Cambio de reglas: Conocé quiénes dejarán de recibir remedios gratuitos del Pami

La obra social de los jubilados y pensionados del país profundiza más los controles y ahora también modificó los perfiles de los afiliados que seguirán recibiendo los beneficios de cobertura gratuita en un máximo de cinco medicamentos mensuales.

Por Disposición 0005/17 el Pami estableció que, a partir del 6 de enero, sólo otorgará el subsidio social a aquellos que cobren menos o el equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos (unos 8.491 pesos mensuales). Además, desde ahora estarán excluidas todas aquellas personas que tengan prepaga, sean propietarias de más de un inmueble o que de los registros surja que tengan de un vehículo de menos de 10 años (con la excepción de aquellos que posean un certificado de discapacidad). Tampoco podrán hacerse de medicamentos gratis los que sean dueños de embarcaciones o de aeronaves.

De esta manera, miles de jubilados de medianos y altos ingresos dejarán de percibir medicamentos gratuitos del Pami; pero la medida impactará en miles de jubilados que cobran la mínima jubilatoria y tienen un auto económico modelo 2007 en adelante. O aquellos que tienen dos propiedades, más allá del valor de las mismas.

El titular del Pami, Carlos Regazzoni, no habló de estos jubilados atrapados “en el borde” de su nueva normativa sino de los que están en el extremo de la misma: “No podemos dar un beneficio social a una persona que se va a veranear a Punta del Este. Lo importante es que subsidies al 100% los medicamentos de la gente que lo necesita y no aquel que de repente paga 13.000 pesos mensuales de una prepaga, viaja o tiene un departamento de lujo, que perfectamente puede pagar el 20% de un remedio para la presión”, argumentó.

El cambio en los criterios en la prestación surgió a partir de que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, tras cruzar los datos de sus afiliados con los del Sintys, había al menos 2.495 personas con embarcaciones a su nombre, 51 con aeronaves, y otras tantas con más de una propiedad de lujo. Este grupo de alto poder adquisitivo estaba gozando del subsidio especial.

En la entidad calculan que este gasto significa un 10% de lo que el Pami destina cada mes para pagar el subsidio, que maneja un presupuesto de 1.300 millones de pesos mensuales. El subsidio social abarca, en su totalidad, el 45% de lo que el instituto gasta en remedios.

Según los datos del Pami, entre sus afiliados hay entre 100.000 y 200.000 que tienen un plan de medicina prepaga. Generalmente, quienes tienen duplicidad de coberturas reparten las prestaciones médicas por la prepaga, mientras que utilizan el Pami para adquirir medicamentos. A partir de ahora, perderán la cobertura 100% pero sí continuarán teniendo la promoción del 80% en los fármacos. Con esta medida, el Pami estima que ahorrará una suma de 1.600 millones de pesos.

No obstante, según indicaron, el Pami no cortará el subsidio a los afiliados cuyos gastos en medicamentos sean superiores al 5% de sus haberes, pese a que cobren más de 1,5 haberes previsionales mínimos o cobre menos, pero tenga más de una propiedad o un auto de menos de 10 años. En estos casos se hará una vía de excepción, en la que se requerirá un informe social, la escala de vulnerabilidad socio-sanitaria y la revalidación médica.

El organismo no dejará de garantizar la provisión gratuita de los fármacos especiales cuya suspensión implica un riesgo de vida, como los remedios oncológicos, de VIH, transplantes y otras dolencias y enfermedades. No obstante, a partir de enero, también modificó el circuito de autorización de estas recetas.

La Disposición 0005/17 está dirigida a cambiar el régimen de subsidio social especial (100% descuento) en medicamentos generales. En la actualidad, el afiliado tenía acceso a un máximo de 5 medicamentos gratuitos mensuales. El Pami implementa también descuentos que van del 50 hasta el 80% en la compra de medicamentos generales.

Qué pueden hacer los afiliados

El subsidio social del Pami permite acceder a medicamentos con el 100% de cobertura, por razones sociales. A partir de ahora solo podrán recibirlo los que tengan un ingreso menor o igual a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliados a un sistema de medicina prepaga ni cumplir con algunos de los siguientes condiciones: ser propietario de más de un inmueble, poseer un auto de menos de 10 años, aeronaves o embarcaciones de lujo.

Los que hoy tienen el subsidio no deberán hacer ningún trámite. El Pami se irá encargando de ir empadronándolos a medida que se renueva el subsidio, que es cada seis meses. “Si surge alguna duda, se mandará un asistente social a la casa, y se hará una consulta con un médico”, aseguró el titular de Pami, Carlos Regazzoni.

Comments

comments

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

59 − 49 =