Nuestras redes

OPINIONES

La UCR en su laberinto / Dr. Ricardo Barrios Arrechea

Ayer conformamos Cambiemos con el PRO y la dama de hierro Carrió. La gente acompañó la propuesta más como oposición a Cristina, que con un voto positivo.
Hoy Gobierna el PRO, controla y deshace Carrió y la UCR acompaña como tropa; ataja penales, defiende al Gobierno, transpira pero no participa en la responsabilidad de gobernar; si los resultados son buenos no hay mérito propio y es probable que el PRO absorba al Partido, pero si los resultados son malos nos arrastra y entierra el alud. En este contexto, nada para ganar, todo para perder como Partido Político.
La UCR quiere que con Cambiemos el País cambie para bien, que Macri acierte, que seamos un País normal, previsible, que no haya 5900 cortes de rutas y calles por año, que se pueda trabajar y producir, que la gente invierta sabiendo que va a pasar mañana y pueda generar empleo, que si toma un trabajador no esá tomando un juicio laboral, que sepa que el año que viene y el que sigue las clases va a empezar en fecha; y así infinitos hechos que han transformado la anormalidad en normalidad en la Argentina de todos contra todos. Que sintamos alguna vez le vamos a doblar el brazo a la decadencia y empezemos a salir del tobogán.
Pero el radicaismo acompaña, no tiene actitud ni se hace valer para ser considerado parte real del Gobierno. Es su pura responsabilidad, se conforma con queja y permanencia fuera de la “mesa chica”.
Un radicalismo manso y resignado no le sirve a Cambiemos ni al País. Superar los históricos embates peronistas a los gobiernos no peronistas exige un Cambiemos fuerte y de tres patas…
En política no se regala nada, hay que ganárselo. En este año electoral la UCR tiene la alternativa de seguir en la periferia del poder, o hacer valer su peso: de cada diez Intendentes de Cambiemos, casi nueve son radicales.
La fácil es negociar y que nada cambie en Cambiemos; la incómoda es demostrar que la UCR está para co-gobernar, para ganar legisladores en las “saludables PASO” donde se ven los pingos.
Pero solo depende de los radicales y de nadie más; argumentos para la fácil sobran, para la incómoda hay sólo dos: coraje y hambre, hambre para transformar, para hacer justicia, para reparar, para vivir la incomparable pasión de gobernar..y coraje para parecernos a los padres fundadores y para que valga la pena ser político.

 

foto: canal 12

Seguir leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 10 =

OPINIONES

El trabajo de la mujer se paga mal, no tiene obra social ni acceso a tecnologías / INFORME CEPAL

INFORME CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe)

Un llamado a generar empleos de calidad, en los que las competencias, los niveles de instrucción y la productividad de las mujeres sean debidamente reconocidos, hizo la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) recientemente.

Si bien durante la última década los indicadores del mercado de trabajo habían mostrado una evolución positiva, la tasa de participación laboral femenina se ha estancado en torno al 53 por ciento y el 78,1 por ciento de las mujeres que están ocupadas lo hacen en sectores definidos por la CEPAL como de baja productividad, lo que implica peores remuneraciones, baja cobertura de la seguridad social y menor contacto con las tecnologías y la innovación.

Asimismo, las tasas de desempleo de las mujeres son sistemáticamente mayores que las de los hombres, subraya un documento preparado por el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la CEPAL.

Entre 2002 y 2013, la tasa de desempleo en América Latina acumuló un descenso de 2,8 puntos porcentuales, pero a partir de 2015 esta tendencia se ha revertido. Según el informe Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe, en 2015 la tasa de desempleo alcanzó 7,4 por ciento, siendo las mujeres las más perjudicadas: el 8,6 por ciento de ellas estaba desempleada en comparación con el 6,6 por ciento de los hombres.

En los países de América Latina y el Caribe con datos preliminares para 2016, la tasa de desempleo aumentó en promedio 0,5 puntos porcentuales respecto al año anterior: el incremento para las mujeres fue de 0,7 puntos porcentuales y para los hombres de 0,3 puntos porcentuales.

“Los indicadores laborales en América Latina y el Caribe siguen exhibiendo grandes brechas de género en el acceso a oportunidades y derechos entre hombres y mujeres. Las desigualdades tienen su base en un sistema social que reproduce estereotipos y conserva una división sexual del trabajo que limita la inserción laboral de las mujeres”, explica Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

Estos factores estructurales, según la alta funcionaria de las Naciones Unidas, representan un obstáculo para la superación de la pobreza y la desigualdad en la región, así como para la consecución de la autonomía económica de las mujeres, más aún si se considera el contexto actual de contracción de la economía.

Aunque las tasas de desempleo femenino y masculino varían dependiendo de los países, la brecha de género siempre es favorable a los hombres, excepto en México, donde el desempleo masculino supera al femenino en 0,1 puntos porcentuales, indica la CEPAL. Países como Belice y Jamaica exhiben brechas que superan los 7 puntos porcentuales.

Para la CEPAL, las políticas de empleo deberían ser capaces de modificar la actual estructura de desigualdad, asumiendo los sesgos de género existentes en el mercado laboral. También urge reconocer y redistribuir el tiempo de trabajo no remunerado, de manera que la responsabilidad del cuidado de los niños y niñas, personas dependientes y adultos mayores no recaiga exclusivamente sobre las mujeres.

 

Seguir leyendo

OPINIONES

O firman o van presos, la estrategia del macrismo / por Tito Lobato

Con la convicción que le otorgaron las urnas en octubre pasado, el Gobierno Nacional dio muestras de salir a la caza de los objetivos que la alianza Cambiemos había negado a rajatablas, en 2015, tal vez temerosa del resurgimiento del kirchnerismo

Ahora, con la espada en un puño y el escudo de defensa en el otro brazo, el presidente Mauricio Macri lanzó al ruedo su proyecto de reforma laboral, de reforma fiscal y de redistribución de fondos con las provincias para que sea conocido, en un gesto aperturista pero que de tal no tiene nada.

No es casualidad que ambas iniciativas hayan sido instaladas por el gobierno en el escenario “findeañero” de los trabajadores, los empresarios y de los gobernadores como un elemento de presión, casi extorsivo, para avanzar en su aprobación.

A poco de interiorizarse del contenido, comenzaron a llover las críticas de los mismos destinatarios de los proyectos en cuestión, aunque las observaciones más tibias se conocieron del lado del empresariado, sin dudas el sector más beneficiado con lo que el gobierno pretende.

Frente a las críticas, es vox populi que el gobierno fue desandando distintas tácticas de convencimiento con el sindicalismo y con los gobernadores, preferentemente. Hubo reuniones públicas, secretas y de las otras, casi conspirativas por el nivel del reserva.

Y lo que comenzó como un intercambio de opiniones fue subiendo de tono hasta transformarse en discusión, áspera en casos, para llegar a un clímax insostenible, según los comentarios que se conocieron en estos círculos y que suelen ser un privilegio para la prensa centralista.

Fue en ese contexto en que habría sonado con fuerza la frase: “o firman o van presos”, dirigida a los gremialistas a los que se estampó en el rostro un abanico de carpetas con supuestas irregularidades por varios millones de pesos, entre los cuales el “Pata” Medina sería un infante.

A partir de ello, que fue negado sistemáticamente por las partes involucradas, comenzaron a circular fuertes rumores de un acuerdo inminente entre la CGT y el gobierno para convertir en ley la reforma laboral, que en principio se asentaría en el régimen de licencias, blanqueo, instancias de formación, fomento al empleo joven y la negociación colectiva para el sistema de prácticas formativas o pasantías universitarias.

En el caso de los gobernadores, están enfrascados en la preparación de una contraoferta a la decisión de la administración nacional de modificar el sistema fiscal a través de un nuevo pacto con  eje en Ingresos Brutos, compensación a la provincia de Buenos Aires y Ganancias.

Más allá de los detalles, que son motivo de negociaciones febriles, con llamativo desparpajo el mismo gobierno salió a advertir que habrá “penas” para los mandatarios provinciales reacios, aunque también una última oportunidad de adherir en el futuro a lo que se pueda acordar.

En ese contexto, el llamado “Consenso Fiscal” establece para los rebeldes que dejarán de recibir los recursos del Fondo Solidario, conocido como Fondo Sojero, y en cambio sus provincias quedarán encuadradas en el Pacto Fiscal II, de 1993, que conlleva una fuerte disminución de Ingresos Brutos y del impuesto a los Sellos.

Así planteadas las posturas en el debate del momento, cuyos resultados se convertirán en bisagra de las relaciones futuras de las partes, es evidente que el Gobierno Nacional está dispuesto a hacer sentir el peso del poder que concentra a quien se oponga a sus objetivos.

Y no se trata del poder de las urnas, de por sí imprescindible en la vida republicana, sino de la fuerza conjunta de un sector político, los empresarios, los banqueros, los industriales, el campo, de un lado, frente un debilitado sistema federal, los sindicatos y la oposición política cuestionada por actos de corrupción. El futuro dirá.

Seguir leyendo

OPINIONES

Los dichos de la “cheta de Nordelta” preocupan más que el trabajo esclavo en los yerbales / Por Tito Lobato

La mujer criticó a sus vecinos porque toman mate en público y bajo una sombrilla playera. Muchos se ofendieron, incluso diputados nacionales de Misiones. Pero éstos ni nadie se preocupan por atender la miseria y la muerte en los yerbales.

Una señora gorda de los country porteños provocó un revuelo por haber criticado a sus vecinos, ya que al parecer acostumbran tomar mate a orillas del coqueto atracadero del lugar, bajo una sombrilla playera.

En las redes sociales, el caso mereció todo tipo de cuestionamientos y hasta insultos, pero pocos se acordaron del trabajo esclavo que rodea desde siempre a la elaboración de la tradicional infusión, principalmente en las plantaciones de Misiones.

Diputados de esta provincia, organizaciones vinculadas con la producción y comerciantes salieron a ocuparse de la mujer bautizada como “la cheta del Nordelta”, pero ninguno hizo referencia a aquella situación que afrontan obreros rurales, niños y pequeños productores.

A nadie se le ocurrió aprovechar el escenario, aunque ridículo, para hacer oír la voz de quienes tienen pocas oportunidades para hacer conocer sus dramas, los históricos si se quiere, en una actitud casi cómplice con las molestias de aquella mujer.

El tratamiento del caso por parte de los medios de comunicación, podría concluirse en que no fue más que una parte de la amplia campaña desplegada desde los diferentes ámbitos de poder, gobierno incluido, para ocultar otras cuestiones de mayor gravedad.

Sólo así se entiende que los dichos de una “tolonga” tengan hoy atrapados a una sociedad anestesiada, mientras avanzan las quitas de fondos a las provincias; una reforma laboral en ciernes, o lo que es peor, las vidas que se pierden a diario en los yerbales de Misiones.

Seguir leyendo

HUMOR #BibliotecaViral

HUMOR #BibliotecaViral

Lo más visto

2017 La Voz de Misiones