo y terminó arriba de la vereda, atropelló a la familia que estaba esperando cruzar. La policía constató que el conductor del Gol iba alcoholizado.

Carla ayer declaró ante el fiscal en el hospital, dice que solo recuerda que volvían de la plaza. La abuela María les avisó que ya estaba lista la leche de los chicos y por eso regresaron. “Veníamos cantando. La nena en su triciclo y Agustín a mi lado. Los puse cerca de mí porque la vereda es muy estrecha. Sólo recuerdo que vi doblar a un camión y después desperté en un hospital preguntando por mis hijos”, dice la mamá.

La familia no encuentra consuelo. Ni los rezos, ni las muestras de afecto de los vecinos, maestras y amigos de los chicos que se acercan para solidarizarse pueden calmar tanto dolor. El día del accidente, Agustín llevaba puesto en su cuello un rosario. Esa mañana le había pedido a la abuela María que lo llevara a la iglesia de Santo Domingo para bendecir el rosario. Junto al pesebre y sonriendo, pidió que le tomaran un foto. Es la última imagen que la familia conserva de Agustín.

POLICIALES

Detienen a sospechoso de violar y embarazar a su hijastra de 14 años

El padrastro de la menor de 14 años embarazada de cinco meses fue detenido el último viernes en Eldorado.

(más…)

Seguir leyendo

POLICIALES

Víctimas de la Policía en La Aventura hicieron denuncia en la Fiscalía

La estudiante de 23 años ratificó la acusación contra un guardia de seguridad que la manoseó. El jefe de Policía dijo que no existió abuso y que la chica quiso quitarle el arma a un uniformado.

POSADAS. Jerónimo Alba Posse, Rodrigo Giménez y los hermanos Fiorella y Agustín Robledo denunciaron en la fiscalía N°3 a los policías que formaron parte del operativo en el que los cuatro resultaron detenidos, luego que los uniformados los sometieran a fuerza de golpes de todo tipo.

La fiscal Adriana Herbociani será la encargada de investigar el accionar de los policías de la seccional 12° por el salvaje tratamiento que denuncian las víctimas. Iniciadas las investigaciones de la Justicia, se espera que pronto se revele el nombre del guardia de seguridad que, según la denuncia de Fiorella, abusó de la situación de poder que ejercía sobre ella; la llevó a una zona donde no había nadie, le hizo una toma y la redujo con uno de sus brazos y luego la manoseó.

Los denunciantes todavía no pueden superar el trauma que vivieron: “tienen miedo de salir. Temen por represalias”, afirma uno de los familiares. El temor de los jóvenes que se animaron a denunciar los abusos de la policía también fue expresado ante la fiscal, a quien le pidieron protección policial “por extraños movimientos de personas en torno a sus casas y lugares de trabajo”.

Las presentaciones legales también llegarán a la recientemente creada Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, encargada del control del cumplimiento de las normas de detención por parte de funcionarios de seguridad.

Versiones encontradas

El caso ocurrido hace una semana en el complejo La Aventura -avenida Zapiola y Urquiza- tomó rápidamente notoriedad en los medios y, frente de las acusaciones de abuso policial salió a escena el jefe de la fuerza provincial, el comisario Zenón Víctor Cabrera.

Basado en los informes de sus subordinados, Zenón desmintió de raíz la denuncia de Fiorella y acusó: “trataré de desmentir estas cuestiones de lo que se viene diciendo, hasta de algún tipo de acoso o manoseo, cosa que no sucedió. Tenemos la versión de que la chica en un momento quiso sacar el arma de la cintura al policía“, declaró a Noticias del 6.

La gravísima acusación del jefe Cabrera contra la estudiante de 23 años también será parte de la investigación. La joven que denunció a su abusador en los medios, ahora quiere justicia y que se conozca el nombre del que se oculta detrás de un chaleco de seguridad y tiene la tarea de custodiar a los jóvenes en eventos de nocturnidad.

En las declaraciones a los medios, Cabrera celebró la participación del juez penal en turno, Fernando Verón, quien se hizo presente en el lugar de detención de los únicos cuatro apresados, sobre quienes pesa una denuncia que inmediatamente realizaron los policías que participaron en el operativo, alguno de los cuales certificaron lesiones.

Seguir leyendo

POLICIALES

Israelíes fumaban un porro en Cataratas y fueron detenidos

Los cuatro turistas se maravillaban en la Garganta del Diablo cuando fueron sorprendidos por Guardaparques y la Policía Federal.

PUERTO IGUAZÚ. Un grupo de cuatro turistas -tres hombres y una mujer- fueron detenidos por la Policía Federal Argentina (PFA) cuando los encontraron fumando y compartiendo un cigarrillo de marihuana en una de las pasarelas paseo turístico más convocante del país.

Según trascendió, el hecho se registró el jueves en horas de la tarde cuando los visitantes, todos menores de 30 años, hacían el recorrido por las pasarelas del Parque Nacional Iguazú maravillados con el paisaje.

La actitud desprevenida de los turistas que se tomaban selfies con los porros apagados en la boca habría llamado la atención de otros visitantes, quienes avisaron a los Guardaparques, que convocaron a la PFA.

Al llegar al balcón principal de observación de la Garganta del Diablo, los jóvenes amigos decidieron encender uno de los cinco cigarrillos de marihuana que tenían armados y que finalmente les fueron secuestrados. En ese lugar fueron interceptados y detenidos por los agentes de la Ley.

Luego de pasar unas horas privados de la libertad en la delegación de la PFA en Puerto Iguazú, mientras chequeaban que no tuvieran antecedentes penales o pedidos de captura, los turistas fueron liberados por orden del juez federal de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero.

Además de los cuatro cigarrillos armados, la Justicia logró secuestrar otro porro a medio fumar y una pequeña cantidad de la misma sustancia compactada en una pequeña caja de lata que llevaban los amigos.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.