En su ultimo año como Senador, Irrazabal promete ser opositor al gobierno de Macri

El canal de televisión oficial sirvió para la reaparición pública del Senador “Juachi” Irrazabal después del escándalo que produjo la detención de su primo en un procedimiento antidrogas en la capital de Entre Rios.

El Senador, quién fuera durante años el representante del kirchnerismo admitió que el último año “le votamos todo al Ejecutivo”, entre los que destacó el apoyo al pago de los fondos buitres, por considerarlo – en una particular visión económica- como una condición para “seguir con el proceso de desendeudamiento”.

Pero en la entrevista aclaró que este año, es un año electoral y su posición va ser distinta. La entrevista no aclara cuales son las motivaciones para ese cambio de actitud o si es un mensaje para quien le interese su voto.

Después de lo sucedido en Paraná con su primo, la posibilidad de reelección es casi nula y solo le queda negociar por sí, en un Senado que los votos valen literalmente oro; repitiendo así la estrategia del ex- senador Lucho Viana quién en su último año mantenía una relación tensa con el kirchnerismo. Otra posibilidad es que “Juanchi” sea el mensajero del rovirismo al gobierno nacional para mejorar así la posición en las negociaciones que tengan por delante.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

59 + = 69