Escándalo en la Policía provincial por estafas con adicionales que se cobraban pero no se cumplían

La Jefatura trasladó al jefe de la Unidad Regional X, a un suboficial subalterno y a una suboficial. El monto de la defraudación ascendería a unos 400 mil pesos. El caso podría destapar otros hechos similares que fueron denunciados en su momento por integrantes de la denominada “Familia Policial”.

 

La Policía de Misiones quedó envuelta en un escándalo al revelarse que, en el ámbito de la Unidad Regional X, al menos una decena de jefes y oficiales se beneficiaban con maniobras de adulteración de las planillas de adicionales que cumplían los subalternos

 

La cúpula de dicha Unidad fue descabezada por decisión de la Jefatura, en tanto se inició un reacomodamiento en la amplia jurisdicción que abarca las comisarías quinta, novena, décima, decimoprimera, decimocuarta, decimoquinta, Garupá, Candelaria y seccionales De la Mujer, entre otras divisiones.

 

De acuerdo con trascendidos, el detonante del caso fue un entrecruzamiento de planillas confeccionadas en la UR X sobre los adicionales cumplidos por la oficialidad y personal subalterno, donde se detectaron efectivos que un mismo día y hora se encontraba en dos puestos a la vez.

 

El dato principal saltó en el caso de los encargados de adicionales en la firma Prosegur, donde al parecer había efectivos que al mismo tiempo figuraban a cargo de tareas similares en otros sitios, privados u oficiales, en acto de una grave irregularidad.

 

Al respecto, la Jefatura de Policía emitió una comunicación en la que advirtió sobre el inicio de una investigación para determinar “si en la UR-X hubo irregularidades en el pago de adicionales al personal”, según el título del escrito.

 

Agregó que “se dispuso el inicio de la investigación administrativa e interna a raíz de trascendidos que dieron cuenta que en la Unidad Regional X de Posadas hubo irregularidades en el pago al personal que prestó servicios de custodia en los establecimientos escolares, durante las últimas elecciones PASO”.

 

Agregó que de los elementos mencionados “surge la presunta responsabilidad del jefe del mencionado Comando Regional, además de un oficial subalterno y una suboficial”, generándose “una compleja situación que desluce la imagen institucional”.

 

“Con el fin de transparentar el proceso”, el jefe de Policía, comisario general Manuel Céspedes, dice la comunicación, “ordenó el inicio de un sumario administrativo, a través de la Dirección de Asuntos Internos, a fin de establecer la veracidad de la supuesta maniobra irregular y determinar si hubo responsabilidad o no de los funcionarios policiales en cuestión”.

 

Por ello, “se dispuso preventivamente el traslado de los tres efectivos investigados, y a pesar de no haber denuncia formal sobre el hecho, las actuaciones fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en turno”.

 

El caso, que tendría antecedentes de más de un año, podría desnudar maniobras similares con aristas históricas por el tiempo transcurrido, y que fueron denunciadas por la denominada agrupación “Familia Policial” al enumerar la corrupción en las filas policiales de Misiones.