Nuestras redes

MEDIO AMBIENTE

El mortífero avance sobre la selva chaqueña de un empresario, primo del macrista Marcos Peña, se reflejó en El País

La deforestación para cultivar soja arrasa la selva y acorrala al pueblo indígena wichi. Greenpeace ha logrado frenar el último gran proyecto.  Un informe del periodista Ramiro Barreiro del diario El País, de España, revela la injerencia del poder político en una realidad que en Argentina casi no se ve. Un primo de Marcos Peña, jefe de Gabinete del presidente Mauricio Macri, aparece en el centro de las denuncias en el artículo cuya es la que sigue:

La selva chaqueña, ubicada en la frontera norte de Argentina, es la continuación del Amazonas y el Mato Grosso brasileño. Un enorme pulmón cada vez más acorrralado. En las últimas tres décadas ha perdido ocho millones de hectáreas de bosque.

Una superficie similar a la de Escocia. La presión crece en Argentina, un país que ya produce alimentos para 400 millones de personas pero busca nuevos campos para cultivar más soja. Las provincias más afectadas son Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa, las más pobres. La peor parte de este proceso se la lleva el pueblo indígena wichi.

“Ver una máquina desmontando de entre los chanchos era una alegría para nosotros”, cuenta Amancio, referente de la comunidad wichi en Corralito, un pueblo perdido en el interior de Salta. “La empresa cada vez desmontaba más y no nos dábamos cuenta, pensábamos que iba a haber más trabajo. Cuando levantamos la cabeza era tarde, estaba todo pelado y hemos quedado encerrados entre varios productores, estamos arrinconados”, remata.

La comunidad junta agua en los bidones vacíos de veneno que encuentran en los alrededores de las fincas. Es enero, momento en que las precipitaciones alcanzan su pico en la región, con un promedio de 176 milímetros. El desmonte que dio lugar al cultivo de soja -el 60% elige la oleaginosa- se ha comido a muchas de las raíces que absorbían esas lluvias.

“Antes encontrábamos animales en dos días, ahora hay que salir una semana. Llegamos a tener 300 cabezas de cerdos y cabras que criábamos para comer, pero ahora no hay espacio y cuando se salen un poco del campo los finqueros sacan las armas y los matan”, relata Amancio, uno de los pocos hombres que quedan en Corralito.

La desnutrición siempre acompaña a los wichis. En 2016, el ministro de Primera Infancia de Salta, Carlos Abeleira, aseguró que hay al menos 2.000 niños con bajo peso en la provincia, una cifra que se incrementa con el paso de los años. “Las provincias del norte son tierras que deberían tener una vocación forestal, pero es una actividad que no rinde al mismo nivel que la actividad agropecuaria, entonces se ha promovido un desplazamiento de la actividad, lo cual genera una presión sobre esos ambientes”, explica Diego Moreno, secretario de política ambiental del ministerio de Ambiente de la Nación.

Desde el aire se ven perfectas líneas de tierra que dibujan partituras con renglones verdes, que desaparecerán con el accionar de las topadoras. La forma de pelar es despiadada: las máquinas se unen con cadenas y se operan al mismo tiempo para arrasar con todo lo que encuentran en el camino, acabando con los nidos de las aves, que revolotean en círculos, nerviosas. Greenpeace, que invitó al viaje a EL PAÍS, lucha en la zona para frenar estas máquinas. Y de momento lo ha logrado. Después de que la organización irrumpiera tres veces en la finca Cuchuy, propiedad del empresario Alejandro Jaime Braun Peña -primo del jefe de Gabinete Marcos Peña-, el ministerio de Ambiente declaró ilegal el desmonte de casi 150.000 hectáreas, el equivalente a siete veces la Ciudad de Buenos Aires. Pero el daño ya está hecho y ahora resta saber quién se hará cargo de la reforestación, un asunto que enfrentará a productores con la provincia.

Seguir leyendo

MEDIO AMBIENTE

Drama global por la basura electrónica: Según la ONU, solamente una pequeña porción se desecha como corresponde

Un reciente estudio sobre los desechos electrónicos realizado por el Instituto para el Estudio Avanzado de la Sostenibilidad de la Universidad de las Naciones Unidas, afirma que la generación mundial de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en 2014 fue de aproximadamente 41 millones de toneladas y se espera que crezca a 49 millones de toneladas para el 2018. De esta cantidad, solo 6,5 millones de toneladas (16% del total generado) se reportaron como gestionadas formalmente por sistemas de recolección y manejo de estos residuos.

MÁS BASURA ELECTRONICA EN EL MUNDO. Volumen anual de basura electrónica en 2017.

Los elementos electrónicos además de ser uno de los principales contaminantes, generan graves problemas para la salud humana ya que desprenden algunas sustancias tóxicas que a largo plazo, reducen las expectativas de vida de los humanos.

La composición de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos es muy diversa, llegando a contener hasta más de 200 compuestos diferentes, de los cuales hay varios elementos potencialmente peligrosos para la salud humana.

Entre los elementos peligrosos está el plomo el cual es una sustancia tóxica que se va acumulando en el organismo afectando el cerebro, el hígado, los riñones, los huesos y los dientes. También el mercurio el cual en pequeñas cantidades es perjudicial para el sistema nervioso e inmunológico, el aparato digestivo, la piel y los pulmones, riñones y ojos. Y el arsénico el cual puede causar intoxicación crónica además de la aparición de lesiones cutáneas y cáncer de piel.

eWaste = Basura Electrónica. Infografía de América Latina.

En el medio ambiente estas sustancias también producen estragos. Las plantas absorben con mucha facilidad el arsénico, lo cual estando cerca de cultivos, provoca contaminación de los alimentos. El plomo es un elemento químico particularmente peligroso, y se puede acumular en organismos individuales, pero también entra en las cadenas alimenticias cuando es absorbido por el suelo.

Por sí solos, estos residuos no afectarían a personas ni al ecosistema, pero al manipularlos de manera incorrecta se aumenta el riesgo de exposición ante sustancias peligrosas, las cuales se encuentran dentro de los aparatos eléctricos y electrónicos.

En algunos casos, cuando se realiza la quema de residuos electrónicos en ambientes abiertos para aislar metales como el cobre de los cables, y el calentamiento de las tarjetas de circuito impreso para desoldar y extraer chips (circuitos integrados) y componentes electrónicos. Y es, en estas acciones, que se liberan sustancias químicas peligrosas en el ambiente que conducen a la contaminación.

AMENAZA TÓXICA. Consecuencias. China, EE.UU. y Brasil, los grandes productores.

Asimismo, los efectos que puede tener en la salud la disposición final de los materiales no aprovechables de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, contribuyen a la aparición de efectos negativos ambientales en los rellenos sanitarios comunes, por la variedad de sustancias contenidas, causando pérdida de recursos secundarios valiosos ya sea aire, aguas subterráneas y suelos, por nombrar algunas.

Seguir leyendo

MEDIO AMBIENTE

Plástico: el peor residuo y sus consecuencias en los océanos del mundo

“No podía creer lo que estaba viendo. En el esófago de un petrel muerto había nada menos que un globo, trozos de un envase y hasta un cepillo de dientes”, afirmó la zoóloga Lucy Quinn, una de las expertas que participó en la serie de la BBC sobre los océanos, Blue Planet II, que ha batido récords de audiencia en Reino Unido.

Quinn dijo sentirse conmocionada por lo que vio no solo en aguas antárticas sino en otros mares. “La plaga del plástico está llegando a los ambientes que considerábamos más prístinos y esto me entristece profundamente”, señaló la experta británica.

El vertido de plástico a los mares ha alcanzado tal escala que ya es una “crisis planetaria”, según Lisa Svensson, directora de océanos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.

“Han pasado pocas décadas desde que se generalizó el uso del plástico pero estamos arruinando el ecosistema de los océanos”, señaló Svensson a la BBC.

LA INVESTIGADORA. Lucy Quinn estudió el impacto del plástico en los albatros en las islas Georgias del Sur. Foto Blue Planet II – BBC

“La plaga del plástico” es el tema central de la asamblea del PNUMA que tiene lugar en Nairobi, con la presencia de más de 100 ministros de medio ambiente de todo el mundo.

Este martes los delegados en Nairobi acordaron en forma preliminar prohibir el vertido de plástico en los océanos, según confirmó Roger Harrabin, corresponsal de la BBC en el encuentro.

Pero la prohibición no tiene plazos ni es vinculante, por lo que ya ha sido duramente criticada por organizaciones ambientalistas. Lo que pocos delegados dudan es que se trata de una verdadera catástrofe.

Aves y tortugas muertas

La ONU estima que al menos ocho millones de toneladas de plástico entran a los océanos cada año, causando anualmente la muerte de más de un millón de aves y de cerca de 100.000 tortugas y mamíferos.

Svensson vio de cerca el impacto de la crisis cuando visitó en Kenia un centro de rescate para tortugas que ingirieron plástico en la localidad de Watamu. Allí fue testigo del tratamiento a que sometieron a una tortuga llamada Kai, a la que dieron laxantes durante dos semanas para intentar limpiar su sistema.

Otras tortugas no han sido tan afortunadas. Si estos animales comen demasiado plástico se expande su abdomen a tal punto que no pueden controlar su habilidad de flotar.

TORTUGA MARINA. Una de las especies más afectadas por la denominada “plaga del plástico”.

 

Maquillaje y champú

Otra especie vulnerable a la contaminación por plástico es el albatros, según Lucy Quinn.

La zoóloga estudió estas aves en las islas Georgias del Sur, donde las aves emprenden vuelos de días y miles de kilómetros en busca de alimentos para sus crías.

“Me causa una profunda tristeza. Estas aves se ausentan turnándose machos y hembras y emprenden viajes de hasta 10 días para encontrar alimentos y lo único que traen de regreso muchas veces es plástico”.

Cuando Quinn realizó la disección de una cría muerta, halló que un palillo de dientes de plástico le había agujereado el estómago. La experta británica ha realizado otros estudios de petreles muertos, en los que encontró un promedio de 39 partículas de plástico.

TRÁGICO. Un albatros lleno de residuos de plástico que confundió con comida en el mar.

Y la amenaza para las especies marinas proviene no sólo del plástico visible, sino de fragmentos diminutos o microplásticos, cuyas fuentes pueden ser productos de maquillaje y champú.

Las bolsas son otra de las fuentes de plástico en los océanos. Mientras no haya acciones concretas, el plástico en el champú, los envases de yogures, los encendedores y los globos de los cumpleaños seguirán causando la misma estadística: más de un millón de aves y cerca de 100.000 tortugas y mamíferos marinos muertos cada año.

MAR DE BASURA. Incluye latas, envases, cubiertos plásticos, ropa vieja, jeringas y hasta animales muertos. La foto fue tomada en octubre de 2017 en el mar Caribe, entre Honduras y Guatemala.

Fuente: BBC Mundo

Seguir leyendo

MEDIO AMBIENTE

En Argentina se reciclan 8 de cada 10 latas de aluminio

BUENOS AIRES. Argentina ocupa hoy el segundo puesto dentro de los países de la región -el primero es Brasil- con mayor reciclaje de bebidas enlatadas. La importancia de las acciones llevadas adelante por diversas organizaciones, y cómo la mentalidad eco-friendly de la población está logrando salvar al planeta.

Reducir el impacto negativo de la contaminación es posible gracias a las pequeñas pero múltiples acciones que una persona puede realizar en la cotidianidad. Andar en bicicleta, no tirar basura en el piso o el uso eficiente de energía son algunas de las tantas maneras que pueden implementarse a diario para reducir el impacto negativo del ser humano en el planeta Tierra. Y una de las más fundamentales es la clasificación de residuos para un correcto proceso de reciclaje.

En Argentina, la organización Ball Corporation, productor de latas de aluminio para bebidas, presentó los resultados de una investigación -realizada en conjunto conEuromonitor International- acerca del consumo y el reciclaje de latas en el año 2017 en el país. Esta información resulta fundamental para entender el impacto positivo que tienen las acciones promovidas por diferentes organizaciones en el medio ambiente, y cómo la mentalidad de las personas fue cambiando a lo largo de los años con respecto al reciclaje.

REUTILIZADAS. El aluminio es el material con mayor posibilidad de reciclado.

Según la investigación, en el país se consumen 9.023 millones de toneladas de aluminio al año y se recuperan alrededor de 7.138 millones de toneladas anuales. El 79% de las latas consumidas hoy en día se recicla y retorna al mercado.

Estos datos son esperanzadores y demuestran un interés notable de la sociedad para construir un mundo mejor y deshacer los efectos negativos que ha producido el ser humano en el planeta.

Andrés Agnello, gerente comercial de la organización que llevó adelante esta investigación, aseguró que “el objetivo principal de este estudio realizado desde marzo hasta septiembre del 2017 fue seguir creciendo en materia de sustentabilidad y apostar al que país siga creciendo ya que en todo el mundo la lata es el envase con mejores índices de reciclado”, comenzó el profesional.

Sin embargo, el panorama es aún mejor en el futuro. De acuerdo a los resultados de este informe, se espera que dicho porcentaje ascienda al 90% de cara al 2021, es decir, que aumente en un 11% en menos de cinco años.

COMPROMISO. La clasificación de residuos en los hogares es la mejor manera de contribuir. Pero para generar conciencia ambiental hacen falta campañas de concientización.

Como es de esperar, también se prevé un aumento de la producción de latas de aluminio. Se cree que habrá un incremento del 18% en el consumo de latas de bebida en Argentina para el año 2020, incluyendo cerveza, bebidas carbonatadas y energizantes.

Agnello también se refirió a la necesidad imperante que llevó a la organización a realizar este estudio: “Los datos de Argentina no estaban actualizados y fue así que decidimos emprender un nuevo estudio para entender en qué lugar se ocupa el reciclado en el país”.

Por otro lado, se estima que la recolección total de basura en la Ciudad de Buenos Aires aumente de 1.730.000 toneladas en 2015 a casi 2.015.000 en 2020. Éste es un dato muy importante, ya que cerca del 60% de las latas recicladas son recuperadas por CEAMSE, mientras que el 40% restante son recolectadas en los hogares.

LOS QUE JUNTAN. Gran parte del aluminio que vuelve a utilizarse es producto de la recolección callejera de latas.

Gracias a esta renovada mentalidad, Argentina hoy ocupa el segundo puesto dentro de los países de la región con mayor reciclaje de bebidas enlatadas, como confirmó el estudio, y además se registra un aumento de consumo que coincide con el comportamiento del consumidor y su preferencia hacia lo sustentable. “Las latas son los contenedores de alimentos y bebidas más reciclados del mundo y, por lo tanto, son los envases más sostenibles de la cadena de bebidas”, enfatizó Agnello.

En esta línea, Agnello cree que “los consumidores están más formados en la línea de sustentabilidad; el interés está cada vez más volcado a elegir un producto, no tanto por la estética, sino que tiene un enfrentamiento con la responsabilidad ante al medio ambiente”.

 

Fuente: Infobae

Seguir leyendo

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

Lo más visto

2017 La Voz de Misiones