Nuestras redes

LA REGIÓN

Pareja de gendarmes presos por tráfico de marihuana en Itatí

Agustina Faraone Sigel y Joselino Borjas no solo vestían el mismo uniforme de la Gendarmería en Corrientes , sino que convivían.

ITATÍ. CORRIENTES. Se habían conocido vestidos de verde. Él, subalférez y de un escalafón menor; ella, numeraria. Ambos fueron detenidos tiempo atrás y terminaron procesados como presuntos cómplices de la banda narco que, desde Itatí, dominaba el ingreso y la distribución de marihuana en siete provincias de la Argentina.

Agustina, que hoy está con prisión domiciliaria porque tiene un bebé, es hija del exintendente de Empedrado Juan Manuel Faraone, detenido a mediados de octubre pasado. Su madre, Ariana Sigel, es la actual vicepresidenta del Concejo Deliberante de aquella localidad de 15.000 habitantes situada en el noroeste correntino.

La gendarme quedó comprometida en la causa que instruye el juez federal porteño Sergio Torres por su nexo con la banda liderada por Sebastián “Morenita” Marín, que fue detenido el 12 de octubre pasado por la llamada ” megacausa Itatí”, en la que también están imputados el juez federal de Corrientes Carlos Soto Dávila y dos de sus secretarios.

Desde fines de 2014 el fiscal federal Carlos Schaefer y el titular de la Procuraduría de Narcotráfico (Procunar), Diego Iglesias, reunieron decenas de expedientes relativos a esta banda que actuaba con complicidades políticas, judiciales y de las propias fuerzas de seguridad, en este caso, la Gendarmería.

Agustina Faraone Sigel aparece mencionada en varias escuchas que estaban dentro de un lote de 4000 CD que -según fuentes de la investigación- nunca se investigaron en profundidad hasta que fueron remitidos desde el juzgado federal de Corrientes a Comodoro Py.

Faraone Sigel fue detenida en el Escuadrón de Seguridad Vial de la Gendarmería en el Barrio Uno, de Ezeiza. Fue acusada de haber jugado un rol clave para ocultar a Morenita tras un enfrentamiento que sus propios colegas de la fuerza habían mantenido con Marín en la capital correntina, en octubre de 2016. Faraone Sigel fue quien -según señalaron fuentes de la investigación- ayudó a escapar al narco y a esconderlo en Empedrado, por directivas de su propio padre.

El 8 de octubre de 2016 un grupo de 20 gendarmes fue a un departamento del sur de la capital correntina en el que creían que se ocultaba Marín, que tenía pedido de captura nacional e internacional a través de Interpol. Cuando llegaron a ese lugar, los efectivos cercaron la zona a la espera de la orden de allanamiento del juzgado federal, según publicó oportunamente el diario El Litoral, de Corrientes.

Inesperadamente, Morenita -que estaba prófugo- salió de la propiedad, subió a un Volkswagen Gol y trató de huir hacia el sur. Los gendarmes lo siguieron y se enfrentaron con él a tiros. A pesar de estar herido de un disparo, y tras chocar a los efectivos, Marín consiguió escapar a pie. Según las escuchas telefónicas de la causa, el auto en el que se movía había sido adquirido por Juan Manuel Faraone a un empresario de la comunidad gitana.

Faraone es quien le recomendó a Marín que se escondiera en Empedrado, ciudad de la que fue intendente entre 1991 y 1997, donde quien ayudó al narco prófugo fue la gendarme hija del dirigente del Partido Nuevo.

Conexión política
Agustina estaba en ese momento en pareja con Joselino Borjas, subalférez de la Gendarmería, un joven que prestaba servicios en Itatí, donde Morenita tenía su base de operaciones para distribuir la marihuana que provenía de Paraguay, del otro lado de la costa del río Paraná.

Borjas tenía una relación muy cercana con Fabio Aquino, viceintendente de Itatí que fue detenido en marzo de 2017 con el jefe comunal Natividad “Roger” Terán, en el inicio del escándalo de la narcopolítica.

El 13 de febrero de 2017, a las 19.37, Aquino se comunicó con el gendarme para avisarle que lo iba a llamar un hombre del riñón de Morenita Marín que era el encargado de transportar marihuana. El viceintendente contactó al camionero Walter Villalba con el subalférez para que coordinaran el traslado.

Aquino registra otro diálogo con Borjas en el que hablan de la entrega de “70.000 pesos y el resto en un cheque” y en el que se agregó: “Si necesita, podrían hacer una factura de superior monto al real”.

Borjas custodiaba a uno de los jueces federales que investigaba a esta banda. Yaca, como le dicen en la fuerza, vendía cierta influencia en los tribunales. Luego, el gendarme fue trasladado a la provincia de Buenos Aires, destinado al Destacamento Móvil 6 de la Gendarmería, en el Centro Recreativo Nacional, un predio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en Ezeiza.

Según informaron desde el Ministerio de Seguridad nacional, Faraone Sigel y Borjas no fueron detenidos en su momento porque fueron usados como “carnada”.

Faraone y Borjas no son los únicos gendarmes detenidos en esta causa que sigue adelante el juez Torres, con los fiscales federales Schaefer, Flavio Ferrini y Carlos Stornelli, y con Iglesias, de la Procunar.

En marzo de 2017, el instructor de la Gendarmería Gabriel Fernando Alcaraz, de 37 años, fue apresado en la Escuela de Suboficiales de Jesús María, Córdoba, donde se desempeñaba como instructor en segundo año. Fue acusado de pasar información sobre los controles que se realizaban en la ruta 12 para evitar que los narcos fueran atrapados.

La Nación

INFORMACIÓN GENERAL

Alumnos incluyeron a las Malvinas y al ARA San Juan en su uniforme de egresados

Un grupo de 70 estudiantes de la EES N° 70 de la localidad de Quitilipi, en Chaco, estampó en sus camperas y remeras de promoción dos insignias de causas nacionales en reconocimiento a los héroes. Las razones de la elección y el análisis del director del colegio

QUITILIPI. CHACO. Sobre la tela azul se recortan las siluetas. Bordadas en blanco, se dibujan las islas Malvinas y la figura del ARA San Juan. Las estampas no están en una bandera realizada por familiares de los caídos en la guerra o de los marinos muerto en la tragedia del submarino: están en los buzos de egresados de 70 chicos de un colegio chaqueño.

“Lo hicimos para honrar a los héroes”, sintetizan los jóvenes.

Pero su decisión convirtió a la pequeña y personal historia de finalizar la secundaria en un hecho que trascendió a la ciudad de Quitilipi: se viralizó en redes y llegó a todos los rincones del país.

El poder legislativo de la provincia de Chaco a través de la Cámara de Diputados les hizo llegar una ofrenda, un escrito, una nota de felicitación y reconocimiento. El director de la institución habla de una declaración de interés provincial. La historia de un grupo de 70 alumnos de quinto año del colegio Escuela de Educación Secundaria (EES) N° 70 Juan José Gualberto Pisarello de la localidad de Quitilipi, en la Chaco, conmovió a toda la comunidad cuando homenajearon en sus camperas y remeras de egresados a héroes de dos insignias nacionales: las Islas Malvinas y el ARA San Juan.

David Gómez fue el elegido por la dirección de la escuela y por sus propios compañeros para contestar el llamado de Infobae. Tiene 17 años y se sorprende cuando advierte que la consulta proviene desde Buenos Aires. En Chaco, recorrió radios y se vio reproducido en medios locales. El caso se viralizó por las redes sociales un año tarde cuando se conmemoró un nuevo Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Hoy David estudia Ciencias de la Comunicación: hace un año decidía algo sin pronosticar su repercusión.

“La idea fue de todos -describió-. Nos reunimos para organizar lo que íbamos a hacer con la remera y la campera. El logo de las Malvinas fue extraída casualmente de las camperas de otras promociones. Después surgió lo del submarino, ahí donde se suele poner el escudo del Chaco”. En la elección hubo debates y votación, hubo otras propuestas, pero primó la voluntad democrática. Los colores también mantuvieron una línea patriótica: azul marino, azul claro, celeste y blanco.

David cree que la incorporación del ARA San Juan en su uniforme de egresados tiene cierto vínculo sentimental: muchos de sus compañeros tienen hermanos en Gendarmería o en las Fuerzas Armadas. Las Islas Malvinas, una causa de soberanía capaz de unificar la pulsión nacional, son un logo común en la comunidad de Quitilipi. El colegio EES N°64 “Combatientes Quitilipenses de Malvinas” lo manifiesta en su nombre: en el conflicto bélico participaron más de veinte combatientes oriundos del pueblo, cuatro de ellos fallecidos en las Islas.

“Nos paraban en la calle, nos preguntaban si éramos nosotros. En el Chaco se hizo popular, salíamos en la tele. Hubo muchas personas que se emocionaron -confesó David-. Nunca nos imaginamos algo así. No lo esperábamos. Y tampoco lo hicimos para que eso pasara, para que nos lo agradecieran. Fue una decisión simple”.

José Barnes se sorprendió con la difusión que tuvo la historia, no así con el compromiso de los alumnos. Es el director del colegio y acredita que ese gesto era algo que se podía esperar de un “grupo de chicos muy valorable”.

“Lo más valedero es que surgió de ellos mismos, no de los directivos ni de los maestros: quienes eligieron el modelo, los colores y la manera de honrar a los héroes fueron los chicos”, apuntó. Expresó, a su vez, que la filiación con Malvinas es muy potente en el pueblo y distinguió la elección del emblema del ARA San Juan: “Esa decisión es admirable. Yo estoy seguro que ninguno de ellos conoce un submarino, acá ni un río cerca tenemos”.

Algunos de los alumnos de la última promoción del colegio quitilipense
Algunos de los alumnos de la última promoción del colegio quitilipense
El homenaje a los combatientes de Malvinas y a los tripulantes del ARA San Juan es, según José, otra actitud de compromiso y empatía social de un curso con gran interacción con la comunidad.

El año pasado protagonizaron una intensa jornada de concientización, construida aula adentro en las clases de Historia y Geografía: recorrieron ocho kilómetros en bicicleta para llevar útiles y alimentos a una escuela de Napalpí, hoy un pueblo de escasos recursos donde en 1919 se produjo la mayor matanza de aborígenes en el Chaco.

“Ellos tenían participación en varios proyectos, no solo en el centro de estudiantes de la escuela. Era un grupo muy activo socialmente. En cuarto año me visitaron en dirección con unas cuantas demandas para mejorar la calidad de relación con sus compañeros: me pidieron espejos en el baño de las mujeres, basureros en las aulas.

Ellos mismos se encargaron de hacerlos y de promoverlos en los cursos. Hasta hicieron uno basurero en un lavarropa con forma de robot”, explicó el director de la institución.

Los alumnos que egresaron en 2018 de la EES N° 70 Juan José Gualberto Pisarello decidieron incluir en los uniformes de su promoción el mapa de las islas y la imagen genérica de un submarino.

Lo hicieron sin medir la dimensión del gesto. Familiares de las víctimas del ARA San Juan y de la Guerra de Malvinas quisieron comunicarse con ellos para hacerles llegar su agradecimiento. “Para nosotros era importante llevarlos a ellos en nuestras remeras y en nuestras camperas”, concluyó David.

Seguir leyendo

LA REGIÓN

Se rompieron los frenos y un camionero terminó adentro de una casa en Iguazú

Un camión se quedó sin frenos y terminó dentro de una vivienda en el barrio Cataratas de Puerto Iguazú.

PUERTO IGUAZÚ. Personal de la comisaría cuarta llegó a la lugar siendo las 12:30 y se encontró con un rodado de gran porte habría perdido el control e impacto contra una vivienda. Por suerte solo hubo daños materiales.

El propietario del rodado Carlos R. (28 años) manifestó que momentos antes circulaba por una arteria sin nombre y que por razones que desconoce se quedó sin frenos, perdió el control del vehículo e impactó sobre la vivienda, ingresando al interior de la casa y por suerte no se registraron lesionados, solamente daños materiales.

La propietaria del inmueble Ana M. de 70 años, y el camionero llegaron a un común acuerdo de que Carlos R. se haría cargo de todos los daños ocasionados.

Seguir leyendo

LA REGIÓN

Sospechan que la yarará que picó a la maestra fue puesta a propósito en un cajón

Las sospechas son por parte del esposo de la víctima quien asegura que solo una persona más tenía copia de llave del lugar donde vivía la docente. El Fiscal de Santo Tomé, Facundo Cabral confirmó el dato. Igualmente el tema se investiga como “accidente”.

CORRIENTES. Ayer, la docente Mirta Chávez sufrió el ataque de una víbora yarará en su domicilio de San Carlos. La mujer de 54 años pelea por su vida en un Hospital de Posadas (Misiones) después de ser derivada por la gravedad de las lesiones.

El fiscal de Santo Tomé, doctor Facundo Cabral confirmó que “hay sospechas” sobre el hecho de que la víbora haya sido puesta intencionalmente. “Igualmente la investigación en sí continúa el curso de accidental. No hay imputados”, agregó el fiscal.

“Lo cierto es que mi madre fue mordida por una víbora. Esta muy grave, esperamos el nuevo parte médico y estamos en una situación muy angustiante”, dijo el hijo de la docente Jonatan González a Radio Dos.

Y agregó: “cuando se conoció lo que pasó se la trató protocolarmente la situación tanto en el Hospital de San Carlos, como el de Gobernador Virasoro. El veneno es muy fuerte y ella ahora combate el edema cerebral que tiene”.

“No hay denuncia con nombre propio. La investigación está en manos de la policía”, concluyó.

La docente fue atendida de urgencia en el Hospital de Virasoro y posteriormente trasladada a Misiones. Se encuentra internada en Terapia Intensiva y, según indican sus familiares, presenta edema cerebral.

Seguir leyendo

#LVMpublicidad

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

Lo más visto

Director: Fernando Rumi // Contacto: [email protected] // Dirección: Bolívar 2291 2do 2 // Teléfono: +54 376 4 809060 // Posadas- Misiones.